2009/12/31

Xmas time [Vol2] : 2009 Bajo tierra

Ya se acaba el 2009, se dice así de rápido, así de sencillo. Un año diferente personalmente hablando, lleno de buen cine (más y mejor que el año pasado) y de creatividad, aunque eso sí, con tormentas de por medio en otros terrenos. No obstante, un año que con Obama al frente, con una crisis que parece que remite, pedía cambios, y bueno, quitando que en cuanto a lo ecológico, el planeta se consume sin medida antes de que los políticos hagan algo, ha sido un año de bastante tranquilidad a nivel mundial, eso si, sin olvidar el cachondeito, pandemias y demás chorradas. Vamos a lo que nos importa, audiovisualmente hablando. El rinconcito ha contado como ha ido la televisión este año, las series. Para empezar, "Lost", nos ha dejado una quinta temporada muy sequita, con poca fuerza, pero que parece denotar (en sus dos últimos episodios, los que más me gustaron de toda la temporada) un aire majestuoso para la temporada final que se avecina, veremos. No obstante, Dexter, ha tenido una cuarta temporada inmensa, de lo mejor que he visto en mucho tiempo, impactante, fresca y superándose temporada tras temporada, increíble, con uno de los finales más inesperados del panorama de la ficción televisiva. Pero en especial, mi serie del año está siendo y ha sido (hoy veré el último episodio) "Six Feet Under" de la que os hablé temporada a temporada. Una serie sensacional, insuperable, una obra maestra, pronto os hablaré de la quinta y última, que está siendo un shock emocional demasiado fuerte. Y mientras las grandes series iban entrando en materia, pues os he comentado otras series geniales, la sorprendente "United States of Tara" creada por Spielberg y Diablo Cody, serie simpática y muy divertida, o la genialidad nuevamente de Ricky Gervais con la versión británica de "The Office", sublime y para enmarcarla. En Luigi Arts, año impecable en mi opinión. Hemos estado más creativos que nunca (o más bien como en nuestros tiempos más prolíficos), contando historias, conociendo a muchas personalidades nuevas que nos han llenado en espíritu y ganas por narrar las historietas, pasando por el Festival de Málaga, donde "Iris" y "Desconocido" se hacían mayores, un día memorable para nosotros, especial aunque no ganásemos nada. Hemos estado metidos de lleno en 7 proyectos, primero estrenando "El Paseo" corto que por primera vez, dirigía en su totalidad Esteban, una historia suya que me alegro mucho que se hiciese. Más tarde ayudamos a producir "Comida Rápida" de Ezequiel Camacho y "La Visita" de Eulogio Varela con un éxito rotundo. Recuperamos al "Fantasma der Málaga" en un documental falso donde veíamos que ha sido de su vida, y nos hacíamos unas "Fotos" en pareja, para por último, sorprenderos con el actual estreno de "Separados", que se rodó conjuntamente a otro proyecto, "El Beso" que verá la luz ya en 2010. Pero sin duda, lo más frustrante y duro, ha sido retomar a ratos "La Bella Confusión", que sigue en espera desde que se empezara allá por Marzo. Un proyecto difícil realmente, pero creo que será único, marcará una época en Luigi Arts, estoy casi seguro, espero poder traerlo en 2010 en todo su esplendor.

Y ahora toca hablar de cine. Lo que se ha paseado dentro del rinconcito, con mucha más gloria que pena, pues apenas hemos tenido films mediocres, petardazos o absolutas mierdacas secas dentro de lo que hemos dedicado en las reseñas. Hablaré primero de las tres pelis, que considero de lo mejor de este año. Para empezar, Sam Mendes ha demostrado el genio y la dedicación que lleva dentro con dos peliculones de aupa. La primera, la mejor para mí de este año: "Revolutionary Road", poco después nos traería otra joya, "Away We Go". Como segunda mejor, me quedo con la reciente "Where The Wild Things Are", una película única y original, bella y poética, que está siendo muy ignorada y puteada , pero que creo, trascenderá en el tiempo y "Up" de la genial Pixar, que cada añito nos regala una obra maestra (y que siga así). La tercera, posición difícil, quizás mejor la comparta entre varios peliculones: Clint Eastwood nos dejó boquiabiertos con "Gran Torino"(también os hablé de su curioso debut como director), los super-héroes se convirtieron en rareza, lucidez y frescura ochentera con "Watchmen" de Zack Snyder. El cine de ciencia ficción respiró con calidad, la calidad de una película impresionante llamada "Distrito 9". Estos títulos que otorgo a lo mejor del año son para mí los más destacables, pero también hemos tenido que ver como James Cameron volvía a nuestras vidas, con un pre-estreno y mega-estreno de su resbaladiza "Avatar", supongo que no se me ocurre adjetivo mejor que exprese todo y nada sobre ella. Sin olvidarnos también del regreso de Tarantino, que a mi me dejó bastante dividido con sus "Malditos Basterdos". Los Oscars nos ha dejado de todo un poco. Entre ellas, nos ha dado la mejor película como director de Ron Howard, la genial "Frost/Nixon", nos ha brindado una reflexiva película de actores, a un David Fincher muy épico, y nos ha sobrevalorado con creces otras. Esto dentro de la cartelera actual, pero haciendo retrospectiva, este año he seguido explorando a los autores y he descubierto films muy interesantes. Primero (y siguiendo la estela de la nouvelle vague) con dos maravillosas películas de Godard que realmente me han marcado como cinéfilo, "Vivir su vida" y "Une femme marieé" o su esperpento "Pìerrot Le Fou". Siguiendo con Truffaut y su obra maestra "Besos Robados", "Domicilio Conyugal" films muy notables y destacables. También ha sido un año donde he descubierto a un amigo, un artista llamado Roman Polanski, que ha escalado a mi top ten de directores favoritos (mientras ha estado en la actualidad con su detención y residencia en la cárcel, hasta que lo han dejado salir por fin) con películas tan impresionantes como: "El Quimérico Inquilino", "Repulsión", "Lunas de Hiel", la novedosa "Chinatown" o "Rosemary´s Baby". He seguido deleitándome con Ingmar Bergman y su maestría. He visto a Fritz Lang por primera vez con "M" una joya. También he continuado con Fellini un poquito, con dos grandes películas, "La Strada" y "Amarcord" fantásticas, insuperables. Otro descubrimiento, Krzysztof Kieslowski, importante influencia sobretodo con "La Doble vida de Verónica", un film tan precioso, tan cargado de cosas y tan perfecto que es imposible olvidar en su visionado, no me olvido de la trilogía del color, que no la comenté aquí, pero que la he estado viendo también. Tampoco quiero dejarme a Sergio Leone, que este año ha cobrado mucha fuerza en mí, destacando las películas de otra trilogía, la del Dólar, aquí os hablé de "El Bueno, el feo y el malo" y para mí, la que más me llenó aunque sea la inferior de cara al público: la genial "Por un puñado de Dólares". Terry Gilliam, otro director incomprendido con un mundo particular, lleno de magia, puteado, pero adorado por otros, en los que me incluyo, os he hablado de su cine, en concreto "El Rey pescador" film que recomiendo una y mil veces, una obra maestra, al igual que "12 monos" o su última y curiosa aportación a la cartelera, "El imaginario del Doctor Parnassus" que guarda la última actuación en vida del desaparecido Heath Ledger. En el cine patrio, he dado la oportunidad a Amenábar, pues "Los Otros" (Ágora no la comenté, pero me gustó) siempre se me habían resistido a ser un producto de terror, y me sentó bastante bien. Pero para buen plato, el de Javier Fesser y su majestuosa "Camino", si hay una película española que se merece todos mis aplausos entre todas, sin duda es ésta.

