2009/09/21

"Inglourious Basterds": Agridulce ucronía Tarantiniana

Quentin Tarantino, es sin duda uno de los directores de moda, tenía yo ganas de ver esta película, esperada creo que por todos los que adoramos su cine, un cine que viene directamente de las influencias de un cinéfilo como es Quentin, y por otro lado, un cine que influye a grandes rasgos (los cuales me incluyo). Tenía ciertas dudas en hacer la reseña de el nuevo y extravagante film del enfant terrible de Hollywood, ya que "Inglourious Basterds" me ha generado una sensación muy extraña, por un lado disfrutable, por otro lado me quedo pensativo en que Tarantino, está casi apuntito de sobrepasar una línea peligrosa que se verá más determinante de cara a sus próximos proyectos, esa es la línea de la prepotencia y los delirios de grandeza y objetivos sumamente pretenciosos (aunque esto último casi siempre estuvo dentro de él como una virtud talentosa), pero ojo, vayamos por partes. Durante la ocupación alemana de Francia, Shosanna Dreyfus (Mélanie Laurent) presencia la ejecución de su familia a manos del coronel nazi Hans Landa (Christoph Waltz). Shosanna consigue escapar y huye a París, donde se forja una nueva identidad como dueña y directora de un cine. En otro lugar de Europa, el teniente Aldo Raine (Brad Pitt) organiza un grupo de soldados judíos para tomar represalias contra objetivos concretos. Conocidos por el enemigo como “The Basterds” (Los cabrones), los hombres de Raine se unen a la actriz alemana Bridget Von Hammersmark (Diane Kruger), una agente secreto que trabaja para los aliados, con el fin de llevar a cabo una misión que hará caer a los líderes del Tercer Reich. El destino quiere que todos se encuentren bajo la marquesina de un cine donde Shosanna espera para vengarse...

Libreto del propio director que se divide en cinco capítulos (en un principio se rodaron 10, osease que el film elimina unos cinco...) propios de la narrativa no-lineal y estrepitosa de Quentin. El arranque del film es sencillamente magistral, una escena propia del mejor Western de Leone, con ese granjero francés ocultando judíos, y la magnífica presentación a modo de monólogo (una de las mejores líneas escritas en un guión por Tarantino en su carrera, estoy casi seguro) del prácticamente protagonista del film, el cabronazo coronel Lanza, interpretado por un sublime Christoph Waltz. A raíz de ahí, aparecen los bastardos y el film comienza a mostrar un ritmo más pausado en su parte central, con escenas igual bastante alargadas (para mi pierde un poco el norte en su parte central), pero recuperando el vuelo en la (nuevamente Leone está presente) magistral escena de la taberna. El libreto juega muy bien con dos bazas, la primera, seguir la original y dinámica estela narrativa (aunque en menor medida y menos lograda) de Kill Bill, de hecho son obras que comparten ciertas similitudes en sus formas, saliendo más airosa aquella interpretada por Uma Thurman. Y la segunda, el suspense, que se consigue a través de lo que mejor sabe hacer Tarantino: Los diálogos, muchos de ellos muy bien escritos, otros sin embargo, carecen de introspección que parecen quedarse laargos y sobrantes. No obstante, la parte final toma una importante y arriesgada decisión, matar a los nazis en un puro genocidio por parte de los judíos (es curioso que no haya polémica tal y como están las cosas con los judíos en el mundo), Tarantino se pasa pero creo que con bastante acierto, mete una ucronía masacrando nazis dentro de un cine (curiosa manera de llevarselo a su terreno), Tarantino mete cosas propias, no hay más que fijarse, incluso los gustos fetichistas y anárquicamente misóginos están justificados (de hecho esto lo arrastra desde "Death Proof" siempre siendo sutil con este punto, claro, no vayamos a joderla con las feministas), no es casualidad que la masacre se lleve a cabo en un cine. De hecho Tarantino siempre ha dicho que cualquiera que ame de verdad con pasión el cine y quiera hacerlo, no hace falta que estudie en una academia ni sepa de lentes, aquí se pone en práctica esto, Tarantino mete una utopía vengativa, mofándose con la pasión de cambiar la historia con un film en llamas, con muerte y destrucción, algo que siempre le ha sido impuesto por la crítica. Y es que Tarantino, se burla de aquellos que lo tildaron de "director violento", pues aquí lo hace a propósito y con saña para remarcar su libertad creativa, cerrando con un estruendoso cataclismo el capítulo del cine en llamas, donde no se libran ni nazis, ni judíos ni las mujeres, todos cual bastardos caen a base de la pluma pueril y cabronaza de Tarantino.

