2007/08/25

Teléfono rojo, volamos hacia Moscú: Impresionante

La verdad es que no se me ocurre ningún otro adjetivo para esta obra del maestro Stanley Kubrick, "Télefono rojo: volamos hacia Moscú" tremendamente mal traducido el título, ya que considero mucho más acertado el original extra largo "Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb". Para empezar decir que es excelente el tandem Kubrick y Sellers, que dentro del surrealismo y la metáfora cómica existe un fondo tremendo, una moraleja compleja y nuevamente (y creo que cada vez que veo un film de Kubrick me ocurre esto) adelantada a su tiempo. Vamos con los tecnicísmos:

Convencido de que los comunistas están contaminando a la nación americana, un general ordena, en un acceso de locura, un ataque aéreo nuclear por sorpresa sobre la Unión Soviética. Su ayudante, el capitán Mandrake, trata de averiguar el código para detener el bombardeo. Para solucionar el problema, el presidente de EE. UU. se comunica con Moscú para convencer al dirigente soviético de que el ataque es un estúpido error. Mientras tanto, el asesor del presiente, un antiguo científico nazi, el Dr. Strangelove, confirma la existencia de la “Máquina del Juicio Final”, un dispositivo de represalia soviético capaz de acabar con la humanidad para siempre.

Y es que creo que Kubrick es grande en todos los sentidos, como guionista es una pasada. Lo demuestra una vez más con un libreto que escribe junto a Terry Southern. Su contenido surrealista llevando a Kubrick a adentrarse en la sátira mas perfecta que he visto sobre el tema bélico desde "El gran dictador", convierten las tramas entrelazadas a tiempo real sobre el conflicto mas absurdo que puede ocurrir (y en cierto sentido podría pasar asi) en algo extraordinario. La manera de centralizar todas las tramas en el consejo de guerra y apartir de ahi mostrar, por un lado, la historia de un avión que parte a lanzar las bombas, y la del cuartel militar que llega a volar por los aires, es fantástica. Kubrick se permite el lujo de crear situaciones extremadamente cómicas, asburdas (como la conversación de los fluidos que tiene Sellers con el comandante, que por cierto, en el DVD viene sin doblar, una escena censurada por el contenido erótico...) y con un contenido moral impresionantes. Desde la crítica más dura a los Estados Unidos (ya que en parte el film es anti-guerra a mi parecer) y su incompetencia en aquellos tiempos donde cualquier cosa era comunismo extremo. La amistad casi gay de los presidentes de los países rusos y norteamericanos, lo facha de un par de personajes, todo esta increiblemente criticado con una clase tremenda. Y que decir el final, quizás la palmada en la espalda de Kubrick, con unas tomas de la bomba atómica realmente impresionantes, que nos ponen en óbrita, diciendo que aunque Kubrick se lo tome a risa, el tema era serio en su mente (como el drama político que fue en principio el borrador del film, evolucionando en comedia). Un guión cómico perfecto, de escuela, con unos diálogos muy estudiados y técnicamente meticulosos, pero que a su vez, beben de las excelentes improvisaciones de ese siempre genial (mi cómico favorito) Peter Sellers, con grandes frases que pasarán a la historia del cine (su secuencia final, en la que habla de la preservación de la especie y su posterior "milagro" es para descojonarse). Perfecto.

Reparto. tres palabras por cada personaje, SELLERS, SELLERS y SELLERS, no busquen más, esta película es la película de y para este actor, este cómico de inagotables registros, de un humor genial, sublime. Peter Sellers hace tres personajes, el primero, un ayudante del servicio británico del comandante estadounidense, temeroso y en parte neurótico, excelente interpretación y con un par de escenas que me parecierón sublimes (la que simula tener una pierna falsa, o la de la máquina de coca-cola, son para no parar de reir). El segundo, el presidente de los Estados Unidos, un personaje de una coherencia y seriedad impuestas por Kubrick (al principio, Sellers lo interpretó con problemas de respiración, con un inhalador, pero debido a la risa de todo el equipo, Kubrick decidió quitar ese detalle). Y el tercero, quizás el mejor, el más cómico y carismático que da título el film, el Dr.Strangelove, un ex partidario del régimen nazi con una mano descontrolada (y que se marca las mejores partes) y que va en silla de ruedas, excelente Sellers, como curiosidad, decir que iba a hacer un cuarto personaje (uno de los hombres del cuerpo de aviación dentro del avión) pero Sellers se peleó verbalmente con Kubrick, y en un despiste se cayó del set del avión a cinco metros de altura, lesionándose la pierna y siendo sustituido por otro actor. El resto de actores, excelentes, destacando a George C. Scott, haciendo de representante militar en el consejo de guerra, un personaje facha y belicista a tope, pero que tiene esa tonalidad de niño con un juguete que da escenas realmente graciosas (una en la que su amante,Tracy Reed unico papel femenino y tremendamente explosiva en su escena, le llama por el teléfono rojo de la sala, genial). Slim Pickens, haciendo de cowboy aviador, con su escenaza al final con la apertura de las compuertas de las bombas, donde realmente me "descojoné". En fin, no puedo olvidar a Sellers, esque esta película es suya y de nadie más, el mejor..., Buen reparto.

