2010/12/31

Xmas time [Vol2] : Perdidos en el 2010

El 2010 ha sido un año muy enrevesado, serpenteante, dispar pese a su redondez numérica. A nivel personal ha sido un año muy olvidable en muchos sentidos, con sus cosas buenas claro (España ganó el mundial xD) que si, pero también con sus cosas malas. Una de las malas, ha sido la que ha afectado directamente al blog, ya que si os fijáis bien, ha sido el año que menos estrenos, reseñas u opiniones he comentado con vosotros, un año flojo, Diciembre y curiosamente Enero han sido los meses más prolíficos del blog este año, con eso os lo digo todo. Zapatero dice que en cinco años saldremos de la crisis, se inventan una mierda de Ley en contra de Internet y la libertad de expresión cultural, ETA anuncia su final sin que haya pasado aun nada, la gente cada vez está mas cansada y a su vez impasible por lo que ocurre a su alrededor, tomemos el 2010 como un año no de reflexión, si no más bien de trámite para un comienzo más austero con los años venideros, y todo, os lo aseguro que irá a mejor. Pero vamos a lo que interesa en el blog, lo que nos ha dejado el cine en un año que ha tenido buenas películas (eso si, muy mal repartidas en el calendario, ha habido meses que la cartelera ha sido un absoluto despropósito, más que otros años), también para mí, ha sido un importante año a nivel televisivo, me refiero claro está, a las series que vienen de USA, buenas series que siguen marcando muy buenas historias y hacen mella. Por un lado, ha sido el año de "Lost", por una razón más que de peso, su comentado, polémico y para mi, perfecto cierre definitivo. Lo viví intensa y pasionalmente en un directo más que cuestionable que la cadena Cuatro brindó a los espectadores, una maratón nocturna para una de las series más emblemáticas de los últimos años, ya sea para sus fans incondicionales o para sus detractores más acérrimos, siempre llevaremos "Lost" en nuestro corazón televisivo, porque como decía, queramos o no, ha marcado un antes y un después en la forma de hacer televisión. Por otro lado, "Dexter" nos ha dejado también una quinta temporada magnífica, pausada, bien escrita, una serie que se renueva temporada tras temporada y que para mi, es de lo mejorcito del panorama actual. También ha sido el año de las sit-com (comedias de situación), "Cómo conocí a vuestra madre" ha sido una droga increíble, pues mi enganche y cotidianidad con estos personajes han marcado mi 2010, son mi segunda familia. "The Big Bang Theory" también ha remontado el vuelo, con una cuarta temporada mucho mejor elaborada que la tercera, con nuevas incorporaciones y risas más que aseguradas. Más, nuevas series, "The Walking Dead" ha sido para mi, la sorpresa del año, seis episodios que son seis películas individuales y a su vez colectivas, ya os hice un análisis completísimo sobre lo que me ha parecido la serie que capitanea Frank Darabont, y a la espera de una segunda que espero, mantenga el nivel de ésta impecable primera temporada.

Finalizando el repaso televisivo, estos días he tenido el placer de ver el majestuoso piloto de una serie que ya formará parte de mis visionados del 2011, "Boardwalk Empire", una serie muy prometedora que contó en su capítulo piloto, nada más y nada menos que con la dirección del gran Martin Scorsese. En Luigi Arts, ha sido un año que ha traído menos productividad que otros (dejando todavía en el tintero proyectos parados como el aun esperado estreno de "La Bella Confusión", que sin prometeros nada, espero traer en 2011, casi dos años después de su rodaje), pero si que hemos tenido buenos cortometrajes, o al menos a nivel personal estoy muy contento de lo que hemos avanzado y estrenado. Empezabamos el año, con el estreno de "El Beso", cortometraje que en parte pertenece más al 2009, pero que su estreno y post-producción lo llevaron a Enero del año que hoy nos deja. Meses después, vino un parón grande en el que me dediqué en cuerpo y alma a escribir una historia a la que le puse toda mi atención, pues era una historia que dormitaba las veces mi subconsciente, "Deseo", fue una de esas ideas algo obsesivas porque salga tal cual se ideó, mi homenaje particular al cine negro de los 40 y 50, el resultado fue más que satisfactorio. Una de nuestras mejores historias tanto a nivel técnico, como narrativo, como "comercialmente" para el espectador, creo que dimos en el clavo. A la par que "Deseo" salía del horno creativo, en la productora Elite Visión, rodamos un cortometraje que pudo salir bastante mejor de lo que finalmente salió. Dirigió Chema Galante y yo principalemente edité y operé la cámara, teniendo libertad creativa en unas pocas escenas (aunque se me atribuyó también la dirección del corto en los créditos...) rodamos en alta definición y en Inglés (el primer corto que edito en este nuevo formato), el corto se llamó "Jaque" ("Check"), una historia de traición, nuevamente noir, pero en la época actual, no os la dejé por aquí por descuido, pero lleva tiempo subido en la red. Y cerrando el 2010, el recién estrenado, "Room Service", cortometraje que volvía a recuperar a Marina Sánchez y la anunciada última interpretación de   Esteban Somosierra (Aunque no me lo creo, todo sea dicho xD), con buenos resultados de los espectadores que lo han visto, o al menos eso creo.   

Ya dentro del repaso cinematográfico, ya sea en la cartelera como en lo que he ido trayendo en el rinconcito,  año más o menos pasable, en general, aunque recapitulando, el 2010 nos ha dejado peliculones muy destacables (algunas de ellas no las he reseñado, por desgracia, puesto que ya os he dicho que el blog ha estado este año peor que nunca). Para empezar, ha sido el año en el que el genial Christopher Nolan se ha consagrado definitivamente tras su arrase con la secuela del murciélago, con su impresionante "Inception", para mí la segunda mejor película del año y sin duda un film imprescindible, veremos que pasa de cara a los Oscars. También hemos podido ver la faceta más sombría y misteriosa de Martin Scorsese, con "Shutter Island", una película completísima y muy disfrutable, pese a la congelada acogida que tiene en la crítica internacional, para mí un peliculón algo infravalorado con pinceladas de Kubrick, de Polanski y del mejor Scorsese of course. Hablando de Polanksi, también ha sido su año. Pues ha estado más de actualidad que nunca debido a su merecida liberación y a su vez estando fantásticamente bien cinematográficamente hablando con la maravillosa "The Ghost Writer ",que vi dos veces en el cine pero que no os comenté, aunque me gustaria en un futuro. Pixar nos ha dejado su joya anual (y que sea por muchos años) con la tercera y última entrega de los juguetes, "Toy Story 3" es una obra maestra, la película de animación mas taquillera y una fuerte favorita para los Oscars de este año, a mi me conmovió. En animación, también Dreamworks ha dado la campanada con "Cómo entrenar a tu dragón", una película fantástica, divertida y fresca. David Fincher nos ha dejado "The Social Network" un film de diálogos rápidos e ingeniosos, sobre el creador de facebook y la corrupción del poder. Una película magnífica que os recomiendo y que tampoco comenté en su momento. Más películas que me encantaron y nos os traje: "La cinta blanca" de Michael Haneke, un profundo y fascinante análisis sobre los inicios del nazismo y "Scott Pilgrim contra el mundo" basada en el cómic de mismo nombre y que es una frikada auténtica, muy original en sus formas, en su montaje, carismática, un film de culto instantáneo, yo me lo pasé como un enano viéndola. "Up in the air" de Jason Reitman, una obra cruda y genial que me encanta cada día más, como todo lo que hace Reitman hijo. Tim Burton también volvió a estar en la palestra con su visión del mundo de Lewis Carroll con "Alice in Wonderland" que a mi me llenó gratamente, pero que, dividió a gran parte del público. Destacar la que para mí es la mejor película del 2010 (Que aún no se ha estrenado en nuestro país), "Black Swan" de Darren Aronofsky, película que os comenté hace unos días y que me pareció un prodigio de principio a fin. 

