2011/12/27

El blog de Nohappyendings Films

Para todos aquellos que seguían el blog de Luigi Arts, hemos cambiado la dirección. Como bien sabéis, Luigi Arts cerraba sus puertas al final de año para dejar paso a la nueva productora independiente que hemos ideado, Nohappyendings Films. A partir de 2012 nos esperan nuevos proyectos e ideas en esta productora que ya lleva cinco cortos en post-producción. la dirección es: www.nohappyendingsfilms.blogspot.com y el diseño weblog sigue siendo el mismo que el que teníamos en Luigi Arts hasta nuevo aviso. Gracias.

Lo mejor (para mi) del 2011

Personalmente, el 2011 ha sido un año cinematográfica mente hablando, muy curioso. Por un lado ha tenido meses de sequía de buen cine  y por otro, una cantidad de películas originales, frescas y muy peculiares que se han colado directamente en la memoria de un espectador centrado en darle la taquilla a quien menos se lo merecen (piratas, torrentes y vampiros varios). Por mi parte, un año con buenos films (no contaré la mayor parte de películas de los Oscars que se estrenan en España en el 2011 cuando realmente pertenecen al 2010, como es el caso de por ejemplo, "Cisne Negro", "Winter´s Bone" o "127 Horas", grandes películas, pero del 2010 chicos) y como es imposible analizarlos todos debido a la poca vida del blog, os dejo mi top 10 personal de lo que más me ha llamado la atención en el cine este 2011.

TOP10: NÚMERO 10 - "RANGO" (Gore Verbinski)

Gore Verbinski, será recordado mundialmente por ser el director de las tres primeras películas de "Piratas del Caribe", más allá de eso, este señor siempre me ha parecido un director muy interesante, con una imaginación genial y de ahi parte la genialidad de "Rango". Film de animación que con toda seguridad se ganará adeptos y votos en los Oscars de este año (Pixar no manda en esta ocasión,"Cars 2" personalmente me pareció un tostonazo). "Rango" es original, un western animado con humor, grandes escenas de acción y un trabajo de animación espectacular (de ILM por cierto). Johnny Depp es la voz y el caminar del camaleón, y el esmero se nota con creces. Recomendable para cinéfilos, amantes de las películas de animación que ofrezcan otra cosa, una alternativa visual y esta vez, con el género de géneros en el tintero, el Western. A mi personalmente me encantó la inteligencia que desprendía el guión de John Logan.

TOP10: NÚMERO 9 - "El Origen del Planeta de los Simios" (Rupert Wyatt)

Quizás la mayor sorpresa del 2011. Una película por la que todo el mundo apostaba más bien poco y que fue un film palomitero de gran calidad narrativa, con un subtexto de gran crítica social y una humanidad dramática inusual para un film de supuesto dinero fácil, cosa que no fue. Descubrimos al debutante Rupert Wyatt (al que habrá que seguir de cerca) en la dirección del film, y vimos como Andy Serkis volvía a bordar un papel en su enmascarado simio digital. La película viene a la mente inmediatamente con muchos momentos para el recuerdo, de esos que se quedan en la memoria colectiva, quizás de ahi parte su éxito de crítica y público, carisma, algo que han olvidado muchos directores que lanzan grandes blockbusters. Lo peor imagino, vendrá ahora, con las secuelas de este film que por cierto, tuve el placer de analizar en el blog en su momento.

TOP10: NÚMERO 8 - "Red State" (Kevin Smith)

Brutal película en el estreno del siempre interesante Kevin Smith, esta vez en el género de terror. A mi me empequeñeció en la butaca y disfruté sus 88 minutos en su totalidad. Un film que expone como terror la realidad ignorante de la sociedad en general, pero en concreto la Americana, el fanatismo religioso o la incompetencia humana. No se anda con chiquitas, y esa mala leche es lo que hace grande "Red State", inclusive sus formas, su dinámico, enfermizo y endiablado montaje, que no te deja respirar ni un solo segundo, sacan a un Kevin Smith muy inspirado. También nos deja una interpretación legendaria de Michael Parks, que seguramente será ignorada en los Oscar, con mucha mucha injusticia, es uno de los papeles del año amigos. Os la recomiendo fervientemente.

TOP10: NÚMERO 7 - "Un Dios Salvaje" (Roman Polanski)

Con toda seguridad, la película más sencilla, corta y teatral de el genial Roman Polanski, uno de mis directores fetiche. "Carnage" o "Un Dios Salvaje" expone la hipocresía de sus personajes a niveles dantescos, cómicos, desesperados, es un análisis de la individualidad humana y de la guerra de sexos, invadida en un solo escenario, cual obra teatral. Y es ahi donde toca de lleno, su minutaje pasa volando y cuando empiezas a sentirte partícipe de una genialidad (que lo es) se acaba. Kate Winslet, Jodie Foster, Christoph Waltz y John C. Reilly están fantásticos en sus papeles. Sin duda una película para relamerse los dedos, un film de actores y para actores, con Polanski jugando muy bien (aunque sin efectismos ni nada por el estilo) con un solo espacio, con su buen hacer. Genial.

TOP10: NÚMERO 6 - "The Artist" (Michel Hazanavicius)

He aquí la gran triunfadora (o perdedora, según se mire) de los Oscars de este año. La película de Hazanavicius, arrasa por donde quiera que vaya, y no es para menos. Tuve la suerte de ver "The Artist" en el cine Cervantes de Sevilla, de esos cines con palcos y clásicos de los que quedan poquitos, eso ayuda. Más cuando es una película muda, en blanco y negro, rodada en 4:3 y en 2011. Todo un prodigio de película, fantástica en todo, deja boquiabierto desde el primer hasta el último plano. Aire fresco para el cine actual, y film imprescindible para cualquier cinéfilo que se precie. La escena: Aquella donde el protagonista sueña con el sonido y sin duda alguna el final. Ya estáis tardando en ir a verla.

TOP10: NÚMERO 5 - "L'illusionniste" (Sylvain Chomet)

Para mi, la mejor película de animación del año y me atrevería a decir que una de las que más perfectas me han parecido en mi vida. Basada en un guión inédito de Jacques Tati, Chomet hace grande tanto la animación, como la historia del Ilusionista. Un personaje que ve en decadencia el mundo de la magia al encontrarse con la modernidad de nuestros dias. Una historia muda prácticamente, con mucho hincapié hacia el detallismo extremo (cosa que me encantó) y con un final que impacta por su crudeza y dramatismo. No es un film al uso, pero es tan precioso y mágico que merece la pena darle una oportunidad. Me arrepentí de no verla en una pantalla grande, pues es donde realmente se merece verla.

