2010/08/06

"Inception": La idea onírica que cambia el rumbo de la realidad

6 de Agosto del 2010. El director Christopher Nolan firma una nueva obra maestra, de título "Origen" ("Inception") con DiCaprio como protagonista y con un guión complejo, extraño, intelectual, que hace reflexionar, de esos que al salir del cine se quedan en la memoria para siempre. Un film psicológico-filosófico-metafísico, que responde a los cánones de las grandes obras maestras, el mejor film del 2010 ya tiene rostro, demos paso a Nolan con una amplia sonrisa y su "Origen". Dom Cobb (DiCaprio) es el mejor del mundo en el arte de la extracción: apropiarse de los secretos del subconsciente justo en el momento en que la mente de la víctima es más vulnerable: durante el sueño. La extraña habilidad de Cobb le ha convertido en un hombre muy codiciado en el mundo del espionaje corporativo, pero también le ha condenado a ser un fugitivo internacional, costándole todo lo que alguna vez ha querido. Ahora tiene una oportunidad de redimirse y volver a tener la vida normal que anhela, pero para ello él y su equipo tendrán que realizar lo contrario a lo que realizan habitualmente: la incepción, que consiste en implantar una idea en el subconsciente en lugar de sustraerla. Sin embargo su plan se complica cuando un peligroso enemigo parece predecir cada uno de sus movimientos. Un enemigo que sólo Cobb podía ver venir...

Qué decir del inexplicable con palabras, relato y fantástico libreto del film escrito por el propio director. Nolan nos narra una historia de ciencia ficción, con mucha maestría. El mundo de los sueños, la implantación sutil de una idea en la mente de otro, a base de espionaje literal dentro de sueños. Pero no es tan simple la idea. El contenido filosófico-moral es importante, Nolan retrata los pesares, la magnificencia del control mental y lo expone políticamente dentro de su película. Ya en la primera gran secuencia de la película, el camino se traza con una linea muy clara, los sueños dentro de otros sueños, el análisis inteligente dentro de ese mundo creativo y que por mucho que digan no tiene comparativa posibles con otros films. Nolan crea un guión alucinante, lleno de giros, diálogos frenéticos (perfectamente escritos, justificando toda la acción de manera prudente, con tempos correctos, sin enfurruñar demasiado al espectador, poniendo las dosis de acción necesarias para relajar el intelecto y luego seguir, y seguir explorando dentro de su cine). La misión, un grupo de "cerebritos" dispuestos a implantar una idea en la mente de un empresario, para en tres (a cual más carismático y preciso) sueños progresivos, ir enfrentándose a los retos de la conciencia, cambiando los pilares, los principios a base de sentimientos. Ojo, esta idea es la trama principal (por cierto, la escena donde Nolan explica al espectador como funciona su mundo onírico es sublime, esa donde Page y DiCaprio van paseando y recreando la ciudad a su paso, nunca el término argumental "barrer el polvo" fue tan bien expuesto como aquí, Nolan consigue presentarnos a sus personajes, a indagar y comprender su físico universo en menos de cinco minutos y con una claridad pasmosa, chapó). Lo del personaje de DiCaprio me parece para aplaudir, como un personaje que intenta huir de su pasado, enfrentádose literalmente a sus recuerdos (una historia simplista pero perfectamente escrita), el personaje que introduce de lleno al espectador para conexionar con la historia, para ver como paradógicamente, el amor soñado, acaba convertiendo lo bello en demente. Hacía tiempo que no veía una historia de amor tan compleja, interesante y tan memorable en una pantalla de cine, y si no, solo tenéis que ver la dureza de cada pasaje del personaje de DiCaprio y Cotillard (quizás lo más inspirado que Nolan ha rodado en su filmografía, que momentos, que planos, que TODO). Ahí, dentro de la mente del protagonista, se cerrará el circulo, Nolan, al final de la historia (unos 40 minutos finales apoteósicos, dignos de abrir la boca y babear compulsivamente, puro cine) la diferencia entre realidad y sueño, se disuelve para que el espectador saque sus pertinentes conclusiones (el plano final es de un alarde de majestuosidad por parte de Nolan, PERFECTO y con dosis de complicidad hacia el espectador). Me gusta el simil que Nolan consigue entre los sueños paralelos, con un submundo creado emulando las profundidades del infierno, que el llama "Limbo", y como los cuatros sueños (realidad incluida), se entremezclan de manera magistral dentro del libreto (además de la maestría que supone a la hora de montar la película que espero, sea condecorada en los Oscars, original e impecable el montaje).

