2008/02/06

Maridos y mujeres: catarsis de la pareja

Vuelvo a revisar un nuevo film de uno de mis directores, el señor Woody Allen en su etapa con Mia Farrow (concretamente esta fué casi su autobiográfica ultima película juntos), "Maridos y mujeres" es visceral en todos los sentidos, un análisis de las parejas, tanto ellos como ellas, un drama vestido con pinceladas de comedia y buen hacer cinematográfico de la pluma de Allen.

El anuncio de que Jack (Sydney Pollack) y Sally (Judy Davis), dos de sus mejores amigos, van a separarse provoca una crisis en el matrimonio entre Gabe (Woody Allen) y Judy (Mia Farrow), que poco a poco se van dando cuenta de que tampoco su relación está en su mejor momento. Mientras Jack y Sally tratan de reinventar sus vidas al lado de otras personas, Gabe comienza a flirtear con una de sus alumnas de la universidad (Juliette Lewis) y Judy empieza a sentirse atraída por el nuevo amigo (Liam Neeson) de Sally.

Woody Allen escribe el que quizás sea (de todas las pelis que vi, que no son pocas) su guión más tenebroso y violento que haya escrito. Y lo digo en el sentido metafórico, pero también en el modo mas visceral dentro de ese contexto. Es impresionante el análisis que hace sobre las crisis de pareja a modo de entrevistas (el film esta contado como si fuera un documental a sus protagonistas y la evolución de estos) y momentos de extrema realidad gracias a unos diálogos tremendos y a una puesta en escena para agarrarse. Woody deja claro muchísimos mensajes, entre ellos la catarsis extrema de las relaciones sentimentales, muchas veces evolucionando o a la inversa, un puro panfleto sobre lo impulsivo y repulsivo que es el amor en todas sus facetas. La diferenciación del puro deseo (como dicen en el film, esto dura solo los primeros 4 años con tu pareja, según la revista Time xD) como pasatiempo y el lío de faldas que tanto gusta a su director, eso si, esta vez son viscerales, sucios y extremadamente dramáticos, realista donde los haya. Una obra arriesgada, que se compromete con todo el público, no deja títere con cabeza, ya hayas tenido poco conocimiento del amor, seas divorciado, estés en tu mejor momento, Woody remata la faena comiéndonos extraordinariamente el coco, buscando las soluciones a un puzzle que acaba con un desenlace que abofetea al espectador, al estilo Allen (mandarlo todo a tomar por culo, para ser claros) ya que la reflexión final del mismo, y su último plano en el film es digno de maestría humilde y sin tapujos, que bien a ser esto: Vivan el momento, dejen de comerse el tarro con las parejas y pasen del amor cuando este no funcione, la soledad y los mini universos de cada persona es lo mejor. Y no lo llamen radical, ya que en una excelente secuencia con Juliette Lewis, se autocritica (en voca femenina, toma ya!) en su propia película y sale airoso, touché. Con este libreto, Woody Allen vuelve a hablarme, vuelvo a identificarme, que grande,genial.

Repartazo. Para empezar el propio Woody, haciendo de maestro y humilde (Demasiado) marido, que aguanta todo el chaparrón, buen papel, siempre tan carismático. Impresionante con todas las letras la chica que se enamora de él, la alumna interpretada por una soberbia Juliette Lewis, un papelón, genial el personaje que compone, de lo mejor que he visto de ella. Mia Farrow tampoco se queda atrás, creando un personaje muy sentimental y controvertido, algo que juega muy bien con el resto del reparto. Sydney Pollack, también estupendo, vaya papelón el suyo, camaleónico durante todo el film y teniendo muchas de las mejores escenas dramáticas de la película. La otra esposa, Judy Davis, que no lo hace mal pero su papel queda un poquito esterotipado, aunque hace en conjunto, buena presencia. Y en secundarios, destacar también el personaje que interpreta Liam Neeson, muy buen papel el suyo, un tímido compañero de trabajo que explota en una parte del film cambiando mucho la opinión inicial que tengamos sobre el personaje, es genial como Woody da de lleno en retratar a los guaperas de turno y hacerlos sufrir, juas. Un repartazo con grandes interpretaciones.

Y ya creía yo que el señor Allen no me sorprendería en la dirección, pues lo ha conseguido nuevamente. Impresionante a nivel técnico, Woody rueda de manera exagerada pero a conciencia. Su estilo aquí es llevado al documental, y si bien tenemos escenas de entrevistas a los personajes (con su entrevistador en off) también tenemos en su totalidad el resto del rodaje con la cámara al hombro, sin cortes, moviendo la cámara de un lado a otro si habla alguien por toda la habitación o en exteriores, un estilo peligroso pero que Allen lleva con cierta maestría metiendo la cámara y poniéndola donde le da la gana (incluso veremos como el operador se choca bruscamente con el decorado o baja al suelo el plano de un tirón), una dirección sorprendente sin dudas (chúpate esa "REC" xDDD). La fotografía es algo plana, un poco oscura incluso en interiores, nuevamente supongo que intencionada, asi el realismo es mayor. El montaje, excelente, lleno de ritmo, intercalando la excelente composición de planos, con las entrevistas y secuencias ficticias, genial. La música, solo hace acto de presencia en los créditos finales e iniciales, jazz, como suele ser habitual. Escenas destacables: El increible plano secuencia inicial, donde se cuenta la base argumental del film, sorprende. El personaje de Juliette Lewis, y sus escenas de monólogo dentro del taxi (Aguantando un primer plano durante más de dos minutos), la secuencia de cumpleaños con un Woody enamoradizo. El final, las peleas verbales que tiene Sidney Pollack con sus parejas (increibles), y el toque de humor sobre las prostitutas en el inicio del film donde Woody Allen suelta alguna gracieta. Lo peor: Algunas escenas de tan realistas, se vuelven monótonas. Judy Davis, algo esterotipada.

Una película sorprendente, Woody Allen vuelve a clavarse en la retina y mente del espectador como bien sabe hacer, con un guión demoledor y una técnica muy recordable, eso si, el mensaje como siempre, es lo esencial, no se salva ni el apuntador,jeje. Un 8,9 merecido, aunque no llege a films superiores del genio de gafas de pasta Newyorquino.

NOTA:8,9/10
RECOMENDACIÓN: Seguidores de Woody Allen. Para los que piensen que la vida en pareja es un absurdo, xD.

DURACIÓN: 107 min
AÑO: 1992
Ficha en IMDB




2 comentarios:

DASKABE dijo...

Buena crítica. A ver si la veo. Tiene pinta de ser de lo mas radical de Allem, con todo lo malo y bueno que eso conlleva.

Charly Fratelli dijo...

Eres como los profesores que odio. 8,9, ¿no puedes poner el 9 y dejarte de gaitas? XDDDD