2009/10/29

"Escalofrío en la noche": Lidiando con el compromiso

Que a día de hoy, Clint Eastwood sea uno de los mejores directores vivos del cine actual es indiscutible. Hoy le doy un nuevo voto de confianza (y cuando no), con su ópera prima, "Escalofrío en la noche" en España pero de título muchísimo más acertado en su versión original: "Play Misty for Me". Un thriller con tintes psicológicos, donde Eastwood tiene que lidiar con la locura de una fanática de su programa radiofónico hasta puntos insospechables. Una película sencilla, con tintes Hitchcockianos, pero que es tremendamente disfrutable con los cinco sentidos, una delicia para los seguidores de Eastwood que quieran adentrarse con curiosidad hacia su primer film como director. Dave Garver (Clint Eastwood) es un popular locutor de radio de California que en su programa recibe frecuentes llamadas de una mujer. Garver decide citarse con la propietaria de la misteriosa voz, Evelyn, en el pub que ella suele frecuentar, Pero Evelyn no es la dulce mujer que parece y, ante el rechazo de Garver, éste deberá de enfrentarse a la violencia de Evelyn, que no duda en amenazar y perseguir a la novia de Garver y a él mismo. El libreto lo firman Jo Heims & Dean Riesner, partiendo, como ya he dicho, de una premisa sencilla pero puramente cinematográfica. El punto de calidad lo aporta Eastwood, matizando en los personajes, y lidiando con el tema de la obsesión que tiene la psicópata protagonista del film. El inmaduro y mujeriego Eastwood, paga el pato de sus vicios, y a pesar de que su personaje entre dentro del galán "Westerniano" al que nos tiene acostumbrados, aquí hay matices. El golpe es duro, psicológico y pega fuerte en espectador, pues los tintes de terror y suspense (bien logrados) dentro del guión, logran aumentar la fuerza del film por sí solas. Con una introducción desde el aire (muy típico en el cine de Eastwood, esos grandes paisajes en panorámico, bellísimos) pasando por la precisa clara (y yendo al grano, cosa que se agradece) presentación de los personajes. El nudo arranca la claustrofobia crepuscular que consigue el film, pero le veo un fallito por lo que el film pierde la calificación de ser redondo.

Me refiero a esos minutos excesivamente alargados (Casi parecen de relleno) del festival de Woodstock (se ve realmente la pasión de Eastwood por la música que más tarde llevaría a cabo en sus documentales), o la escenita de sexo, eso si, muy cuidada estéticamente, donde cada plano parece estar milimetrado, pero no se, tampoco hacía falta alargarla tanto (aunque está justificada para poder sufrir mejor en nuestra piel, el conflicto final de los personajes protagonistas, quitándole algo de frialdad a la historia, quizás por exigencias de los productores, dado que Eastwood suele usar la frialdad y crudeza cuando es necesario en sus films más contemporáneos). El desenlace es sencillamente genial. Una pieza perfecta entre el magnífico trabajo de edición (El policía llegando a la casa, mientras Eastwood conduce como un loco y su cuadro se desgarra por un cuchillo, genial, en paralelo), con un ritmo frenético, suspense logradísimo y ojo al último minuto, porque el final es tan brusco, como burro, frío, acojonante y desternillante a su vez, pero ojo, todo en el buen sentido.El señor Eastwood cierra con fuerza bruta (nunca mejor dicho) sacando a relucir, el personaje brutote y descabellado de los Westerns de Leone, estereotipo que viene aquí de perlas para empatizar con el espectador que desea que se haga justicia, yo aplaudo el inesperado, misógino y exagerado final, realmente magistral, jajaja.