 Ya dentro del blog, películas que he ido viendo, siguiendo la trayectoria de directores interesantes, hay cositas que destacar. En enero, veía la superficial secuela de "2001 odisea en el espacio", "2010: Odisea 2", que me disgustó bastante, descubrí la faceta de George Lucas, pre Star Wars con su genial "American Graffiti" y seguí la estela del gran Alfred Hitchcock en la inolvidable "El Proceso Paradine" un film increíble, de los mejores de su director. También flipé con "Moon" una película de ciencia-ficción pseudo independiente con un director al que hay que seguir de cerca, Duncan Jones. Proseguí con Coppola con "La Conversación" un film estupendo y algo olvidado. Febrero estuvo marcado por el estreno en nuestro país de "The Road" con un Viggo Mortensen impresionante y una película tremenda. También me asomé al genial Kieslowski y su trilogía del color. Os volví a reseñar "I´m Not there", film libre sobre la vida de Bob Dylan, que por fín se estreno discretamente en nuestro país después de varios años estrenada en Estados Unidos.En Mayo el blog caía un poco en una dinámica un tanto pobretona (apenas actualizaba), pero os dejé lo que fue un intento fallido de hacer un especial sobre cine negro del Hollywood clásico con motivo del estreno de nuestro cortometraje "Deseo". El Mayo Noir, dejó reseñas de algunas películas fantásticas como "La dama de Shanghai" de Orson Welles, con una femme fatale inolvidable como lo es Rita Hayworth, y "Laura" de Otto Preminger. Quedaron  varias en el tintero, que espero recuperar en 2011. Ya en Verano, pude descubrir el sorprendente mundo de Dario Argento, con una película para analizar y revisionar, "Suspiria", un portento visual que me marcó muchísimo. También pude enamorarme de Oskar y Eli con la maravilla de cinta sueca que es "Låt den rätte komma in" de Tomas Alfredson, que por cierto, acaba de tener su remake Americano que veré cuando sea el momento. Seguí maravillandome con Sergio Leone y su "Hasta que llegó su hora", uno de sus films más épicos y legendarios. Lars Von Trier entró en mi diario cinéfilo con "Anticristo", una película que lleva la polémica en la sangre, pero que tiene agallas, fascinante de principio a fin. Otra joyita del cine independiente Americano, "Buffalo `66" de Vicent Gallo, que me llegó al corazoncito, con una Christina Ricci adorable, pa comersela, je.  "Dawn of the Dead" segunda parte de "La Noche de los muertos vivientes" ambas de Romero, un cineasta que me intriga y al que seguí su estela con dicho film, algo decepcionante en comparación con la primera y fascinante entrega. También ha sido un año para M.Night Shyamalan, primero porque he visto el que para mi es su mejor film, "The Village" una historia de amor sensancional, un film infravalorado y precioso de principio a fin. Y segundo, porque ha estrenado la floja (pero no mala) "The Last Airbender", que pasó rápidamente por taquilla desprestigiando más si cabe al incomprendido director hindú. Terminando el Verano, cerré con un grande, Carl Dreyer y su inquietante película "Vampyr" un film tan diferente, muy visionario (data de 1932) que me encantó, una delicia cinematográfica. Ya más adelante, seguí viendo más obras de Jean- Luc Godard con algún que otro film, aquí os traje "Masculin, féminin: 15 faits précis" una película muy de su estilo y muy interesante de ver. Polanski continuó fascinandome con "El Baile de los Vampiros", una película que se mueve entre la comedia, la aventura y el suspense de manera impecable. Y terminando ya el año, me maravillé con el maestro Kubrick y su última película en vida "Eyes Wide Shut",  la extrañeza de "El año pasado en Marienbad" de Alain Resnais, los primero pasos de Steven Spielberg y su televisiva "Algo Diábolico" o la dramática vida de Edith Piaf en la genial "La Môme (La vie en rose)". O mi lento proceso de visionado con un director tan impecable como Jim Jarmusch y su excelente "Flores Rotas" que me encantó.

El 2010, también ha sido un año de lamentables pérdidas, entre las que más desasosiego nos han causado, están las muertes de grandes del cine, como Leslie Nielsen, Irvin Kershner, el gran Blake Edwards, Luis García Berlanga, Eric Rohmer, Tony Curtis, Arthur Penn, Sally Menke, Gloria Stuart, Glenn Shadix, Antonio Ozores, entre otros. Ha sido un año tremendo en este aspecto, nos han dejado muchos grandes. 

Desde el rinconcito (Que así a lo tonto, llevo cuatro añitos con el blog =D), os deseamos un fantástico año nuevo 2011, con todos vuestros sueños, esperanzas y proyectos que os hagan ser mejores personas. El resto, necios, necias y personas creídas que han entrado de alguna manera en nuestras vidas por desgracia, con una idiotez extrema, os digo a todo ellos con una sonrisa en la cara que nos veremos en otra vida, Brothers. Para los que quiero, ¡Feliz Año a todos! espero que 2011 esté cargado de buen cine y buenas experiencias, me da buenas vibraciones. Mis objetivos son vivir con lo justo, con lo puesto y nutrirme de todo aquello que merezca la pena.

2010/12/26

"Black Swan": Despeluchando al cisne más débil


Director: Darren Aronofsky
Año: 2010
País:USA
Duración: 108 min.
Sinopsis: Nina es una brillante bailarina de ballet de una compañía de danza cuya vida ha absorbido por completo. Además mantiene una rivalidad con una compañera, Lily. La confrontación es cada vez más tensa conforme se acerca el día de un gran espectáculo. El problema es que no se sabe si Lily es una aparición,es real o es fruto de la mente de Nina...
NOTA: 10/10  Ficha en IMDB


Sobran las palabras, el aliento, ese aplauso muerto, sumido en el blanco puro, metafórico, súbito e hipócrita hacia el mundo cuando los créditos finales del nuevo film del brillante director  de "The Fountain" o "El Luchador",  Darren Aronofsky, dejan mella en la platea con su deslumbrante  nuevo trabajo, "Black Swan", que en nuestro país no vera la luz hasta Febrero del año entrante, por desgracia para el que os escribe desde la más absoluta nube de ensimismación. El FABULOSO guión es obra de Mark Heyman, Andres Heinz y John J. McLaughlin. Y parte como gran premisa, con la obra representativa en el ballet clásico de "El Lago de los cisnes" de Tchaikovsky, cito textualmente una de las líneas del film, que representa curiosamente el alegórico mensaje que trasmite la película con respecto a El Lago de los Cisnes:

"Todos conocemos la historia. Pequeña niña virgen, pura y dulce, atrapada en el cuerpo de un cisne. Desea su libertad, pero solo el amor verdadero romperá el hechizo. Su deseo es casi concedido en la forma del príncipe. Pero antes de que pueda declarar su amor, su gemela lujuriosa, el cisne negro, lo engaña y seduce. Devastada, el cisne blanco, salta de un precipicio, matándose. Y en la muerte, encuentra la libertad".


