2007/08/05

Hard Candy: Hija de puta con todas las letras...

En determinadas personas, "Hard Candy" de David Slade, puede parecer una película insulsa, llena de errores y hueca. Para mi ha sido un golpe de suerte para el cine contemporáneo, demostrando que aún se pueden contar historias y sobretodo "Thrillers" más frescos y con una calidad excepcional. Impactante, tosca y para mi demoledora de mentes. Tecnicísmos:

Un fotógrafo de 32 años queda con una chica adolescente a la que ha conocido a través de Internet. Después de tomar un café, la lleva a su casa con el propósito de hacerle unas fotos. Sin embargo, la joven no ha quedado con él por casualidad. Está firmemente convencida de que él es culplable de la violación y asesinato de otra chica menor de edad. Y está dispuesta a hacérselo pagar muy caro.

El libreto de "Hard Candy" parte quizás de una idea simple en toda su globalidad como Thriller. Su planteamiento, sus diálogos y situaciones son realmente lo que replantea la historia. La capacidad que tienen todos estos factores para hacernos dudar, rabiar, y meternos en la piel de la propia historia es terriblemente asfixiante. Una introducción que pone como telón principal (y que sigue estando más superficialmente durante todo el film) el tema de internet y sus falsedades. Lógicamente asi se entrelaza una trama muy interesante, donde conocemos a los dos unicos personajes de la historia, donde quizás (y me incluyo) nos de miedo y nos identifiquemos con algun matiz sobre internet que muestra descabelladamente la película. La crítica a esta tecnología, tachándola de peligrosa tiene sentido, quizás llevada a un extremo que aterroriza, convirtiendo al personaje de la niña, en una inteligente chica que aprende todo de internet, que va mucho más allá de nuestras mentes (siempre conectadas con el protagonista-público) y que sorprende por su quizás simpleza y a la vez espectacularidad. El nudo es casi toda la película quitando los veinte minutos iniciales, donde el punto de giro comienza con una niña hija de la gran puta, con perdón, pero todo lo que psicológicamente hace este personaje es tan brutal, que a veces quedas pegado a la pantalla, te metes de lleno en una historia que podría pasar perfectamente, y donde cada diálogo es un tira y afloja entre sus personajes. El desenlace es ya para quedarse boquiabierto, quizás para mí, un "bello" final, con un protagonista "cogido por los huevos" que decide acabar con una historia que realmente él inició, y no la niña de marras. Lo que más atrae de la historia es eso, su rabiosa actualidad, su macabra y visceral manera de llevarla a cabo, de ser claustrofóbica, y de convertirse en una pesadilla que vives en tus propias carnes, siendo apoyada por unos diálogos muy bien escritos en mi opinión, donde lo pequeño es tremendo, donde la oportunidad se huele, se pierde, se vuelve a recuperar, y donde la respiración se agota al final, donde aplaudo a una historia interesante y para nada vista, trantando el tema de la pederastia como una razón también superficial (al igual que infinidad de temas del film, como el de internet) para contar algo mayor, que haciendo un todo es genial.

El reparto, pues, se centra solo en dos personajes principales (esto es tremendo para una película actual, otro aplauso), el del chico, un fotógrafo "pederasta" que se dedica a recolectar chicas, interpretado por Patrick Wilson, que hace un papel bueno, bastante creible, pero quizás más lineal que el de Ellen Page (X-men 3), que esta se come la pantalla cada minuto, realizando una interpretación sublime para su edad y para mi, siendo ignorada (ella y película) por la academia o los globos de oro, excelente todas las profundos pensamientos de la chica, siendo hija de puta cuando quiere, siendo dulce cuando lo es, y que es reclamo directo al público, siendo ella la que lleva el peso de todo, haciendo que todas las emociones del film, nos llegen de forma diferente a nosotros, estupenda. Creo que hay un par de secundarios por ahí, uno de ellos, una mujer oriental, que tiene una escena con la niña, que es una de las que más me gustaron del film. Unas interpretaciones muy superiores por encima de la media en esta clase de películas, donde la actuación entre los dos actores (ese tira y afloja que os dije) es impresionante, donde las miradas y la mentira es primordial para entender la historia y que se representa fantásticamente. No hace falta deciros que en versión original (como yo la vi, y creo que me estoy aficionando cada vez más a dejar de ver películas dobladas) la película es infinitamente mejor, ya que podréis ver la intensidad y la interpretación original de su reparto, interesante en esta película, os la recomiendo.

