2007/05/01

The Fountain (la fuente de la vida): Cine con el corazón


Solo puedo decir una cosa de la película que tuve el lujo de ver el otro día (en un cine al que hacía más de cinco años que no iba, que mal la distribuición del film en España) se trata de la nueva película del director newyorquino Darren Aronofsky ("Requiem por un sueño" "Pi"), "The Fountain" o cómo diablos la hayan llamado en nuestro país ("la fuente de la vida") ha conseguido dar un giro totalmente a mis sentidos, y siendo sincero, creo que incluso a la manera de ver el cine actual. La película está fantásticamente interpretada por Hugh Jackman (Lobezno en la saga X-men) y una bellísima (aquí totalmente risueña) Rachel Weisz. Una película que habla de muchas cosas, quizás en la aproximada hora y media que dura se nos expone toda una reflexión de la vida con una historia de amor (¡Ese gran desconosío!,xD) de por medio, que juega a su vez con viajes temporales del protagonista a través de una novela que escribe el personaje de Weisz en la película, y que enlaza perfectamente con la trama desarrollándose de manera original.

"The Fountain" es una historia de "ciencia-ficción" que aborda la odisea de un hombre en su lucha a través mas bien y desde mi punto de vista metafótico,para salvar a la mujer que ama. El "héroe" de este filme intentará encontrar el árblol de la vida, una entidad legendaria que otorga la vida eterna a todos aquellos que beben de su savia, y así salvar la vida de su esposa enferma de cáncer. Toma ya. Creo que sería imposible explicar el contexto del film para que todos lo entendieran bien, creo que es una película que hay que ver, o que todos aquellos amantes del cine no deberían perderse, ya que o podrás amarla (como es mi caso) o odiarla, ya que despierta sensaciones diversas al expectador que la ve. En mi caso, creo que la película es una obra maestra instantánea, desde las excelentes interpretaciones, pasando por una dirección de Oscar, donde todo está atado y bien llevado a puerto, sin ser pesada y de una belleza abrumadora. La fotografía es de lo mejor que he visto en muchos años, todos los planos tienen un significado o estan cuídados al detalle (la manera de fundir secuencias es impresionante, o un plano que me pareció curioso, cuando el personaje de Jackman mira a su esposa en el hospital através del cristal, resaltandose en el entorno sólo los ojos del actor, o los primérisimos primer planos que el director dedica a los detalles humanos, la sutileza que aplica es impresionante sin duda.


La música también es perfecta, una partitura que acompaña (como deberían hacer todas) y calza estupéndamente con el tono de la película, llegando a explotar en el climax final, resonando y cobrando protagonismo. En fin, creo que es una grandísima película que todo ser humano con dos dedos de frente debería ver, a mí sin duda me ha calado muy hondo, y creo que ahora, estoy absolutamente convencido que el amor verdadero existe, que la muertes es solo un camino más de la vida al que no hay que temer, y que la absurdez humana al intentar conseguir lo imposible es algo totalmente inútil en la mayoría de los casos. La fuente de la vida está en todos nosotros, en lo mas profundo de nuestras almas, en cada mirada sin palabras, en cada suspiro, y el señor Aronofsky ha sabído captar los sentimientos en una película, que envida me da, y que grande es.
Le doy un 10, porque creo que con el tiempo estará entre los clásicos incomprendidos, y para mí persona, pienso que es una película infravalorada como otras obras de mi gusto cinematográfico, como: "Inteligencia artificial" por poneros un mal ejemplo (por lo poco que se parecen claro),jeje.

Iros a verla de inmediato, ya que en una semana o como mucho dos, desaparece fijo de las salas de cine, que mal Warner, que mala distribuición. CINE CON MAYÚSCULAS.





2 comentarios:

DASKABE dijo...

Muy buena crítica socio.

Se nota que la peli te ha encantado tanto como a mí.

Espero que llegue a mas gente, por que creo que es una gran experiencia cinematográfica.

Saludos.

Melnia dijo...

No podría haberla descrito mejor, totalmente sobrecojedora, aunque no esperaba menos de este director, como yo le llamo, el amo de los sentidos, porque te hace sentirlo todo al detalle. En fin, que me enrrollo, que muy bien, a mi también me ha encantado.