Un año que ha dejado mucho cine, pero nos ha robado también a muchas personalidades relacionadas con el arte, la más destacada, la del Rey del Pop, la repentina muerte de Patrick Swayze y David Carradine, nuestro José Luis López Vázquez, o los recientes Paul Naschy y Brittany Murphy.

Repasando, me doy cuenta de que ya son varios años juntos en esto del blog y las tonterías de Internet, y me doy cuenta también, de que el cine es mi vida, no como dedicación, sino más bien como filosofía introspectiva. Os deseo un Feliz 2010 a todos, y como siempre, aprenderos bien las campanadas antes de que den las 00:00 y se pierda el hechizo de Cenicienta.

ESTRENO: "Separados"

A unas pocas horas de que acabe el año, os traigo sin avisar y creo que por sorpresa, nuestro nuevo cortometraje de estreno, "Separados". Ya os hablé de estos proyectos mutuos "Separados" y "El Beso", y tenía toda la intención de estrenarlos a la vez en doble sesión, pero visto que hoy mismo he terminado sesiones de doblaje para "El Beso", pues decido traeros "Separados", nuestro último corto de un año que ha sido muy prolífico en creaciones dentro y fuera de nuestra productora. El cortometraje está protagonizado por Rodri Lorente, Marina Sánchez y Esteban Somosierra. Pues eso, os dejo con el cortometraje (no olvidéis verlo en HD para su mejor visionado) y con algún extra que he creado para la ocasión. Si tenéis un huequecito antes de las uvas y el año nuevo (o después si os apetece) pues no dudéis en comentar que os ha parecido. Muchas Gracias a todos de antemano.


Sinopsis: "Separados" narra la fría ruptura de una joven pareja que llevados por el desasosiego o el desgaste de la distancia y la soledad, deciden terminar su relación a través de sus teléfonos móviles.

Cortometraje "Separados":

.Versión Online:

.En Youtube (HD): VER AQUÍ


CONTENIDO EXTRA:

. Separados por varios motivos (La historia) : AQUÍ
. Cómo se hizo "Separados" : AQUÍ


"Where The Wild Things Are": Ser un niño

Spike Jonze nos ha soltado una joyita para acabar el año, un film que por desgracia está pasando un poco desapercibida en nuestro país ("Avatar" ha eclipsado casi toda la cartelera), "Where the wild things are" en mi modestia opinión, es una película especial, solo para personas muy específicas. Es un cuento para los inadaptados, para los soñadores, para los que buscan lirismo y metáfora en cada recoveco de la vida vista claro, desde el punto de vista de la niñez, pero con un prisma muy sensible, muy especial, independiente. Adjudicado el puesto número dos a lo mejor del año.‘Where The Wild Things Are’ es una adaptación del clásico cuento para niños de Maurice Sendak, protagonizado por Max, un desobediente niño que es enviado a la cama sin cenar y que crea su propio mundo imaginario: un lugar poblado por feroces criaturas que le tienen a él como líder. El guión adaptado lo firma el propio Spike Jonze, ya digo, a priori es una idea que no conecta con un público masivo, o te encanta o bien te deja totalmente indiferente. Supongo que este factor depende del sentido agudo de la sensibilidad del espectador, pues Spike Jonze cuenta con la sutileza, grandes temas que preocupan al mundo adulto, visto desde la mente de la soledad de un niño, que escapa de una indiferente realidad que no soporta, que le hace destruir cosas, para, crear su propio mundo con sus fábulas, sus criaturas. Y es ahí, donde el film se convierte en un juego totalmente anárquico para el espectador que quiera jugar, pues de eso se trata, es como si nos dispusiéramos a aceptar la mente de Max, a jugar con él dentro de su caótico mundo, y que poco a poco nos enamoremos de los mares, desiertos y de los fabulosos monstruos. El conflicto que el libreto expone es muy interesante, pese a que la imaginación de los niños, la ingenuidad de la diversión, del alma libre tarde o temprano se cataloga de impulsiva, de cansina, y automáticamente, los problemas adultos (de convivencia con las criaturas, entre ellas mismas o con Max) se atan a una problemática tan dura y realista que se apodera de la narración, tornándose serias y dramáticas este pesimismo entre la fantasía y la diversión. El mundo adulto conlleva a la destrucción de todos los sentimientos que Max pueda encarrilar a sus criaturas, su mundo tan inmaculado parece desmoronarse pues, nada tiene arreglo en un mundo sin normas, con egoísmo, donde todos parecen querer comerse al otro (literal o metafóricamente hablando). Al final, con mucha resignación, Max vuelve con su soledad a su hogar, aceptando la dura realidad de un niño que ya ha perdido la inocencia (la despedida en aullidos con sus criaturas es un canto poético a esa niñez que se va en un mar de adultos donde no hay reyes ni magia alguna), y mientras Max a recobrado la respiración y yace serio, frustrado, indiferente, mira a su madre con una complicidad tan emotiva como la propia naturaleza de un niño, libre, imaginativo, solitario que ha decidido crecer, ha decidido quitarse su pijamita, su corona y cambiarlos por un esmoquin para ver a otro tipo de monstruos, mucho más aburridos o superfluos, como la propia audiencia indiferente que juzgan un mundo destinado a unos poquitos niños cinéfilos.

El reparto gira en torno al niño de la película, el papel lo interpreta Max Records a las mil maravillas (además su propio nombre es el del personaje), se ve la pureza de la impulsividad, rebeldía y el comentado anarquismo que expone su personaje, dando una naturaleza propia a la película, siendo Max el que haga que el público entre o no en su mundo, y en definitiva en la propia narración de la película. A mi me ha convencido muchísimo su actuación. La madre de Max, la interpreta la siempre genial Catherine Keener, que sobretodo en la parte final está estupenda. Las criaturas imaginarias de Max, a cual más magnífica, original y carismática, están creadas por la factoría Jim Henson, y posteriormente sus rostros han sido digitalizados, pero, sus voces en versión original, tienen los sentimientos de otro reparto genial a la sombras. Es por ello que la voz de los actores James Gandolfini (Tony Soprano, en la famosa serie y genial aquí en el monstruo que lleva la voz cantante y el que directamente explora la profundidad del mensaje junto con Max), Catherine O'Hara (que parece que está retomando mucho su carrera, apareciendo ya en varios films este año, entre ellos otro film de este año del genial Sam Mendes, "Away we Go"), Forest Whitaker, mi querida Lauren Ambrose (Claire en "Six Feet Under") en el reflexivo papel de KW o Chris Cooper son algunas de las famosas voces que dan vida a las criaturas tan memorables del film. En general, muy bueno todo el reparto delante y detrás de la cámara, creo, que con un resultado muy icónico y memorable.