Con esa maravillosa línea de monólogo dentro del inicio del film, se deja claro todo el contexto, centrado sobre el eje más importante de todos, el personaje de una Natalie Portman sensacional, que se come literalmente a todos sus compañeros de reparto, Nina, un rol por el que dar la vida literalmente. Es con ella, un personaje femenino que parte de la ingenuidad, la fragilidad, la debilidad del ser humano, donde la mano de los guionistas y del propio Aronofsky, nos adentran en los miedos, oscuridades y ambiciones turbias de la corrupción humana. Del poder de la seducción, de la maldad ambiciosa, y es ahí donde está la magnificencia de la historia que se nos cuenta. La transformación del cisne blanco, al negro y la catarsis final de ambos, en una muerte tan poética, alegórica y fantásticamente puntualizada dentro del espectáculo mediatico de todo el lío final (que se mueve en espiral hacia la mente de Nina, llevándose consigo no solo su inocencia, su sobriedad y buenas formas, si no también arrastrando al espectador, haciéndole partícipe de mirarse al espejo de la danza, de los demonios interiores). Natalie Portman es mi actriz favorita, y aquí no hago más que aferrarme a esa opinión, pues ELLA es el alma de la película, es uno de los mejores, por no decir el mejor rol femenino que ha dejado el reciente siglo, la década o lo que queráis, y si no al tiempo, veremos los Oscars. La complejidad de un personaje que se va auto inventando, descubriendo, arrastrando del hermetismo social que comparte junto a su madre (Una perfecta y creíble Barbara Hershey), hacia la corrupción física, donde entra en juego el personaje de Lily, interpretado magistralmente con una nueva promesa de actriz, Mila Kunis (dobla al personaje de Meg en "Padre de familia"), que juega un doble rol, uno real, y otro imaginario, muy bien puntualizado, creíble y determinante para entender nuevamente, la psique de Nina.

También, dentro de ese mundo tan sugestivo, tan frágil y temible de Nina, el personaje de Vincent Cassel es determinante, esencial y fantástico. Dentro de él, se representa la crudeza del mundo artístico, se muestra como el poder puede hacer manipulable cual títere hacia el arte, cualquier persona débil y humilde de corazón (Algo que me devuelve a mi mente aquel maravilloso film, "All About Eve" de Joseph L. Mankiewicz). Cassel tiene quizás, las aportaciones más impresionantes a nivel psicológico que he visto en mucho tiempo dentro de un film actual, sus escenas con la Portman son para enmarcar y de diálogos duros, fantásticos, envenenados de calidad. Como apunte, la escena del espectáculo, su tramo final, donde Portman, ya ataviada de cisne negro, corrompida, todo mal en su seno, arropa en sus labios a su mentor, un beso sangriento en metáfora, cargado de tensión en la mirada de Nina posteriormente, la completa y perfecta evolución de dos personajes dentro de un guión sin fisuras queda expuesta sin palabras, no tengo más que decir de lo maravilloso que eso es. Destacar también a Winona Ryder, que acomete un rol que hace las veces de espejo (la película está lleno de ellos, no solo en camerinos, planos de lenguaje audiovisual, habitaciones o salas de ensayo, es un simbolismo clave para entender el film en su vertiente más poética y directa, de hecho SPOILER el reflejo de Nina materializado en  un cristal en su vientre, acaba por matarla, curioso, precioso, que bello, que triste y que irónico ¿eh? FINSPOILER). 
inexplicable, carente de sentido común, ahí está la naturalidad de las cosas. Eso es lo que nos viene a narrar a modo de una vibrante realización, el que para mí es uno de los herederos del cine contemporáneo, Darren Aronofsky. Aquí su estilo queda ya impuesto, este hombre ha logrado ya su sello reconocible con esos planos nerviosos, con la cámara a la altura directa de sus personajes, moviéndose con ellos y tras ellos (como en "El Luchador" peli que de hecho comparte mucho con "Black Swan" no solo en lo técnico, comparad el final de ambas, por ejemplo, hay puntos comunes, no todos claro) sin aspavientos o lujos, crudeza, desaturados colores, una paleta increíble de sutil y embriagadora dirección (como digo, muy heredera de lo que ya probó en "El Luchador", aunque bueno, eso precisamente es: El sello crudo de Aronofsky, marca de la casa). La dirección de actores y técnica creo que es impecable, el mejor trabajo del director, en mi opinión, el más completo, bello (hay veces que logra trasmitir sensaciones muy diversas sin ningún efectismo barato, nos hace vibrar, llorar, asustarnos de verdad en esas fantásticas escenas donde Nina descubre su "yo" oscuro, en la bañera, en el show, en la famosa escena del espejo). La estremecedora puesta en escena, cargada de momentos inolvidables, que quedan ya grabados en la retina. Para saber que Aronofsky firma una obra maestra, hay que sumergirse en la escena inicial de la película, colocada ahí no por casualidad, pues en ella está gran parte del tesoro que es este film, danzante, complejo, cerebral y poético, en esa escena con Natalie bailando, siendo cortejada por el cisne negro, se resume perfectamente lo que es un clásico instantáneo y el talento, aquí en mi opinión, está. No me quiero ir, sin antes mencionar también al GRAN Clint Mansell, compositor  habitual de los scores de los films de Aronofsky, y que aquí está perfecto, misterioso, sumido en el mundo de la película, completamente inspirado, tengo ganas de oír la banda sonora por separado, creo que es interesante ahondar también en la psique que Mansell ha imaginado. También se incluyen, claro está, fragmentos de El lago de los cisnes de Peter Tchaikovsky.

En conclusión: "Black Swan" es la película del 2010, y en nuestro país, lo será personalmente para el inminente 2011. Su perfección tango argumental como técnica, y la maravillosa, enervante, tóxica  y vaporosa sensación que deja, todo en el buen sentido (temblaba después de verla, os lo juro) nos sumergen el CINE en estado puro, en los sentidos (que poco abunda este tipo de cine amigos) y en la portentosa actuación de una ya adulta (después de tantos años siendo la eterna joven) Natalie Portman a la que nada se le puede ya reprochar. Una película perfecta brillante, irrepetible e imprescindible. Un merecido 10. En España la veremos en la cartelera el 18 de Febrero, más de dos meses después de que se estrenase en Estados Unidos, en fin, lo de siempre. Ya podéis ir apuntando el día en el calendario o haced como yo, que para celebrar la no aprobación de la ley Sinde la he conseguido por medios poco ortodoxos, je, no se merecen menos después del enorme tiempo que tardará en llegar el film a nuestra cartelera.

La Escenaza: Araña


- "Goodfellas" (Martin Scorsese, 1990) -

2010/12/25

"Black Christmas": Roja Navidad


Director: Bob Clark
Año: 1974
País:CANADÁ
Duración: 98 min.
Sinopsis: Durante el descanso de Navidad, las chicas de una fraternidad se preparan para retornar con sus familias, pero antes deciden hacer una fiesta. Durante la misma, las jóvenes reciben llamadas extrañas de un acosador, quien hace sonidos escalofriantes y se oyen diferentes voces, así como frases obcenas. Posteriormente, una de las chicas desaparece...
NOTA: 8/10  Ficha en IMDB

Vaya sorpresa más extraña y gratificante me he llevado con esta película del director de "Porky´s", Bob Clark, por recomendación de mi amigo Charlie. Resulta que "Black Christmas" podría ser la primera película de terror, del género que empezó a renovarse a mediado de los 70 que en teoría el señor Carpenter y su gloriosa "Halloween" habia resurgido con una pasmosidad creativa excelente, os hablo del genero "slasher", esas películas donde un psicópata va aniquilando las vidas de los personajes adolescentes. En este caso, la norma se cumple con naturalidad, el guión de Roy Moore presenta a un psicópata (al que no vemos su cara, Clark rueda su vista subjetiva, como lo que hizo años después Carpenter a base de steadycam con mucha más mano acertada en mi opinión) que acecha telefónicamente a un grupo de estudiantes (todas ellas mujeres, donde está la guapa y  borracha, la frikilona, la virgen que es la primera en caer, o la verdadera protagonista que no toma dicho rol hasta bien entrada la parte mitad del film) en una residencia. La fecha elegida para el caos, la sangre y el terror, es la navidad. La bizarra y macabra mezcla de villancicos, luces y nieve, dan un juego impecable dentro del film (y si en la de Carpenter nos situábamos en pleno Halloween, aquí el elemento navideño parece tener una doble lectura más cerebral que en aquella de Carpenter, ahí si hay que aplaudir a la película que nos ocupa).

