2008/09/02

"Hellboy 2: El ejército dorado": Más grande

Guillermo Del Toro regresa tras la impecable "El Laberinto del fauno", para regalarnos la segunda entrega del carismático diablo rojo. "Hellboy 2: El ejército dorado" es más en todos los aspectos, es una orgía visual para la propia libertad creativa del Del Toro "Hollywoodiense", y también un film que sale de la monotonía del género, y que discretamente aparece con gran respiro para el espectador por las carteleras.

El infierno está a punto de estallar al romperse la vieja tregua entre los seres humanos y el reino de lo fantástico. Un líder que ocupa el mundo de arriba y de abajo desafía a los de su propia sangre y despierta a un destructor ejercito de criaturas infernales. Sólo Hellboy (Ron Perlman), Liz (Selma Blair), Abe (Doug Jones) y Johann podrán enfrentarse a este cruel dictador y sus mercenarios....

El propio Guillermo Del Toro (ayudado en la historia por el creador del cómic, Mike Mignola) se curra el libreto de la secuela de Hellboy al completo. El resultado, sigue siendo tan satisfactorio como lo fue la primera parte (si es que te gusto la primera, claro), solo que aquí, nuevamente Del Toro se permite la libertad de contar su verdadera aportación al mundo creado por Mignola, introduciendo sus elementos fantásticos, algo que le hace aportar más personalidad y profundización a la película (algo que quizás faltaba en el primer film). La asiduidad por contar con cierto metaforismo impreso, la dualidad de mundos (fantásticos y realistas), el dilema moral y romántico de los personajes, unos inadaptados sociales que con franqueza y dureza (porque así demuestra que es la vida el argumento, por muy fantástico que sea lo que relate) deciden luchar solos y defender lo que otros rechazan. El prólogo argumental deja claro por donde irán los tiros, una raza de criaturas se quieren apoderar de lo que un día fue suyo (un mundo verde y rodeado de dioses ecológicos, algo que visto lo visto, puede considerarse como mensajito concienzudo de Del Toro ante lo mal que cuidamos nuestro mundo en la actualidad) gracias al ejército dorado. Visto asi, la lucha entre el submundo y lo que hay encima de nuestros pies parece demasiado simplón, pero el libreto deja claro que lo importante es el subtexto, la sutileza y el detalle para relatar lo que se cuenta, muestra de ello es la fantástica historia amorosa de Liz y Hellboy, que analiza realmente la supervivencia del amor y la confianza ante cualquier adversidad. Ojito al antisocial Del Toro, que aquí, aparece con mucha fuerza, dejando al mundo en "bragas" y poniendo de manifiesto que todo apesta, eso si, hay que luchar por él, aferrarse a algo y luchar. Un libreto con momentos de acción muy trepidantes, que también contiene unos diálogos muy ingeniosos (algunos llenos de buen humor) y unos personajes nuevos bastante bien aprovechados (quitando la poca gracia carismática que tiene el villano principal) , una historia más profunda y artesanal que el anterior film y mucho más grande en todos los aspectos (aunque siga por líneas paralelas de el anterior film), estaba claro, Del Toro ya nos había presentado a Hellboy, y ahora iba a por todas.

En el reparto, conocidos y nuevas caras para esta segunda parte. Ron Perlman sigue siendo Hellboy (para mi, al igual que Hugh Jackman con Lobezno, Perlman siempre será el único Hellboy posible, casi nació para este papel) aquí más amplio y perfilado, genial Perlman. También vuelve la sensual Selma Blair en el papel de Liz, que sinceramente con poco que aparezca ya es agradable verla, con lo cual buena aportación. Genial también Doug Jones con su papel de Abe Sapien, uno de mis personajes de Hellboy favoritos, Jones le da más juego aún que en el primer film, impagable su escena con Hellboy en la que se emborrachan, decir también que interpreta a dos personajes más dentro del film, pero el que también me sorprendió, fue el del Ángel caído, bastante impresionante, este tio debe tener un Oscar solo por meterse en la piel de tantos y tantos personajes de ficción (recordemos ese maravilloso fauno de "El Laberinto del fauno"). En los personajes nuevos, destacar al de Johann Krauss, con la voz (en la versión original, la cual recomiendo encarecidamente) de el creador de "Padre de familia", Seth MacFarlane, grande, estupendo. El villano del film, el actor Luke Goss que ha sido el que menos me ha convencido dentro del reparto, mucho mejor, su compañera en el papel de la princesa Nuada, la actriz Anna Walton, muy bien en su trama con Abe Sapien. En general, un reparto a la altura, muy correctos dentro del film, funciona perfectamente.