No hago más que lamentarme, cuando estoy leyendo alguna crítica en contra de la dirección "videoclipera" de Spike Jonze a la cámara. Pues bien amigos, creo que los que no entienden el film en su totalidad, tampoco entienden, que el estilo de Jonze está muy consolidado pese a tener tan solo tres films en su filmografía. Los cortes, la cámara al hombro (en plan documental) es recurrente, los seguimientos tras los personajes, los mágicos planos generales donde su mundo parece ser muy claro y directo, contrasta con la justificación de su técnica al tratarse del mundo de un niño hiperactivo, el film refleja esto cuando es debido, y a su vez, es elegante, directo, y conciso en su lenguaje con mucho tacto, belleza (un ejemplo es la emotiva escena de la barca al final, que pone los bellos de punta). Jonze firma para mi, su segundo mejor trabajo tras "Adaptation, el ladrón de orquídeas", aunque quizás el mejor a nivel creativo y visual, genial, muy dinámico y artesano. Destacar los efectos especiales, muy bien integrados y no todo realizado por ordenador, cosa muy interesante hoy en día, por lo menos para mí (Estos monstruos se pueden palpar, se pueden sentir, porque en parte son reales y están con el actor). Aplauso y en mi caso ovación para la banda sonora de la película. Una maravilla que llenará los sentidos de felicidad, de bellas notas, de emoción, los responsables, Carter Burwell y la cantante Karen O, que junto a un coro de niños ha grabado la mejor banda sonora del año. Espero que al menos se lleven el Globo de Oro.

"Where the Wild Things Are" es una gran película, muy particular, genuina, original e interesante. El fallo está en quién la ve, pues el film no es precisamente grandilocuente en su envoltorio, pues las criaturas no están estilizadas, no son perfectas, ni mantienen una edulcorada armonía "Disney" con Max. Jonze cuenta una realidad a través de la fantasía, un tema tan crudo, triste y a la vez bonito como la pérdida de la inocencia de un niño que desea ser aceptado, que desea imaginar en un mundo cruel y dispar en todos sus rincones. Como decía, el envoltorio puede llevar al gran público al prejuicio, pero hay que mirar dentro amigos, sé que a día de hoy nadie lo hace, que a día de hoy los niños han perdido la magia de soñar, pero, ¿Estáis dispuestos a entrar al lugar donde habitan los monstruos?, yo con Max, y con Spike Jonze, desde luego que sí. Un 10.

NOTA:10/10
RECOMENDACIÓN: Niños grandes.
DURACIÓN: 101 min
Ficha en IMDB
Trailer en Youtube




2009/12/28

"El amor en fuga": Recapitulando

Quinta y última película que el director francés, François Truffaut dedicó a su alter ego, el personaje que interpreto desde la infancia hasta la madurez adulta el actor Jean-Pierre Léaud. Cinco films que tienen una impresionante unión argumental si se ve en conjunto, las componen: "Los 400 Golpes", un cortometraje con el personaje incluido dentro del film "L'amour à vingt ans", para más tarde retomar con mejor fortuna al personaje de Antoine Doinel en la magistral "Besos Robados", "Domicilio Conyugal" y por último, el film que nos ocupa, diez años después de la última recreación de los personajes en pantalla. "El Amor en fuga" recupera a Antoine, nuevamente conquistando a una nueva chica, separado ya definitivamente con Christine (Claude Jade) y con una edad ya bastante madura (aunque igualmente el personaje sigue siendo neurótico, ingenuo y entrañable a la vez que impulsivo). El guión lo firman varios (entre ellos el propio Truffaut), quizás, porque el film recupera a modo de flashback, algunos instantes de los cuatro films que componen la vida de Antoine, para que el espectador se sitúe dentro de la historia, o para que los que hemos visto las demás, conexionemos con el estado anímico y nostálgico que respira el film, recuperando a personajes, situaciones (sobretodo de "Domicilio Conyugal" y de "Los 400 golpes") que se insertan en la nueva trama, algo menos redonda o no tan bien perfiladas que en las otras aventuras de Doinel, pero igualmente disfrutable para los que seguimos las otras películas (la importancia de ver los otros films, creo que le dan algún punto extra a éste para entender la reminiscencia explícita, la maduración de los personajes de Truffaut, para no perderse, pues algunos personajes como el de Christine, aqui es casi anecdótico, pero perfectamente integrado en la trama, si lo conocemos y entedemos de los otros films). El tema sigue ahondando en el amor, principal obstáculo de todos los personajes, aquí sobretodo se deja un poco a la intuición del espectador para denotar el desgaste de los años en las relaciones, el descuido moral de unos personajes que necesitan encontrarse en otra persona igual que ellos, pero nuevamente preocupados por perderse en el vaivén del tiempo, de la estabilidad y el equilibrio. Doinel es un personaje que en todos los films, bebe de una libertad extrema (siempre huyendo, escribiendo su vida en papel para darle un sentido, impulsando su amor en la pasión del momento o de varios momentos) y es curioso, todas las mujeres, los secundarios que Antoine se encuentra, e incluso el propio Antoine, denotan algo muy interesante: Ninguno logra cambiar en todos los años que pasan de un film a otro. Siguen siendo ellos, se divorcien, se casen, piensen de otra manera, siguen siendo en esencia los mismos. Es por ello que el guión es bastante reminiscente, pausado en sus formas y muy reflexivo en sus contextos. Acabar el film con el Antoine de "Los 400 Golpes" en la antológica y anárquica escena de la noria donde se distorsionaba el mundo, pero en el que Antoine disfrutaba, es un acierto, no se podía acabar de otra forma. Antoine ya no huye por la playa ni nos mira desolado. Quizás porque haya encontrado su alter-ego, su carril de preferencias en la vida, más vale tarde que nunca.

En el reparto. Nuevamente el protagonismo absoluto es para Jean-Pierre Léaud, que vuelve a crear un Antoine encantador, perdido, cínico, pero igualmente asustado, ingenuo y sobresaliente. Es el cierre del personaje, definitiva, con un final feliz, pero que en conjunto a dejado huella (Contando los cinco films) dentro de la historia del cine, creo entender. Le acompañan las chicas de su vida, nunca mejor dicho, con la guapísima Claude Jade, aquí se le ve muy afectada por el trágico cáncer que le hizo fallecer y con un protagonismo algo inferior que en los otros films, pero reconforta mucho su figura y presencia, genial. El personaje de Colette reaparece con bastante relevancia (proviene del corto menos conocido de la vida de Antoine, y de un fragmentillo anecdótico donde sale en "Besos Robados"), la actriz Marie-France Pisier recrea con un mejor perfil y emotividad femenina un personaje que tiene mucho jugo dentro de la vida de Doinel, me ha encantado, un personaje perfecto, de lo mejor de la película ciertamente. Destacar también dentro del reparto al personaje de Sabine, interpretado por Dorothée. Un personaje que da bastante coherencia al caos mental del personaje de Léaud y que cierra de manera genial el film. Un reparto muy bueno, a la altura de los otros films (aunque aquí más disipados, debido al groso de tramas que cuenta la película, y la de personajes que analiza).