El suspense (que a muchos le parecerá a día de hoy, recurrente y aburrido por ser visto en miles de film que fuero posteriores al pionero del que hablamos) está perfectamente medido, la residencia de chicas cada vez se hace más peligrosa, y el recurso de "esconder" al psicópata en la propia casa es de lo mejorcito del guión, pues todo el juego claustrofóbico y terrorífico está en lo que no vemos pero sabemos que de alguna manera puede aparecer en cualquier momento. Un punto a favor ya digo, del guión. Luego los asesinatos son a cual más dantesco y artesanal, Bob Clark mueve la cámara como un niño movería sus juguetes, con unas formas extravagantes, casi chulescas pero siento totalmente impactante en lo que rueda, lo que transmite con muy pocos medios.  Su pulso acelerado y a ratos pausado (esos paneos por los pasillos, o la escena final, a la cual hay que darle un premio a la crudeza, estilo y tremendismo que son de admirar, genial el cierre) logran marcar un estilo. Estilo del que Carpenter luego, pillaría su inspiración para su estupenda "Halloween", para mi, la cinta más emblemática de este tipo de películas y subgénero de terror. Lo único reprochable del guión, quizás algunos diálogos que suenan algo forzados o el giro final, arriesgado (aunque esos planos finales bien quitan esa sensación de decepción, con ese teléfono sonando en los créditos finales que inquieta y pone los pelos de punta) pero no obstante algo previsible para los más atentos.

Del reparto, en su global, bien, algunos mejores que otros, pero por lo general todos cumplen. Olivia Hussey como la protagonista casi por sorteo, muy correcta (aunque algo encorsetada en su rol de embarazada que conecta si o sí con el espectador que no quiere verla morir por ese hecho). Keir Dullea como el misterioso Peter, bien, aunque forzado por lo que ya sabemos. Margot Kidder en el papel de la chica borracha, mal educada y lianta (por cierto, la actriz interpretó a la mítica Lois Lane de l primer "Superman" y sus secuelas) o Marian Waldman, como la mujer mayor que se encarga de la residencia, un papel muy cachondo y tremendo, jeje. En general, un reparto coral que cumple bien su función sin destacar en demasía, pero si correcto. Destacar la ecléctica, inquietante y efectiva banda sonora original de Carl Zittrer, que cumple mucho con muy poco (pianos desgarrados y sonidos sintetizados muy bien situados en la acción).

En conclusión: "Black Christmas" es una película solo para los cinéfilos que disfrutamos de este tipo de terror ya algo obsoleto o quizás muy denostado con el tiempo. Existe un remake americano (La original es Canadiense), que no me atrae demasiado, parte de la "gracia" de este film es la época, lo que revolucionó en los 70, y su encanto artesanal o de serie B. Un 8, y grata sorpresa, la esperaba un pelín tosca, sosa y superficial, como lo fue "Viernes 13". 

"Eyes Wide Shut": Psicosis sexual


Director: Stanley Kubrick
Año: 1999
País:UK
Duración: 159 min.
Sinopsis: William Harford es un médico cuya vida parece ir bien. Tiene una mujer preciosa, una hija y un trabajo. Pero una noche su esposa le cuenta unas fantasías eróticas de cómo estuvo a punto de dejarle por un hombre que ni siquiera conocía. Abrumado, sale a la calle a visitar a un paciente. De vuelta a casa entra en un local donde un antiguo compañero le cuenta una misteriosa historia...
NOTA: 10/10  Ficha en IMDB

Esta nochebuena, me he decidido a ver una de las dos películas que me quedan por ver de la filmografía del maestro Stanley Kurbick. Una película que me ha impactado de sobremanera, un análisis completamente abrumador e inquietante (como muchas cosas que provienen del director) a la psique humana. "Eyes Wide Shut" era, allá por el 99 y lamentablemente, la última película en vida de Stanley Kubrick, su legado se cierra con ella, un cierre más que digno, ejemplar, impresionante, pese a que dividió a gran parte de la crítica y el público. El impactante libreto, lo firman Stanley Kubrick  y Frederic Raphael, basados en la novela de Arthur Schnitzler. Hay muchos adjetivos que a priori os podrían poner en premisa varios de ellos son: Cine en estado puro, actores diez, carisma, subtexto, sobriedad, icónica, enigmática, salvaje, parsimoniosa. Todos ellos le harían justicia y a su vez le quedarían cortos. La historia de Eyes Wide Shut, ahonda en lo más primitivo de la mente humana, el sexo es la piedra angular que hace girar una magnolia psicótica que se mueve entre la moral, la sinceridad, la mentira, los celos y la psicosis matrimonial de los protagonistas. A su vez, Kubrick hila una trama (la de la mansión, club sexual clandestino) de suspense perfectamente rematada, con una elegancia y sorprendiendo al público en su parte final (yo no me lo esperaba, y mira que me conozco a Hitchcock, je). Volviendo al subtexto del film, el personaje de Tom Cruise sufre, en medida causada por la sedución erótica (cerebral) de su mujer, una necesidad: conocer, adentrarse en la mente, dejarse llevar por el deseo (sin mucho éxito), viendo el exterior como un gran pozo sexual (Que lo es, Kubrick no exagera ni escatima en detalles tan sutiles como por ejemplo la hija del dueño de la tienda de disfraces o la tendencia del recepcionista del Hotel).

Y volviendo al extraordinario papel de Nicole Kidman (que en cada escena, cada diálogo que sale por su boca se come la pantalla, nos deja maravillados, un papel femenino disfrutable, complejo e impecable como pocos, en serio, fascinante de inicio hasta el glorioso diálogo moralista del final) un personaje esencial para las motivaciones y hechos que acomete el de Cruise. Kidman es la que anega la pantalla de sensaciones, de pesares (a través de sus sueños, consigue cambiar el rumbo de la realidad, una cosa sensacional que expone la película, y encima con el tema sexual, algo que jamás había visto con tanta precisión y arriesgada carga realista, punto de nuevo para el guión). Sus diálogos con Cruise son tan precisos, determinantes y envenenados (recalco el del final, que me parece uno de los mejores cierres que he visto en mucho tiempo) que Cruise se ve obligado a salir a la calle. Esa calle azulada (el uso de los colores que Kubrick utiliza, esa paleta que va de lo cálido, dorado, azulado y rojizo para puntualizar los fantásticos estados de la película) casi irreal, sedienta de sexo. Me encantan los detalles del film, los apoteósicos personajes secundarios (la prostituta con la que Cruise no llega a acostarse es uno de los momentos más sutiles y representativos hacia la crítica sexual que lleva el film, hay que estar atentos), aportando todos una gran variedad de conjuros, que hechizan al personaje de Cruise en su tormento, en su casi ingenuidad, que al más puro estilo Hithcock, lo van metiendo en un lío, una trama de espiral, turbulenta, enigmática, llega el nudo.

Llegados aquí, el terror psicológico (y sexualmente extravagante, "Pasoliniesco") inhunda la pantalla. Kubrick nos saca de New York, y nos mete en una mansión a las afueras. Nos avisa con el inquietante y resquebrajado piano de Dominic Harlan y la sectaria atmósfera musical de Jocelyn Pook. Entramos en el mundo de lo desconocido y las máscaras venecianas. El personaje de Cruise entra en la parte más bizarra y a su vez, atractivamente incomprensible (al menos llegados a esa parte) del film. La mansión del sexo. Allí, ocurren varios sucesos que dejan al espectador con el suspense en un puño, que se irán resolviendo en el eterno desenlace que parece no llegar nunca. Quiero resaltar la maravillosa forma que tiene Kubrick de retratar la mansión, con esos planos largos, exhaustivos con la steadycam, esos zooms tan característicos de su cine, esos encuadres, los colores rojizos que casi nos hacen oler a genitales, la falta de pudor. Nada está dejado a la casualidad de la historia, ese Walz con el que da inicio el film (y que nos muestra a Nicole Kidman desnudándose ante el espejo, ante el espectador, representandofilm que Kubrick nos ha dejado. Psicología hecha arte.

