2011/06/14

"Piratas del Caribe: En mareas misteriosas": Nuevos Rumbos


Director: Rob Marshall
Año:2011
País:USA
Duración: 141 min.
Sinopsis: Cuando Jack Sparrow vuelve a encontrarse con Angelica, no está seguro de si se trata de amor o si ella es una estafadora sin escrúpulos que lo está utilizando para encontrar la Fuente de la Juventud. A todo esto, Jack es capturado por el  temible pirata Barbanegra, que lo obliga a unirse a su tripulación, lo que le hará vivir una inesperada aventura...
NOTA: 8/10  Ficha en IMDB


El regreso de la saga "Piratas del Caribe" a las pantallas, no podía estar precedido de tan mala fama. Se marchan casi todo el elenco de las primeras películas, incluída la marcha del para mi, admirado Gore Verbinski, director de la trilogía. Así pues, y casi un mes después de su estreno en las pantallas, ayer me acerqué a darle una oportunidad (sin ron en la sangre, eso si) al pirata más emblemático del cine, Jack Sparrow, en esta nueva aventura de la mano del equitativo Rob Marshall ("Nine", "Memorias de una Geisha") y tengo que decir, que al menos, esperaba bastante menos de ella. "Piratas del Caribe: En mareas misteriosas" sigue contando con los guionistas de las anteriores aventuras, Ted Elliott, Terry Rossio, que esta vez han tirado del recurso novelístico (más en concreto de "En costas extrañas" de Tim Powers) para situar las nuevas andaduras de Jack Sparrow. Porque no lo olvidemos, Piratas del Caribe, es Jack Sparrow. Ya desde la primera andadura en la perla negra, los guionistas han tratado de explotar al máximo los registros de un Johnny Depp que parece no cansarse nunca de interpretar al excéntrico pirata. Teniendo esto como seguro, el guión arranca a la velocidad de vértigo, expone en muy poquito tiempo las premisas necesarias para hacer saber al espectador, que el rumbo a tomar ahora en la saga, es diferente, que contiene más elipsis directa hacia la aventuras, los orígenes de la saga que muchos pensaban que ésta, había perdido (sobre todo en la tercera entrega, para mi, la más infravalorada de todas). Sigue habiendo referencia directa con las tramas que se dejaron pendientes en la tercera entrega, en especial la evolución de Barbossa como el verdadero pirata malvado y épico de la saga (por debajo siempre del inconmensurable Davy Jones), su evolución narrativa es genial.

De Sparrow, el personaje sigue siendo igual de sinvergüenza, histriónico y locuaz (los chistes están mejor medidos, y el personaje no se pasa tanto de la ralla como en la tercera parte, para todos aquellos que odiaban este aspecto) siendo él, el protagonista absoluto del film, de todas las subtramas posibles, y timón visible de la franquicia de Jerry Bruckheimer en un futuro. El personaje de Angélica (una inspirada Penélope Cruz,  de la cual esperaba mucho menos) ayuda también a dar sustancia a Jack, a la película en sí, y la química, aunque descabellada en un principio, hace mella en el espectador de alguna manera, el juego de amor-odio, entre los dos no consigue ser espectacular  en plan Bogart-Bacall, pero si que consigue sus objetivos dentro del film. Una de las cosas positivas, es la reducción del metraje, el guión va a piñón, parándose cuando es necesario, utilizando sus fórmulas del pasado para exponer la siguiente pista (se nota mucho al final, cuando se prepara el mantel para la secuela que vendrá tarde o temprano) y siendo mucho menos densa y simplista que la tercera entrega (esto para mi era un pro en aquella, pues se daba otro punto a la saga diferente, más de ahondar, más de profundizar en el grueso narrativo, aquí se recurre un poco a los orígenes de la primera parte, pero sin llegar a lo que fue aquel film, un brillante relato de aventuras, con diversión y buenas maneras), "En mareas misteriosas" se atribuyen buenos momentos, pero no deja de haber la sensación de que algo le falta, algo no deja de atribuirle méritos propios, algo que, personalmente, si hacían las otras tres, por separado.

