2010/07/15

Las 10 Sit-com de mi vida

Últimamente tengo el blog algo dejado. La razón podrían ser varios factores, quizás pereza sea uno de ellos. Pero si que es cierto que también estoy arrimando fuerzas para aportar nuevos proyectos personales. Uno de ellos es la realización de una comedia de situación (o Sitcom) para los próximos meses, y el proceso es bastante denso y testarudo, no es fácil, y más retomando la comedia, un género cada vez más competitivo. Es por ello que he decidido hacer un punto de inflexión, y recordar aquellas series que han marcado mi vida (o lo siguen haciendo), aquellas sitcom que me han calado y que obviamente son mis referentes a la hora de estudiarlas y admirarlas. He seleccionado 10, no las 10 mejores, sino las 10 series que personalmente me han acompañado en mi vida o las que recuerdo con mayor cariño, espero que como yo, compartáis gustos, nostalgia y risas recordando los personajes y momentos legendarios y sublimes de nuestras comedias de situación favoritas.

10.- Salvados por la campana: (1989)

Serie de mi infancia, y supongo que como yo, muchos. Quizás la primera comedia de situación adolescente que no tomaba a la ligera sus guiones (que aprendan Hannah Montana y compañía). Míticos personajes, los chicos enamoradísimos de Kelly y las chicas suspirando los vientos por Zack y Slater. Aunque para divertido, y mis personajes favoritos (eran lo que más risa me provocaban) los del profesor y el frikilón de Screech. ¡Qué recuerdos! y que mayor se hace uno cuando piensa la de años que hace que no se emite en directo la cabecera de la serie.

9- Aquellos maravillosos 70: (1998)

Quizás pasa algo desapercibida para el público en general. Pero esta serie (que descubrí hará hace poquito, cuando se dignaron a emitirla en la tele) contiene una premisa interesante. Rodada a finales de los 90 y ambientada como si fuesen los shows televisivos de los 70 (donde aparecen las autenticas sit-com puramenente americanas). No hay dos gags por minuto, quizás su humor sea más distendido, pero la verdad es que a mi me gusta bastante, es entretenida y carismática.

8. Padres Forzosos (1987):

Otra serie que ocupó gran parte de mi infancia y marcó en gran sentido mi adicción a las comedias de situación. "Full House" o "Padres Forzosos" era familiar, con chistes simplones y tramas muy comunes, pero su evidente inteligencia a la hora de tratar los personajes, los chascarrillos y su estilo propio, la hicieron permanecer diez años en antena. Inolvidables personajes, los dos tios, Jesse el rockero, Joey (con sus imitaciones y salidas esperpénticas) o el padre Danny, con su puntillismo y meticulosidad familiar. Recuerdo especialmente el capítulo del restaurante pirata (no se me olvidará en la vida, quedó en mi retina cuando lo vi de niño) o el del los brazos escayolados de Jesse (y la mítica escena del tazón de cereales). Por cierto, de aquí salieron las gemelas Olsen, que hacían un solo papel ambas, el de Michelle, Olsen bebés claro.

7. El Príncipe de Bel-Air (1990):

Los 90, fueron años excelentes para este tipo de comedias. Hay muchas, quizás las mejores. Una de las que nos acompañaron a la hora de comer a muchos de nosotros, fue esa en la que salía un jovencísimo Will Smith. "El príncipe de Bel-Air", poco hay que decir de tan fantástica serie. Ya la mítica intro de la serie nos enganchaba (además de cantarla a pies juntillas cada día de memoria), para dejar paso las excentricidades de la familia Banks, el tio Phil con sus míticos caretos. Carlton y sus antológicos bailes. Hillary y su pavo pijoterismo permanente. Jazz con sus saludos y salidas de tono (que le hacían salir de la casa de los Banks volando por los aires jeje), o el impecable humor irónico de el mayordomo Geoffrey. Nos la repitieron mil veces, pero daba igual, la serie es atemporal, disfrutable hasta la extenuación. Por cierto, gran doblaje el que tuvimos en España.