TOP10: NÚMERO 4 - "Melancholia" (Lars Von Trier)

Lars Von Trier ha vuelto a dejar a medio mundo impresionado, tras su inmenso trabajo en "Antichist". Aquí con una historia tremenda, una espiral claustrofóbica y paranoide de lo que vendría a ser el final de nuestro  mundo tal como lo conocemos. "Melancolía" es una película de enorme en cuanto a lo visual, pero también es fantástica en como expone (y casi juzga de manera descabellada) el final del mundo. Kirsten Dunst hace el papel de su carrera, y mi amada 
Charlotte Gainsbourg, vuelve a demostrar lo gran actriz que es. No se puede explicar, es un film que hay que ver, sus diez primeros minutos (como pasaba en "Anticristo", de la que por cierto, bebe mucho en sus formas narrativas) son impresionantes, y su final, desgarrador. A muchos le parecerá otra "paja mental" de Von Trier, a mi personalmente, me ha parecido un film increíble en muchos aspectos, altamente corrosivo, delirante, poético y hasta macabro.

TOP10: NÚMERO 3 - "Midnight in Paris" (Woody Allen)

Woody Allen siempre es sinónimo de genialidad, pero esta vez ha convencido a mucha más gente de que su medianoche en París, es otra de las películas de su carrera. He ahi las nominaciones a los Globo de Oro y su capacidad innata de ensimismar al espectador con esta historia de viajes en el tiempo y sueños perdidos, bañado con el Paris de Woody, una ciudad mágica también para el que os escribe. Owen Wilson más comedido que de costumbre, hace un papel genial, pero a mi la que me gana siempre es la señorita Marion Cotillard, fantástica y deslumbrante en sus escenas. Una película para soñar, lo más criticado de ella, su final, para mi, fantástico, como su genial también inicio con el Si tu vois ma mère de Sidney Bechet. Magia amigos.

TOP10: NÚMERO 2 - "Super 8" (J.J. Abrams)

J.J. Abrams podrá ser odiado en medio mundo por ser el creador de "Perdidos", pero para mi es uno de los directores actuales que siempre propone evadirnos con algo nuevo. Esta vez, nos traslada a los nostálgicos 80, esos años donde el cine era un tanto especial, donde las palomitas y la ciencia ficción no eran más que explosiones sin más. "Super 8" es una historia fantástica, llena de aventura y con un amor hacia el cine como pocas veces se ven en la pantalla. A mi me fascinó, y de hecho, se convierte en mi segunda película favorita del 2011 porque saca al mejor niño que llevamos dentro. Es una película que habla de la aceptación, de la ilusión, de encontrar tu camino, de dejar marchar los prejuicios y al pasado (con un sentido de la metáfora fantástico en su escena final). Mezclados con ese humor tan macarra de aquellos films con niños ochenteros ("Stand by me", "Los Goonies", "E.T.") y su arrastre visual. Nostalgia y calidad se dan la mano, film 10 y entrañable para los cinéfilos que de verdad crecieron con este tipo de películas geniales. A mi me encantó y pienso muy sinceramente, que quedará en la memoria cinéfila más allá de 2011.

TOP10: NÚMERO 1 - "El Árbol de la vida" (Terrence Malick)

Terrence Malick ha dejado a medio mundo decepcionado, frustrado y cabreado con "El Árbol de la Vida". Y yo que me alegro. El film es toda una oda visual al sentido de la propia vida, de la naturaleza incomprensible de las cosas, de la jerarquía del silencio. Una poesía visual que no tiene porque entenderse como una historia lineal. Que pase esto en 2011 es lógico, todo el mundo quiere que le digan lo que tiene que pensar al ver una película, y Malick ha rodado un film que no pertenece a esta época. Para mi, es una película que merece dos, tres, diez visionados, una película para rascar, para dejarse llevar. Un film de sentimientos, para abrir los ojos y reflexionar en silencio, sin palomitas, en soledad. Salí tremendamente impactado con cada imagen, con su grueso metraje, con su magnifica manera de representar los misterios del universo. Y es por eso que me parece un film arriesgado, que consiguió el número 1 gracias a Brad Pitt (asi somos los españoles señores) y que pasará también a la historia de las películas de culto en un futuro. Hay que verla sin prejuicios, hay que sentirla dentro y dejar que te lleve, como encontrarse con la naturaleza y aceptar su magia invisible, es algo asi. Y ya de paso, maravillarse con el sensible y genial papel de la maravillosa Jessica Chastain. Para mi el film del 2011, inusual, arriesgado y fantástico en muchos sentidos. Os dejo la crítica que le dediqué en el blog.

Poco más señores, esperar el 2012 como agua de Mayo, pues en él, veremos de nuevo en cartelera a Eastwood, Allen, Spielberg, Jackson (con la primera entrega de "El Hobbit"), Nolan (Con la última entrega de "Batman"), Scott (Con su precuela de "Alien"), Burton, y un sinfín de buenos estrenos que iran anegando la pantalla desde ya. Feliz año a todos y espero que disfrutéis de buen cine, tanto en soledad como en buena compañía.

La ciudad Esmeralda

El blog ha estado mucho tiempo de capa caída. Empezar asi un post, me pone en la situación que vivo actualmente, me sitúa en la realidad que vive la red. Es cierto que muchos soñamos con nuestro pequeño refugio cultural, como si dentro de esa ciudad Esmeralda de pura invención, estuviese el pequeñajo mago de Oz, esperando fugarse con un globo inmenso, sin escuchar nuestros deseos. Quizás el blog esté enfocado como coletilla de lo que viene a ser el mastodonte de las redes sociales, sin más. No sé cual será la causa, pero cualquiera que sea, me entristece no seguir con la buena rutina (casi ritual) de generar post, analizar las películas que veo a lo largo del año, o simplemente de generar vida dentro del rinconcito. Lógicamente me propuse nunca dejar esto, es un blog al que tengo especial cariño ciertamente. Me gusta tener este sitio para dejar constancia de mis opiniones, mis sueños y desvaríos varios. La verdad, es que debería haber dedicado más espacio en navidades, como casi siempre hago. Pero este año todo es diferente, todo va en constante cambio y la nostalgia no apoya en gran medida al avance, lo entorpece con desmesura. No obstante, seguiré fiel a la idea, al progreso de continuar llenando el blog (aunque quizás de una manera menos abusiva y constante, como es evidente desde hace ya meses) de pensamientos y miscelánea, quizás le importe ya a muy poca gente que hable de tal o cual cosa, lógico. Os deseo un feliz año a todos, que vuestras vidas sigan brillando como el corazón de los personajes de Oz, esa ilusión que no debe perderse nunca. Feliz Navidad a todos, y gracias por seguirme todos estos años si de verdad, seguís  por ahí.

Luigi. 

2011/11/18

De negro y amarillo

"Nunca ha habido nada que perder
ni en alta mar ni en tierra.
Somos casi tan gigantes como tiempo atrás."
- Mäbu -

2011/11/17

Teaser Trailer y Póster de "Sinécdoque"


Os presentamos nuestro nuevo corto (uno de ellos) pendiente de estreno en 2012. "Sinécdoque" está dirigido por Luigi R.p. en conjunto con Marina Sánchez ("Room Service), y contará la historia del declive amoroso de una pareja en tres semanas. El estreno está previsto para inicios del año que entra y el cortometraje (tercero de la saga nohappyendings films, de los seis que hay previstos) está protagonizado por Chema Caballero y Carmen Cabello. Arriba tenéis el póster oficial, y aquí abajo os dejo el teaser trailer y escena de apertura del corto. Espero que os guste y seguiremos informando de cara al estreno.

