2007/11/23

"Malas Calles": Costumbristas

Estamos ante una de las primeras obras de un joven Martin Scorsese, "Malas calles" engloba lo más típico y previsible del cine del genuino cineasta y a su vez, muestra un alarde de originalidad técnica, tajante en su proceso de manera sobresaliente. Tecnicísmos:

Charlie vive en un mundo de vicios, por eso intenta ser tan religioso como pueda. Pero está atrapado en la Mafia como un gangster de poca monta y sin futuro. Su única distracción es el bar de su amigo Tony. Su mejor amigo y primo, Johnny Boy, es un hooligan auto-destructivo, quién debe dinero a todo el mundo. Charlie puede heredar un restaurante de su jefe y tío Giovanni que le subiría un escalon en la comunidad italiana, pero Giovanni le obliga desasociarse de Johnny Boy y de su novia, Teresa. Todo acaba en un final violento una noche en las malas calles de Little Italy…

Si de algún adjetivo se lleva la palma el libreto de "Malas Calles", ese sería el de costumbrista en muchos aspectos. Ya sea en su planteamiento global como en cuanto a el tratamiento personal que Scorsese imprime en cada hoja del guión. Su autobiográfica y evidente reminiscencia a su juventud en el barrio Little Italy de New York y todo lo que conlleva el mundo de la "familia" llevados al extremo mafioso de sus calles y personajes, Scorsese nos habla de lo costumbrista de sus personajes, amigos en un barrio del que están atrapados, de los que toda esa muchedumbre social apestosa y denigrante sirven como de una baza más para exponer el catastrofísmo dramático de sus pasajes (que aprovecharía mas tarde y mucho mejor en la obra maestra "Taxi Driver") La obsesión por la religión cristiana y judia recurrente en incontables escenas (sobretodo las referencias bíblicas en el protagonista), el racísmo como frecuente tema de conversación radical y negativo de sus personajes más secundarios y el contínuo debate moral que se vivía en la época. Scorsese quizás acierte en todo esto, pero también puede que se equivoque en contar una historia secundaria a esta, más lineal (la historia de amor y la de los matones) incluyendo alguna que otra subtrama para alimentar más el film (grave error en exceso, en mi opinión) que a mi me hecho "marearme" un poco argumentalmente. Quizás sea esa la genialidad del director, mezclar tantas cosas y crear un conjunto a la vez estupendamente vanguardista y a su vez superfluo en varios momentos destacables (ejemplos: El personaje de Keitel, sale de su casa y aporrea sin piedad a un yonky, más tarde lo vemos de nuevo en casa más calmado/ otra, la escena en las que dos personajes se meten derrepente en el coche de los protagonistas, uno de ellos un gay que piropea a "señores de gran calibre alimenticio" dentro del coche y que posteriormente es "expulsado" del mismo sin más relevancia, quizás consiga hacer gracia de lo surrealista que es. Como estas unas pocas más). Aún así, el desenlace de la historia (y una introducción muy interesante lleno de momentos costumbristas de sus personajes, profundizando bien en ellos) es una bofetada al público tradicional, una bofetada para el propio punto de giro, tremendo, original y sorprendente, mezclando la venganza con la pasividad de la sociedad, la sangre fría, la amistad y el fin de la libertad, genial. Los diálogos son bastante interesantes para ser uno de los primeros proyectos del newyorquino, geniales en casi toda la película y muy reales.
En definitiva, un guión con sus más y sus menos, pero aún asi, es una buena muestra de lo que Scorsese demostraría más tarde, lo genio que era y será siempre.

El reparto, muy acertados en general. Harvey Keitel es el protagonista de la historia, configura un papel excelente con cierta humildad y cargado de inquietudes, la juventud explícita en cada personaje del film queda escrita también en el protagonista, genial es ver a Keitel competir en plano con el GRAN Robert De Niro, mostrando aquí otra cara a la que estamos acostumbrados a ver en sus papeles con Scorsese, un "chuleta" bastante hipocondriaco, pillo oportunista de calle pero en definitiva con buen corazón, muy buen papel, de lo mejor del film. La chica, Amy Robinson, interpreta a Teresa, un personaje que apoya el famoso triángulo Scorsese ya sea amoroso o personal que da juego a los personajes principales, tanto el de Keitel como el de De Niro, simplemente es un refuerzo, sexualmente explosiva en una secuencia del film, y correcta en el resto, sin más. El resto de secundarios también estupendos, destacar también el papel de David Proval, bastante importante en la trama, ojo a los cameos de David y Robert Carradine en una escena curiosa del film. En general todos los actores cumplen a la perfección el cometido del film, destacando como no, al trío protagonista.

