2009/12/11

Blancanieves y la actualidad

Hoy me apetece traeros algo diferente. Algo así como la "reseña" especial que hice con "Parque Jurásico 3" pero en este caso, con un prisma menos duro con respecto al film que me ocupa ahora. "Blancanieves y los siete enanitos", clasicazo de Disney (el primero para ser exactos), que revolucionó el cine de animación en los años 30. Decir del film, que es una joya de la animación tradicional, todo es prácticamente perfecto técnicamente, y me encanta. Ahora, veo interesante llevarnos el guión del film (basado en un cuento de los hermanos Grimm) hacia la actualidad, para darnos cuenta de que hay muchas referencias, mensajes ocultos, incluso simbología aplicable a nuestros días, o al menos así lo he visto yo, no estamos ante un film solo para niños, aquí los adultos deben arañar el celuloide para ver un poco lo que se nos cuenta, que es cuanto menos, inquietante, curioso y gracioso, espero no ser muy duro con mi largo análisis. Para empezar, el film muestra a la malvada reina del castillo, invocando al espejito mágico. Su pregunta es sencilla, ¿Quién es la más linda del reino?, a la cual el jodido espejo le dice que Blancanieves (Porque sí, no había otra en todo el reino ni más cerca ni más lejos...). La reinona (porque que queréis que os diga, a mi me pone mucho más la villana que la propia Blancanieves, al menos su aburrimiento y neurosis de celos hacia blancanieves le dan más personalidad, esto me recuerda a aquel chiste de Woody Allen en "Annie Hall") enloquecida por los celos de que se quede sin ser la más guapísima, manda a un setentero lacayo para matar a blancanieves (el tipo es un descarado, pues se nota que quiere tener sexo con la reina, es por ello que siempre le hace la pelota y al final se deja hasta morir de sed en la mazmorra...sin más escenas ,sin rechistar, ole los huevos de éste personaje más entrañable sin lugar a dudas que la propia Blancanieves...), escena donde por cierto, la reina quiere guardar el corazón de la niña en un cofre, algo heavy para la época, incluso para los críos, en su día esta escena dio pie para prohibir el film en varios países. Antes de esto claro, el princi-pito azul entra en escena, la famosa canción en el pozo de los deseos (eficaz al instante a las palabras de la petarda Blancanieves), donde la moza queda prendada de varón como niña caprichosa, y el príncipe disimula su dolor al ser mordido literalmente por una paloma (con lo que tiene que doler eso, que se lo pregunten a Tippi Hedren).

Volviendo al intento de asesinato del guardia real, Blancanieves cual ingenua o idiota, se pregunta quien leches quiere matarla, parece que ni el guardia logra convencerla de que se vaya ya de una vez, que la reina está muy loca (Por cierto, la reina no tiene nombre, para más INRI, es un personaje incomprendido y antisocial, razón de más para adorarlo). Blancanieves huye como una loca por el bosque. Imaginando todo tipo de efectos psicotrópicos, con la marcha de la orquesta, árboles con ojos, ramas que quieres desnudarla y violarla, troncos que simulan ser cocodrilos. O una de dos, Blancanieves fumaba las flores que recogía, o está muy mal de la olla, optaré por lo segundo, porque a partir de ahí, el personaje se convierte en marimandón, tocapelotas y odioso. Blancanieves se encuentra con los animales del bosque, cantan juntos y se gana su amistad para usarlos cuando bien le convenga para que le ayude a limpiar (y parecía tonta, ja!). Es por ello que los animalitos le buscan hogar en la casa de los siete enanitos. Es curioso, aqui a día de hoy se podrían sacar los mensajes machistas, Blancanieves limpia la casa, les cocina feliz y cantando (hasta uno de los enanitos insinúa que no limpian porque no tienen madre...) supongo que no hay que buscarle los pies al gato, en los años 30 era lo que se estilaba, sin más. La mujer irrumpe en la tranquilidad de siete hombretones trayendo el orden y la artimaña de la belleza. Pues gruñón, el único enano que parece ver la realidad, no deja de soltar perlas del estilo: ¡Mujeres!, peligrosas, usan sus artimañas. Éste elemento lo usará Blancanieves para calentar la bragueta de gruñón, hasta que consigue, como con los demás, engatusarlo, enamorarlo (la escena en la que los enanos duermen en cajones, ollas, y demás, mientras la niña duerme en la cama de siete enanos es para enmarcarla, ole los huevos de Blancanieves, que ni siquiera insiste en que alguien duerma en la habitación de arriba con ella, que tía más perra). Los enanitos pues, se podrían considerar como los amigos del alma de las chicas. Esos amigos que se enamoran de ella, que son buena gente, simpáticos y bonachones pero que al final siempre acaban siendo traicionados por la llegada del principito azul que se la lleva (de hecho, es bueno observar como Blancanieves nunca da un beso en los morros a mudito, ni por muy bien que le vayan las cosas, que tía más puerca, la odio).