2011/10/22

Infancia

Yo no fuí nunca un niño que pensaba en crecer, o en qué sería de mayor, a que chica podría amar. Simplemente me preocupaba en ser un niño, con su inocencia, ingenuidad e imaginación, parece que el resto de la clase lo olvidó.

2011/09/21

Volar

Avanzar. Resistir. Realidad. Ella ya surcaba tus cielos sin pisar la tierra que iba haciendo fértil cuando la mojaba. La imposibilidad de tocar el cielo, de enjaular tu marcha. Tus sueños de incomprensión para mis besos rotos, perdidos en el recorrido de un tren vaporoso, nocturno. El tiempo que siempre nos apremia mal, como queriendo decirnos lo evidente, la negación de la posibilidad. Mi negación. Resignados a vagar por el minutero, buscando algo que no sabemos bien que es. Comunicados al fin de cada palabra que escribimos, encadenados a nuestros puntos finales y tildes sin tildar. Presos, yo preso a mi cárcel de libertad. Libres, tú libre a tu cielo, a tu sueño. No importa lo que hagas nubecita, el viento idiota, ahora si que sirve para algo más que para despeinarnos. Sirve para traerte de vez en cuando a mi cielo azul, con tu pomposidad, con mi anhelo de no estropear tu forma.

20/09/11 - Palabras tuyas y palabras mías: Colorines/ Pensamientos/ Lazos/ Agua/ Reloj/ Yo/ Tú/ Personas/ necesario/ Arte/ Vida/ Palabras/ Honestidad/ Sinceridad/ Silencio/ Volar/ Realidad.

2011/09/19

"El Árbol de la vida": Sinergia


Director: Terrence Malick
Año:2011
País:USA
Duración: 138 min.
Sinopsis: Años 50. El film narra la evolución de Jack, un niño que vive con su madre, que encarna el amor y la bondad, mientras que su padre, que representa la severidad, es el encargado de enseñarle a enfrentarse a un mundo hostil. Sean Penn interpreta a Jack en la edad adulta. Por otro lado, se trata también la historia del Universo desde sus orígenes.
NOTA: 9/10  Ficha en IMDB


Con enormes ganas de asomarme a lo nuevo del director que me fascinó con "El Nuevo Mundo", Terrence Malick nos deja ahora un film que redondea con puntillismo su estética, su estilo más personal, y nos remueve el alma. "El Árbol de la vida" es un film de un lirismo visual imponente. Un muestrario de sensaciones encontradas y sinérgicos planos donde el significado parece inconexo, donde la algarabía del mensaje parece un tanto pendulante, denso y complejo. Pero curiosamente, se llega a un estado de armonía impetuosa, majestuosa en muchos momentos y reflexiva a las horas de salir de verla, donde creo que da en la diana, una de esas películas de segundos, terceros y hasta cuarto visionado, hipnótica de algarabía técnica y artística, creativa. Será odiada ahora, pero dentro de unos años, todos aquellos que la odiaron, la pondrán por la nubes, la estudiarán en sus casas y escuelas, aprenderán de ella y sus contextos. Un film de una extrañeza atípica para nuestra cartelera actual, que ya no bebe tanto de títulos como éste, diferentes. 

¿Y de qué nos habla "El Árbol de la vida"?, pues el guión del propio Malick, habla precisamente y drásticamente de eso, de un árbol lento, tortuoso y sinuoso, de la vida en estado puro, de sus matices desde su creación hasta la próxima destrucción de todo lo que brota.  Malick sitúa dos líneas temporales para narrar su gran metáfora, a raíz de dos caminos, por un lado la conexión de la naturaleza, sinérgica y eléctrica que sigue sus propios caminos, libres, anárquicos y sufridos. Y la espiritual, con citas de Job, contraposición a la naturaleza, síntoma humano de la esperanza y los buenos valores que se diluyen en un mar de incertidumbre ante la inmensidad del universo. Y estas dos vertientes, valerosamente exploradas (con mucho arriesgo por parte de Malick, lo cual valoro más todavía) se vislumbran en la familia que aparece en la parte central del film, en los años 50. En ella vemos el buque insignia de lo que verdaderamente expone el film. Un conjunto de emociones humanas que explora el alma, la oscuridad, el sentimiento de culpa, la pérdida de la fe, la realidad, el choque hacia el fracaso, la mentira, la espiritualidad de lo que nos rodea  y como sentimos cada resquicio de vida en nuestro ser (el papel de la madre es esencial para entender este punto).
Y es fantástico, como Malick, expone los miedos, la culpa, todo lo ya comentado, el desconsuelo de esta vida (inexplicable en muchas de sus injusticias, que quedan mejor reflejada con la verdadera poesía y alegorías de sus imágenes, que con el poco diálogo que aparece en el film, como también pasaba en "El Nuevo Mundo") no solo se remonta a la época humana, si no que Malick se toma la libertad de narrar unos 15 minutos, al principio, esenciales, sublimes (polémicos y a disgusto para la crítica y el público por lo general) y para mi cumbres para entender la densidad del relato, la profundidad y complejidad y a su vez casualmente hermosa sinergia del cosmos. Me refiero a la escena que nos lleva a la creación de la vida, esa en la que un dinosaurio descubre que puede pisotear la cabeza de otro, que aprende el instinto de supervivencia, mientras el que yace en el suelo aprende a sufrir, a ver la vida como lo que es, una jungla de casualidades en el que la vida y la muerte parecen discutir todo el rato, danzando ante la impotencia, ante lo inexplicable de todo lo que conlleva nuestra existencia. Esos 15 minutos, cargados de imágenes hipnóticas y metafísicas (que yo siempre comparo con el final psicodélico del "2001" de Kubrick, eso si, cada uno en su terreno) son fantásticos, quizás desvía un poco el contexto del film, pero para mi es tan necesario como su parte central, esa donde se analiza perfectamente a la familia, donde se centra el film en mostrar el crecimiento de la vida en estado puro, con el crepúsculo del fin como preludio a un desenlace que evoca la muerte de nuestros propios universos. Una metáfora de la muerte, no solo de nuestras vidas individuales, cual paradigma hacia el fin del mundo, si no un crepúsculo hacia toda la vida, condenada siempre a perecer, a morir, sin respetar un convenio de tiempo, siguiendo el ciclo. El plano final (el puente del Golden Gate, creo, con el sol desapareciendo en el encuadre) nos alerta, nos inquieta hacia nuestros días, nos obliga a pensar en nuestro mundo, en la bajada a los infiernos que nuestra mente y nuestra actitud nos conduce hacia esa cascada, esa sensación de vértigo, indiferencia y desasosiego (lo que siente siempre el personaje de Sean Penn, rodeado de rascacielos que reflejan el cielo, ascensores que bajan abajo o suben muy arriba con un pitido que marca sus propios latidos, personaje que para muchos, y para el propio actor, está poco aprovechado, para mi, perfectamente integrado, funcional para lo que quiere la película contar en momentos muy determinantes).
El reparto, aparte de lo ya comentado de Sean Penn (que aparece poquito realmente), está centrado en la familia, compuesta por Brad Pitt, con un papel muy intenso, con una medición tremenda de los tiempos dramáticos y con un sentimiento importante, creo que de cara a los niños, es el papel que más conflicto y reflexión sobre la vida nos genera, ese y el contraste de la madre, interpretada por una bellísima, angelical y magistral Jessica Chastain, que imprime la sensibilidad de una madre hacia la vida, hacia sus hijos, la feminidad más etérea y personal, un personaje, hablando un poco por encima, muy Bergman para que me entendáis, Chastain se come la pantalla y eriza la piel en muchos planos en los que aparece llenando de belleza los perfeccionistas encuadres de Malick. Del resto, destacar a los niños hermanos del film, Hunter McCracken, Tye Sheridan y Laramie Eppler, geniales todos pero en especial el protagonista de la función, Hunter McCracken. Y llegados al punto de la dirección, Terrence Malick, no firma su mejor película, pero quizás si su film más personal, más estético y perfeccionista. Denso en su montaje, en la grabación de mil planos perfectos, inmaculados y poéticos (aunque se ensamblaban mejor a los sentidos creo, en "El Nuevo Mundo", que comparte muchas cosas con esta película, sus formas, su narración en off y sus simbología). Malick rueda unos planos bellísimos (la escena de los bebés, con la fanfarria de Bedrich Smetana Má, y la manera en la que se muestra el crecimiento, la evolución de los niños, de la vida misma, es sin duda una de mis escenas preferidas de todo el film). Los paneos, el uso de los angulares, de la atmósfera inmaculada y crespuscular, de esa steady caótica y a su vez elegante, esas composiciones pictóricas, líricas, bellas, de lo mejor que se ha visto en una sala de cine en muchos años, Malick recrea un sello impecable, difícil de digerir de una tajada, comprometido a ser analizado y reflexivo en todo lo que muestra en la pantalla. Aplauso de 10 también a la edición del film (muy densa, quizás tanto que le sobran algunas pocas cosas, pero me gustaría volver a verla para poder decidirme en este sentido) y a lo que Alexandre Desplat aporta a la poquita banda sonora original que suena en el fim, (pues el resto son piezas clásicas muy bien inyectadas a lo que el sentido anímico del film requiere)