6. Cosas de casa (1989):

"¿He sido yoooo?", coletillas inconfundibles para uno de los personajazos más memorables de la televisión. El subrayante histrionismo de Steve Urkel (un personaje que ya pasa a la historia de las sitcom, como uno de los más carismáticos y recordados), hizo que nuevamente, las comidas fueran para desternillarnos de la risa. "Cosas de casa" marcó un antes y un después para mi, una serie que me obsesionó en cierto sentido (incluso imitaba a Urkel de pequeñajo) y que recuerdo con cariño. Desde algunos momentos míticos (el coche de Urkel, las desesperaciones de Carl, la tontuna de Waldo Gerarldo Faldo, je, el alter-ego de Steve, Stefan, el rollito amor-odio que nunca se consumaba entre Steve y Laura), pasando también por las incontables repeticiones en Antena 3 que siempre sentaban bien (compartió parrilla con los Simpson en su época más famosa). Una serie memorable.

5. 7 Vidas (1999):

Para mi, la mejor sitcom rodada en España, "7 Vidas", un referente para una serie memorable, inteligente y longeva. Muchos actores han pasado por ella (Amparo Baró es la única que ha estado en todas las temporadas desde el 99 hasta el 2006), pero la serie ha sido siempre estupenda. Con unos guiones llenos de ingenio, y siempre frescos (lo que le ha dado el sello de calidad para durar tanto tiempo). Me quedo especialmente con las primeras temporadas, esas en las que las escenas entre Paco (un perfecto Javier Cámara) y Sole con sus épicas collejas (Amparo Baró), llenaban de risa cada minuto. Cuando Paz Vega me enamoraba por completo, o ya la última etapa con Willy Toledo, Santi Rodríguez (con el genial personaje del frutero) o Gonzalo de Castro tomando el merecido protagonismo. Uno de los personajes, el de Aída, fue el que años después, cuando "7 vidas" decidió acabar, el que siguiera a modo de spin-off con otra serie homónima. Eso si, "Aída" estaba bien, pero no llega a la calidad de "7 Vidas", al menos aquella no caía en la grosería, en lo cañí o lo repetitivo.

4. Primos Lejanos (1986):

De niño, si "Cosas de casa" me fascinó, "Primos Lejanos" era la que me hacía ser un pequeño zombie televisivo, pues en ella tengo mis recuerdos <> más memorables. Una serie fantásticamente escrita, recordada por estos dos primos tan graciosos y extravagantes. El primo Larry, con su mala leche y sus neurosis varias, provocadas como siempre, por su primo venido de ese imaginario y tronchante pueblecito de Mipos, Balki Bartokomous. Ocho temporadas dieron para mucho humor, al principio los primos vivían en un pisito, hasta que encontraron a las mujeres de su vida, dos rubias, una para Larry y otra para Balki, a cual más locas y carismáticas que hicieron que se mudaran a un decorado mayor, una casita para los 4. Recuerdos, muchos, entre los más recordados, las coletillas,"'¡Por favor, No me seas ridículo!", las idas de olla de Balki, la mítica danza de la alegría, las sentadas en el sofá. Capítulo memorable: El que ambos viajan a Mipos y conocen a la madre de Balki, impagable. ¡Qué gran serie! por ahí tendré cintas BETAs repletos de episodios grabados de la tele.

3. Big Bang Theory (2007):

Es la sitcom más de actualidad que sigo asiduamente. "Big Bang Theory" parte de una premisa muy contemporánea, los personajes mas frikis de la historia de la televisión. 4 Chavales, intelectuales, fanáticos de Star Trek, de los cómics, del cine, de los videojuegos, y su vecinita, Penny. Una rubiaca cañón, de la que Leonard (uno de ellos) se enamora. Impagable el personaje de Sheldon (el que tiene los mejores momentos, por su impagables salidas de tono y excentricismo), el hindú con pánico a las mujeres (se queda mudo cada vez que aparece una), o el Judío salidorro que hace de las suyas con las chicas y vuelve loco a sus colegas. La serie tiene chistes muy específicos, no es para el gran público, pero tampoco lo pretende, es para una minoría muy selectiva (aunque evidentemente tiene ciertos factores emocionales que todas las sitcom tienen para que funcione para un público menos selectivo). En este momento visiono la tercera temporada. Ha decaído un poco la calidad de los guiones, pero hay que seguirle el rastro porque parece y me da, que evolucionará a mejor.

