2014/01/22

Lo que el viento nos dejó

Y al final siempre me quedo a solas contigo... cine. Amantes hasta la muerte, porque nadie más lo podrá entender nunca. Da igual que hablemos de que nos parece una película u otra defendiendo unos ideales subjetivos, lo genial de esto es que es una experiencia individual de cada uno y mi opinión o la de cualquiera no hace justicia a la magia y magnificencia de un medio que a día de hoy consigue que no me arranque la piel a tiras. Buenas noches.


1 comentario:

Ivan Gonzalez Martin dijo...

El mágico mundo audiovisual,es sin duda el mundo que todos querríamos poder vivir. Y es cierto que hay personas que no comprende, que el cine es una amante caprichosa, pero que se deja abrazar y querer. Es mucho más humano a veces, que las propias personas que nos rodean. Un Saludo