En conclusión: "El Árbol de la vida" es sinergia de vida. Densa en lirismo. Metafórica y aforismo visual. Poéticamente bella, inconexa sin serlo para nada, eléctrica y fuerte de sentimiento. Una interpretación (o miles de ellas en una) sobre lo aciago, lo desgraciado, la debilidad del credo humano, una avalancha de energía que hace de espejo y trampolín, al abismo del fin del mundo. No ese que anuncian los falsos metalingüísticas del cosmos, si no ese que es seguro, el fin de nuestro propio tiempo, de nuestra propia existencia natural o precipitada. Tender la mano a la ternura de la muerte. Dejar paso a la generación que se perderá efímera como todas las demás que vengan, pero que perdurará de alguna manera en el recuerdo de la propia poesía de la vida, cuando ese árbol los vea crecer, alto, verde, resplandeciente. Un 9, porque haría falta un tiempo y unos visionados más para que como el buen vino, se asiente y me vuelva a decir cosas, no obstante, es una película para paladares selectos, para un público cinéfilo muy determinado, la odiaréis, os encantará y os golpeará fuerte, dejaros llevar y sacad la verdadera alma poética y emocional que tengáis, ese es mi consejo.

La Escena/ Lo mejor:  Es tan densa que cuesta quedarse con algo concreto. En especial me gustó mucho su inicio, los 15 minutos de creación del mundo, que son realmente hipnotizantes// La parte central del film con la familia y sus conflictos (la escena en la que el niño roba el vestido es para mi sublime en cuanto a significado del subtexto, de los silencios, de la propia culpa humana, inexplicable hacia lo oscuro de la mente), la escena final que simboliza el fin de los tiempos, y la ya comentada escena de evolución de crecimiento con los niños, sublime con Bedrich Smetana Má de Vlast Moldau sonando de fondo.

2011/09/09

Grandes reflexiones de "Californication" (Parte 2)

 
"Mia: Quiero volver a empezar, volver a ser niño.
Hank: Yo también. Bueno no un niño exactamente, pero me gustaría volver al año 94, fue un buen año.
Mia: ¿Por qué?
Hank: Porque conocí a Karen, luego nació Becca. Fue el año que cambió mi vida. Además, no había internet, ni móviles, ni mensajes de texto, ni twitter y esas mierdas. 
Mia: La puta edad oscura
Hank: ¡Si!, el cine costaba un dólar. La gasolina diez céntimos el galón. Las mamadas eran gratis, hablando de eso, Clinton estaba en la casa blanca, Nirvana en la radio. Y he tenido que joder lo mejor que me ha pasado jamás. Sabemos lo que tenemos que hacer Mia...
Mia: ¿El qué?
Hank: Necesitamos perdonarnos. Nadie va a hacer eso por nosotros."

2011/08/30

El Fotograma

Drogados

No hay situación que nos cambie. Las personas nos salvan. He cometido tantos errores emocionales en mi vida, he sentido tantas cosas verdaderas que han sido erróneas. Me he dado cuenta de lo jodido que están las cosas cuando de verdad pasan en otros lugares. Somos tan conscientes de drogarnos con el pensamiento del mañana, del papel, de la escala de valor, del estudio, de la memoria olvidable, del valor del coste, que nos hemos olvidado de destapar lo esencial. Es como intentar gritar en un sueño y no poder hacerlo. Algunas personas pueden salvarte, no será eterno, no será pleno, no habrá equilibrio posible, todo está condenado por la elipsis de la realidad, siempre un paso por delante. La droga del pensamiento, la pedantería del miedo, la autosuficiencia retroalimentadora del supuesto genio, insalvable en su coz mental, insoluble de humildad, carente  de un ingenio atrayente, porque al menos salvaría sus consonantes. No avanzar, no contestar al teléfono, beber algo fabricado, guitarras y sudorosas voces, pensamientos. La carencia de ver fantasía y realidad por partes iguales, de imaginar que de verdad nos necesitamos. De creer que una vez más, necesitas que te salven y que me salven, cuando el reloj llegue a cero, cuando la droga llegue a ser placebo con el tiempo. Soy incapaz, no tengo papeles, ni academia, ni a nadie a quien llamar. Pero si he sabido amar tan profundamente como para hundirme hasta la extenuación de mis propios anhelos, y ahí al fondo, está oscuro, solitario, pero siempre arriba, las burbujas de tu boca son oxígeno para mis pulmones encharcados, siempre, nunca.