Y la película va y viene en una sucesión de escenas muy bien resueltas por el equipo de animación de Disney (a cual más difícil y bien dibujada), en el que los enanitos se bañan por primera vez obligando al pobre gruñón a seguir los consejos de Blancanieves (que digo yo, ya podría lavarse ella también, que la tía mucho orden, mucha limpieza pero lleva dos días con la misma ropa, pero claro esto no importa porque el hombre es el desastre, que vale de acuerdo son unos mineros de mierda, pero vaya, ella es blanca y pura como la seda, y estoy siendo sarcástico). Blancanieves pues, se afinca con los enanos, como un matrimonio. La tensión sexual es mascada toda la película sea cual sea el elemento, ya sean los enanos (también de manera homosexual, ya que mudito y sabio duermen juntos, uno de ellos apoyado en el culo del otro...yo no digo nada), la reina y el pobre guardia, los animalitos, el bosque (pues la escena ya comentada, para mi es una violación con reminiscencias sexuales y de mala leche por parte de la Disney, quizás el enfermo sea yo, pero creo que es mucha casualidad). Una tía que duerme en la cama de ocho amigos, que ríe y se lo pasa bien con ellos, eso si, sigue guardando su secreto: Tarde o temprano su vida perfecta con su hombre perfecto vendrá, y les darán por culo a los enanos. Y cuando parece que la película se va a convertir en una puñetera injusticia humana, de realidad aplastantemente actual, el film vuelve a pegar el giro al siguiente paso, sigamos.

Cambio, ohhh, volvemos al castillo de la reina. Bien, se pone interesante. Los malos Disney son geniales. La reina se pica porque descubre que Blancanieves sigue viva. Baja a las mazmorras, que gran escena, por unas escaleras de caracol, con su capa al viento, que belleza, que carisma, quizás las mejores escenas del film estén aquí. Donde la reina busca el hechizo que la convierta en una anciana, con una música que atrapa, con unos planos muy imaginativos, y lo mejor: que despierta al espectador cierta curiosidad por ver como sigue todo. Seamos honestos, si el elemento de la reina no está en la peli, esto sería más aburrido que ver Eurovisión. Volvemos a la casa de los enanitos (oh no, otra vez), y ahí están, cantando una canción tonta (literalmente, así se llama) donde Blancanieves está feliz, los enanos danzan con ella, y ella se deja llevar (orgía). música, y la famosa escena donde los amigos tienen la oportunidad de meter mano a la guarra de Blancanieves, pero ésta les hace la cuchara y los deja dormir en el salón mientras ella se pone cómoda en siete camas, lo antes comentado. Volvemos al castillo de nuevo (Siii, veamos como sigue la genial reina malvada, esperemos que sus planes sean rápidos de una vez, queremos ver morir a Blancanieves pronto), y ahí la tenemos, conjurando una manzana roja (el elemento de la pasión, del fruto prohibido en la Biblia, muy simbólico), una manzana envenenada como la propia reina nos explica, siempre, mirando al espectador, mirando a la cámara (curioso y gran detalle), como si fuéramos partícipes de su plan, como si los adultos debiesen entenderla y los niños debiesen asustarse, GENIAL. La posterior escena en la que sale del castillo en barca (tras ver la cómica escena del esqueleto, no pude parar de reírme de lo cómica que es la reina) es sencilla, genial, gótica, sublime, sin duda lo mejor de la película es la reina, sus dibujos, su estética, su ambiente.

