2009/05/26

"Ángeles y Demonios": Un poquito de ambas cosas

Precuela y a su vez segunda aventura llevada al cine de las aventuras literarias de Robert Langdon. "Ángeles y demonios" reune de nuevo a Tom Hanks y el director Ron Howard en la secuela de aquella correcta película que alcanzó el taquillazo hace unos años: "El Código Da Vinci", esta vez y por lo visto, yendo algo más por libre en adaptación en cuanto a la obra de Dan Brown. El profesor de simbología religiosa Robert Langdon se ve pronto sumido en la búsqueda de secretos de una antigua secta satánica denominada Illuminati y por la búsqueda del arma más mortífera de la humanidad (antimateria) que estos han puesto en el Vaticano. Con unas pocas horas para evitar el desastre, unos misteriosos ambigramas y con un asesino que siempre lleva la delantera, Langdon y una científica italiana se ponen en una carrera contra el reloj. El libreto adaptado está firmado de nuevo (como pasaba en "El Código Da Vinci") por Akiva Goldsman al que se le suma un veterano y popular guionista del Hollywood actual, David Koepp. Ambos construyen una trama argumental basada en su antecesora, pues ambas comparten una estructura bastante similar, donde la acción marca el tempo del film, aquí quizás con menos parsimonia y suspense (algo que se hecha en falta y que el "Código" conseguía bastante mejor). Todo parece ir a contra-reloj, y aunque sea tremendamente entretenida (y contiene algún que otro momento simpático) la historia parece divagar en lo más importante, el mensaje. Hay contrariedad en lo que se expone, vale que tengamos que "tragar" dentro del guión con momentos totalmente "Koeepianos", por poner ejemplos: algunos tan disfrutables como la escena de la fuente o la quema de uno de los cuatro cardenales “preferiti" del film, la escena final del personaje de McGregor, o esa en la que Langdon se queda sin oxígeno en los archivos del vaticano. Y otras completamente fuera de lugar como: La vergonzosa escena del helicóptero o la escena final, donde (y volviendo al tema del mensaje) parece que los guionistas se "acojonan" ante la critica eclesiástica y se entretienen en darnos un sermón de bondad cristiana en el final, increíble.

En este aspecto, su antecesora iba más al grano, era más directa y menos conservadora con la iglesia. "Ángeles y demonios" como el título dicta, no mantiene un debate interesante sobre ciencia-iglesia, sino que se muestra con contrariedad en este aspecto, se posiciona rebelde y a su vez benevolente con los temas interesantes, así señores guionistas, pierde su efecto por completo. El contenido Illuminati, vuelve a ser excusa (nuevamente reitero que funcionaba mejor en "El código Da Vinci") para dar los giros de trama, unos giros que bueno, no son nada del otro mundo, pero que quizás no molesten en demasía (el de las cintas de vídeo es bastante pasable, aunque tira por tierra el suspense inexistente de la cinta, una pena, hubiese pegado bastante más fuerte si el suspense en sí, se hubiese mantenido fuerte dentro del libreto). No conozco la novela de Brown, pero creo que quizás se exploten más (o no) algunas partes de la trama (o quizás de tiempo a pensarlas a nivel cultural, religioso y moral, porque dentro de la película todo es tan rápido que es imposible asimilarlo todo en el primer visionado, cosa que detesto).