En la dirección, tenemos a un Guillermo Del Toro desatado artísticamente hablando, aquí tenemos su film más técnico y voluminoso en el sentido artístico (mención aparte para la fantástica labor de Guillermo navarro a la fotografía, o el diseño de arte, con numerosas criaturas, excelente), su técnica está muy lograda, Del Toro saca el máximo partido a los sets, y nuevamente sorprende en su manera de "encadenar" las secuencias, con sutiles movimientos de cámara o planos realmente largos para una superproducción, todo de manera sutil. Ni que decir tiene, que en las escenas de acción, Del Toro se luce, sería conveniente analizar tanto el montaje, como la simbología de planos en las coreografías de las escenas de acción, donde el Mejicano introduce tal cantidad de planos y encuadres diferentes que deja al espectador con la boca abierta, gran dirección creativa y artística de Del Toro, quizás su dirección más precisa y milimétrica. En la música, esta vez al mando, uno de los grandes, el señor Danny Elfman, que a mi parecer, crea una partitura demasiado recargada y "machacona" con muy pocos momentos reseñables, y más bien pasiva durante el film, no me convenció. Lo que destaco: La profundización del guión con sus detalles, Del Toro desatado artísticamente, creando todo un universo "Hellboy" muy amplio, grandioso y espectacular. Lo que menos destaco: Para mi, forma un enlace con el primer film, no lo supera ni se queda atrás, por lo que pasa más desapercibida en ese sentido. El final es también un poquito brusco. El villano pierde carisma en cada secuencia. La historia del ejército, los "elfos" o el final es algo previsible y llano, aunque no supone ningún problema.

Secuencias destacadas (SPOILERS): La parte inicial con el cameo de John Hurt y el pequeño Hellboy. En Manhattan, la supremacía de las criaturas del subsuelo, con la lucha que el villano tiene en contra de su familia, la secuencia de las "arañitas voladoras" y como Hellboy termina cayendo por la ventana para darse a conocer al mundo. El ataque de la enorme esencia natural (por así decirlo) donde Hellboy rescata a un bebé y se debate moralmente (la metáfora es bastante genial, Hellboy sostiene un bebé mientras lucha a disparo limpio, escala la fachada de un Hotel y se monta en el encendido del mismo, concretamente en la letra "H" del Hellboy . Más tarde Liz le cuenta al final del film, que va a ser papá ,je) . El mercado alienigena (genial). Hellboy y Abe Sapien borrachos cantándo canciones de amor (xDDD), la posterior pelea donde Hellboy queda herido. La gran pelea final, con un decorado bastante memorable y el ejército dorado dando caña.

Guillermo Del Toro nos da un adelanto magnifico, lleno de efectismos en el buen sentido, yendo más y más lejos con Hellboy, artísticamente desmelenado. Esto señores, es un fantástico aperitivo para lo que Del Toro nos estrenará en unos añitos, la adaptación y precuela de "El Señor de los anillos", "El Hobbit", se marcará otro tanto, estoy seguro. Si os gustó la primera, id a verla ya, porque es uno de esos films pequeños pero grandes, que con el tiempo ganarán adeptos. Un 8.

NOTA: 8/10
RECOMENDACIÓN: Fans del diablo rojo y del cine de Del Toro. Ver en V.O.S.E
DURACIÓN: 120 min.
AÑO: 2008
Ficha en IMDB