2011/08/25

Tabú

. No puedo evitarlo, me idiotiza. Me gustaría decirle cosas más bonitas, muchas veces me salen solas como en una buena  película y otras, mis diálogos parecen sacados de "Agárralo como puedas 15" oséase, sin Leslie Nielsen y carentes de gracia alguna. 

Los hombres a veces somos unos capullos, unos imbéciles integrales. Penes pensantes andantes.
- Los hombres no, las personas por lo general.
Eso me calla. Las mujeres inteligentes son las mejores. Uno nunca puede saber si están jugando con uno con perversión, o si realmente juegan porque les gusta ver como titubeas. En cualquier caso, juegan. Quiero decir que jugar es un coñazo, casi siempre pierdo. Mis hijos que no tendré nunca no podrán jugar a nada. Eso es un radicalismo, porque realmente pienso que deben jugar, los juegos son las alas de la ilusión, o la proyección de conseguir algo que ansías mediante una diversión sumisa o dominante. Eso también es adherente al sexo y toda su parafernalia. Una vez le conté a una amiga que el sexo tiene capas. La primera es seductora, besos, caricias, y más besos, la tercera es el acto en sí, con todas sus fases, no solo la penetración. Pero el acto de en medio es realmente bochornoso, cómico y carente de erotismo. Ver como nos quitamos la ropa, de manera torpe, decidir si calcetines si o no, ese diálogo abyecto de la chica y el chico, cuando hablan de como se tiene que desabrochar un sujetador en plan onomatopeya del batman de los 60, para que después acabe desprendiéndose siempre una teta por uno de los lados, rompe cualquier cosa. El sexo no es un juego, es un trámite que hay que pasar para uno estar contento. Dicho eso, mi amiga no hacía más que reír, y venga a reír, mientras mi cabeza, solo podía recordar al tipo que vi cagando en la estación de tren, diciendo: "¡Perdone, no,no, está ocupado!" pues claro, ya lo veo imbécil, que quieres que haga ya estoy dentro y he visto que debería de haber llamado, me he equivocado, lo siento, deme la mano como buenos amigos, ¡Ah, no! que tiene papel. La imbecilidad humana y sus palabras. No las tomen nunca demasiado en serio.

"Cuenta conmigo": El valor de la amistad


Director: Rob Reiner
Año:1986
País:USA
Duración: 90 min.
Sinopsis:       En un pequeño pueblo de Oregón, cuatro jóvenes amigos emprenden una aventura en busca de un muchacho desaparecido. Jugando a ser héroes, el sentimental Gordie, el rudo Chris, el extravagante Teddy y el miedoso Vern se adentran en un ambiente hostil en el que deberán valerse por sí mismos.
NOTA: 9/10  Ficha en IMDB




Pendiente tenía yo este film de los ochenta, marca de la casa, dirigida por Rob Reiner, "Stand By me", título de una canción de Ben E. King, que da nombre a la película y a su contexto histórico también, una película entrañable e icónica dentro de las películas memorables que marcaron una década tan prolífica como lo fueron los ochenta. El libreto de "Cuenta Conmigo" está basado en un relato del gran Stephen King, adaptado en formato guión por Raynold Gideon & Bruce A. Evans. La historia se centra en la aventura de cuatro niños (protagonistas absolutos de la función) que parten en busca del cadáver de otro niño a las afueras de un pueblo perdido de la América profunda. Con esa premisa tan simplista, el film ahonda en un tema precioso, esa amistad efímera de niñez. Esos niños fantásticos, deslenguados y cara duras que cuando uno crece recuerda con cierto cariño, pero que al crecer, se ha perdido totalmente el contacto con ellos y su realidad. La amistad certera y verdadera de los 12 años. A través de la aventura, de pictóricos paisajes, podríamos estar ante una road movie, con esos elementos tan característicos del cine americano de ese subgénero, pero llevado a las experiencias de estos niños. Niños que se cuestionan sus propios miedos, su pasado, su futuro incierto, que sueñan con ser algo o con ver la realidad de una inocencia que parecen ir perdiendo a cada paso que dan, en cada carrera detrás de un tren que los arrolla a madurar inevitablemente.
Toda esa catarsis dramática, todo ese aforismo sobre la pérdida de la inocencia, sobre el compañerismo, el valor de la amistad, queda tan bien explorado en la cinta, que uno llega a ver su propia vida, su propia infancia, reflejada en cada uno de los personajes, a cual más carismático, ochentero y característicos. Un guión con un final triste, nostálgico y empecinado de la mejor forma en mostrarnos el paso del tiempo, en señalarnos lo básico y los grandes momentos de la vida, esos que nunca se olvidan, aunque las personas que lo vivieron contigo ya no estén. Una oda al recuerdo y al valor de la amistad, muy bien escrita, con sus toques de humor canallesco (esos chistes que se gastan los niños entre ellos mientras fuman o se meten con la madre del otro, la forma de hablar tan ingeniosa que solo los ochenta tenia por bandera y que parece que hoy en día el cine se ha achantado en ese aspecto) y el drama metidos con muy buen hacer. En el reparto, tenemos dos grupos, los niños (en su tiempo desconocidos, pero hoy en día todos ellos muy famosos), protagonistas absolutos de la función, fantásticos y muy metidos dentro de la película todos ellos. Así pues, se pasean por la pantalla Wil Wheaton, el desaparecido  River Phoenix, Corey Feldman (que también marcó la infancia de muchos apareciendo en otro film de los 80, la memorable "Los Goonies")  y Jerry O'Connell, geniales todos. Por otro lado, aparecen los mayores, adolescentes que ponen el contrapunto macarra al film, entre los que destaca un mítico de los ochenta, Kiefer Sutherland, en un papel que le va como gomina al pelo. Otros secundarios que vemos dentro del film, es un jovencísimo John Cusack, en los flashback de la película, y el genial Richard Dreyfuss apareciendo en narración y al final de la película. Un reparto genial, centrado sobretodo en los cuatro pequeños protagonistas que llenan la película de unas interpretaciones memorables e inolvidables.

En la dirección Rob Reiner mueve la cámara con sobriedad, colocando cada plano en su perfecta armonía con el  paisaje y el momento en el que se encuentra la historia. La técnica es bastante normal, sin artificios, pero bien rodada, como digo, con unos planos perfeccionistas y bien fotografiados (la fotografía de Thomas Del Ruth  evoca a un sueño, con destellos y luces difuminadas en su mayor medida, como si estuviésemos viendo un constante flashback no declarado, pero si objetivo durante su análisis). La banda sonora original (pues el film también tiene algunas canciones clásicas de la época que van perfectamente dentro del film) corre a cargo del gran Jack Nitzsche, que hace un score funcional y distendido que va bien con el tono y con frescura en el film, en todo momento. 

 En conclusión: "Cuenta conmigo" es una película fantástica, llena de valores, buen cine y mensaje. Toda una cinta icónica de los ochenta que no mucha gente ha tenido el gusto de conocer del todo y que para todo cinéfilo y admirador de aquella década, debería ver. Un 9.

