2008/08/21

"El Padrino": La gran familia

Genio Francis Ford Coppola, director de una de las trilogías del cine, "El Padrino", abría la historia de esa familia tan cinematográfica como la de los Corleone, un film inolvidable, único que contiene en su haber, una de las historias más apasionantes de la historia del celuloide.

Don Vito Corleone es el jefe de una de las cinco familias que ejercen el mando de la Cosa Nostra en Nueva York en los años 40. Don Corleone tiene cuatro hijos; una chica, Connie, y tres varones, Santino, o Sonny, como le gusta que le llamen, Michael y Freddie, al que envían exiliado a Las Vegas, dada su incapacidad para asumir puestos de mando en la ”Familia”. Cuando otro capo, Sollozzo, al rechazar el Padrino intervenir en el negocio de estupefacientes, intenta asesinar a éste, empieza una cruenta lucha de violentos episodios entre los distintos grupos.

Estamos ante la adaptación de la famosa novela del escritor Mario Puzo. El propio Puzo y el buenazo de Coppola trabajaron mano a mano para la adaptación esta vez cinematográficamente hablando. El resultado: uno de los mejores guiones que se han escrito en la historia del cine, y sin exagerar, vacilar o sobrevalorarlo en absoluto, ya que para mí esto es una obviedad clarisima de buen cine, de pulso narrativo genuino, que pocas veces se han unido para crear perfección tal y como se ve en pantalla. La compleja y enrevesada (para que negarlo) historia de la familia Corleone parte de temas tremendamente humanizables (para después deshumanizar por completo cada recoveco moral del film y poner al espectador en la tesitura de elegir según sus principios lo adecuado o no, toma sutileza), como el honor de la familia, el símil fraternal casi sin mediar palabra entre un padre y un hijo, el destino de este como Don, evolución de un personaje que pocas veces han quedado tan bien expuestos (y el verdadero Padrino de la saga, Michael Corleone). Y por supuesto, el suspense y alicientes varios del gran género noir, un libreto lleno de diálogos y de momentos densos, que hablan por sí mismos, que abruman en el buen sentido al espectador, y que gana paso a paso la solvencia de una obra magna, ensimismando poco a poco, llenando todos los huecos, siendo clara y directa, fría, distante y cercana. Una historia prácticamente perfecta, singular y tremenda. No se olvida tampoco la situación histórica donde se narra el film (finales de los años 40) que ayuda a recrear aún mejor los problemas decadentes del cambio al final de la historia, el giro que hacen ver otros tiempos (más explayados en "El Padrino II") y que muestran un relevo que muestra venganza (uno de los temas más recurrentes del film, es que todo por lo que Vito Corleone lucha es para no caer en que todo se tome como algo personal), mentira y desasosiego, un final que cierra las puertas al cambio o al mantenimiento de la familia como alegoría de la prosperidad oculta, y que muestra sus heridas de la manera más sutil posible (el film está lleno de metafóricas referencias, ojo al plano final o a las ya famosas naranjas que representan alguna escena cumbre donde la muerte es la protagonista). Siempre me ha gustado comparar el guión de "El Padrino" como una escalera que sube y sube (parándose a mitad para respirar, que vendría a ser el fantástico punto de inflexión en Sicilia, con Michael) hasta seguir subiendo y llegar a una puerta de oro (un color que la trilogía tiene en cada uno de sus fotogramas minimalista y bella forma que adquiere Coppola) a veces se abre usando el pomo, pero se cierra rápido y es volada a balazos por la incomprensión de aquel que se pregunta el porqué esa puerta se le vuelve a cerrar en las narices. Para mi, uno de los guiones e historias que me fascinan al ver una película, por esto (entre otras cosas, claro) se inventó el cine, chapó.

¿Quién puede olvidar el reparto del film?, creo que todos los personajes son ya únicos e inolvidables. El excentrico y fenomenal Marlon Brando dio vida a uno de los personajes más emblemáticos del celuloide, Vito Corleone, el padrino, su portentosa interpretación se muestra en pantalla como un soplo divino, Brando crea miradas (estas por cierto impresionantes en la secuencia del regreso a su casa tras el atentado), gestos, voz, a la perfección, GRAN papel. El protagonista indiscutible de la historia de los Corleone, para mí siempre será la de el ingenuo Michael Corleone, y la evolución hacia el lado oscuro del mismo, Al Pacino deja boquiabierto en uno de sus primeros papeles, siendo un papel que asusta por el tremendo cambio que va progresivamente in cresendo durante el film, su parte final sin duda es antológica. Destacar también el excelente papel de James Caan como Sonny, el Corleone impulsivo y degenerativo que tiene uno de los finales más impactantes que se han visto en una película. Siempre me encantó el personaje que tan bien interpreta Robert Duvall,Tom Hagen, un puntito de cordura y serenidad para la familia, un papelón que para mi es de lo mejor del film junto con Pacino y Brando. No me olvido de Diane Keaton como la mujer de Michael Corleone, que no comparte con este ningún aspecto de su vida, siempre cerrando puertas en una relación de amor un tanto brusca y tremendista que consuma su magistral resolución en la segunda entrega (y vaya resolución). Destacar también a los eternos y perfectos secundarios Richard S. Castellano, Sterling Hayden, Al Lettieri como el Turco (magnífico personaje), Talia Shire la hija fémina de los Corleone (que interpretación más portentosa siempre que aparece en escena Shire), o John Cazale como Fredo Corleone, personaje clave también, aunque no lo parezca. En general, un gran reparto, todos ellos destacables y recordados, son perfectos.