El apartado técnico es diverso. Por un lado tenemos la dirección de David Slade, un desconocido director que puede llegar a ser grande, si sigue y marca un estilo, claro. Su técnica es correcta, llega a conseguir ser agobiante con cada plano, muy bien en ese aspecto, pero lo que no me gustó del todo, es abusar bastante descaradamente de los primeros planos y no pasar de los planos medios, esta bien, es una película de actores, pero es tan agobiante no salir de estos planos que encima queda bien (quitando la torpeza de algunos planos donde la cámara para dar tensión no deja de vibrar innecesaria o exajeradamente) en ocasiones, pero no siempre. Su "fuente de inspiración" en estilizar la película como por ejemplo "La soga", me refiero en cuanto a planos secuencias y la transición de barridos que se usan como truco para los actores, no quedan mal, pero se pierde quizás el norte, la casa no se ve como es en claridad (aunque tampoco es necesario) y esto es una miniedad, que se obvia, pero claro, es una pelicula de actores, por lo tanto comprensible. La fotografía es "cruda", como el film, con un uso apropiado para los blancos desaturados, y los cálidos (rojos, y amarillos al final) para hacer un contraste tremendo (teniendo reminiscencia con la historia, fría y a la vez calida), perfecta. La música, correcta, sin más, no es destacable, y le va bien aunque no se utiliza para nada, me gustó el tema de los créditos finales. En cuanto a las escenas destacables, pues a mi me gustó la famosa (cuidado spoiler) escena de la "castración" de la que todo dios habla después de ver esta película por su crueldad, por su agobiante puesta en escena y la rabieta que cojes viéndola, brutal (fin de spoiler). El final, decisivo y con una belleza poética de fabula cuentista increible. La ya comentada escena con la vecina, y los diálogos iniciales en el café (muy buenos, y escena muy buena).

Una película sencillamente brutal, visceral, de actualidad y violenta para la mente (advertidos quedáis), donde una caperucita con estudios se come a un lobo "feróz" de una manera sublime (este simil creo que viene a pelo con el film). Unas actuaciones impresionantes y una película algo original y que sale de del tópico actual en la industria de Hollywood en mi opinión. Puedes odiarla, o impactarte hasta tal punto de gustarte, cosa que a mi me ocurrió. Le doy un 9.

NOTA: 9/10
RECOMENDACIÓN: Ver en versión original subtitulada.
DURACIÓN: 1hora y 43minutos.

-By Luigi R.p. - En proceso de matar a caperucita ¡Cabrona! xDD -


3 comentarios:

DASKABE dijo...

Bueno, a mi esta peli me gusto bastante; me mantuvo en pantalla atento, agobiado y sin saber q coño iba a pasar. Es muy psicológico y el suspense está muy bien conseguido. Las interpretaciones muy buenas, la dirección correcta y la atmósfera cuasi perfecta. Es original y tal. Pero no me pareció una maravilla en el sentido de darle un 9. Y te puedo asegurar que no pasó desapercivida.

Saludos pederasta.

cesar irigoyen dijo...

yo cuando la vi también me gusto mucho. Creo que como tu le doy un 9.

Anónimo dijo...

La peli es buena. Al final los dos personages son sadicos. Cuando se termina la peli te quedas con ganas de que alguien se cargue a la chica pues es mucho peor que el fotógrafo.