Y dentro de los miles de temas que trata con cierta sutileza y trasfondo introspectivo el film (sigo diciendo que Nolan hace películas de autor, pero que la masa mediocre también puede disfrutar), la vida eterna, la muerte, las ideas como objetivo preciso para cambiar las cosas, la catarsis emocional de los personajes, la sencilla belleza de algunos pasajes (cada escena está cuidada al milímetro, visual, argumental y perdonadme, joder, cinematográficamente perfectas), todo se expone con inteligencia, con don de pasión y amor a lo que se cuenta, bendito sea tu guión, el cine está de enhorabuena Nolan si sigues así. En el reparto, perfectos actores, quizás el reparto más completo, joven y profesional que haya visto en una película reciente. Leonardo DiCaprio, vuelve a demostrar que sus días de niño mimado acabaron. Todo un actorazo que vuelve a interpretar un papel impecable, perfecto y redondo (y ya lleva dos este año junto con "Shutter Island" de Scorsese). Le acompaña la primera incorporación femenina del film, mi querida Marion Cotillard, que como siempre, está fantástica, demostrando su talento en cada escena y teniendo una relevancia tremenda. Sigo con los personajes femeninos (los roles femeninos en los films de Nolan siempre han sido muy criticados porque se decía que Nolan los utilizaba relativamente mal, y los dejaba en segundo plano dentro de sus films, yo no estoy muy de acuerdo, y aquí tenemos un ejemplo clarísimo de lo IMPORTANTÍSIMO que es tener a las dos chicas del film dentro de hilo argumental). Mi amada Ellen Page, que da gusto verla, una de mis actrices favoritas, me he tragado prácticamente todas sus películas y aquí nuevamente demuestra estar a la altura de todos (se come la pantalla, sus escenas junto con Di Caprio, Cotillard e incluso con Michael Caine, al que por cierto se le ve poquito dentro del film, pero como siempre, inmenso, son para enmarcar), en fin sale preciosa y está perfecta, que os voy a decir que no sepáis, representando el personaje femenino de la razón (por ello es la arquitecta) y poniendo orden a los mundos de Cobb y demás. Suma y sigue, Ken Watanabe, la estrena asiática está genial en su rol, Joseph Gordon-Levitt (un actor revelación que nos ha acercado Nolan por cierto), Tom Hardy, el veterano Tom Berenger o el impecable Cillian Murphy, un pedazo de actor secundario que siempre borda sus roles (es su tercera participación con Nolan, tras ser el espantapájaros en la saga del hombre murciélago) ponen la guinda de un pastel riquísimo y nada empalagoso donde los actores están perfectos.

Christopher Nolan, parece cada vez más inspirado detrás de la cámara. Es increíble, que tras dejarnos pasmados con su imprenta en la magnífica "El Caballero Oscuro", suba su listón personal aquí. Al son de la melodramática canción de Edith Piaf, Non, "Je Ne Regrette Rien" que acompaña con gran acierto la vuelta a la realidad en algunas partes del film, Nolan danza a su gusto colocando la cámara, rondando con mucha precisión las escenas de acción, sin abandonar un ápice de su estilo urbano y documentalista (que casa perfectamente con todo lo que siempre cuenta, sea con el murciélago, con "olvidadizos", o con magos de siglos pasados), Nolan es uno de los pocos artesanos minuciosos de Hollywood que utiliza un recurso esencial como los detalles visuales (ese péndulo que representa el mundo entre la ficción y la realidad, a la vez que simboliza la idea, el conflicto, la dinámo enérgica del amor dentro de la película, es un ejemplo de como Nolan siempre nos llena de detalles que se escapan inevitablemente en un solo visionado, dejando siempre las ganas de volver a su cine, no meses más tarde en casa, más bien de nuevo en la gran pantalla, aprende de una vez James Cameron, y sin alardes de 3D ni leches). Una dirección preciosa, detallista (esos planos en cámara lenta, tan majestuosos y nada gratuitos), compleja (el uso de los efectos especiales son tan vanguardistas e integrados en la historia, como deben ser, que personalmente son para flipar, a la altura de lo que los Wachowski recrearon en "Matrix", y me atrevería a decir que con mucho más ingenio y maestría los aporta Nolan), Nolan ya tiene mi cielo ganado, este señor es muy grande, el cine te necesita. Al ya mencionado montaje de la película (que tiene su esplendor artístico en la mitad final de la película y en su parte inicial) emergente de originalidad y fascinación, tengo que hablaros de Hans Zimmer. Éste señor recrea una banda sonora original perfecta, asimétrica con cada fotograma de película, perfectamente acompasada milimétricamente impresionante. Zimmer crea nuevos sonidos, nos sumerge en su mente (curiosamente) y nos evoca recuerdos (casualidad, no lo creo, de eso trata el film), un score particular, hermoso y épico, con sus picos, y una (por no decir de lo mejor) de las bandas sonoras del año.

"Origen" es una OBRA MAESTRA contemporánea, que vuelve a decirnos lo poético del mundo de Nolan, lo magistral de sus historias y la pasión imperecedera que el cine crea a muchos espectadores que como Nolan, aprecian la buena artesanía, las películas atemporales y fuera de modas o de absurdeces narrativas. El contenido da para varios análisis didácticos, para una exploración del alma y la mente propia, da para soñar también con sus momentos, para verla una y otra vez, dan para aplaudir sus más de dos horas de metraje. Un film que todo cinéfilo tiene que ver, no se puede explicar con franqueza, hay que sentirlo, hay que vibrarlo y verlo en todo su esplendor, en una pantalla de cine. La magnitud del cine de este hombre, me hace recordar, porque quiero dedicarme a este mundo de buenas ideas, y de sueños compartidos (je, valga la redundancia o el simil con el film). Un 10, para mí, la mejor película del año e incluso de la década que acaba.

NOTA:10/10
AÑO: 2010
DURACIÓN: 148 min
Ficha en IMDB
Trailer en Youtube




6 comentarios:

DASKABE dijo...

Muy buena crítica de acuerdo en casi todo, salvo en cosas que ya supondrás jeje.

Luigi R.p. dijo...

Me alegro, con el tiempo admitirás lo buena actriz que es Ellen Page, alo asi como ha pasado con DiCaprio, EHEHEHEHE :D

Charlie dijo...

Ya hablaremos usted y yo sobre mi situación respecto a este film :D

deb dijo...

genial la peli! ya sabes lo q me gusta a mi rayarme la cabeza :p

Kevin H. Ovalle R. dijo...

+Me encanto!!..10/10
De hecho, hoy ire a verla de nuevo. Es toa una experiencia

Nery Hdez. dijo...

Simplemente magnífica ésta pelicula. Me encanto. Una peli muy futurista pero a la vez creible.

Un saludo desde http://olor-a-barniz.blogspot.com/