Muchos dicen que "El padrino" fue una película de encargo para su director, Francis Ford Coppola, siendo esto para mi una autentica chorrada, puesto que Coppola dota al film de personalidad propia, el estilo del director esta repleto de arte por los cuatro costados. La técnica de Coppola se podría definir como reminiscente, deja que cada plano largo y extenso (Algunos son verdaderos planos secuencias que pasan desapercibidos) hable por sí solo. Llena de detalles algunos momentos del film tanto visuales como sonoros (ejemplo: las comentadas naranjas como símbolo de muerte, cuando aparecen algo va a suceder poco después. Al igual que una secuencia que ocurre poco antes del atentando contra Vito Corleone, donde Tom sale de una tienda de juguetes y es "secuestrado", el plano cierra enfocando el escaparate de la juguetería, que muestra un par de Santa Claus danzando y un pequeño trenecito de juguete, más tarde Michael Corleone liquida al Turco y al poli en un café bar con escaparate mientras de fondo suena un tren a toda marcha (simbolizando su partida definitiva de la ingenuidad hacia otra vida) y siendo reminiscente con lo anterior, otra, la mirada que Don Corleone le dedica a Michael en el Hospital, siendo justo ese instante donde Michael cambia para siempre su propio destino sin expresarlo con palabras, al igual que el plano de cierre con la puerta y Diane Keaton alejada de su marido, tremendo) Coppola también rueda estupendamente las escenas de suspense, mantiene los planos, hace cortes muy rápidos en las escenas de tiroteos al más puro Hitchcock, o monta en paralelo al final (buen paralelismo en el bautizo y la muerte de los altos cargos de las cinco familias), cargando de tensión cada momento. Una dirección sublime, quizás la mejor que Coppola dejó a la trilogía (aunque fuera premiado por la dirección de la secuela). A la música, la inolvidable partitura de Nino Rota, con ese Vals creado para el film y que ya forma parte del subconsciente colectivo, genial. Ojo con la fotografía, con tonos amarillentos (con clarividencias en la parte de Sicilia) y bastante tenebrosos en el resto, el color anaranjado es ya uno de los emblemas estéticos del film. El montaje es EXCELENTE, los más de 170 minutos pasan en un suspiro y el ritmo, dinamismo es soberbio (incluso cuando el ya mencionado paralelismo final hace acto de presencia).

Lo que destacaría: TODO, pasándo por el guión, dirección y repartazo, todo es sublime para mi, es una película que gana con cada visionado y ciertamente es casi perfecta en muchos sentidos. Lo que menos destacaría: Que no pare en giros en la trama (aunque la parte de Sicilia gane un agradecido punto para que todo respire con más calma) y deje al espectador pegado desde el primer minuto, deja con ganas de más. Escenas: Muchas, La inicial con la presentación de Marlon Brando, El atentado contra Vito Corleone, La parte en el hospital, Michael asesinando al Turco y al policía, la parte de Sicilia donde Michael se casa con una Italiana (la pequeña escena de amor es toda una sutileza a la belleza femenina de una belleza tremenda) y lo que le pasa después. La transformación de Michael a Don, la muerte de Don Corleone en el huerto con su nieto, la secuencia final del bautizo con ese montaje en paralelo, el plano final, la muerte de Sonny, y creo que me dejo algún que otro momentazo. En definitiva, una GRAN película, OBRA MAESTRA de Coppola que todo cinéfilo que se lo considere no debería perderse jamás en la vida. Un 10 y me quedo corto.

NOTA: 10/10
RECOMENDACIÓN: Cinéfilos.
DURACIÓN: 175 min.
AÑO: 1972
Ficha en IMDB


4 comentarios:

DASKABE dijo...

Pues sí, está todo mas que claro.

Charly Ramone dijo...

Una obra maestra, sin duda. Marlon Brando es el puto amo.

2 cosas que sabes que era inevitable que dijera.

1. La escena del caballo la tenían que haber hecho con la cabeza falsa que tenían, en vez de usar una real.

2. "Érase una vez en América" me gusta más XD.

Una curiosidad, que no se si te habrás dado cuenta, de que uno de los pastores que va con Al Pacino en Sicilia, es Franco Citti, nuestro querido actor de las películas de Pasolini, entre ellas "Accattone" XD

Salute.

Luigi R.p. dijo...

Gracias a los dos por escribir.
Aver Charly hijo mio, voy por partes

1. Ya sabía que sacarías la escena del caballo, ok, eres un pesado xDD, pero que le vamos a hacer yo no dirigí la película...

2. No entiendo tu lucha por comparar la otra obra maestra de Leone con "Ël padrino" ya que no comparten nisiquiera similitud, a mi me gustan las dos por igual, pero en todo caso "El padrino" tiene preferencia (mira la fecha)...

Respecto a la curiosidad, no soy tan friki como tu, xDD, pero si bueno está curioso no lo sabia.
¿Sabías que Sergio Leone fue candidato para dirigir "El padrino" pero declinó la oferta?

Salutes!

Charly Ramone dijo...

Pesado, y encima orgulloso de serlo XD. Y si, soy un friki, pero tenías que saberlo XD. Y si doy la tabarra comparándolas, es porque esta está considerada como la mejor peli de gángsters y para mi no es esta, sino "Érase una vez en América". No se parecerán en la historia, pero son del mismo género.

Lo de Leone ¿es cierto? Eso es porque sabía que hacía mejor dando vida a "Érase una vez en América" XD.

Salute ser.