Y para terminar de analizar el libreto donde por cierto he obviado dos superficialidades que pensé al término de la película erróneamente (por eso mi agridulce sensación de ponerle nota definitiva hasta que no la vea por segunda vez, algo que me pasó también con "Jackie Brown" que mejoró bastante al verla por segunda vez), la primera es que Tarantino ha hecho un panfleto de alabanza al pueblo judío, pues no, es imposible, y segundo, que Tarantino ha relatado un hecho histórico hasta que se ha cansado y ha tirado de la algarabía explosiva, error de nuevo. Todas mis respuestas se reducen a una sola cosa: Tarantino ha hecho una caricaturesca película con tono de mala leche y de niño enrabietado pero apasionado por contar a través de sus pintorescos personajes algo que realmente le motiva descargando una técnica de pulso firme y de pinceladas gamberristas. Por otro lado, llego a una mala conclusión con el final, quizás porque me lo tomo en serio, puede ser (Si me hubiese tomado en serio el final de "Death Proof" fuera de su contexto de film que homenajea a las dobles sesiones y que el propio director no se toma en serio, quizás este punto no lo tuviese en cuenta para los basterdos, pero no puedo obviarlo tratándose de un film más serio que aquel), ese donde Pitt se marca una esvástica a golpe de cuchillo y suelta como si fuera el propio director a modo de onanismo personal: "Esta es mi obra maestra", apareciendo posteriormente el crédito: Dirigida por Quentin Tarantino. Aquí es donde pienso que Tarantino se auto proclama, usa la autocomplacencia y está a un puntito de volverse un prepotente, espero equivocarme al segundo visionado, espero equivocarme en el futuro, pero este final anticlimático en mi opinión (después de quedarse a gusto en el fantástico cierre del cine en llamas) quita algún aliciente inteligente a la película y reta al espectador que ha seguido con ahínco a este genio, que lo miremos de nuevo con el dedito señalado para lo próximo que haga, quizás eso es lo que quiere, admitamos que Quentin siempre fue un provocador, y eso le gusta a él y en parte a nosotros, porque en definitiva Tarantino es Tarantino, y nadie escribe y relata como él.

El reparto, muy bien en general. Quizás el más flojo sea Brad Pitt, asumiendo el rol del yankee prototípico de las películas machorras, un personaje que si no fuera interpretado por Pitt, seguramente no daría nuevamente la etiqueta al film de: "El más taquillero y comercial de Tarantino", cuando realmente creo que sigue siendo un film tremendamente independiente. Les siguen los Bastardos todos geniales obviando al pesado de Eli Roth, que para mi sobra (ojo a la presentación con Morricone de fondo, mola, si, pero se le da demasiada importancia a Roth), luego tenemos los geniales papeles de la guapísima Mélanie Laurent (una sorpresa sin duda), la musa fetichista del director dentro de la peli, Diane Kruger, que está bastante correcta. El ya comentado Christoph Waltz, para mí el mejor personaje de la peli junto con el corto pero genial papel de Til Schweiger como el bastardo con mala ostia, genial. Por ahí aparecen también los rostros del televisivo B.J. Novak ("The Office"), Daniel Brühl o una conocida en la filmografía de Tarantino que la vimos amputada y puteada en "Kill Bill Vol. 1", la actriz Julie Dreyfus. Un reparto coral, muy acertado y bien interpretado.