La Escena/ Lo mejor:  La escena del tren// La de las sanguijuelas// la escena del ciervo, enigmática y cargada de simbolismo// el tramo final.

2011/08/23

La piscina de "Californication"

Mis impresiones no pueden ser mejores. Tres temporadas terminadas (de las cuatro que existen) de una de las series que más me están haciendo pensar, reflexionar, aprender. "Californication" de Tom Kapinos. ¿Por qué me gusta?, supongo  que porque sus dos temporadas ahondan en lo más primigenio del ser humano, de sus vacíos emocionales, de sus encuentros sexuales, del coctel tan atractivo que hace entre el drama y la comedia negra. Es una serie diferente, con sus tópicos, como todas, con sus temporadas mejores y peores (como todas), pero una serie que me recuerda lo mejor que he vivido dentro de la ficción televisiva, actualmente mejor que la cinematográfica tengo que decir. El ejemplo más claro es "A Dos metros bajo tierra". Fue una serie terapéutica, que me hizo sentir cosas, pensarlas, vivirlas dentro y fuera de la pantalla. "Californication" sigue esa línea, quizás algunos puntos por debajo de aquella serie de Alan Ball. Hank Moody, es el protagonista de la velada, un escritor de sinceridad extrema, de sarcasmos rápidos y envenenados. Un personaje que enamora tanto a hombres como a mujeres desde su primera aparición, un escritor cara dura, presumido y arrogante, pero magistral. Es cierto que la evolución de la portentosa interpretación que se gasta David Duchovny, se repite esquemáticamente durante las tres temporadas que he visto.
Pero también es cierto que el público no sabe analizar en profundidad el subtexto de la serie. Hank está pasando por un "purgatorio", una prueba de vida que lo alejan y a la vez lo acercan de su familia, ese es el nexo de unión. La serie muestra que la vida no es tan sencilla, que mantenerse estable en una piscina rodeada de agua y tentado por las sirenas del camino no es trayectoria para el que pierde los remos. Esa gran metáfora con la que acaba la tercera temporada, define perfectamente el hilo central de "Californication", una serie que más que humor, sexo y desvaríos dialogados, va más allá, explora los sentimientos, los acaricia. Y cuando eso ocurre, se convierte en magia, se convierte en una serie superior, magistral, muy inteligente. Su irreverencia, convierte su lenguaje en algo único. Personajes como el de Charlie y Marcy Runkle, Collini, Rick Springfield y sus alocadas tramas, contrarestan la perfecta armonía del hilo que conduce todo, la historia de amor de Hank, entre él, Karen y el resto de mujeres, a cual más esperpéntica, interesante, fatales, repulsivas o magistrales. Y es curioso, porque ahi donde expongo, está uno de los personajes para mi importantísimos de la serie. El de Becca, la hija de Hank y Karen. Un personaje que auna siempre el global narrativo de Hank, que pone el punto de cordura en el mundo adulto, un personaje tan fantástico como el propio Hank, que para mi define mucho el contenido, a veces hablando por el propio espectador. Becca ama a su padre, pero no deja de decirle de vez en cuando lo que hace mal (lo que siente el espectador). El final de la temporada tres, me parece un punto de inflexión maravilloso hacia una cuarta temporada (espero) con cosas muy interesantes. Para mi las dos primeras temporadas son impecables, la tercera es la más deshinibida en el sentido narrativo, la que más líos de faldas acomete, enderezándose con fuerza en su tramo final y con un último episodio cargado de aforismo y brillantez. Hank siempre dice que tiene que tocar fondo para volver a salir a la superficie (es uno de los temas recurrente durante las temporadas), aquí se hunde en su propia piscina de alcohol, mujeres y descontentos de vida. Kapinos nos da una de cal y otra de arena, como la vida misma, pues la irregularidad que el espectador medio vea (Ese que solo ve a Hank como un follador, bebedor y fracasado temporada tras temporada) no estará ahondando realmente, o no entendió nada del proceso de "Californication". Una serie que recomiendo ver, pero más que verla por su visceralidad, que también es genial, hay que verla por lo que nos dicta con total derechazo, una lección sobre las cosas de la vida misma.

"Rise of the Planet of Apes": Extinción y revolución


Director: Rupert Wyatt
Año:2011
País:USA
Duración: 110 min.
Sinopsis:     Will Rodman es un joven científico que está investigando con monos para obtener un tratamiento contra el alzheimer, una enfermedad que afecta a su padre  Uno de esos primates, al que llaman César, experimenta una evolución en su inteligencia tan notable que el protagonista decide llevárselo a su casa para protegerlo. Le ayudará una bella primatóloga llamada Caroline .
NOTA: 9/10  Ficha en IMDB


