2008/03/31

La noche es nuestra: tuya es, mia no...

James Gray dirige "La noche es nuestra" un thriller policíaco que venía bien a la solitaria y tediosa cartelera, pero que funciona a medio gas, entreteniendo al personal pero sin profundizar lo necesario.

Nueva York, 1988. Un nuevo tipo de droga ha invadido la enorme ciudad, seguida por la más feroz y aterradora oleada criminal que se recuerda. Superada en número de efectivos y en armas por los nuevos gánsteres, la policía pierde de promedio a dos de los suyos cada mes. Es una guerra declarada que amenaza con llevarse por delante a culpables e inocentes. Bobby Green se ve atrapado en el fuego cruzado. Es el encargado de una discoteca situada en Brighton Beach y frecuentada por gánsteres como Vadim Nezhinski. Bobby intenta mantenerse apartado y no involucrarse. A pesar de un estilo de vida amoral y hedonista, quiere a su novia Amanda y sueña con abrir una discoteca en Brooklyn. Pero Bobby tiene un secreto muy bien guardado: su hermano es el teniente de policía Joseph Grusinsky, que ha seguido los pasos de su padre, el legendario jefe de policía Burt Grusinsky. Bobby no se lleva bien con ellos y la relación empeora cuando su padre le advierte que es la guerra y que deberá decidir de qué lado está.

Y quizás el punto más débil de esta producción en mi opinión, provenga del libreto narrativo, ya que la historia en sí está bien llevada, pero por otro lado, no cuenta nada nuevo ni aporta grandes puntos al género, siendo muy redundante en todo lo que muestra y en cierta medida previsible. A grandes rasgos, algunos pasajes funcionan muy bien como los puntos donde el thriller y la acción hace acto de presencia, y en otros, las conversaciones sobretodo, parecen chirriar en sus diálogos (a veces demasiado obvios y sobrantes) o la estructura tan vistas de algunos personajes, sabiendo perfectamente cual será el siguiente paso, y sorprendiendo quizás en su parte final, donde puede llegar a gustarte o simplemente dejarte indiferente como es mi caso. Y no hablo de una narración o argumento mal llevados, si no que no llega a cuajar, no convence al que os habla y no marca ciertas pautas para ser recordado en su totalidad o agarrarlo al instante, digamos que le falta pasión. No obstante, durante las tres estructuras del guión (introducción, nudo y desenlace) hay un acierto muy de agradecer, y es que dentro de estos tres actos, siempre veremos una secuencia que marca el punto al siguiente, dejando quizás esos momentos como los que deslumbran más al espectador. En general, tenemos una historia entretenida pero llena de cosas ya vistas, que no llega a ser mala ni cargante, pero si que puede sacarte de la historia o hacerte cuestionar ciertos pasos sin estar totalmente atrapado dentro de la narración, cosa que no pasa en absoluto con otros films del estilo (que no diré para evitar que me mordáis al cuello con la excusa de la comparativa fácil...)

El reparto, grandes todos los que aparecen dentro del film, se salvan, pero si hay ciertos que se elevan dentro del cielo estrellado, es el caso de Joaquin Phoenix, protagonista indiscutible del film que consigue una muy buena interpretación, acertadísima en todo momento y conteniendo los mejores momentos del film, para mi el mejor. Le sigue el "infiltrado" (la,la la xDD) Mark Wahlberg, con menos relevancia pero que igualmente aporta grandes contrapuntos o diferencias algo radicales en casi todo el film y más evolutivas hacia el final, bien. La chica, la guapísima Eva Mendes, no esta mal, pero su personaje ciertamente es el más estereotipado de todos, y sinceramente también, Mendes tiene papeles mejores que este, correcta sin más. Por ahí anda también el GRAN Robert Duvall, con un pequeño papel pero muy acertado (aunque no me gusta nada la voz que le han puesto en el doblaje en castellano), el resto de secundarios bien, correctos.

En cuanto a la dirección, y os diré algo, el trabajo de James Gray es correcto, pero tampoco me ha maravillado, me explico, he leído cosas en revistas de bastante prestigio que Gray es el nuevo Coppola, por el momento no comparto esta opinión en absoluto, y es que la técnica del director, asoma con cierta fluidez sobretodo en las escenas de suspense, donde la cámara parece ponerse al servicio del espectador, el resto, más bien se ve con una factura decente, sin resaltar ni dotando de cierta personalidad las secuencias, correcto sin más. La fotografía bastante lograda sobretodo en los exteriores nocturnos, muy bien mostrados. John Axelrad compone la partitura original, acertadísima cuando aparece en el film (momentos contados) ya que el resto son temas no originales de finales de los ochenta, que vienen muy bien también al film. El montaje, ni fu ni fa, de nuevo destacar su eficacia en las secuencias de acción (siento ser tan redundante). Lo mejor: La secuencia donde Phoenix se infiltra, la secuencia de la persecución bajo una lluvia torrencial de dos pares de narices, y el final dentro del campo de trigo. Lo peor: algunos diálogos y partes algo huecas del guión. Que no funcione del todo.

En general, para mi no entra en lo mejor del año ni de lejos, pero si entra como producto de entretenimiento bastante decente para como está la cartelera este mes. La mayoría no estará muy de acuerdo conmigo, pero para mi un film flojísimo, de esos que se olvidan al año o a los dos años, un 5,7.

NOTA:5,7/10
RECOMENDACIÓN: Para ver entretenimiento bien mascadito en pantalla y por el reparto.

DURACIÓN: 117 min.
AÑO: 2007
Ficha en IMDB



2 comentarios:

DASKABE dijo...

Te voy a dar yo a ti un 5,7 amante de "Hard Candy".

luigi R.p. dijo...

por la cara