Por cierto, señalar también otro detalle curioso. ¿Os habéis fijado que en cada escena hay un árbol de navidad que alumbra la acción? para mi representa perfectamente el subtexto del film, no es casualidad que esté ubicado en navidad los acontecimientos, la fecha de la supuesta armonía y el consumismo. Precisamente se critica a la sociedad del puritanismo y del consumismo norteamericano, además de que en el subtexto la historia sexual sobresale como si el árbol observara cada paso degenerado y lascivo de los personajes, para mi es un elemento impecablemente colocado para representar eso (de hecho cuando Cruise decide apagarlo, en una de las escenas finales, decide contarle a su mujer la verdad al encontrar justamente su máscara, su mentira, acunando a su mujer a su lado, toma lirismo, impecable, sin palabras amigos). Como ultima curiosidad, el periódico donde Cruise descubre la noticia, tiene en su portada un titular que pone algo así como: "Suerte de estar vivos", uno de los mensajes subliminales del film. Del reparto, sensacional la pareja (Por aquella época, pareja en la realidad) Cruise/Kidman, y destacar como no, la gama tan perfecta de secundarios, desde el genial y desaparecido Sydney Pollack (aqui como actor), pasando por Todd Field, Vinessa Shaw en su fantástico papel de prostituta. Alan Cumming en el papel del recepcionista ya comentado antes, o una jovencísima y guapa Leelee Sobieski, en sus inicios como actriz. Un reparto fantástico, con una de las mejores interpretaciones de la Kidman (para mí la mejor de toda su carrera, junto a la de Virginia Woolf en "Las Horas") y un Cruise paranoico, sostenido, fantástico.

De Stanley Kubrick, poco más que añadir. Para mi, un maestro de maestros, un visionario con la cámara, con los colores, el uso de la música, el montaje, las interpretaciones o el guión, vanguardista. Un cineasta ante todo, libre. Mucho se dirá de él, que si está sobrevalorado, que si su cine es tal o pascual, "Eyes Wide Shut" es su perfecto cierre a una de las carreras más impresionantes que existen. Pues cada film es un acontecimiento único, y éste, no podía ser menos. Una pena, que nos dejara tan pronto.  Para los que conozcáis el film, os dejo con el diálogo final entre Kidman y Cruise. Para mi, un diálogo para enmarcar y de los cierres más arriesgados, fulminantes y existencialistas de la historia del cine:

"Pienso que quizá deberíamos estar agradecidos. Agradecidos por haber sobrevivido a todas nuestras aventuras, tanto si fueron reales, o sólo un sueño. 
- ¿Estás segura de eso?
¿Que si estoy segura?... Sólo estoy tan segura como de que la realidad de una noche y ni que decir tiene la de toda una vida, puede no ser la auténtica verdad.
- Y ningún sueño es nunca, sólo un sueño...
Lo importante es que... ahora estamos despiertos y esperemos que por mucho tiempo.
-Para siempre.
¿Para siempre?...no usemos esa palabra, me asusta. Pero yo te quiero, y sabes que hay algo muy importante que tenemos que hacer lo antes posible.
- ¿Qué es?
Follar."
En conclusión: "Eyes Wide Shut" es una película imprescindible, tanto para los cinéfilos, como para los que buscan dentro del existencialmo humano, o una posible respuesta en los deseos más ocultos de la mente humana, oscura, perversa, femenina (y esto no lo digo peyorativamente, todo lo contrario). La última película de Kubrick que me queda por ver, es "Espartaco" la que dicen, es su película más impersonal. A mi juicio, "Eyes Wide Shut" si que estaría entre las mejores, yo al menos la he disfrutado como pocas veces disfruto una peli. De esas que llegan para anidar en tu corazón y dejarte huella, eso me ha removido, me ha hablado, un cine dialogante, para ejemplo, el fragmento final de la película arriba. No hay más que decir, una joya. Un rotundo 10. 

"Cuento de Navidad": Dickens en el cine contemporáneo


Director: Robert Zemeckis
Año: 2009
País:USA
Duración: 98 min.
Sinopsis: Ebenezer Scrooge comienza las vacaciones de Navidad con su habitual actitud despreciativa y bruscos modales hacia los que le rodean. Pero cuando los espíritus de las Navidades pasadas, presentes y futuras lo llevan en un esclarecedor viaje que le revela verdades que él se resiste a ver, finalmente deberá abrir su corazón antes de que sea demasiado tarde...
NOTA: 8/10  Ficha en IMDB

El genial Robert Zemeckis (Director de "Regreso al futuro", "Polar Express" o la mítica "¿Quién engañó a Roger Rabbit?") sigue los pasos de sus anteriores trabajos en el campo animado, esta vez contando una vieja historia mil veces contada y de sobra conocida por todos, "A Christmas Carol", obra de Charles Dickens, eso si, al servicio de la iconográfica tecnología actual. El guión (adaptación del clásico navideño) lo firma el propio director, Robert Zemeckis. La historia de bondad, la metáfora sobre la vida, y el giro de ese tacaño personaje llamado Scrooge, esá perfectamente representado en la película. Los diálogos son concisos y a veces, se llevan la palma de una manera plausible (No como pasaba por ejemplo en "Polar Express" que a veces pecaba de redundante y algo infantil en este apartado). Zemeckis se apoya en el lenguaje visual para contar su historia, dejándose llevar por la caída y resurrección moral de un impecable rostro animado de Scrooge, interpretado (mediante la captura de movimiento) por un contenido y a su vez histriónico Jim Carrey. Carrey además de aportar matices a Scrooge, da con su voz, su gama de colores e incluso interpreta a más personajes dentro del film, la animación le ha permitido esta vez mimetizarse por completo en varios cuerpos, impecable el gran Carrey y muy lograda la animación, quizás el mejor personaje animado de la película. Zemeckis no obstante, adapta algunos pasajes a su gusto, deteniéndose quizás, en aquellos que más juego le dan visualmente a la acción de la película. Dickens vive dentro del efecto, de la algarabía técnica que Zemeckis crea alrededor de su historia, a veces con esmero y acierto, otras no tanto, pero vamos por partes. La adaptación, para mi, bien, correcta, he visto unas pocas películas sobre este cuento de Dickens, y aunque la representación es espectacular a nivel visual, creativo y artístico, he de decir que prefiero otras adaptaciones que me llegaron más al corazón que ésta (en particular una, también de la Disney y que forma parte de mi infancia,y gracias a ese film me se al dedillo el inolvidable cuento de Dickens). 

Volviendo al campo interpretativo-animado, encontramos algunos rostros ocultos entre capas de pixeles, como al irreconocible (tanto a nivel visual, como a sonoro) Gary Oldman que da vida a ojo, Bob Cratchit, Marley y el pequeño Tim. Otros "rostros" más reconocibles en pantalla son los de Colin Firth como el sobrino de Scrooge (la animación de éste es genial), Robin Wright en un pequeño papel (el modelo animado parece el mismo que se uso para la actriz en "Beowulf", sin pasar antes por la sala de pulido), o Bob Hoskins. Todos, claro está, con la mira puesta hacia el show que Jim Carrey genera dentro del film, su trabajo no consiste solo en poner la voz, solo hay que ver la peli para saber que no está "animado" sin más, su caras, sus gestos (algunos más logrados que otros, pues sigo pensando que ésta técnica sigue estando carente de alma alguna, algo que con actores de carne y hueso se podría haber gozado mucho más ampliamente, pero en fin, es lo que Zemeckis lleva vendiendo algunos años).