Después del fatigoso film de la franquicia de "El Planeta de los Simios" que nos dedicó Tim Burton, quién iba a imaginar que un director, novicio y algo desconocido como Rupert Wyatt, iba a dejarnos con tan buen sabor cinéfilo en una saga que ya nos dijo lo suficiente en el pasado. "El Origen del Planeta de los Simios" es una película fresca, centrada en focalizar sus fuerzas en el contexto dramático de la revolución de los simios como especie que supera con creces los efectos de la raza humana. Un film con una fuerza embaucadora que eleva el ancla del buen cine. Guión firmado por Rick Jaffa & Amanda Silver. Libreto que básicamente se sitúa unos años antes de los acontecimientos ocurridos en la película del 68 dirigida por Franklin J. Schaffner, de la que por cierto, bebe en muchas ocasiones esta nueva, con sendos homenajes y reminiscencias, e inclusive enlaces directos a aquella, narrativamente hablando. Es curioso como se expone el tema de la rebelión, lógicamente partiendo de una base científica más allegada a la ciencia ficción que a la realidad, pero conectando los matices dramáticos directamente al protagonista de la función, César. El simio inteligente que consigue "liberar" la opresión de los suyos y cambiar el mundo tal cual se conoce. La descabellada idea no lo parece tanto, cuando el film subraya con hechos, inteligencia y moralejas bien construidas, como el ser humano es capaz de destruir toda su existencia por intereses. Ya sean, intereses constructivos (Will intentando curar la enfermedad de su padre) en los que prevalece siempre el sentimiento de afectividad a costa de todo lo demás, y los intereses monetarios y de poder (bien expuestos, aunque quizás algo usado el recurso). Lo bueno de esto, es que inevitablemente, estamos condenados a no dejarnos llevar por la naturaleza de la vida, a ir en contra de lo que dicta, a sentirnos capaces de crear una jerarquía de poderes, a no sentir empatía por lo que a veces ocurre a nuestro alrededor. A obviar la inteligencia. Y es ahí donde entra César, el simio que observa, que aprende de nuestros errores.
Se podría decir que el belicismo, que la rebeldía, nace dentro de la humanidad de César (lo cual es nuevamente curioso), y que al igual que el personaje de James Franco, que representa los buenos valores humanos que se pierden y caen un un baúl de sueños rotos, César es la esperanza hacia un mundo sin artefactos, natural y cooperativo entre todos, eso sí, para los simios, nuestro lado queda extinto y carente de esperanza dentro del film, un punto totalmente acertado. Un llamamiento a nuestro pensamiento, para que realmente veamos como actúa el mundo, como nos movemos en círculos, como nos perdemos ante la inmensidad de nuestro propio caos. El libreto se mueve en esos derroteros, teniendo a César como máximo exponente de lo que representa un cuadro lleno de sentimientos, pues el film, contiene unas dosis dramáticas bien escritas, sumamente estremecedoras, y pese que todos los simios del film, son digitales, desde el minuto 10, entras dentro del film, te conviertes en un simio más, conexionas con los pensamientos de César, con su sufrimiento, humano, justo. Es ahí donde se mezcla el blockbuster, con pasajes de acción trepidante (la escena del puente, la fuga de los simios, la parte final) y con la textura dramática que faltan en muchos films actuales, esa que nos hacen ver personajes, que nos hacen vibrar y que nos creamos la historia, por muy inverosímil que parezca (como es el caso), un acierto en toda regla, un libreto muy fresco y sorprendente.
Debo nombrar primero a Andy Serkis, en el reparto, por su inmejorable aportación en la captura de movimiento para César. Su interpretación debería ser ya reconocida, Serkis no solo crea un personaje fantástico, memorable y lleno de matices dramáticos, si no que Andy, es César, pese al "maquillaje" de CGI que hay de por medio, es sin duda el protagonista absoluto del film. Le sigue James Franco, en un papel que le viene como anillo al dedo. Franco es un actor que cumple siempre, aquí, aunque contenido y encorsetado, tiene una relevancia muy decisiva en los giros del guión. Mención aparte para el gran John Lithgow, que vuelve a recordarnos lo buen actorazo que es y lo olvidado que lo tiene siempre el Hollywood de nuestros días. Lithgow es para mi, de lo mejor de la película junto con César, fantástico y entrañable en cada escena. Secundarios que se pasean (sin mucho que aportar en gran medida), Freida Pinto y Brian Cox, a mi parecer, personajes que simplemente cumplen una función anecdótica dentro del grueso global del film.
En la dirección, gran sorpresa la de Rupert Wyatt, un director a tener muy en cuenta a la hora de seguir su, espero, fructífera carrera futura. Wyatt rueda con una pasión y artesanía impecables. Los planos están cargados de belleza, de imaginación, de saber hacer. Las escenas de acción están perfectamenteefectismos y algarabía visual, que expone con mucha sobriedad el buen hacer de su director, y sobretodo su pasión a la hora de contar la historia, algo que muchos directores de hoy, olvidan. La Banda sonora la firma el siempre correcto, Patrick Doyle, una banda sonora funcional, con algún que otro resquicio de carisma pero simplemente correcta, que va perfectamente con el film sin más aspavientos. Y para cerrar, no está de más aplaudir el trabajo que Weta Digital (encargados de los efectos de "El Señor de los Anillos" y "Avatar") ha desplegado para recrear a los simios y su compleja manera de moverse, andar, mirar y  sentir en la pantalla, huele a Oscar para ellos este año y si no es por ésta, lo tendrán igualmente por "Tintín", y si no al tiempo.


En conclusión: "El Origen del Planeta de los Simios" es un film digno de disfrutar con todos los sentidos puestos en la pantalla. Una película con un ritmo endiablado, pero también comedida y pausada cuando los personajes hablan, trasmiten. Cine de entretenimiento con mayúsculas, aire fresco para una cartelera que más que nunca pedía un alivio como éste. Toda una sorpresa que a mi, me dejó muy buen sabor de boca, y lo más importante, quitando las explosiones, me hizo pensar mucho en como somos, como la raza humana está destinada a fallar, a tropezar una y otra vez con su propia moneda de cambio, eso si, la revolución amigos, siempre será una opción para aquellos que sientan de verdad, estar reprimidos, para aquellos que como César, valoren el amor y ante todo, la libertad de la naturaleza, no olvidemos nunca de donde procedemos, lo que fuimos.

La Escena/ Lo mejor:  La escena del puente.// César planeando la fuga de esa "cárcel" de simios improvisada.// Los guiños al film original como el mangerazo, la estatua de la libertad con la que juguetea César, Los diez mandamientos  o el viaje espacial que aparece en el televisor// El final.

2011/08/17

"Me and You and Everyone We Know": Dejarse llevar


Director: Miranda July
Año:2005
País:USA
Duración: 96 min.
Sinopsis: Christine trabaja como taxista, pero su verdadera pasión es el arte, donde expresa sus fantasías. Richard tiene dos hijos y es dependiente de una zapatería. Cuando conoce a Christine sabe que ha vuelto a enamorarse. Richard tiene dos hijos, Peter de catorce años, es el ratón de laboratorio de unas vecinas que le utilizan como preparación para futuros romances, mientras que el pequeño, Robby mantiene una peligrosa relación por Internet.
NOTA: 9/10  Ficha en IMDB

Me habían recomendado hace tiempo la película que os traigo hoy al blog. Un film independiente, dirigido por la actriz Miranda July, en España la titularon: "Tú, yo y todos los demás", un film diferente, original, fresco, parsimonioso, detallista, costumbrista, diferente en esencia, interesante para el que os escribe. El guión lo firma también la directora, July nos cuenta un relato de historias cruzadas, con puntos de reflexión muy concretos sobre la cotidianidad de su narración, pausada, de un aire lírico inustiado y de un costumbrismo minimalista que rozará lo soporífero para todo aquel que no trague en vena este tipo de cine. Un cine centrado en puntualizar matices, sensaciones, detalles ocultos entre sus fotogramas y diálogos. Quizás lo más especial del film es su capacidad de originalidad a la hora de tratar la inocencia de sus personajes, de las situaciones frías, poéticas, llenas de inexplicable coherencia, pero que a su vez las posee. Hay que irse a dos escenas clave, la del pez (inmensa por cierto) donde se expone con cierta perplejidad el camino de la vida hacia nuestra inevitable muerte, los senderos de la propia suerte o la indiferencia humana ante esta situación. Una escena que contiene mucho más de lo que expone, superficial para el espectador que no sepa rascar, insustancial para el que no lea entre líneas del relato de July, y pernicioso para los que ven autor en estado puro, que tampoco. El guión nos habla de la inocencia, para mi el tema principal, tanto de adultos, como de la infancia, (marcada con el niño pequeño y sus encuentros escatológicamente magistrales en sus conversaciones vía chat), la pérdida de esa inocencia tras su anterior miedo al fracaso, al abismo. Personajes perdidos en la vida, rimbombantes de orgullo, dispuestos, como bien se puntualiza dentro del film cual metáfora, a no cambiar de zapatos pese a que nos hagan daño los nuestros. Empeñados en ver el futuro, en llegar cansados o con los deberes hechos a lo que creemos que es la vida.