Volvemos al bosque, a la casa de los enanos. Por muchas insistencias de gruñón, que le dice a la tonta de Blancanieves que no deje entrar a nadie, que tenga cuidado en la casa, que no se fie de los extraños, que se van a ir y que estará sola, que tenga mil ojos. Nada, es igual,, Blancanieves le dice: "¿Gruñón, me quieres?", y gruñón cae en el embrujo de la verdadera bruja malvada, la dichosa Blancanieves, calienta braguetas con todas las letras. Los enanos se van, y Blancanieves puede cantar a sus anchas en la casa su canción de amor hacia el príncipe (claro, los enanos no la oyen, y ella sueña con los pectorales, su caballo, su castillo y el oro del príncipe azul, que lleva de putas desde que empezó la película, porque es el personaje que menos aparece, el menos interesante, y el que menos definido está...igual es hasta homosexual, porque no sabemos gran cosa de él). Así, la reina disfrazada y con dos buitres a las espaldas (De los cuales hablaré luego, porque tienen cierto significado) logra envenenar a Blancanieves. Genial escena donde ambas comparten plano, donde el elemento de la lluvia impregna la personalidad de la reina, donde la muerte es tan bella que hace aplaudir el gesto cinéfilo (la mano cayendo al suelo con la manzana mordida, si esto no es elegancia y arte, que venga Pixar y lo vea...jeje). Al final, la reina se ve metida en una persecución, donde los enanitos intentan cargársela (Armados, ojo, con trozos de madera en las manos), los buitres entran en escena apoyados en una rama cerca de la reina. Ésta encuentra una roca enorme en un precipicio y no se le ocurre otra cosa que intentar hacer palanca contra los enanos. De las dos idioteces que hace la reina, ésta seria la más cruel, pues la primera, es que el hechizo de la manzana solo tiene un "peeero" que la reina parece darle igual, que es el típico: "Con el primer beso de amor verdadero, volverá a la vida", ahora entiendo porque Blancanieves no besó a mudito, entonces no habría película. La reina entonces, quiere lo que el público, dejarnos de tonterías ya y matarla de una vez obviando ese pequeño (pero tan importante amigos) detalle, pensando que en la vida real, el prín-cipote nunca aparecerá para darle su ansiado beso. Pobre de ella cuando leyó el contrato, la letra pequeña, y vio que un trueno rompería la roca, que se caería por el precipicio, que vendría el príncipe (Pues esto es una película con final "feliz") y que los cuervos - buitres carroñeros o lo que sean, serían el punto y final de su aparición en pantalla. De hecho la escena final con el sonido de la lluvia, los buitres bajando en círculo para comerse los restos de la reina, muestran la crueldad del mensaje del libreto, muestra como mueren los sueños de un personaje que merecía de verdad ser un poquito feliz. La reina no era tan mala, era realista y estaba obsesionada porque estaba sola. Otro mensaje, podría ser, que todas, por avaricia, empiezan siendo Blancanieves y acaban por convertirse en la malvada reina, obteniendo el final que ella tiene, esto pasa.

Pero es aquí, en este punto, donde la realidad abandona la cinta. Disney mete la música, el beso de amor, los vellos de puntica, los planos bellos, el final feliz. Yo, como el que más, soy un soñador, admiro ese "Vivieron felices para siempre" porque es tan eterno, tan bonito que uno se emociona. Pero luego uno piensa, claro, Blancanieves da de lado a los enanos (Yo me siento muy identificado con Mudito y con Gruñón xD) para irse a un castillo. ¿Cómo será su vida de matrimonio? ¿Acabará por pasarle como a la reina cuando vea que todo en la vida no es del color de sus pómulos?. Entonces aparece el antiguo logo del castillo disney en azul (no ese que hay ahora tan barroco y digitalizado) y uno vuelve a pensar: Esto es la vida, bellos momentos, realismo atronador, la belleza exterior importa, eso si, el cuento tiene un final y la magia se acaba. Disney jugó con ventaja, pues en sus historias, el amor perdura para siempre, el sexo no existe y los dibujos son simplemente arte. Es por ello que tanto adoro a esto que no sabemos explicar, a esto que uno le atrae y le da un sentido a las cosas. Me refiero claro está, al CINE.





2 comentarios:

DASKABE dijo...

JAJAJAJAJAJA.

Te lo has currado neng. Me ha gustado tu análisis e interpretación con sus puntitos xDD y un buen cierre.

Saludos Mudito.

molly dijo...

Ansiosa pa leer crítica de La Cenicienta,que tb se las trae jajajajaj psss procura poner pa mayores 30 años pq como lo lea algun crio le vas abrir los ojos tanto que se nos hace un tio con solo leer una critica jajajaja mu currá,con muchas verdades,ainssss pero siempre nos quedará Paris....