Alan Silvestri, habitual compositor del director, y veterano maestro. Orquesta un score muy navideño, quizás bajo la superficie durante casi todo el metraje, pero muy sentido en general, un buen score, no lo más destacado que ha hecho con Zemeckis, pero si muy buen trabajo. Y llegados a la dirección, Robert Zemeckis. Tengo que aplaudir a Zemeckis por desempeñar el riesgo que requieren este tipo de películas, siempre polémicas por el mero hecho de ir un paso más allá en el campo tecnológico, que a veces, no es del gusto de todos, dejando la historia o los guiones como meras excusas para probar los avances. "Cuento de Navidad" tiene una de cal y otra de arena en este aspecto, veamos lo bueno para empezar. Por un lado, Zemeckis crea unos planos geniales, llenos de claroscuros, contrastes, de una luz rica en matices, colocando su cámara para relatar con precisión alguno de los pasajes (Cuando Scrooge entra en su mansión y observa la llegada de su socio muerto, estamos quizás ante la escena más aterradora del film, realmente acojona y está perfectamente realizada, con sus pausas, su tensión, unos planos magníficos, de lo mejor), o por ejemplo, el uso de las sombras para representar al espíritu de las navidades futuras, los sets digitales tan fantásticos, o el fragmento del espíritu de las navidades pasadas, toda esa parte, procesada como si de un plano secuencia se tratase, con los paneos de un lado a otro, el seguimiento (aunque a veces marea, todo sea dicho), el modo que Zemeckis hilvana las secuencias, chapó. 
Por otro lado, se sigue pecando de algo que odio en las películas de animación que se toman esta licencia, la cámara que se pasa por el forro las leyes de la física, la cuarta pared y la madre que los parió. Vale que Zemeckis "vuele" a velocidad del rayo por Londres sin miedo a que se le caiga la cámara de mentira, vale que haga planos secuencias de mentira (pues hay cortes, pero al ser digital la cosa es diferente, y al "pegar" las escenas no se nota cuando se trata de los planos secuencia, quedando un resultado genial) con resultados satisfactorios, pero ahora, traspasar un cuerpo, colarse entre algo que es imposible que una cámara pueda traspasar, es algo que no me gusta dentro de este film (el plano secuencia inicial es un ejemplo claro, antes de que la cámara se detenga en el letrero de la tienda de Scrooge, viene esto que narro) igual el estricto soy yo, pero a nivel personal no me gusta, pues me hace creer menos la historia, lo palpable de sus personajes fotorealisticos y la realización en general como medio físico posible. No obstante, quitando estas cosillas ( La secuencia donde Scrooge tiene una persecución extenuantemente alargada donde encoje, que no aporta gran cosa a la película, por ejemplo) y algún que otro efectillo de cámara que deja entrever su concienzuda funcionalidad solo en el formato 3D viendose el plumerillo descaradamente en el 2D, todo lo demás es para aplaudir a un director, que oye, todo sea dicho, es muy criticado con verdadera severidad e injusticia. Creo que dentro del campo de la animación, nos guste más o menos, Zemeckis es uno de esos tipos que aportan algo a ella, al menos diferente y curioso. Eso sí, de vez en cuando podría descansar, y rodar algo real, físico, con actores sin retoque digital.

En conclusión: "Cuento de Navidad" gustará a aquellos que hayan disfrutado con las películas de animación de la factoría Zemeckis. Para los niños, es una nueva y contemporánea manera de descubrir el clásico atemporal de Dickens y verlo de una manera muy estética, muy visual, demasiado bien imaginada, pero los tiempos mandan. Zemeckis firma una buena película, muy recomendable, sobre todo, para estas fechas y con Jim Carrey, como suele ser costumbre, inspirado, sublime y magnificente. Un 8.

2010/12/24

Xmas Time [Vol1]: Esto está soso ¿Eh?

Bueno amiguitos y amiguitas, como viene siendo ya tradición y costumbre, los días de nochebuena y nochevieja en el rinconcito nos vestimos de navidad (aunque se nos vea la goma elástica en la barba blanca del señor gordo de la Coca-Cola), para así traeros lo mejorcito  que podéis encontrar tanto en el panorama televisivo, autónomo o en la cartelera, aparte claro, de la típica reseña sobre la noche del año que más se come (y se derrocha también en comida). Ya os aviso, esta navidad está siendo un poco sosilla en cuanto a contenido audiovisual. Soso a nivel general, llega demasiado rápida y abrupta, cada vez antes. Aún así, y antes de que los espíritus de la navidad presente, pasado y futura me visiten, os deseo, ¡Feliz Navidad!

La Cena en familia:
La ya ceremonial cena de navidad es esa noche del año donde vemos a todos nuestros seres queridos reunidos en la misma mesa borrachos, indecentes y quizás hasta mosqueados con alguno, pero es tiempo para perdonar amigos. Abuelos, abuelas, padres, madres, hermanos, primos pesaos, sobrinitos que te tiran la papilla en la cara queriendo darle un mordisco al pavo, a las gambas o al jamón. Luego, chupitos, turrón y a cantar canciones típicas de estas fechas, esos villancicos que tan absurdos suenan pero que tanto nos hacen reír en buena compañía. Luego ya que cada uno le de a la zambomba donde bien quiera, jeje.

El Mensaje del Rey:
El momento más esperado del año (No me refiero a eso que los cristianos llaman la llegada del mesías) ríete tú del estreno de Avatar, la gente lo habla ya en la panadería del pueblo, en las calles de humo en New York, el discurso del Rey es ya un clásico de la televisión, mientras los más republicanos, o simplemente tocapelotas de la familia empezará a criticar su mítico y tan "bien escrito" discurso navideño, cual peñafiel con ojos inyectados en sangre. Así que ya sabéis, todos esta noche pegados a la televisión (o mientras comemos, total) a la habitual hora de su aparición mariana en todas las televisiones a la vez, las 21:00 horas. Aunque yo personalmente, me quedo con otro discurso, del verdadero Rey de España.


Televisión:
Y si el año pasado, la televisión en este día tan de reclamo para los espectadores que ven la caja tonta era bastante sosa de contenidos, éste año quizás el adjetivo pueda ser más aplicable que nunca, pues el panorama que nos ofrecen las cadenas nacionales (tanto públicas como privadas) es bochornoso, y desde aquí hago mi protesta, vaya "zurrullada" de parrilla. Yo como siempre, pasaré tres pueblos de la tele, quizás le dedique algo de mi tiempo a lo de siempre, la nochebuena con Los Simpsons. Antena 3 emitirá dos nuevos episodios de la temporada 21 de la serie: "La bruja Bravata" y "Oh, hermano ¿dónde estás?". Después, la cadena repondrá dos episodios que pertenecen a la quinta temporada. Poco más que destacar, Cuatro dedica la noche a un reportaje especial de Callejeros centrado en las cenas de nochebuena. Y en la primera de Televisión Española, a primera hora de la noche (21:15) emite un especial de esa serie nos alcanzará el tiempo antes de que concluya, un especial de navidad de "Cuéntame cómo pasó" aparte del ya habitual repertorio del Show (porque no se me ocurre otro calificativo posible) de Raphael. De las demás cadenas poco que decir. Yo os recomiendo el cine en casa, o en todo caso, y siguiendo la temática que toca aquí, la tele en casa. Podéis veros series que merezcan más vuestra atención, ya que muchas, dedican algún capítulo a la navidad, como por ejemplo, el último capítulo del nuevo regreso de Futurama, que realmente me gustó, pues ponen a la navidad como excusa para satirizar sobre el fin del mundo o el cambio climático contando tres pequeñas historias que son la caña, recomiendo que lo veáis si os gusta la serie.