Y quizás en eso falla precisamente la nueva entrega. Le falta garra, fuerza narrativa en sus escenas clave (algo que achacaremos a Marshall) algo que nos haga recordarla. A mi me basta con un pequeño ejemplo: Dos grandes momentos de cada una de las películas de la saga. De la primera: La lucha bajo la luna llena y la huída de Sparrow en Port Royal. De la segunda, La Isla de los caníbales y todo lo que ocurre allí o el Kraken precedido por un Davy Jones sensacional como villano. De la tercera, la batalla final y Jack en el mundo de Davy Jones. De esta cuarta, me quedaría tan solo con la escena de las sirenas, porque no hay otro momento destacable, que consiga quedarse dentro de la memoria. Es más, Barba Negra, interpretado por Ian McShane, es el villano más plano y desaprovechado que he visto en mucho tiempo, decepcionante en muchos sentidos. Y quizás tampoco deja de cuajar la historia amorosa entre el misionero interpretado por Sam Claflin y la sirena interpretada por Astrid Berges-Frisbey, total reminiscencia a Will y Elisabeth Swan, en las anteriores. Por lo demás, el film se solventa por su dinamismo narrativo (no se detiene casi en ningún momento) y quizás sea el trampolín hacia las siguientes, que prometen a mi parecer, mejores tiempos para Sparrow y compañía, me gustaría ser optimista, con esta saga que me ha dado buenos ratos, para que engañaros. Eso sí, el reparto está entregado, no se ve desgaste ni por Depp (que sigue estando genial) ni por el siempre sublime Geoffrey Rush, que su personaje siempre consigue sacarme algunos aplausos.

Quizás los achaques que más veo, la partida de Verbinski por Rob Marshall en la dirección. Creo que Verbinski le dio entidad a la franquicia, consiguió cuotas creativas muy dignas, y marcaba perfectamente la épica con los momentos de diálogo más pausados. Eso tenia varios pros, y algunos contras (se iban mucho de minutaje, en especial la segunda y en especial la tercera parte). Rob Marshall es un director más teatral, quizás con un estilo muy alejado de lo que son las películas de este estilo, y se nota. Creo que mide bien el ritmo (de hecho apenas se para, va como un cañón) eso consigue que el film se siga con interés y se haga ameno. A nivel industria, esto es un total acierto. A nivel creativo, Marshall no imprime el sello que a mi humilde opinión Verbinski consiguió en las tres anteriores. Las escenas son algo planas en su planificación, los planos carecen a veces de carisma y son rutinarios (esos planos aéreos que casi rozan lo mecánico), las escenas de acción están rematadas con poca fuerza de llegada (Sparrow en Londres es un ejemplo de la poca épica que se trasmite en una escena de tal magnitud), y creo que completo acierto creativo está en la escena de las sirenas, y la escenas de Depp con Cruz, bien equilibradas  (en especial la final en la isla) quizás lo más impecable de la película. Marshall no hace una mala tarea, pero su aportación a la saga queda muy por debajo de lo que llevamos visto y del trabajo personal (ahora lo puedo decir con la boca bien llena) que imprimió Gore Verbinski a la saga. el gran Hans Zimmer, vuelve a poner la partitura original a la película, el rendimiento de ésta, es medio. Zimmer bebe poco de lo original, para hacer un refrito casi constante de las otras tres entregas, pero aún así, nos deja una partitura concisa y con algunos atisbos de brillatez (en especial el tema de las Sirenas y el de Angelica), sin mucho más que añadir a la saga que no haya hecho ya (la bso de la tercera entrega es un ejemplo de que Zimmer es muy grande cuando quiere).

En conclusión:  "Piratas del Caribe: En mareas misteriosas" sigue adentrándonos en las aventuras, en el divertimento pirata que a mi parecer, tenían las anteriores entregas, todas ellas precedidas por la genial primera parte, que fue la verdadera joya del tesoro. Esta cuarta parte, deja claro que tendremos Sparrow para rato, y a nivel personal, está un poquito por debajo de las tres primeras. Eso si, un blockbuster en toda regla, entretenido, disfrutable y que gustará a los fans de verdad. Verbinski vuelve en la siguiente por fa. Un 8, y quedaros hasta el final de los créditos, que hay escenita sorpresa.

La Escena/ Lo mejor:  La escena de las sirenas.// El personaje de Barabossa y su as en la manga.