Y es precisamente el final (en concreto la escena que cierra, desconcertante hasta que no se medita con atención tras el visionado) la que nos dice que la vida lleva su propia idiosincrasia, sus propios desvaríos, su constante inexplicable y su vertiente nerviosa que acapara más allá de lo explicable. Para mi, la película recolecta de manera casi sinergética esas preguntas, esa poética real, con todos sus personajes, los casa, los evoluciona con un Karma (esa palabra que nos metemos en el coco para citar lo inexplicable de la casuística vida). De acuerdo que el guión no es perfecto, pero creo que su pretensión no es serlo, ni marcar una circular perfecta, de diez. Es una historia de personajes, de situaciones y circunstancias reales, maceradas con pizquitas de especialidad, de magnificencia humana, de ingenio lírico, hay que buscárselo, si sois intrépidos, os encantará, está llena de detalles que os harán sonreír, decir: me siento identificado, o de abrir mucho los ojitos, interesados en algo que no podemos explicar, pero que ahonda dentro,  y si no, siempre podréis recomendarla al rarito de vuestra clase, ese que todos se empeñan en ignorar, pero que está cargado de cosas chulas. ESO, es la película de July.

Película de actores, gran reparto, geniales interpretaciones, coral film. Por un lado genial la propia directora del film, su personaje es el eje central que une los puntos, el que da sentido a muchas cosas que explican el contexto real del film, Miranda July esta especial, risueña, encantadora en cada escena. John Hawkes, ese actorazo que es, aun recuerdo su papelón en "Winter´s Bone", se marca un papel genial, entrañable, contenido, acordaros de él porque pronto lo veremos trabajando para Spielberg. Los niños, geniales todos, hacía tiempo realmente que no veía una película con unos niños tan fantásticos, tan carismáticos dentro de todo lo que se cuenta en ella. Miles Thompson, como Peter, impasible ante la indiferencia que vive en su día a día, para mi su escena clave es la que comparte con las dos adolescentes en pleno descubrimiento sexual, unas desternillantes e geniales Natasha Slayton y Najarra Townsend, que se marcan las escenas más graciosas de la película. Destacar a los dos niños pequeños del film, un portento de interpretación y de papel, fantástico Brandon Ratcliff, de mis favoritos, por no decir el mejor del film (su tema de la caca de ida y regreso es para tirarse por los suelos de la risa) y Carlie Westerman, que pone con inusitada inteligencia su papel sobre la palestra (obsesionada por recolectar utensilios que le sirvan en su vida futura, entrañable y da que pensar). En general un reparto coral, perfecto en cada escena, muy diverso, carismático y llenos de vida en todo momento.


Miranda July tras la cámara, rueda con soltura, con cierta armonía, muy discreta y como decía, basándose en una realización que trata más de trasmitir emociones, que maneja unas paletas coloristas muy concretas, que no se llena la boca de artificio (aunque muchos digan que si lo hace), bebiendo directamente del cine independiente más reacio al vanguardismo y más pegado a la cotidianidad. Los planos muchos, son a hombro, otros son largos (la escena en que Richard y Christine pasean por la calle como aforismo al trayecto que  juntos puedan hacer en sus vidas, por cierto, escena genial también, que se representa con un plano largo con la steadycam). Los detalles, por ejemplo como empieza el film (con la fotografía y el relato de Christine) son muy originales, o la escena que encabalga la luna con la linterna improvisada en la mente de Christine. Digamos que es una dirección correcta, con pinceladas de frescura, para mi cumple perfectamente con el tono del film. La música minimalista y extravagante (lo siento no se me ocurren más calificativos) la firma Mike Andrews, pega, está presente en algunos momentos, el "tufillo" indie es evidente, pero le va como anillo al dedo a las imágenes de la película.


En conclusión: "Me and You and Everyone We Know" es recomendable desde mi punto de vista, para todo aquel cinéfilo empedernido que se atreve a ver films que emocionalmente le den frescura, originalidad, que les haga pensar. Un film que habla de la vida en estado puro, de dejarnos llevar por ella, desquiciados, perdidos y finalmente encontrados.Es para un público muy concreto,  no es perfecta tampoco, ni una obra maestra absoluta, pues no gustará a muchos y encantará a la minoría, de eso va la cosa, me gusta que así sea. Si has llegado hasta aquí, a que esperas para verla, y si la viste ya, pues eres de la familia. Un 9.

La Escena/ Lo mejor:  La escena del pez// la escena donde Richard y Christine cruzan la calle y la comparan con el camino que recorren en la vida// Las escenas del pequeñajo en el chat, y su resolución final en el parque// el tramo final.

2011/08/16

La genialidad de Giacchino

A unos días del estreno de "Super 8" en nuestro país (la cual comentaré aquí unas horas antes, puesto que tendré la suerte de asistir a la maratón "Spielbergiana" que ha montado Yelmo cines para la ocasión con el pre-estreno de la peli y la proyección de una de mis películas preferidas, "E.T.") os dejo uno de los temas de su banda sonora original, compuesta por el maestro Michael Giacchino, otra genialidad más para su casillero de grandes bandas sonoras.

2011/08/10

Frases célebres


“Tienes días buenos y días malos. Se puede componer algo, y sin embargo, la semana siguiente te das cuenta de que es inútil y estás obligado a tirarlo a la papelera. Yo siempre estoy escribiendo. En cada ocasión me digo que lo haré mejor la próxima vez.” -  John Williams, Compositor -

2011/08/08

La Mer


Siempre he comparado el amor verdadero con París. Es en la ciudad donde anhelo guardar mis deseos, donde albergo mis sueños mágicos. De la que estoy enamorado, la que  admiro e idealizo. Sólo he estado una vez, pero nunca, dicen, se olvida la primera vez de todo. Amo esa ciudad, la amo de verdad, con todas mis fuerzas, pero no puedo estar allí. 

¿Comprendes lo que quiero decir?.

2011/08/02

Estreno: "Café"


Hoy estrenamos en la red, nuestro segundo cortometraje de la nueva productora, "Nohappyendings films" de la que os hablé hace unos días. Cortometraje no obstante, número 30 del computo global de Luigi Arts,  por lo tanto "Café" es un corto, especial. El cortometraje, está protagonizado por Pablo Fortes y Carmen Titos, con la colaboración técnica de Marina Sánchez y Rubén Martín. Espero que os guste, opinéis si os apetece y no olvidéis pinchar la pestaña de 1080p (HD) en Youtube para verlo en la máxima calidad posible en alta definición, es nuestro primer cortometraje oficialmente en FULLHD. Muchas Gracias anticipadas a todos.


Sinopsis: Simón ha quedado con Clara en una cafetería. Tiene algo que decirle.

FICHA:
Año: 2011
Duración: 6:22 min.
Dirección y guión original: Luigi R.p.

Reparto: Pablo Fortes, Carmen Titos.

Cortometraje "Café":

.Versión Online:

.En Youtube (HD 1080p): VER AQUÍ