En el apartado técnico, una vez más Kubrick es el genio visible, el genio indiscutible de su excelente técnica tras la cámara. Creo que tras ver los fantásticos documentales que trae el DVD (recomiendo verlos) entiendo el uso de la cámara obsesivo de el señor Kubrick. El uso de la foto-fija (la cámara fija), como lo llaman sus amigos, se usa de forma constante, pero el dinamísmo es increible, desde las escenas dentro del avión y las escenas de batalla rodadas a cámara al hombro son ejemplo del uso de todas las técnicas posibles, para rematar con unos planos donde los travelings inacabables le dan ritmo a algunas conversaciones (el uso de esta técnica sale en todas las películas de Kubrick, fijaos bien), excelente dirección. La fotografía, en blanco y negro, elegante y con un equilibrio muy alto de contraste, queda estupendamente (otra curiosidad, Kubrick puso un mantel verde en la mesa del consejo de guerra, el director de fotografía le dijo que al ser en blanco y negro no importaría ese detalle, Kubrick añadió, claro que sí, quiero que los personajes representen que están jugando una partida de póker, toma ya! jaja). La banda sonora, genial, sobretodo con los temas que abren y cierran el film, muy acertados. Quizás lo que menos me gustó fue el montaje, le vi algunos fallos de ritmo, pero aún asi creo que no emapalaga para nada. Las escenas que destaco: La conversación entre ambos presidentes por teléfono, con un Sellers improvisando todo el diálogo. La escena final del Dr. Strangelove y la bomba atómica, la escena de la máquina de refrescos, y la curiosa escena donde aparece la chica, que a mi me pareció tremendamente erótica.

Miremos el contenido interno del film, vale, es una comedia estupénda, tremeda, pero quizás lo alentador, lo que Kubrick nos enseñó es que la vida merece ser vista con ojos dulces y cuidadosos, que todo puede ser tan surrealista (la peli se iba a estrenar el mismo dia que mataron a Kennedy, toma ya...) y tan real a la vez que esta película ya es una obra que adelantó mucho, yo se la pondría a Bush, para que viera realmente lo que hacemos con el mundo. Una obra maestra de Kubrick, este tio no tiene películas malas, increible, me ha encantado. Un 9.

NOTA: 9/10
RECOMENDACIÓN: De visionado obligado para el buen cinéfilo.
DURACIÓN: 96 minutos.

-By Luigi R.p. - En proceso de extraño amor, AKA: Strangelove xD -


6 comentarios:

Carlos_Jr dijo...

Uo uo, me alegro de que te haya gustado la peli. La verdad es que es cojonuda.
Estoy muy de acuerdo en la mayoría de las cosas que dices.
La escena de Sellers hablando con el presidente de la URRS es buenísima.

2 frasecitas que destacaría yo de la peli:
"Caballeros, no pueden pelear aquí, estamos en el departamento de guerra".
"Si no habla con el presidente de EEUU ¿sabe lo que le va a suceder?. Que tendrá que responder ante la casa coca-cola".

Un detalle que no has comentado, es lo de que en un principio tenía otro final, que cortaron porque era demasiado absurdo.

Pues ala chache, sigue cineando a Kubrick, que te garantizo que no tiene pelis malas XD.

DASKABE dijo...

¿Un 9? Un 10, un 11 o un 1313124124314312432674670. xD.

Como dices, obra maestra absoluta, una de las 100 mejores pelis de la historia del cine.

Muy buena crítica, estoy de acuerdo en la mayoría de las cosas. Yo destacaría el plano inolvidable del militar con la bomba atómica entre las piernas haciendo de cowboy, que creo que resume el contenido de la peli.

Saludos y que sigas viendo Kubrick (Barry Lyndon, Spartacus, Senderos de gloria...)

luigi R.p. dijo...

ah si Carlos! el final suprimido, con las tartas, sale en los extras del DVD, me gustaba la metáfora, pero sinceramente prefiero el final que está.

Daskabe, sabias que la famosa escena de la bomba no estaba en el guióny Kubrick la grabó en 48 horas con unos efectos especiales muy caseros?? :P

Gracias a los dos por escribir!!
Que buena es la escena de la coca cola, no me la esperaba, vaya carcajada pegé! :P

Carlos_Jr dijo...

Una cosa más, me he acordado antes, y ahora me lo ha recordado lo de "Cartas...", si no la has visto en V.O.S. te recomiendo que la veas también así, ya que se aprecia más la modificación de voces de Sellers para los 3 papeles.

Saludos.

Anónimo dijo...

A propósito del rodaje de Teléfono rojo..., otra anécdota aquí:
http://www.guerraeterna.com/archives/2007/08/post_2.html#trackbacks

Juan

luigi R.p. dijo...

Gracias por el comentario Juan!

Buena anécdota! esta peli esta repleta de ellas, la verdad...jeje

¡Saludos!