Truffaut tras la cámara, está mucho más contenido, con menos garra pero centrado en narrar sin ninguna pedantería, lo que de verdad importa, la historia. Crea una técnica muy alejada de la revolucionaria fórmula de la nouvelle vague (de hecho no hay absolutamente nada aquí de ese Truffaut brillante y atronador en lo creativo) pero no importa, la cosa funciona bastante bien (además, el film bebe mucho del montaje, de los cortes insertados de los otros films para dar unión a lo rodado, sería muy difícil clasificar la técnica correcta o no de Truffaut). No obstante dirección aceptable, eso si, es la peor de las cinco películas, pues las otras si que tienen bastante donde rascar (sobretodo "Los 400 golpes"). La banda sonora original, vuelve a estar a las ordenes de Georges Delerue (habitual compositor de las películas de Truffaut) quizás más enmudecido que otras veces, pero correcto. Destacar de nuevo, el montaje del film, pues bien podría ser tedioso recapitular la vida de Doinel y mezclar los pasajes nuevos, pero no, el montaje es dinámico y la aventura bastante divertida, un punto a favor del film.

"El Amor en fuga" es un film que cierra, reflexiona, y que analiza con rotundidad (rozando quizás la redundancia, pero no lo hace, con lo que puedo respirar tranquilo, ese era mi miedo al ver el film) aportando las últimas gotitas de vida a su personaje estrella. Inferior para la filmografía general de su director, pero inmenso para el cómputo global de las cinco películas de Antoine Doinel y compañía. Si tuviera que ordenarlos en cuanto a gustos, creo que lo haría en el orden correcto, las cinco por cronología es como se deben ver y apreciar cinematográficamente hablando, es coherente. Un 8.

NOTA:8/10
RECOMENDACIÓN: Seguidores del personaje de Antoine sobretodo.
DURACIÓN: 95 min
Ficha en IMDB
Trailer en Youtube



2009/12/26

Las teorías de Asimov

Quizás fue el final de Nochebuena más extraño de mi tortuosa vida como ser humano y ser existencialista. Me dio por rebuscar en mi habitación, y acabé encontrando un pequeño libro llamado "Los lagartos terribles" del señor Isaac Asimov, el famoso bioquímico y escritor de ciencia ficción. El libro empieza con terminología de biólogos, hablando sobre el origen de los fósiles, y dejando bien claro, que Asimov pensaba en que la denominación "Dinosaurio" no era del todo correcta, pues no todos los seres eran terribles, ni estaban clasificados dentro de la evolución como tales (después de 10 páginas hablando sobre Darwin y demás, ya casi que di por hecho de que Asimov daba como buena la terminación, para referirse de manera llana al lector, que tío más rebuscado). Pero os vengo a hablar del escrito, porque uno de los debates o monólogos internos que el propio Asimov hace, es muy interesante, que desbarata quizás esa típica y aceptada por todos, visión sobre la extinción de los dinos (el cataclismo de meteoritos el más factible). Asimov, empieza especulando sobre otras posibilidades de extinción, ya que dice que los cataclismos terrestres quizás sean periódicos dentro del espacio tiempo, y que quizás todas las razas de seres vivos estén expuestas a la extinción cuando han cumplido una función temporal en la tierra. Otra de ellas es quizás más interesante aun. Asimov dice que los dinosaurios se consumieron, en el sentido literal, muchas especies evolucionaron a otras formas de vida más avanzadas, y algunos dinosaurios se daban al canibalismo propio, comiéndose sus propios huevos y así siendo los únicos en sus especies que permanecieron en un declive constante de la vida, un asco que si lo pensamos,es muy factible tratándose de la vida como tal es a veces. Dentro de esta tesis, Asimov decía que los dinosaurios hicieron esto con ciertas especies, pues los reptiles como los cocodrilos o serpientes ya podrían existir en el cretácico, pero, que al estar por debajo de ellos, fueron ignorados, siendo ellos, los que heredarían el trono de la tierra al extinguirse los dinos por egoístas y por jugar a ser Hannibal Lecter, curioso. En ese mismo debate, Asimov se permite el lujo de comparar esto con los humanos, diciendo algo así como: "¿Os imagináis que pasara lo mismo con el ser humano, y cual imbéciles egoístas y sumamente más inteligentes, viéramos como los cocodrilos y otros reptiles se volvieran a apoderar del planeta sin hacer absolutamente nada, fluyendo?. Es una tesis sabia, con un grado de sarcasmo e ingenio que me gustó. Por último, Asimov lanza su última hipótesis sobre la "extinción", ésta más pegada a la ciencia, a la paranoia, pero igualmente genial. Se supone que los lagartos terribles, se vieron afectados en medida por los rayos de radiación emitidos por la corteza terrestre, o el sol, que depende de la etapa, emitía más o menos radiación y que se supone que en ciertos periodos, se emitían con mucha más fuerza, creando mutaciones en los seres vivos, o creando un cambio en el clima además de segregar sustancias en las plantas (pues los herbívoros se comerían las plantas segregantes de veneno, morirían, y los carnívoros se comerían al herbívoro rompiendo la cadena y acabando fritos también), esto a priori, podría beneficiar a otras especies (la mutación) y destruir a muchas otras. Esto quizás es factible, es un cataclismo muy cruel emitido y creado no del exterior de la tierra, sino en las entrañas de la misma, Asimov refleja aquí con mucha metáfora, que la naturaleza es más cruel aún que la propia inteligencia humana y se atreve a predecir que sobre el año 3.500 o 4.000 la tierra volverá a sufrir de unas radiaciones inmensas que podrían afectar a la humanidad, aunque ya deja claro que no vivirá para verlo, y que quizás para entonces, la tecnología humana haga frente a ésto, o mejor aún, que nosotros nos hayamos pulverizado por nuestros propios métodos, ahí es nada, jeje.

El gracioso de Isaac termina diciendo que hay tantas posibilidades, que es imposible saber cuales fueron las causas (encima modesto), y que realmente ve que la teoría evolutiva de Darwin se cumple en todos sus estudios, siendo esa teoría un punto factible y coherente para determinar nuestras creencias sobre el tema. Yo lo he explicado desde el punto de vista de un aficionado, en el libro viene más inteligentemente escrito, pero bueno me parecía interesante comentarlo, siempre me han atraído de forma especial los "lagartos terribles", queramos o no, antepasados de nuestro planeta. Asi que cerré el libro y me dije, los seres vivos estamos condenados a perecer, a estar solos y a comernos los unos a los otros por pura supervivencia ya sean reptiles, vertebrados o plantucas, Feliz navidad y a dormir.