Cine (en cartelera o en casa):
Y como no, el apartado cinéfilo que muchos de vosotros preferiréis elegir esta noche, mantita y al toro. En cartelera ahi poco que os pueda recomendar (pues este año, el panorama ha sido bastante triste en rasgos generales, ya os hablaré mejor de ello el día 31). "Balada Triste de trompeta" de Álex de la Iglesia, que no he visto aún, pero que sin duda será lo más destacable de estas navidades, junto con la tercera entrega Narniana, "Las Crónicas de Narnia: La travesía del viajero del Alba", o una de las pelis del año (Que alguna cartelera aún sostiene) "The Social Network" de David Fincher. Mucho más recomendable (Por la parte que me toca) encender el DVD y disfrutar de películas más concretas para esta noche. Films recomendados (alguno os los traeré a modo de reseña) para estas fechas en casa: la recurrente "¡Que bello es vivir!" de Frank Capra, un clásico irrepetible. "Batman" de Tim Burton, que aunque nos os suene a navidad, también está representada a pinceladas dentro de la película.  "Polar Express" y "Cuento de Navidad" de Robert Zemeckis y con Jim Carrey digitalizado, dos películas contemporáneas que respiran navidad por sus costados. "Sólo en Casa" y "Sólo en casa 2", míticas películas de mi infancia con el eterno niño Macaulay Culkin. "Un padre en apuros" con el mítico Chuache haciendo el canelo como Turboman. La también recurrente "Pesadilla antes de navidad" de Henry Selick. "Los teleñecos en cuento de Navidad" una peli de mi infancia que recuerdo siempre con mucha intensidad en estas fechas (También basado en el famoso cuento de Dickens).

 Nada más, desearos que paséis una cálida nochebuena con todos los deseados e indeseados de vuestra familia (que los hay, no os hagáis los perfectos, jeje), aplazamos pues el segundo especial de Navidad para Nochevieja, despidiendo el año y recopilando lo mejor de este 2010 en cuanto al cine se refiere (flojo año, tanto en la cartelera como en el propio blog). ¡Feliz Navidad a todos!.

2010/12/22

Funambulistas del mañana

- Sabes que me siento atrapado entre lo que proyecto y tu lejanía. Ya no siento nada por los rascacielos, el dinero o el éxito. Me da igual el cambio, la ambición. Te enfadas, pero ya nos hablábamos a gritos desde entonces, el viento ha ido apaciguando eso con el tiempo desde el principio. No comprendías el mar, tampoco a los locos de ese pueblo que se convirtió en mi celda y del cual conseguiste escapar cuando eras tan solo una niña, aplastastando mis sueños con tu puño, sin importarte lo que dejabas atrás. Nunca entendiste a los funambulistas de la supervivencia. Dormidos, muertos,  despeinados, cansados de caminar a ningún lugar, tediosos al cortar el pan, indiferentes a engordar, verse feos, dantescos, de dientes torcidos y chisteras con un as en su reverso que no dejaba de volarse hacia el oeste. Algunos lo llaman conformismo, incapacidad, fracaso. Para otros, es caminar en una línea recta, vacía de tornados, de manzanas podridas, llena de blues y guitarras que el viento te lleva, sonándote arcaicas, aburridas, tremendistas canciones del anteayer. Has cambiado y yo soy un viejo joven, ya solo nos queda la muerte y tus cabellos rubios de seda ondeando en el horizonte, imperecederos en el pensamiento, en el olvido.

2010/12/20

"Perdita Durango": Loca evasión de sal gorda


Director: Álex de la Iglesia
Año: 1997
País:ESP
Duración: 130 min.
Sinopsis: Perdita Durango es una mujer joven y peligrosa. Cada noche sueña con un jaguar que lame su cuerpo desnudo y se acuesta a su lado. Morena, sexy y muy descarada, lo suyo es aprovecharse del prójimo y vivir a tope, arrastrando con cierto orgullo un pasado bañado en sangre y extrañas pasiones 
NOTA: 5/10 
Ficha en IMDB


Ganas le tenía a esta película del gran Álex de la Iglesia. Su inclusión en las Américas nos dejó éste extravagante y quizás irregular film de impecable factura técnica eso si. "Perdita Durango" quizás sea la mezcla más ácida y bizarra de su director (aún no he visto "Balada triste de trompeta" así que puedo cambiar de opinión con ésto último), una película que tampoco es mala como muchos la ponen, pero que tampoco es una maravilla ni de lejos, la mejor, ni la más arriesgada película de su director. El guión, no lo firma un extraño, el señor David Trueba, el propio Álex de la Iglesia, Jorge Guerricaechevarría y el escritor de la novela en la que se basa el film ,Barry Gifford, son los encargados de construir una historia extraña, que bebe de clásicos que a mi me han venido a la cabeza como irremediables. Por un lado es una revisión de "Bonnie and Clyde," mezclado con "Loca Evasión" de Spielberg, agitado por el cine de Robert Rodríguez (guardando las distancias, claro) y las bizarradas de humor negro, sexo, locuras y estridencias varias del mundo del propio Álex de la Iglesia. Quizás su primera mitad y su parte final, sea lo más destacable del film, toda esa mezcla parece no cuajar del todo bien o al menos yo no me la creo demasiado (como me pasó con "Muertos de Risa") y pasa, que cuando la película intenta ponerse seria, intenta que el espectador conecte en cierta manera con estos rudos, gamberros y "encocados" personajes (en sentido literal, porque ya me dirás tú, las escenitas de Bardem en las ceremonias espiritistas), la cosa no funciona del todo, algo falla. Como falla también el ritmo, pues para mí al film le sobran escenas innecesarias o realmente largas, llegando a ser tediosa a veces, las dos horas y cinco minutos que duran, bien podrían quedarse en una hora y media, para lo que de verdad cuenta la simple (por momentos divertida) historia del film. 

Y aunque el libreto esté lleno de bizarradas gamberretas, dantescas escenas (a veces hirientes, como esa de los bebés desparramados por el arcén o la que insinúa un acto de pederastia con el capo, pez gordo del film), y momentos donde la atención del espectador carece de interés, bien es cierto que tampoco es una mala historia, pues, mientras que en las partes que es pasional, sexualmente sucia (lo que nos lleva al lado más primitivo del ser humano en ocasiones), y utiliza ciertos estereotipos étnicos de todo tipo, no hay problema, ahora, el mayor dilema es que cuando se pone seria, no funciona y ahí, se le restan todos los puntos. Es algo en lo que para mí, De la Iglesia peca en varios de sus films, cosa que comprendo y admiro, pues es una receta compleja de aunar, pero en ciertas películas funcionan ("Crimen Ferpecto", "El Día de la Bestia" o "La Comunidad" son buenos ejemplos de ello) y en otras se queda muy por debajo de lo esperado ("Muertos de Risa" o "Los Crímenes de Oxford"). No obstante, tiene buenos puntos, pues el reparto está bastante correcto, Javier Bardem tiene el dificil y estridente papel del espiritista bandido Romeo. Rosie Perez como Perdita, tipa dura y bomba de relojería femenina también tiene una aportación muy aceptable. Y los secudarios están muy metidos en lo que les cuenta De la Iglesia, es el caso de Carlos Bardem (hermanísimo), el cachondísimo (aunque algo desfigurado) papel de James Gandolfini (Mítico Tony Soprano). Y los adolescentes que son secuestrados en el film, la guapa Aimee Graham (Que os sonará mucho si conocéis el cine de Rodríguez y Tarantino por un par de pelis suyas donde aparece), y el genial papel miedica que interpreta Harley Cross. Santiago Segura tiene un pequeño papel a modo casi de cameo se podría decir, muy de su estilo e indiosincracia, je.