Del reparto, decir que todos los personajes, están enmarcados en una etiqueta cinematográfica, me explico. Puede que todo esté algo caricaturesco en cierta medida, pero Eastwood sabe encarrilar muy bien a sus personajes llevándolos por caminos muy acertados, conectando no obstante con el público y siendo muy carismáticos. Es por ello, que Clint Eastwood, representa un personaje a dos bandas, confundido, rudo, mujeriego pero con ganas de cambiar, de madurar (es curioso, suena bastante irónico, puesto que es su primer film como director), un personaje genial, de esos que solo el tite Eastwood puede interpretar. Jessica Walter interpreta a Evelyn, la histérica hija de puta con todas las letras, de la película. Maravillosa interpretación (quizás demasiada sobrecargada de gestos, pero no le pongo ninguna pega, porque funciona a la perfección dentro del tono del film), Walter acojona, aterroriza e inquieta por partes iguales, nunca sabes por donde va a salir el personaje, y si lo sabes, no sabes cuando lo hará (algo muy Hitchcock...). El resto del reparto, muy correcto, destacar también a la novia del personaje de Eastwood, interpretado por la guapa Donna Mills. En líneas generales, el reparto es funcional, la buena dirección de un primerizo Eastwood tras la cámara, no parece afectar a lo que realmente importa, el dinamismo y el interés del espectador para meternos de lleno en cada tramo de la historia.

La dirección de Eastwood es muy artesana. Es curioso, porque se ven perfectamente todas sus referencias dentro de su estética. La más evidente, Hitchcock, pues comparte por ejemplo su manera de llevar el suspense. La cámara se mueve a veces de manera nerviosa (cámara al hombro) ayudando a dar mucho realismo a las partes más viscerales y violentas, con lo cual, el resultado es elegante y nada tosco como he leído por ahí, a mi es más, me impacta visualmente mucho más, y si es Eastwood quien lo hace, pues el doble. También es cierto, que Sergio Leone está presente en la mente del director, supongo que aprendió muchísimo haciendo los Westerns, y aquí podemos apreciar muchos zooms a lo Leone, los paisajes, la composición y fotografía, también muy influenciada. Eso si, Eastwood le da factura, y a pesar de tener films más perfectos técnicamente, la verdad es que aquí sorprende gratamente ver la frescura creativa que tienen sus imágenes. La música original de la banda sonora casi inexistente por otra parte, corre a cargo de Dee Barton, aunque ya digo, el film casi se sustenta de los diálogos, los sonidos o de algún tema no original suelto, como por ejemplo el que da título al film en su versión original o ese otro de Roberta Flack tan maravilloso, "First Time Ever I Saw Your Face" que recomiendo que escuchéis en vuestro momento de paz.

"Escalofrío en la noche" es un film interesante, que levanta la mente cinéfila y la pone a aplaudir. Un curioso inicio para una dilatada filmografía la del señor Clint Eastwood, perfecta ya desde sus inicios, pues su compromiso aquí era hacer un film interesante, y lo consigue. No es una obra maestra, pues tiene fallos, pero tampoco es el peor film de Clint, de hecho lo recomiendo fervientemente a sus seguidores. Un 9. ¡Ah! por cierto, el film es de los 70, que buen cine se hacía, o que cine más particular había en la segunda edad dorada de Hollywood.

NOTA:9/10
RECOMENDACIÓN: Cinéfilos. Fans de Eastwood. Ver en V.O.S.
AÑO: 1971
DURACIÓN: 102 min
Ficha en IMDB
Trailer en Youtube



3 comentarios:

DASKABE dijo...

A ver si me la pasas pinche pendejo, que esta tengo muchas ganas de verla.

Saludos.

Charly Ramone dijo...

¿Es bonita verdad? La verdad que es un debut bastante notable. No has mentado el papel del guapo de Donnie Siegel. Coincido en lo de esas escenas que se alargan.

Por cierto, hay una errata en el nombre del personaje de Eastwood, es Dave Garver, no Garland.

Saludos majet.

Luigi R.p. dijo...

Ya está subsanado Charly.

Pues si es un film muy curioso e interesante.

Saludos.