2008/11/09

"Harry el sucio": Contracorriente

Curiosa aportación cinematográfica de esta mítica película de Don Siegel que protagoniza Clint Eastwood, "Harry el sucio". Quizás uno de los clásicos de los 70 considerados de culto y en mi opinión un film tremendamente ochentero (pese a estar rodado a principios de los 70) en cuanto a su distribución y base argumental. El carisma del inspector Harry Callahan queda definido desde los primeros minutos cuando el film se esfuerza en mostrar la personalidad (más clara que el agua por otra parte) del personaje de Clint Eastwood, un personaje que va a contracorriente, que se toma la justicia por su mano y que no deja de ser interesante en cierta manera, pues juega con el antiheroísmo y a su vez la supremacía de los viejos héroes del western clásico. Es ahí donde quería llegar con el guión de "Harry el sucio", pues sabe mezclar el género del suspense policíaco (muy conseguido en el pasaje de las llamadas de teléfono por la ciudad de San Francisco) y el western con todas las letras por muy camuflado que esté (la parte final es un ejemplo de esto). Diálogos marcados en la memoria del espectador, llenos de encanto pero sin ser perfectos.

Quizás de lo único que peque sea de la redundancia que perfila a Harry el sucio con diferentes tópicos y delirios de grandilocuencia que marcan aun más el estilo de western moderno en la ciudad del film, exagerados momentos como la secuencia del atraco casi al principio del film (la que Eastwood arma en un momento no tiene desperdicio) o la secuencia del hombre suicida, que no deja de ser una secuencia transición para meternos más en el alma del protagonista, pero repito, a mi no me hacía gran falta, queda bastante clara la postura de Harry el sucio desde que aparece en la primera secuencia en el tejado. Eastwood muy correcto, crea un personaje mítico en la historia del celuloide, siendo el protagonista absoluto de la función. Pero no olvidemos a los geniales secundarios, sobretodo el villano "tocapelotas" del Show, un psicópata de la vieja escuela, un hijo puta con todas las letras que interpreta de maravilla Andrew Robinson (por cierto, ¿Su parecido con Harvey Keitel es cosa mía?). Y es que este es un film de hombres (porque no hay presencia femenina relevante) unos secundarios estupendos a la altura de la frialdad y franqueza del film.

Dentro de la dirección, Don Siegel rueda con soltura, aunque da cierto tono brusco y desenfadado al film para hacer honor a la sucia conexión de la historia con lo que se ve en pantalla. El tenebrismo casi expresionista de algunas escenas (sobretodo en la noche) hacen su técnica apocalíptica y de inquietante atmósfera. No faltará tampoco la influencia del western, con esos zooms típicos de la época, esos planos casi imposibles rodados en Tecnicolor que tan bien se mezclan con la setentera partitura musical de Lalo Schifrin que es bastante peculiar. Como curiosidad, cabe destacar de Siegel un par de secuencias donde creo que se luce a la cámara: La de la entrega del dinero en la cruz del parque (donde los personajes acaban "crucificados" de tal manera que todo parece lugubre y metafórico, muy bien rodada) y la secuencia del estadio de fútbol, con un plano donde la grúa culmina el crescendo del suspense y determina el siguiente paso del guión, empezando la cacería y el verdadero western con un final lleno de acción (la genial parte del autobús o el final en el lago) y alarde en el buen sentido. Destacando estos momentos creo que he dicho lo que me parece bien y mal del film, pues todo cinéfilo debería al menos concederle el visionado, más que nada porque es un film influyente en los 70, y más que nada porque Eastwood creó escuela, que le pregunten al Chuache. Un 8,7.

NOTA: 8,7/10
RECOMENDACIÓN: Ver en V.O.S.E. y para amantes de la acción o el western moderno.
DURACIÓN: 102 min.
AÑO: 1971
Ficha en IMDB



1 comentario:

Charly Ramone dijo...

Una auténtica joyita. Grande Eastwood.
Aún así, pienso que es una película más setentera que ochentera. Cuando veas las 2 de la saga rodadas en los 80, apreciarás el cambio a peor XD