2008/08/02

"Viernes 13": Shhhiii shiii aaaargghhh ashhh

Popular saga de películas del asesino cinematográfico Jason (compadre de Freddy) y que sorprendentemente no aparece explícitamente en el primer film que visiono, el original, "Viernes 13", un film que se deja ver, pero que descaradamente se aprovecha del enorme éxito y tirón de "Halloween" de John Carpenter.


Varios jóvenes pasan sus vacaciones en un campamento de Verano, reabierto recientemente, y en el que hace varios años murió un joven ahogado en el lago. En poco tiempo, varios de los miembros del campamento son encontrados sin vida.


Estamos ante una historia bastante criticable, desde el punto de vista comparativo, aunque no cae en la extrema obviedad del símil narrativo con "Halloween", si que comparte ciertamente la misma estructura narrativa (el asesino no se muestra, sino que se utiliza la vista subjetiva para crear el suspense), digamos que hoy en día, y así es en ocasiones dentro del guión, adivinaríamos todas las acciones que pasan en "Viernes 13", pues la película no puede alardear de grandes logros narrativos, más bien todo lo contrario, pero quizás eso es lo de menos en este caso. Aquí se alimentan las situaciones dando más a la audiencia, más crueldad (todo es más visceral) en las secuencias violentas, suspense y ritmo por partes iguales, y personajes quizás un poquito menos relevantes, pero que mueren antes en pantalla. Lo mejor, el uso del mítico campamento Crystal Lake, un punto cinéfilo muy recordado, y algunos giros finales que recuerdan vagamente a Hitchcock y su "Psicosis", y donde realmente no se sabe quién es el asesino hasta que no lo vemos claramente. Los diálogos vuelven a ser algo estridentes (normal en este tipo de películas de los ochenta), y lo que de verdad si que merece la pena, es la media hora final, muy excelente en cuanto a suspense y efectismo con cierta escenita final en el lago (genial). Por lo demás, tenemos una historia que se alimenta del clásico por excelencia, con los tópicos de siempre (la pareja que hace el amor, muere, el tonto del pueblo siempre advierte con razón, los policías son estúpidos y chuletas, y TODOS mueren de la manera más visceral posible) eso si, no cae del todo en la mediocridad argumental, pero tampoco es una maravilla.

En el reparto, actuaciones algo bizarras, pero bueno, típico también de este estilo de films de los ochenta. La protagonista indiscutible para mí, la actríz Adrienne King en el papel de Alice, es la Jamie Lee Curtis del film, pero quizás con más huevos y más burra. El resto de adolescente, mejor ni nombrarlos, pues entran y salen del film con la misma facilidad que uno escupe cuando se lava los dientes, por ahí asomaba también un joven Kevin Bacon, irreconocible la verdad. Destacar como cierre del reparto, al personaje de Betsy Palmer como la madre de Jason y artífice de las escenas mas burras de la película (de hecho salta la carcajada cuando no hace más que dar por el culo a la protagonista, la abuela en acción se alimenta bien aunque le den hasta en el DNI, XDD). En general, un reparto que pasa con más pena que gloria ciertamente, no es lo más destacable del film.

En la dirección, si podemos hablar de un buen trabajo por parte de Sean S. Cunningham, que hace que el film entre en la cultura popular gracias a su excelente realización. Por un lado el uso de la vista subjetiva (copiado directamente de John Carpenter) que aquí sigue funcionando, o el uso poco común por aquellos días, de la cámara en mano, arriesgada técnica que aquí da vida a muchas escenas. Por no olvidar del suspense, que se consigue sobre todo en su parte final, y que se logra aguantar con cierta maestría. Harry Manfredini pone la melodía del film, ya recordada entre los fans del género de terror (y que nombro en el título de esta crítica), que tiene cierta psicodelia propia de los ochenta que va perfectamente con el tono del film. Lo que destaco: La dirección sobretodo, da puntos al film y lo salva de la quema. Escenas: La de los baños con cierta gilipollas tropezándose con un hacha, tras una escena de cama bastante erótica y alargada XD. La media hora final con la protagonista sola ante el peligro en Crystal Lake (os suena esto de algo, ¿Sola con el asesino? ¡ejemCarpenterehem!), el sustito final (es imposible esperarselo y al menos hace ver el final con buenos ojos). Lo que menos destaco: El guión, bebe mucho de otros, los personajes son más planos y se le saca más partido a los asesinatos y la sangre que al suspense en sí mismo. La secuencia de la serpiente es totalmente innecesaria. La madre de Jason saca la carcajada, parece salida del Pressing Catch.

Una película para ver sin pensar demasiado, quizás innecesaria teniendo ese clásico de Carpenter como instructor de este, pero que, injustamente fue más considerado que aquél, y metió a Jason, como asesino icónico del celuloide. No la puedo salvar por la falta de originalidad, un 4.

NOTA: 4/10
RECOMENDACIÓN: Fans del género de terror de los ochenta.
DURACIÓN: 95 min.
AÑO: 1980
Ficha en IMDB