En el reparto, señalar el matiz interesante que da Tom Hanks a Robert Langdon, sigue en la línea del primer film, pero aquí parece que esté más cómodo en su papel, más decidido y claro (aunque molaba bastante que en el primer film diera más pistas claras que aquí, donde parece equivocarse una y otra vez, culpa del endiablado ritmo o su reloj de Mickey Mouse...). Le sigue la chica florero (pues no sirve ni para desactivar la bomba al final del film, su verdadero cometido, osea que poca cosa tiene que aportar) interpretada por Ayelet Zurer, correcta sin más, al menos la Tautou tenía algo que ver dentro de la trama (creo que en el libro al menos tiene algo más de protagonismo y feeling con Langdon). Del resto, puntualizar algún que otro secundario, sobretodo el genial papel de Ewan McGregor, que sin duda le da cierta ventaja al film y es de lo que más me gustó (pues tiene las mejores y las peores partes del film, curioso). El resto, curioso sin mucho más que añadir (por cierto, el "asesino-marioneta" no llega al carismático Silas de la primera parte). Dentro de la dirección, tengo que decir que Ron Howard es un director al que considero bastante bueno (pese a que lo pongan de vuelta y media incomprensiblemente hoy en día) pues lo mismo te hace un film comercial como este, que te hace un peliculón o cambia por completo de géneros. Aquí está bastante correcto, saliendo del paso y marcando la misma tendencia narrativa y estética que en "El Código Da Vinci", quizás no deslumbre, pues la personalidad de Howard no está precisamente en remarcar la técnica o los planos, sino en contar las historias (si quieren verlo inspirado vean "Frost/Nixon" para mi, su mejor película como realizador), Howard cumple, punto. Destacar la partitura del maestro Hans Zimmer a la banda sonora, que aunque tira de reciclaje, tiene algún que otro momento estelar en el film con temas bastante acordes.

En definitiva, "Ángeles y demonios" no consigue fascinarme, primero porque no es clara en su mensaje, es algo efectista (quizás por eso guste más que su predecesora, y por eso a mi me guste más aquella), entretenida, con ritmo, pero nada más. Es el primer estreno "fuerte" del Verano y la sensación de indiferencia ante la cartelera actual y futura me inquieta. Un 5,5.

NOTA: 5,5/10
RECOMENDACIÓN: Fans de "El Código Da Vinci" y de Dan Brown.
AÑO: 2009
DURACIÓN: 138 min
Ficha en IMDB

Trailer en Youtube


3 comentarios:

R.Gómez dijo...

Yeah, Billy Wilder a lo lésbico/freak es lo que hace el tiempo libre en mi mente.

Sobre "Ángeles y Demonios"...aún no la he visto, pero creo que tampoco es santo de mi devoción ya que con la adaptación del "Código da Vinci" mis pupilas salieron dañadas, al igual que mi cerebro con esa narración en el guión (y también el doblaje tampoco fue de mi agrado).

Aunque claro, eso fue hace tiempo, nunca es tarde para retomar el amor por el cine, si me raptan y me obligan a verla a lo "naranja mecánica de Kubrick"....lo mismo veo el trailer XD

Gracias por pasarte, por el friki-blog!

Saludos a lo Billy Wilder con tomatera de por medio pero que no te dé en la cabeza...XD (o como ya uso en mi día a día "ekisdé,ekisdé,já!")

I will see you again..................R.Gómez

DASKABE dijo...

La "vergonzosa" escena del helicóptero estaba en el libro y me parece imprescindible para la trama, de hecho me gustó como estaba realizada.

Es cierto que el mensaje en el guión no caé muy hondo y es lo que menos aprovechan de la trama, no profundizando mucho y como dices, pasando las cosas muy rápido y no dándote tiempo a asimilar. Pero, por otro lado, en el libro esto si funcionaba y en la peli puede que no, porque se centra mas en la acción por el tipo de film que es.

Respecto a la crítica a la Iglesia, Dan Brown creo que es bastante neutral, aunque parezca mentira, dice tanto lo bueno como lo malo. De hecho, la moralidad cristiana no tiene nada de malo. Por lo menos la final del film, el Papa que declaran lo citan de "progre", nada que ver con lo que hay en la realidad.

Un film entretenido, ameno, adaptación fiel a su original sin hacer copy paste del libro y bien hecho.

Al que le sepa a poco la trama o la historia, solo digo que se lea el libro; cosa que leyendo tu crítica, te recomiendo si te interesa el tema. xD

Saludos.

Fantomas dijo...

Yo leí el libro antes de ver la película y la verdad es que me pareció que Ron Howard hizo un buen trabajo (salvo algunos pequeños detalles). Obviamente como suele suceder, la película no es mejor que el libro, pero resulta ser sumamente entretenida por lo que creo que cumple a cabalidad su cometido.

Me ha gustado bastante tu blog, así que te he agregado en el mío. Si puedes, pasa por mi blog y me das tu opinión.

http://fantomas-cinemascope.blogspot.com/

Saludos!