2010/11/21

"La Môme (La vie en rose)": la vida en el escenario


Director: Olivier Dahan
Año: 2007
País:Francia
Duración: 140 min.
Sinopsis: Evocación de la vida de la famosa cantante francesa Edith Piaf (1915-1963): su infancia, su adolescencia y su ascensión a la gloria. De los barrios bajos de París al éxito de Nueva York, su vida fue una lucha por cantar, sobrevivir, vivir y amar.Creció en medio de la pobreza, pero su voz mágica hicieron de ella una estrella mundial.
Mi Nota: 10     Ficha en IMDB


Siempre he sido un admirador tanto de la vida, tanto de la música de la icónica Edith Piaf. La cantante francesa tuvo su biopic allá por 2007, con muy buenas criticas y reconocimiento académico en Hollywood. Tenía pues, desde aquellos, pendiente ver la película dirigida por Olivier Dahan. El resultado, tremendo, emotivo. El guión está perfectamente representado y escrito por el propio Olivier Dahan acompañado de Isabelle Sobelman. Retratando la vida de la môme a través de su infancia, adolescencia, madurez y su prematura muerte. La escalada de la fama está representada de manera no-lineal (podríamos comparar la fuerza narrativa del guión con aquel biopic que también le dedicaron a Ray Charles, pues comparten puntos argumentales a la hora de saltar en el tiempo o mostrar los acontecimientos a la hora de darle ritmo y dinamismo al libreto y a la propia película en sí). 



La personificación de Piaf no podría ser más perfecta redonda y definitiva. vemos la elascticidad carismática del personaje, su sufrimiento por amor, su entrega total a la música, al arte, la vida de Piaf estuvo llena de contratiempos, de dramas constantes y de temas realmente turbios (su adicción a la morfina aparece en la película de manera tajante). Quizás lo más interesante del tratamiento sea la fantástica evolución del personaje en sí, sus facetas, sus estados anímicos, su idiosincrasia ante la vida y todo lo que le rodeaba, la cierta poesía que se alarga a todo su aura. La bohemia traspasa el celuloide y aquella mujer que susurra cual pájaro al oído, llega al espectador con fuerza. Cuando llega el final, que por cierto, utiliza un montaje lleno de elipsis correctamente utilizadas para subrayar con música y silencios lo que se expone, la muerte de Edith, como si fuesen sus recuerdos, evocando sus últimas imágenes ante el cadalso de la artista, cual ritual, perfecto cierre. Así pues, el guión tiene donde rascar, eso sí, si amamos la historia de la cantante, o nos interesa más que si viéramos la película solo por la famosa canción a la que hace honor, la verdad, se disfruta mucho menos. Para mí, estupendo libreto, muy disfrutable y fiel a los hechos reales.


El apartado que creo, que destaca más en la película, ante todo lo demás, es sin duda alguna, el de la interpretación. Podría escribir ríos de tinta sobre la asombrosa e impresionante mimetización (porque es Edith Piaf la que aparece y no una intérprete) de mi adorada Marion Cotillard, la actriz se mete literalmente en la piel de la cantante, se encorva como ella, canta con los mismos gestos, llora, siente y padece como ella a tal grado de realismo que resulta imposible ver una interpretación a veces. Cotillard no solo pone la cara, si no que también recrea la compleja y andrógina voz de Piaf (es por ello que os aconsejo ver el film en su versión original en francés) de una manera más increíble si cabe. Merecido Oscar para la actriz, y desde luego, una de las interpretaciones más portentosas de este inicio de siglo, y si parezco desmesurado, no tenéis más que ver el film. Del resto de secundarios, destacar el fantástico papel de otra de mis musas, la señorita Emmanuelle Seigner, que adopta un papel esencial para la infancia de  Piaf muy bien representado en la película. Gérard Depardieu también perfecto en la parte en la que aparece, Sylvie Testud como la amiga de Piaf (también genial la actriz). En general un reparto enfocado a la estrella, Marion Cotillard, para mí, el pilar básico y esencial de la película.



Y en cuanto al apartado más técnico de la película, destacar claro está, la dirección de Olivier Dahan, que narra perfectamente cada pasaje de la historia con un estilo muy "americano" y clásico, pero que va perfectamente con lo que se muestra. Destacar sus planos largos (ese infinito paseo dentro de la habitación de hotel cuando Piaf recibe la fatal noticia de la muerte de su marido es fantástico, o los exteriores de Nueva York, la parte del prostíbulo o las actuaciones musicales, perfectamente rodadas). Mención aparte también a la dirección artística de la película, que nos transporta a varias épocas desde los años 20, hasta finales de los 60 con mucha precisión y fuerza, genial y sorprendente. Y respecto a la banda sonora, la selección obligada de temas de la cantante es perfecto, sus grandes temas aparecen, por supuesto, pero también los más desconocidos tienen su espacio dentro de la película, y algo que me gusta mucho es que las canciones que aparecen narren de alguna manera, los sentimientos de la escena o de la protagonista en el momento en que aparecen. Es por ello que escucharemos temas como "Padam, Padam" (justo donde debe estar, je), "Milord", "L´accordéoniste", la preciosa "Mon Dieu" o la mágica "Non, Je Ne Regrette Rien" que pone el broche final a la historia. Aparte, Christopher Gunning interpreta de forma original algunos temas de Piaf que cuentan como la partitura original compuesta para el film.

En conclusión: "La vie en rose" es una gran película, disfrutable para los que como yo amamos a la cantante, y un biopic muy acertado en todo lo que cuenta. Un 10. Como cierre os dejo con una entrevista que le hicieron a una Piaf ya a la espera de la muerte y que pertenece a una de las escenas del film:
". ¿Quiénes son sus amigos más fieles?
- Los verdaderos amigos son todos leales.
. ¿Y si ya no pudiera cantar más?
- No viviría.
. ¿Teme a la muerte?
- Menos que a la soledad.
. ¿Reza usted?
-Sí, porque creo en el amor.
. ¿Su mejor recuerdo de la profesión?
- Siempre que se levanta el telón.
. ¿Su mejor recuerdo como mujer?
- El primer beso.
.Si le diera un consejo a una mujer, ¿cuál sería?
- Que ame
. ¿Y a una joven?
- Que ame
. ¿Y a una niña?
- Que ame.
. ¿Para quién hace punto?
- Para quién quiera ponerse el jersey. "



1 comentario:

Kevin H. Ovalle dijo...

Grandiosa pelicula, la que me hizo convencerme que Marion Cotillard ademas de ser muy hermosa es un portento de actriz.
Gran critica y de acuerdo en todo, una excelente pelicula!