2009/02/02

"Valkiria": Declive interno

Bryan Singer regresa a las pantallas con este thriller dramático sobre la operación Valkiria, que intentó asesinar desde el interior de las doble "S" al mismísimo Adolf Hitler sin éxito y con un final trágico donde los haya. Singer cuenta de nuevo con el guionista de la sobrevalorada y correcta "Sospechosos habituales" Christopher McQuarrie, esta vez elaborando un guión clásico, con los tres actos y dando muy bien el clavo en basarse en cada dato que saca el film sobre la operación, las situaciones de la Alemania que veía caer el régimen de Hitler y porsupuesto utilizando la carta del suspense como baza más interesante de la curiosa trama, una trama real que por cierto, no se ha llevado con asiduidad al cine, por lo que la originalidad de la misma hay que valorarla también. Así pues el libreto empieza sentando las bases, quizás le cuesta arrancar dada la cantidad de personajes que tiene que presentar, la cantidad de información que debe llevar al espectador para que este, disfrute de un nudo y desenlaces totalmente espléndidos a nivel de disfrute cinematográfico e incluso palomitero, de esos que pasan volando y que se siguen con un interés inusitado, como ese metafórico niño que flipa viendo imagenes en la sala de cine. El film no es partidista en ningún momento, por lo que el mensaje patriótico-americano queda absuelto con acierto (bien por Singer), e incluso juega con un punto interesante, sobretodo en su parte final, ya que se humaniza en cierto sentido el miedo que había entre los propios soldados nazi ante el cambio o el progresismo de algunos, es por ello que la operación fracasa, por eso si, un malvado Hitler que aunque está genial representado en sus escenas, aquí es el antítesis de todo, pero con cierta lógica a lo que se está contado, siendo el malo sin más pero con motivos lógicos. La misión del protagonista del film, la del coronel Stauffenberg (papel de Tom Cruise) va guiando la trama principal, e incluso la parte más típica (cuando entra la familia de por medio) parece perfilar bien al personaje, el drama que vive sobretodo al final, donde el espectador puede llegar bastante convencido del excelente montaje en paralelo que el film expone en los últimos minutos, para terminar con la caída de unos héroes que lo intentaron, intentaron ser libres antes de que el propio imperio cayera inevitablemente, marcando el olvido, recalcando la importancia de los hechos, de la lucha, en general una historia curiosamente llevada, bastante entretenida y chula.

Ojo al repartazo del film. Para empezar el ya nombrado Tom Cruise, correcto (que no espléndido) en su papel de Stauffenberg, el parecido físico con el personaje real es también impresionante. Por el reparto pasean los nombres de los geniales Kenneth Branagh, muy convincente, el siempre genial Bill Nighy (que vuelve a bordar un papel que está plagado de emociones y miradas intensas), Tom Wilkinson en un papel muy a su medida, Terence Stamp o la actriz alemana que está ahora saltando hacia Hollywood, Carice van Houten que aparece poco pero está bastante bien en su papel al igual que la anecdótica aparición de Bernard Hill (Theoden en "El Señor de los Anillos"). Quizás estemos ante esas películas donde todo el reparto funciona como un solo actor en potencia, donde todas las representaciones son muy buenas y están a un nivel equilibrado. En cuanto a la dirección, el señor Bryan Singer creo que deja una de sus películas mejor dirigidas (aunque aun no he visto toda su filmografía al completo), pues su puesta en escena es bastante creativa, el uso elegante de la cámara, la buena puntualización para contar la historia de un lado a otro (Algo que muy pocos directores llevan con soltura) la "Spielbergrización" de su parte intermedia y final son dignas de mención. El suspense (la escena del atentado a Hitler está perfectamente rodada y es genial) que consigue eleva su figura en la dirección, algo que había perdido yo un poquito después de ver "Superman Returns". John Ottman, ejerce de editor (con gran acierto, solo hay que ver la mencionada parte final para darse cuenta de que este tío sabe lo que hace) y de compositor de una banda sonora oscura pero que va perfectamente integrada con el film, gran trabajo de Ottman dentro del film (ya que también ejerce de productor).

En general, un film muy bien hilvanado , que entretiene a la platea con un buen suspense, una historia interesante (además de bien escrita) y una factura genial de su realizador, que parece retomar un camino muy a tener en cuenta en sus próximos films. Un 8.

NOTA: 8/10
RECOMENDACIÓN: Ver en V.O.S.E.
AÑO: 2008
DURACIÓN: 120 min
Ficha en IMDB

Trailer en Youtube