2009/12/25

"The Office (UK)": Final

El señor Ricky Gervais lo ha vuelto hacer. Acabo de terminar "The Office", con los especiales de navidad que cierran de manera definitiva la magnífica serie creada por este genio de la comedia británica. No tengo palabras, "The Office" empieza suave, fría, sencilla, discreta, pero te va enseñando las entrañas de unos personajes PERFECTAMENTE escritos, dramáticos pero a su vez desternillantes (sin recurrir al tópico, ya me gustaría a mi ver algo así hecho en España señores...), la serie te va metiendo tan adentro que te gana, y cuando todo termina, cuando llega el final de la serie, todo es perfecto, redondo. Los geniales personajes guiados por un perdedor entrañable y criticado por ser sincero, David Brent (que interpreta el propio Gervais), es un reflejo total de como Gervais muestra la brusquedad de la sociedad, pero a su vez critica con esmero al público que ridiculiza al personaje de Brent, pues todos tenemos un poco de él, es ahí, en los ácidos guiones que mezclan la vida tal cual, con sus risas y sus repentinos giros dramáticos. Es ahí cuando la serie de Gervais no puede superar a su remake Americano, pues todo está tan bien tejido, que los personajes (Tim y Dawn, que gran historia de amor, para ponerse a aplaudir al final, increíble) son parte de ti. El tono documental es tan realista, que vivimos cada momento, por anodino que sea, siendo, en los dos últimos episodios, muy realistas y casi reseñable todo lo que acontece (David buscando pareja, su vida de cantante y el mítico videoclip, Dawn en America, Garreth como jefe, Tim amargado por una embarazada en una extraña y demasiado correcta oficina tras la marcha de David). El patetismo es tan directo, tan emocional, que es imposible no conectar con estas personas, normales en general, que no aspiran a otra cosa más que a ser aceptados (obviando los grandes logros, las metas imposibles, los alardes pretenciosos). Creo que ha merecido la pena visionarla (pues tenía en muy alta estima la calidad de la versión USA), una gran serie, y ya van dos obras maestras, recordemos que Gervais me impactó con su otra genial serie para la BBC, "Extras". En fin, hasta siempre amigos de oficina.

"Polar Express": Creer

Dada las fechas en las que estamos y precisamente teniendo pendiente este film del genial Robert Zemeckis, por fin me he decidido a ver "Polar Express", film estrenado en 2004 que usaba la tecnología que viene perfeccionando Zemeckis desde hace unos años, la técnica de captura de movimiento de los actores a un modelo tridimensional, dicho de otro modo: el motion capture. Un niño, en una noche nevada de navidad, se embarca en un extraordinario viaje en tren hacia el Polo Norte. En ese momento el chico emprenderá una aventura para conocerse a sí mismo que le enseñará que la magia de la vida nunca desaparece para aquellos que creen. El guión está adaptado por el propio Zemeckis y William Broyles Jr., ambos, se basan en un relato corto muy popular de los Estados Unidos que cuenta la narración de la película. La sensación al analizar la historia es bastante sencilla, el relato navideño funciona con mucho dinamismo y es claro en sus formas, lo cual se agradece. Zemeckis está muy concienciado en centrar la acción, el frenetismo de su técnica y además lanzar un mensaje a grandes y pequeños, ese de creer en la navidad, o en su defecto, ese que dice que no debemos de perder la ilusión por la magia, los sueños (aplicado a la vida). Zemeckis y compañía son niños, ellos saben aprovechar la ilusión gracias a un sueño llamado cine, del que estoy totalmente de acuerdo. Ahora, llegados a ver lo negativo del guión, hay fases bastante edulcoradas (lógicamente para rellenar lo que el relato corto no puede ofrecer a la historia) donde los personajes parecen estirar los hechos cual chicle navideño de mala calidad, me refiero por supuesto a algunos números musicales (ese que transcurre en el vagón, con el chocolate, es bastante vergonzoso en general), o el trayecto donde los niños se pierden en la fábrica de Papá Noel, sin olvidar la escena de la estrella del árbol, bastante confusa y absurda, pues no aporta absolutamente nada, la mano de Zemeckis parece perderse en esos caminos, tras dar con unos pasajes realmente impecables anteriormente (todos los que transcurren dentro del tren exceptuando ese número musical, y los 15 minutos finales, son mágicos, algo que se echaba en falta en el cine de nuestros días, y que parecía que las películas de los ochenta solo tenían...).

Los personajes digitales (muy perfeccionados a día de hoy, pero digamos que Polar Express fue bastante revolucionaria allá por 2004) están bastante bien a nivel interpretativo, y aunque no consiguen trasmitir tanto como un actor de carne y hueso, se siguen bastante bien. Varios papeles para el alma del film, productor y protagonista, Tom Hanks, que se mete digitalmente y vocalmente en multitud de personajes del film, su actuación parece ser más redonda en el personaje del revisor del tren, donde si que de verdad se ve la actuación de Hanks nada exagerada. El resto, pues bastante bien, los críos, correctos, y bien animados en general, aunque reitero, que la tecnología que expone Polar Express a nivel facial, ha quedado bastante desfasada con títulos comparables como: la más evidente "Avatar", o las también pelis de Zemeckis posteriores "Beowulf" y "Cuento de Navidad" con Jim Carrey. No obstante está curioso ver a Hanks en esta faceta, verle explorar el mundo digital, con una sensación bastante aceptable. Para ser un producto infantil, la calidad es latente, y no hay sobre actuaciones, momentos de vergüenza ajena en algunos personajes (exceptuando de nuevo el momento de la cancioncita de marras) y todo parece ser bastante correcto.

Volviendo a la dirección tras la "cámara" digital de Zemeckis, tengo el corazón dividido. En líneas generales la dirección es muy espectacular, muy similar a lo que hizo en "Beowulf" pero con algunas pegas. De lo bueno, destacar el dinamismo de la cámara, Zemeckis pone siempre al espectador en disposición de la acción, sin dejar que se pierda, que se vea desorientado entre el 3D, y todo parece tener mucho sentido en el mundo polar que ha creado, eso lo hace bastante mágico y a su vez ensoñador, hay una escena increíble, que solo por eso habría que aplaudir la imaginación técnica del realizador (para los que dicen que ha perdido el talento o que bebe de Spielberg en demasía) me refiero al plano secuencia (brutal y realizado con una inmensidad solo aplicable al mundo hecho por ordenador, algo que aqui funciona en el buen sentido, pero luego os hablaré de como no se debe usar en plan abusivo, sí, Zemeckis lo hace de las dos formas, por desgracia) donde el billete de uno de los personajes sobrevuela fuera del tren, entre montañas, animales, cataratas, y vuelve al interior del tren en un solo plano. Aquí dije, Zemeckis es un genio, que bien ha ido dirigiendo con su soberbia la película y aquí se ha permitido soñar y dejarnos impresionados con el 3D. Vale. Hasta aquí bien, lo peor de todo, es cuando Zemeckis en escenas posteriores, se olvida de volver a lo sobrio. A colocar la cámara en un entorno físico posible (esto pasa mucho en el 3D, la cámara se coloca en sitios imposibles y se pierde la conexión con el espectador en un entorno que emula la realidad, si fuera psicodélicamente onírico no importaría, pero no es del todo el caso), Hay muchos "Zooms" donde la cámara se aleja a tamaños desorbitados, seguimientos donde la cámara "traspasa" edificios, leyes de la física y demás, lo malo es que no está mal, pero a mi personalmente me gustaba como lo iba haciendo Zemeckis en los primeros 30 minutos, en la casa del crío, dentro del tren, la primera escena de acción, donde el tío coloca la cámara pegada al actor digital, sin olvidar que podría rodar de verdad el plano si todo su entorno existiera. No obstante, buena dirección, no es lo mejor de Zemeckis, pero me quedo con esa primera media hora deslumbrante a nivel visual, el resto está edulcorado por caramelos navideños, llamados: osadías tecnológicas, jeje.