2. ¿Cómo conocí a vuestra madre? (2005):

¿Conoces a Ted, a Marshall, Lily, Robin o a Barney?, pues si la respuesta es no, ya estás tardando en ver "¿Cómo conocí a vuestra madre?". Toda una sorpresa para el panorama televisivo, en cuanto a sitcom se refiere. Renueva aires, y nos trae de vuelta los frescos y fabulosos guiones de "Friends", ojo, manteniendo las distancias (aunque ambas podrían ocupar mi puesto número 1). Los guiones son maravillosos, los personajes son impecables, memorables, cada uno de ellos harán que nos enamoremos de sus virtudes y defectos. Barney y sus "legendarias" salidas o teorías, un soltero anti-compromiso que es sin duda la sorpresa de la serie. Ted, el narrador y protagonista de la serie (toda la serie se cuenta a modo de flashback). Marshall y Lilita, la eterna pareja estable, entrañables. Y Robin, la reportera de la que Ted queda prendado ya en el primer capítulo, y que jugará el papel amoroso más interesante de la serie. Situaciones míticas: El capítulo de la discoteca, el de las 3 fiestas, el de los origenes de Barney..., innumerables. Voy visionando ahora la segunda temporada (terminando) y me encanta cada día más, me he enamorado de la serie y ya forma parte de mi vida, tal y como fue en su día, la serie que ocupa el siguiente puesto, el primero.

1. Friends (1994):

El primer puesto, tenía que ser para "Friends". Para mí, la mejor sitcom de la historia de la televisión. Cada guión era una sorpresa, un soplo de humor inteligente y unas tramas perfectamente hiladas a unos personajes que todos amamos. Ross, Chandler (mi preferido), Monica, Rachel, Joey y Phoebe, poco se puede decir de ellos sin que recordemos incontables momentazos de carcajadas a pleno pulmón. ¿Quién puede olvidar el Central Perk?, las incontables burradas de Joey, las meticulosas formas de Monica, los chistes rebuscados e irónicos de Chadler, la anarquica forma de ver la vida (peculiar y rara) de Phoebe, o la conciencia de Ross. Momentos, hay muchos, es imposible rememorar tantos, me vienen algunos: El que van a Londres, las Vegas. Ross y Joey encerrados en la azotea y liándola parda para bajar. Phoebe y su hermana gemela actriz porno. La escena de desnudo de Joey. El padre de Chadler. El de la casita en la playa (uno de mis preferidos), la boda de Chadler y Monica, Janice y sus apariciones, el Smelly-cat de Phoebe y asi muchos. Friends, marcó a una generación de espectadores y creadores, que aun hoy siguen teniendo la serie como referente a la hora de ver la calidad y aceptación de las masas por partes iguales. Es curioso, pero pasó, fue tremendamente famosa, hoy en día, quien sabe lo que pasaría.

3 comentarios:

Charlie dijo...

Muy bonito post, chato. Qué recuerdos. Supongo que si en España hubiera sido una serie más accesible, también habrías metido por aquí "Días felices (Happy Days)".

Por cierto, Gonzalo de Castro salía en "7 vidas" en el segundo capítulo, y posteriormente pasó a secundario habitual hacia la mitad de la primera temporada.

Besos, majo, y actualiza más, que yo también debería hacerlo :-)

Rubén dijo...

Fantastico tio. Que recuerdos. De esa lista me siento identificado con muchas de ellas. Pero especialmente con la que mas disfrute y me lo pase como un niño fue con Padres Forzosos. Fue increible esa serie! :)
Un abrazo brotha!

Anónimo dijo...

I would like to exchange links with your site rinconcitodecine.blogspot.com
Is this possible?