En el apartado técnico, la verdad 50-50. La dirección de Scorsese es lo mejor de todo, es un alarde de originalidad artística en todos los sentidos, su técnica es incansable y dinámica, desde planos secuencias (recurrentes y destacables en su cine) interminables con la cámara al hombro, a planos contrapicados, primeros planos detalles, planos elegantes y hasta uno en la que la cámara va literalmente "atada" al personaje de Keitel, mostrándole en el centro de la pantalla mientras el resto se mueve. Scorsese rueda de manera sublime puede que de manera novata, pero creativa, metiendo la cámara en sitios imposibles con planos muy estudiados, con un estilo muy noir en definitiva, como siempre ha sabido dotar a este tipo de historias. La fotografía, sinceramente me ha gustado muy poco, creo que no se ha utilizado apenas luz artificial en la mayoría de interiores, todos ellos en la nocturnidad y no se le ha sabido sacar partido, por lo que se pierde mucho en el seguimiento natural de la imagen, las escenas que trascurren por el día están algo más acertadas, pero todas ellas sin luz correcta, todo es muy ténue, aspecto que quizás sea intencionado, pero a mi personalmente me pareció bastante insuficiente. El montaje, acertado por un lado (los efectísmos de ir mezclando planos es genial, y su tratamiento está también bien estructurado) pero negativo por otro, ya que alarga o "nubla" algunos puntos del argumento, quizás intencionadamente hacia el espectador, pero tengo que admitir que me hizo quitar la vista de la pantalla en varios momentos, cosa que se traduce en "tedio" fílmico en ocasiones, ojo, y no digo que la película sea para nada lenta, si no que tiene estos pequeños momentos. La música, no original, como en numerosas ocasiones con Scorsese, sigue siendo genial, lleno de temas de la época, por ahí suenan temas de los Rolling Stones o Eric Clapton, entre decenas de toda clase de géneros y estilos, genial. Escenas que destaco: Los seis minutos finales, la pelea en la trastienda, el asesinato del borracho, la escena de amor principal del film. Escenas que me parecieron sobrantes: La ya comentada "pasajeros por la cara" de la manera más surrealista posible. Algunas escenas costumbristas que solo aportan más diálogo y metraje al film, nada relevante para la trama, pero sí quizás para los personajes. La paliza que recibe un transeunte yonky de manos del protagonista en un ataque de ¿ira?.

En general, estamos ante un film muy interesante, ya sea por sus fallos, como por sus más numerosos aciertos. Se clava en la retina, y creo que con esto es más que suficiente. Un 7.

NOTA:7/10
RECOMENDACIÓN: El doblaje está regular, ver en VOSE. Para fans del género y claro está de la carrera cinematográfica de Martin Scorsese, De Niro o Keitel.

DURACIÓN: 107 min
AÑO: 1973


3 comentarios:

Arkón dijo...

Siempre le tendré cierto cariño especial a ésta película porque la vi de pequeño y creo que tiene una especie de ambiente poético que no he vuelto a ver en ninguna película. Me parece que está bastante infravalorada y, curiosamente, me parece mejor que Taxi Driver.

Un saludo.

luigi R.p. dijo...

pues seguramente esté muy infravalorada Arkón, pero en mi humilde opinión, Taxi Driver es superior tecnica y argumentalmente.

Un saludo! Gracias por escribir!

DASKABE dijo...

Uh, buena crítica.

Los fallos que nombras no recuerdo si me molestaban demasiado, lo que si recuerdo es que el fim tenía un aire de realismo y crudeza que creo que no has resaltado demasiado.

De nuevo sigo sin estar de acuerdo con la puntuación xD.

Saludos.