No me quiero ir sin mencionar a un genio (que se ha mantenido bastante silenciado en años, cuando siempre ha hecho maravillosos trabajos) llamado Alan Silvestri, que compone una banda sonora muy bonita, acertadísima con el tono y atmosfera del film, quizás un punto muy interesante que da muchísima vida a lo que Zemeckis crea no con tanto énfasis en la dirección, pero que Silvestri aumenta en emotividad y lirismo cinematográfico. Una delicia de trabajo, aplaudo al compositor de "Regreso al Futuro" porque creo que se lo merece y no lo tenemos muy en cuenta en la actualidad, todo sea dicho.

"Polar Express" es un film bastante notable. Navideño y con tintes muy puros en cuanto a imaginación y aventuras. Pero en ocasiones se queda corto para rozar la redondez de sus formas, y esa es la pena, porque de verdad, se ve que el film le pone empeño. No obstante, es un film divertido que no molesta tanto como pueda parecer. La primera media hora y los últimos 15 minutos son fantásticos, yo creeré en esos minutos donde el film hace honor a su mensaje, hace honor a la magia, a la ilusión, al cine que un día dio la merecida gloria a su director, que a día de hoy, sigo pensando que sigue aportando grandes cosas al mundo del cine, y lo que le queda (eso sí, señor Zemeckis, piense seriamente volver al cine convencional de vez en cuando, y dejarse de jugar con los muñecos 3D, que no todo va a ser digital leches...). Un 8.

NOTA:8/10
RECOMENDACIÓN: Seguidores del director y niños.
DURACIÓN: 100 min
Ficha en IMDB
Trailer en Youtube


2009/12/24

Xmas Time [Vol1]: Refrito para Nochebuena

Como viene siendo ya tradicional en los ya varios añitos que llevamos en Internet, el rinconcito de cine se viste de Navidad (solo un poquito) para traeros los especiales de Navidad. Este añito tengo que darles un capón sobretodo a la tele, que no se lo ha currado nada, pues casi que ha programado la misma parrilla del año pasado. Supongo que este año iremos menos puteados por la crisis, ya que los precios de casi toda la comida ha bajado relativamente, podremos respirar mejor. En fin, feliz Nochebuena.

La gran Cena:
La cena de Nochebuena, es el momento donde nos gastamos lo ingastable para regodearnos entre pavo, langostinos y cubertería de lujo que solo usamos esa vez y en nochevieja (así somos las personas, algo idiotas), una cena que con el frío que está haciendo, y el temporal desorbitado, es más que nunca para disfrutarla en familia, pegados al calefactor, y a la tele. Si la navidad os entusiasma de sobremanera, quizás os arrancáis con villancicos estridentes (con la ya clásica zambomba y la botellita de anís del mono) o que te digo yo, quizás hasta os da por regalar vuestra caridad por la calle, quién sabe.

El discurso del Rey:
No se habla de otra cosa por la calle, el discurso del Rey se anuncia con un aliciente nuevo este año, por lo visto, se va a "modernizar" su aspecto (no el del Rey, sino el decorado) y se le va a dar un tono más contemporáneo. Que digo yo, si esto es verdad, a saber, puede que el Rey de el discurso en una discoteca de Chueca. Lo comprobaremos todos esta noche a la habitual hora de su aparición mariana en todas las televisiones a la vez, las 21:00 horas.



Televisión:
Y como dije al principio del post, la cajita tonta este año viene más o menos igual que el año pasado, por lo que pondré lo que de verdad puede interesarme (Aunque creo que pasaré de ella en parte para verme en DVD los especiales de "The Office" (UK) y un nuevo episodio pendiente de "Six Feet Under"), aquí van los programas que podéis encontrar que estén medio decentes: En La primera, a las 21:15 un especial de navidad con Florentino Fernández y Josema Juste ( Que repiten después del éxito del mismo especial el año pasado) ya que sigo sin sintonizar bien la primera, no lo podré ver (seré el único ser de España que aun no tiene el TDT, y no es mi culpa). Luego en la primera, una ración casposa de lo típico, un especial de Nino Bravo (eso es modernidad, si señor) y nuestro querido Raphael en un directo que nos saltará las lágrimas (sarcasmo modo on), jajaja. Antena 3 tiene su habitual sesión de Los Simpson a las 21:15 tras el mensaje del rey, este año, con especial atención, porque la mejor serie animación de la historia de la televisión cumple 20 añitos en antena (casi nada nenes), asi aparte de los especiales navideños, se emitirá un episodio nuevo de la temporada 20. De Telecirco no pienso decir absolutamente nada, es una cadena que si la quitasen de la emisión, pues casi que no me importaría. En La Sexta, tendremos tras el mensaje del Rey, una selección de los mejores momentos de "El Intermedio", después, se emitirá la película "Mira quien habla ahora" (1993), para más tarde dejar paso a un interesante especial de mi querido Buenafuente, que a partir de las 00:00 tendrá en su programa a Chiquito de la Calzada, Curro Savoy, al Mag Lari y los habituales: Berto Romero y la guapisima Ana Morgade. Y en Cuatro, más de lo mismo dándola con queso (se les ve el plumerillo) especial de "El hormiguero" con Pablo motos, y una noche dedicada a "Fama" y cinematográficamente hablando (Como ya hicieron el año pasado). Es todo, quizás la decepcionante parrilla se haya comido otros contenidos que el año pasado si que brillaban un poco más, como por ejemplo, el doble episodio de "The Office" en la Sexta o más cine programado en todas las cadenas.

Cine (en cartelera o en casa):
Mucho más recomendable (Por la parte que me toca) encender el DVD o irse al cine para disfrutar del ocio en familia. Films recomendados para estas fechas en casa: "¡Que bello es vivir!" del gran Frank Capra, un clásico mil veces recreado, copiado y visto, pero pega. La también recurrente "Pesadilla antes de navidad" de Henry Selick. Alguna que incorporo, "12 Monos" de Gilliam (Porque sucede en parte en fechas navideñas) , "Los teleñecos en cuento de Navidad" una peli de mi infancia que recuerdo con mucha intesidad en estas fechas. "Polar Express" de Robert Zemeckis. Pero si no queremos centrarnos en films de corte navideño, ya que cualquiera opción medianamente buena es aceptada en este día tan especial en la cartelera, os recomendaré "Donde viven los Monstruos" (De la que espero hablaros antes de que acabe el año) del genial Spike Jonze, y como no, "Avatar" de James Cameron, ambas, en este orden de preferencias.

Nada más, desearos que paséis una cálida nochebuena con todos los deseados e indeseados de vuestra familia (que los hay, no os hagáis los perfectos, jeje), aplazamos pues el segundo especial de Navidad para Nochevieja, despidiendo el año y recopilando lo mejor de este 2009 en cuanto al cine se refiere, y en cuanto a lo que yo opino personalmente y humildemente. ¡Feliz Navidad a todos!.