Y para mí, el mejor punto de la película, es la acertada dirección de Álex de la Iglesia. Su paso al otro lado del charco sigue aportándole calidad a lo que rueda. Es  una tontería decir que Álex está aquí mucho más americano que nunca, porque su cine siempre ha sido admirador de él. Y aquí parece encajar perfectamente con lo que cuenta, rodando con mucha soltura y artesanía. Las escenas de acción por ejemplo, están perfectamente rematadas y tienen mucha adrenalina. Un buen trabajo tras la cámara, como siempre, de factura impecable. Destacaría también la cálida y amarillenta fotografía de Flavio Martínez Labiano, que a mi personalmente me ha gustado, pues tiene bastante personalidad. La banda sonora original, la firma Simon Boswell, (Inspirado por Alan Silvestri una barbaridad) una portentosa composición que a veces se da ella sola demasiada importancia épica, pero que está bastante conseguida en general. Otra cosa negativa que me ha matado, es el doblaje al español que ha dirigido el propio Álex. El film está rodado en inglés, pero Bardem, Segura y alguno más, se han doblado a sí mismos junto con los dobladores profesionales que prestan sus voces a los demás personajes, consiguiendo un resultado un poco chirriante

En conclusión: "Perdita Durango" no es la mejor película de su director. Tiene puntos buenos, sí, pero también flojea en muchos otros aspectos. Su fórmula de mezclar, acción, humor negro con el drama de algunas partes, no cuaja del todo en el collage que De la Iglesia compone con una cámara muy inspirada, con unos planos muy Tarantinianos y rodando su road movie particular, al estilo más americano posible. Un 5 y deseoso de ver su último trabajo "Balada triste de trompeta", donde me temo, tendré que volver a luchar con esa mezcla de géneros que van entre humor, bizarrada y drama que el majete de Álex parece obsesionado en incluir en todas sus películas.

2010/12/19

"Las Horas": Mujeres encerradas en sus propias vidas


Director: Stephen Daldry
Año: 2002
País:USA
Duración: 114 min.
Sinopsis: Historia de 3 mujeres a la búsqueda de un sentido en sus vidas. Cada una de ellas vive en una época diferentes, pero las tres están unidas por sus anhelos y sus miedos. Virginia Woolf, en un suburbio de Londres a principio de los años veinte, lucha contra su locura mientras empieza a escribir su primera gran novela, "Mrs. Dalloway". Larua Brown, una esposa y madre de Los Ángeles a finales de la Segunda Guerra Mundial, lee "Mrs. Dalloway" y la encuentra tan reveladora que empieza a considerar un cambio radical en su vida. Clarissa Vaughan, una versión contemporánea de "Mrs. Dalloway", vive en la actualidad en la ciudad de Nueva York, y está enamorada de su amigo Richard, un brillante poeta enfermo de SIDA      NOTA: 9/10  Ficha en IMDB


Para que negarlo, iba un poco indiferente hacía esta película, aunque me llamaba muchísimo su portentoso reparto y banda sonora. La razón, su director, Stephen Daldry, autor de dos films conocidos, "Billy Elliot" que me parece un buen film, y la correcta "The Reader" la cual me dejó una sensación agridulce, entre la magnificencia fílmica y las tediosas formas de su narración sin ser del todo un mal film, extrañeza. El film que nos ocupa, "Las Horas" es la anterior a aquella película, y sin lugar a dudas, tengo que decir que es la mejor película que firma su director hasta la fecha. Un relato introspectivo, profundo y emocional hacia el sentido de la vida, contado por la voces de tres mujeres excepcionales, perdidas, cerebrales, tristes, sentidas, frágiles y fuertes a su vez. El guión lo firma David Hare, adaptando la novela de Michael Cunningham. El acierto total de un guión mas o menos coral, es la transición de los personajes en diferentes épocas, la lírica que desembocan sus sentimientos a través de tres mujeres que deciden dar un paso en sus vidas y dejar atrás el pasado que les atormenta, atrapadas en su propia vida, en sus tormentos emocionales, sumidas en la falsa felicidad, dispuestas al suicidio del ideal por buscar su sitio. Coraje, amor, autosuficiencia y existencialismo son conceptos que dentro del magistral libreto se dan la mano con fuerza, impregnando la película de detalles, simbolismos. Todos ellos unidos de alguna manera por  las horas, por el paso del tiempo, a través de las palabras, de la literatura, de la vida de Virginia Woolf (Quizás estemos ante el biopic más original y atípico que se pueda considerar, sin serlo en su mayoría, jeje). 

Así pues, la historia nos cuenta el proceso reflexivo de tres mujeres en plena madurez de sus ideas, perdidas no obstante dentro de sus cabezas implorando el cambio hacia la vida, cuestionando la vida y la muerte como una posibilidad tan fina y tangible como perderse entre las sombras de sus propias naturalezas. De ahí parte el film con el excepcional papelón de una transformada y magistral Nicole Kidman, dando vida a Virginia Woolf. Un papel que le valió el merecido Oscar, pues la Kidman está espléndida, misteriosa, frágil y palpable en todas sus escenas (la de la estación de tren es sencillamente sensacional en cuanto guión e interpretación, toda una lección de cine). Julianne Moore, también da con otro papelón a su altura, una pedazo de actriz en un papel sencillo, situado en la época de la pomposidad y la falsa estabilidad americana de los años 50, un papel femenino pero lleno de matices introspectivos, jugando un papel tremendo hacia el subtexto de sus miradas, de su complicidad con el niño, o su maravillosa escena con otra pedazo de actriz que tiene un cortito papel aquí, Toni Collette, donde ambas están de maravilla. En la época actual que muestra el film (2002) se mueve para mí, una de las grandes actrices de nuestro tiempo, Meryl Streep, que nuevamente demuestra con muy poco lo gran actriz que es, su papel es perfecto. Dentro de estos fragmentos del presente, destacar el rol magnífico de Ed Harris, que se marca un papel impresionante conteniendo quizás las mejores escenas junto a Streep dentro de la película. Del espectacular reparto, también hay que destacar los secundarios de lujo como el siempre genial John C. Reilly, Miranda Richardson o la guapísima Claire Danes. En definitiva un reparto memorable, donde todos están de 10. Película de actores en estado puro.

En la dirección, para mí la mejor de todas las aportaciones del director Stephen Daldry están aquí. Para mí su film más delicado, armonioso en su montaje, su reminiscente estructura narrativa (hay planos que significan ciertas cosas en diferentes épocas con diferentes personajes) que parecen bailar a la perfección dentro de la película. Daldry mueve perfectamente la cámara, dirige como nadie a los actores del film y centra la acción con soltura y poder visual (algo que añoré un poco en "The Reader"). Destacar también la impresionante banda sonora original de el gran Philip Glass, que deja su huella, su estilo dentro del film, quizás componiendo la mejor pieza musical que este señor haya realizado para el cine, a mi modesta opinión. Recomiendo oírla por separado, una delicia para los sentidos, sin lugar a duda. No me voy sin olvidar el diseño de producción del film, acertadísimo en todas las épocas que tocas, bien diferenciados y aunándose de manera natural con la genial fotografía de la película. Y como no, el montaje, que juega yo diría, un papel esencial en como muestra la historia la película, decisivo y una manera original de usar la elipsis cinematográfica o las diferentes épocas, con mucha maestría.

En conclusión: "Las Horas" es para mí, una película especial, muy reflexiva y de esas categorizadas como películas de actores. Con un repartazo que está totalmente entregado y perfecto, consiguen que su director, Stephen Daldry, filme personalmente, su mejor obra hasta la fecha (tiene tan solo tres películas, es pronto para juzgar en amplitud su trabajo como director). Un 9.