2010/02/22

"I´m Not There": All are Bob Dylan

Todd Haynes dirige una original y extraordinaria película sobre la compleja vida de Bob Dylan creando historias y personajes diversos para contarla. "I´m not there" es un ejemplo de genialidad, que esta semana (y tras dos años de retraso) se estrena en nuestro país y que yo, como fanático empedernido que soy del de Minnesota, he podido disfrutar y porque no decirlo, volver a fascinarme, después de la amplia visión de la filosofía "Dylanesca" descubierta en "No direction home", redondea entonces mis maneras obsesivas hacia el mundo de Bob Dylan.

Tomando como inspiración su carrera en constante cambio, 'I'm Not There' es un entretejido de una serie de historias en la América de los años 60 y 70. Cada historia expresa un aspecto de la mercúrica carrera de Dylan y han sido filmadas de manera diferente a través de también muy diferentes intérpretes: Woody (Marcus Carl Franklin), un niño negro de 11 años siempre huyendo; Robbie (Heath Ledger), un artista mujeriego siempre en la carretera; Jude (Cate Blanchet), un joven andrógino estrella del rock; John / Jack (Christian Bale), un ídolo folk que se reinventa como evangelista; Billy (Richard Gere), un famoso fugitivo milagrosamente vivo pero ya haciéndose viejo.

Impresionante el guión, no hay palabras para expresar la originalidad de la historia, llevada no como biopic, si no como un entresijo de historias algunas verdaderas, otras falsas, poéticas, metafóricas, religiosas, políticas, siempre desde el punto de vista de diferentes personajes que se amoldan, a las diferentes etapas vividas por Dylan desde los años 60 hasta finales de los 70. Sencillamente magistral los pasajes del libreto, tremendamente originales todos ellos y con muchos guiños a la carrera de Dylan. Es por ello que el espectador que no conozca bien la vida del músico, pueda perderse estrepitosamente por la lírica imprimida en el film, si sois fans la disfrutaréis al máximo comprendiendola en su totalidad. En general, el argumento cuenta el complejo prisma de Dylan, con unos diálogos impresionantes, adaptando algunos, de verdaderas ruedas de prensa, narrando algunas leyendas del cantante de manera sublime. En general la caída del míto es la parte más impresionante del film, el fracaso del éxito (el accidente de moto y la separación sentimental, unen metafóricamente la transición musical y personal de Dylan, junto con su transformación religiosa, que interpreta el personaje de Bale). Un perfecto pastel artístico, para nada convencional (es una de las películas más extrañas y bellas que he visto nunca) Donde Dylan está presente, siendo cada uno de los personajes y a la vez, no siendo nadie, ni el propio Dylan, ni un cantante folk o rock. Una huída por la vida que cuenta el nacimiento, la niñez, la juventuz y maduración adulta de un genio, expuesta claro está, de manera poética y visualmente atractiva. Genial.

Repartazo, sin duda todos los "Dylans" están estupéndamente interpretados, algunos destacando más que otros, eso si. Sin duda el mejor, el interpretado por la sencillamente magistral Cate Blanchett, que ha ganado el globo de oro y no me extrañaría nada que se llevara el Oscar, porque ella ES Dylan en su totalidad, su manera de hablar, andar, mover las manos es tan soberbia que conforman un papel increible y único, impresionante, deja con la boca abierta. El segundo Dylan que más me agradó, fue el que interpreta Heath Ledger, un Dylan actor, mujeriego y enamorado que termina por traicionar sus sentimientos, muy bien Ledger, me encantó su historia dentro del film. El pequeño Marcus Carl Franklin, interpreta al Dylan infantil, huyendo de cada sitio pero dejando su huella musical, evocando la parte más "country" del film por así decirlo, campos, sol, viajes de tren, genial, al igual que el de Richard Gere, el Dylan adulto y viejo, que madura y ve la vida através de la obviedad, quitándose las máscaras del pasado y aceptando el futuro. Quizás el más forzado, pero no menos interesante, Christian Bale, que se centra en el Dylan más folk de los primeros 60 y finales de los 70 con su etapa religiosa, ojo en esta parte a Julianne Moore, su personaje a base de entrevistas, evoca claramente a Joan Baez, curiosa la interpretación de Moore, muy acorde con la Baez actual. Con menos aparición, tenemos a un Dylan narrador, interpretado por Ben Whishaw al igual que la voz de Kris Kristofferson en algunas partes. También no me voy sin destacar el personaje de Claire, interpretado por Charlotte Gainsbourg, un papel excelente, también de lo mejor.

A nivel técnico, la película es muy rica en dinamismo, y usa todo tipo de planos o simbologías para contar la historia, muy bien por Haynes, genial dirección tanto de actores como técnica. La fotografía, en las diferentes historias es usada de diferente manera, tanto colores amarillos propios del western en las partes del Dylan niño y del Dylan viejo, los tonos azules en el Dylan de Ledger, etapa oscura. Blanco y negro para la puesta en escena del roquero Dylan de Blanchett y de Bale, en fin, una pasada. La música, genial, hay que obviar la banda sonora comercial que vemos en las tiendas, no cumple la fidelidad del film, ya que aquí, aparecen algunos temas de Dylan (la mayoría desconocidos) que van a la perfección con el film y que cuentan la historia. Pelos como escarpias por ejemplo cuando suena "I want you", "I' ll Keep It With Mine" o los créditos iniciales con la excelente "Stuck inside of mobile with the Memphis blues again", una versión acústica alternativa de "Idiot Wind" o las fantásticas "Mr. Tambourine man" y "Like a Rolling Stone" en los créditos finales, genial el soundtrack elegido. Escenas que destaco: Todas las del Dylan de Blanchett, soberbia, la historia amorosa del personaje de Ledger con las partes musicales de "I want you" e "Idiot wind", Las falsas entrevistas a amigos ficticios de Dylan con esa inevitable Joan Baez en la piel de Julianne Moore. El final. Lo peor: Que si no sabe mucho sobre Dylan, la película puede parecer extraña e incoherente algunas veces, por lo que recomiendo leer sobre Dylan o ver ese fantástico documental de Scorsese antes de ver "I´m not there".

En general, una película extraña, alejada del típico biopic de fácil consumo y centrada en poetizar al máximo la figura de Dylan a base de grandes momentos llenos de música, metáfora y belleza artística que para nada roza la pedantería de su director. Como fan de Dylan, me ha sobreimpresionado, y me ha vuelto a colocar aún más en un pedestal al gran Bob. Para vosotros, solo deciros que si queréis verla, es el momento, pues no durará mucho en la palestra. Un 10 porque es una película atípica, necesaria y que "refresca" la cartelera de manera especial.

NOTA:10/10
RECOMENDACIÓN: Ver si se sabe algo de la vida de Dylan, fans. En V.O.S.E para ver las geniales interpretaciones de los actores.

DURACIÓN: 135 min
AÑO: 2007
Ficha en IMDB
Tráiler en Youtube