"12 Monos": El Inevitable fin de la raza humana

Terry Gilliam ha entrado en mi mundo cinéfilo, siempre con la misma curiosidad de un ilusionado crío que flipa ante la imaginación de su incomprendido pero fabuloso universo. El director de la también fabulosa "El Rey Pescador" firma otra joya a su filmografía, y no podía ser de otro modo que en el campo cinematográfico que más me atrae, la ciencia ficción. Año 2035. Tras el azote de un virus asesino que asola la Tierra matando a miles de millones de personas, los supervivientes se refugian en comunidades subterráneas, húmedas y frías. El prisionero James Cole se ofrece como ”voluntario” para viajar al pasado y conseguir una muestra del virus, gracias a la cual los científicos podrán elaborar un remedio. Durante el viaje conoce a una bella psiquiatra y a Jeffrey Goines, un excepcional enfermo mental. Cole tratará de encontrar al ”Ejército de los 12 Monos”, un grupo radical vinculado a la mortal enfermedad. El film refleja las fobias pesimistas que marcan a su director en un libreto de suspense, de giros "Hitchkconianos" (como el propio film hace referencia en una escena de puro amor al cine dentro del cine), donde el futuro se va a la mierda a cada paso, y que ni los viajes en el futuro podrán salvar de la insensatez humana por mucho empeño que se le den a los hechos que sucederán en el film. Aun asi, la historia muestra mucha sensatez de concienciación ecologista, si bien, el cuento futurista al estilo Phillip K. Dick, no es todo pesimismo global dentro del asfixiante mundo que recrea, también es un mensaje de desasosiego hacia la condición humana a la hora de juzgar, los prejuicios ante los locos que no están tan locos (este elemento siempre es un punto con el que Gilliam juega siempre a su favor, pues él, también es un loco juzgado siempre por una audiencia masiva que no lo comprende en su totalidad). Libreto pues, escrito por David Peoples & Janet Peoples, que a su vez se basa en un mediometraje francés de culto de 1962 titulado "La Jetée". Un libreto bien atado, dando las pistas necesarias para seguir la siguiente sin perdernos (que suele pasar mucho en este tipo de cine, con lo cual se agradece muchísimo), todo perfectamente atado para que la atención del espectador capte la esencia de la historia, el subtexto de las imágenes y la moral de todo el asunto. Pues cuando llega la fantástica media hora final, todo parece cobrar un sentido atronador, y todas esas imágenes previas que llevaban a un enigma casi psicotrópico mezclado por Gilliam, hacen que todo sea cuerdo, perfecto, nada artificioso, Gilliam y los guionistas nos convierten en locos, en unos locos muy cuerdos, que nada pueden hacer ante el azote de los poderosos, que galopan serios, amargados, encorbatados, surcando los cielos, mientras la atenta mirada de un niño observa, perdiendo la ilusión de sus días, como el mundo que le rodea se agotará inevitablemente, la raza humana es el peor de todos los virus. Genial guión.

Reparto muy bien ubicado dentro del film. Protagonismo para el siempre carismático Bruce Willis, que recrea un personaje muy a su medida, e interpreta un papel bastante bien resuelto, me ha gustado, Willis casi siempre está genial aunque sus papeles se parezcan. Le acompaña la actriz Madeleine Stowe, que interpreta a la chica de la película, la psicóloga que sigue el progresivo y enigmático mundo (o mundos) de Willis, bastante acertada, un papel que no se pasa de la ralla y está donde tiene que estar (sin caer en el tópico con el héroe y demás...). Mención aparte para el papelón secundario que se marca un estridente, camaleónico e irreconocible Brad Pitt, que recrea a la perfección la mente de un personaje que está como una puñetera cabra, jeje. Genial, se llevó la más que merecida nominación al Oscar aquel año, la verdad es que es uno de sus papeles más curiosos y analizables. Destacar también las apariciones de Christopher Plummer o Jon Seda. En general, un reparto que funciona (aunque puede que no guste a todos, puesto que Gilliam siempre da un cierto aire de extravagancia rica en matices a sus personajes, caricaturizando algunos aspectos, pero si conocemos su técnica, entran perfectamente dentro del mundo que crea).

Fantástica la aportación técnica de la película. La dirección de Terry Gilliam es una gozada, su impronta está presente en cada plano desde el inicio. La tendencia a pegar la cámara al careto de los actores (algo muy imitado posteriormente) el pseudo-documentalismo del metraje, la cabezonería del director por aberrar la cámara inclinando los encuadres para desestabilizar a los personajes, la acción y al propio espectador. Sumando la atmósfera, recargando esta vez los decorados más inhóspitos pero igualmente barrocos (si hablamos con previa comparación dentro del mundo de Gilliam), la fotografía, muy fría, fantástica y agobiante a propósito. Gilliam está en su línea, una línea que no ha abandonado nunca (para los que dicen que ahora está de capa caída) y que aquí pone de manifiesto dentro de un terreno tan especial como el thiller de ciencia ficción, chapó señor Gilliam. La banda sonora original, la firma Paul Buckmaster, muy acertada en todo momento, me ha gustado mucho los acordes del film, van de la mano con las imágenes, sumando los temas no originales, uno en concreto, el famoso "What A Wonderful World" de Louis Armstrong, que va con cierta ironía en los créditos de la película como puntillita final, genial.

El corazón y la moral de Gilliam laten a la vez, con pasión por contar la historia con mucho hincapié en el trasfondo de la misma. La ciencia ficción como tal, entra naturalista, realista y a su vez esperpéntica, mágica. Un film redondo que mantiene las latitudes de un cineasta que a cada día que pasa, más único parece ser a mis ojos, y menos a los de la gran mayoría. Un 10, porque estos films se agradecen, y mucho.

NOTA:10/10
RECOMENDACIÓN: Cinéfilos amantes de la ciencia ficción y seguidores del director.
DURACIÓN: 129 min
Ficha en IMDB
Trailer en Youtube



2009/12/23

Just Like a...


Entrando en la recta final de la quinta y última temporada, de la que para mí, es la mejor serie que se ha hecho en la televisión, "Six Feet Under", o en España "A dos metros bajo tierra". Rebuscando algunas escenas memorables de la serie en youtube, me he topado con ésta de una de las temporadas pasadas. No tengo nada más que añadir.

"The Royal Tenenbaums": Inseparable familia separada

Siguiendo la estela de un cineasta que me encanta, el señor Wes Anderson, me he decidido a ver uno de sus films que tenía pendiente, "The Royal Tenenbaums", creo que en mi humilde opinión, su mejor película en todos los aspectos, una joya atípica, llena de ingenio y sabiduría cinematográfica, es de esas que adoras o que odias, el cine de Anderson tiene ese factor al ser bastante independiente en sus formas y conceptos, hay que entenderlo. Los Tenenbaums son una peculiar familia en la que cada uno de sus miembros supone un verdadero universo de comportamientos anómalos y experiencias surrealistas. Las relaciones entre tan extraña fauna darán lugar a las situaciones más divertidas cuando el descerebrado cabeza de familia, después de más de quince años de abandono familiar, decide recuperar el calor filial y marital fingiendo un cáncer de estómago. A lo largo de seis semanas indagará en las personalidades de cada uno de sus vástagos, intentará reconquistar a su mujer y será el mayor cómplice e instigador para sus dos gamberros nietos.