Y técnicamente destacar a Quentin, de nuevo poniendo la creatividad en dosis más amplias y quizás algo más contenidas en esta película, aunque si que rueda dos o tres pasajes memorable para la retina (esos zooms o el montaje rápido de algunas escenas clave a lo Leone, o los paneados largos en el cine que recuerdan a "Kill Bill" son geniales), luego las conversaciones están contenidas pero rodadas con cierta parsimonia algo que hace que el film sea más serio en su concesión (de ahí mi dilema ya comentado). Tarantino sigue siendo un detallista, enmarca unos planos perfectos y da lo que tiene, eso si, con un toque más contenido y menos sorprendente. La música no original como viene siendo habitual, contiene unos geniales temas estupendamente elegidos por Tarantino, desde las innumerables referencias musicales de Morricone (que está más presente que nunca), pasando por David Bowie o Nick Perito. Temas que van perfectamente con el film y que hacen nuevamente una banda sonora que pasará a la historia por ser incluida en una película de Tarantino (por cierto, esta vez no se han incluido diálogos entre canción y canción del score que se vende en tiendas...algo que ya parecía habitual en los scores de Tarantino).

"Inglourious Basterds" es un film extraño y complejo donde hay que bucear más que quedarse con el primer visionado. No sé exactamente que sensación me da hasta que no la vuelva a ver, espero que pronto para darle la determinación correcta. No obstante sigue siendo un film muy analizable, escapista y a su vez interesante. No me impacta tanto como "Pulp Fiction" o "Kill Bill", pero bueno, veremos que es lo próximo. De momento y puede que cambie, le otorgo un estirado 8.

NOTA:8/10
RECOMENDACIÓN: Seguidores del director. Ver en V.O.S
AÑO: 2009
DURACIÓN: 153 min
Ficha en IMDB
Trailer en Youtube



5 comentarios:

DASKABE dijo...

Desde mi punto de vista, flojita crítica. Eres demasiado duro con Tarantino porque tu crees que ahora va de prepotente o algo parecido. Sin embargo, en "Death Proof", peli que puede parecer mucho mas prepotente que esta y sin sentido en algunos aspectos, alagas su figura, y le das por cierto un 9, diciéndome que te gustó mas "Inglorious" que "Death".

No se, me parece confuso.

Luigi R.p. dijo...

Creo que te has quedado en la superficie, lee de nuevo la crítica y no te quedes en la nota, pues como ya dicho tengo un dilema moral con esta pelicula.

A ver si voy a verla esta semana de nuevo y remato mi opinión.

P.D: Explico también porque saco de contexto a "Death Proof" dentro de lo que representa en la filmografía de Tarantino y creo que te lo expliqué.

DASKABE dijo...

Vamos a ver, que eso ya lo se. Ya se que tienes un dilema moral y todo eso, aunque el hecho es que has hecho la crítica aún teniendo dudas.

molly dijo...

Para mi hace mucho que dejó de interesarme Tarantino(lo siento por vosotros jeje)y visto lo visto ni se me ocurrirá verla por mu aburrida que esté:)paso de pasar un mal trago con este dire,estoy enganchada en los clásicos y cada dia los valoro más,eso era cine!! que no te cree dilemas morales este tipo de peliculas,no creo merezca la pena,sinceramente tuya:la que susurra a los caballos^^

Charly Ramone dijo...

A mí si me gustó, no tanto como "Reservoir Dogs" y "Pulp Fiction" (evidentemente), pero me gustó. Por supuesto, que ya desde antes de estrenarse, y durante un tiempo, estará en boca de todos los chavales de entre 14-17 años, haciendo que la coja más tirria.