Libreto escrito por el propio Anderson, apoyado de su siempre colega de oficio, Owen Wilson, casi tan inseparables y entrañables como los propios personajes del film. El guión de los Tenenbaums, es sentimiento, ilusión, realidad. Todo respira un carisma muy especial, y el principal mensaje ante la soledad de los personajes y el afán por continuar tras los golpes de la vida, está enfocado a través de una familia muy variopinta, cada cual aporta un granito de genialidad a la historia. He oído que es redundante, aburrida, anticlimática. Olvidad esto, pues todo lo que se cuenta dentro del film se sigue con una precisa atención, con un dinamismo que Anderson parece tratar con cariño, espero y mimo en cada escena donde sus atractivos personajes hacen gala de un show, a veces dramático, a veces triste, sublime, realista, surrealista, en parte, como es la vida, una familia llena de problemas a cual más estridente. Ver todo esto como una metáfora es quizás bastante superficial, pero realmente no se le pide mucho más. Anderson y Owen no quieren sacudirnos con petulancias, más bien exponer con claridad sus opiniones respecto a las relaciones humanas, se perfilan sus biografías dentro de una "anti-socialización" previa, y se autocritican dentro de los personajes. Es por ello que el genial personaje de Gene Hackman, dentro de todo el cambio dramático, consigue dar unión y poner en orden a toda la familia sacrificándose en cuerpo y alma, una lección de lo que fantásticas que pueden ser las personas en el fondo. La película está contada a través de capítulos, cada cual exponiendo los conflictos de cada personaje, de los cuales hablaremos ahora. En definitiva, tiene sus momentos emotivos, algunos donde soltaremos la carcajada sarcástica (para el público más atento que no se ría con cualquier cosa y entienda el surrealismo que nace de un concepto muy esencial), donde nos enamoraremos de cada personaje y sus motivos (si conectáis con el film, os enamoraréis de todos y cada uno de los personajes, ya sean protagonistas o secundarios, pues sus fases son completamente aplicables a muchas etapas de nuestras vidas, seguramente...), diálogos bastante buenos (aunque es un film donde los actores hacen que todo sea muy superior en calidad narrativa, todo sea dicho), en definitiva, un guión muy original, con pasajes realmente geniales, y para mí, lo mejor que ha escrito Anderson hasta la fecha.

Hablemos pues de lo que para mí, ha sido lo más espectacular de la película, su reparto y personajes. Por un lado Gene Hackman, impresionante en el papelón del señor Royal, quizás el mejor papel que yo recuerde de este genial actor, impresionante pues es capaz de causar todo tipo de sensaciones, un personaje entrañable que finalmente es aplaudido. Le sigue la siempre genial Anjelica Houston en el papel de la madre, que aunque tenga quizás un personaje bastante lineal en sus formas, esta mujer es un pedazo de actriz sí o sí, y le da cierta personalidad introspectiva muy interesante, lo cual es genial. Ben Stiller, uno de los hijos, que vive sumido en una curiosa depresión obsesiva con también sus peculiares hijos huérfanos de madre (y todos ellos vestidos con los ya representativos chandals de colores chillones típicos de Anderson y su estilo visual) Stiller está genial, realmente impresionante el papel que tiene, me ha encantado, memorable. Gwyneth Paltrow es la hija adoptiva de la familia, el papel femenino por excelencia (magistral y guapísima Paltrow, nunca me ha llamado mucho esta chica, pero aquí está sumamente impresionante en todos los aspectos), fumadora compulsiva, mujer perdida y sumida en el caos existencialista debido a sus vivencias que lleva por el camino de la amargura a varios personajes masculinos de la película, los geniales Bill Murray (fantástico como siempre, y muy cachondo su personaje, que dice más con su presencia que con las palabras), Owen Wilson (haciendo de nuevo otro papel a su medida, siempre mejor cuando está junto a Anderson), y su hermano en la realidad, Luke Wilson, que recrea un personaje bastante complejo, bonito y espiritual (que casa perfectamente en relación y emoción con el de Paltrow). Y el repartazo no se acaba, le siguen otros secundarios de peso como Danny Glover, genial, Alec Baldwin (es el narrador de la película, que aparece un poquito entre bambalinas), o el impresionante y desternillante papelón de otro asiduo de Anderson, Kumar Pallana ("Gupta" en la genial película de Spielberg "La Terminal") teniendo unas escenas impecables, llenas de humor y complicidad con el espectador (la escena del navajazo es para no parar de reír de lo absurda y genial que es, xD). Un reparto impresionante, no se le puede pedir más, yo daría un aplauso global a todos, porque cada uno consigue recordarse en la memoria, llegan al alma del espectador y están al nivel de la peli.

Tras la cámara, el señor Wes Anderson lo borda. Quiero pensar, que éste es su film más perfecto a nivel visual (creía que lo era "Viaje a Darjeeling" pero veo que toda su esencia la recogió de éste film, creando su estilo definitivo, lo cual...) la cámara no para de captar unos encuadres muy rico en detalles (desde los planos con la cámara en mano, desde los fabulosos planos detalles, la composición pictórica que se apoya en una fotografía de colores cálidos, coloridos pero muy desaturados, muy vistosos y bonitos), el montaje de algunas de las escenas (los flashbacks son geniales, mi escena favorita del film pertenece a uno de ellos precisamente, o esa donde Luke Wilson se afeita, donde el montaje es realmente impresionante), sin olvidar claro, algunas escenas que brillan por una realización muy cosmopolita y diferente, entre ellas destaco tres: Esa en la que Hackman habla con sus nietos en un parque (con la cámara usando el zoom, y el lenguaje del set, con la verja como obstáculo de los personajes y el teléfono como sutil aforismo de la comunicación que necesita el personaje de Hackman), El plano secuencia cerca del final, donde el paneo horizontal muestra como han acabado los personajes tras el desastre (genial), o esa donde Luke Wilson y la Paltrow se encuentran en la estación de Bus, a cámara lenta, memorable. Todo a nivel técnico de la mano de Wes Anderson es impecable, realmente artesanal, sencillo pero visualmente poético (algo que creo que es más difícil de conseguir, pero que se valora muchísimo menos en nuestros días a nivel global). La banda sonora es magistral, va perfectamente con el tono del film, tanto los temas seleccionados, no originales, que van desde Los Ramones, Los Rolling Stones, un par de Bob Dylan, Elliott Smith pasando por Lennon, Nico, The Velvet Underground, o el fabuloso tema final de Van Morrison que cierra la película. Sin olvidar alguno de los temas originales, tan majos compuestos por Mark Mothersbaugh y Erik Satie, una banda sonora impecable.

Wes Anderson es un cineasta especial, reconocido con cariño por los que en silencio, o en amor secreto, como niños, abrazamos su cine. Éste film, supera mis expectativas iniciales, y si bien, creo que está muy por encima de los que para mí, eran sus dos mejores películas, "Bottle Rocket" y "Viaje a Darjeeling" (después de la sensación algo dispar que me dejó "Life Aquatic"). Una joya, llena de momentazos, con un reparto impecable que recomiendo con bastante ganas, pues deja muy buen rollo en el cuerpo, además de que al terminar de verla, podremos debatir interiormente la película, pensar en sus personajes, en su melodía, en su chispa. Un 10.

NOTA:10/10
RECOMENDACIÓN: Cinéfilos y seguidores del director.
DURACIÓN: 108 min
Ficha en IMDB
Trailer en Youtube