2007/08/25

La noche del cazador: Genuinamente conservadora

"La noche del cazador" (1955) clásico cinematográfico (y último) dirigido por Charles Laughton. Una película con una base digamos muy metafóricamente religiosa, contada a modo de cuento y rodada estupendamente. Vayamos con los tecnicísmos:

Un predicador, obsesionado con la corrupción de las personas, pretende reunir fondos para levantar una iglesia. Utiliza su astucia para seducir a viudas ricas con la intención de quedarse con su dinero. Cuando dos niños, hijos de su última víctima, descubren el secreto que esconde se inicia una terrorífica persecución...

El libreto de "La noche del cazador" es una demostración del buen hacer rítmico y narrativo que bebían las obras de la edad de oro en Hollywood. Su trama es llevada por el personaje del predicador, que pone de entredicho ya de entrada, la corrupción de las personas de fé, llevándolo a convertirse en un autentico psicópata manipulador. Al ver a este personaje comprendemos por donde irá la historia, y el nudo, la parte más decisiva y quizás la más lograda del film, recoje entre sus subtramas (los niños, el matrimonio, los vecinos del pueblo) la más pura acción conservadora-religiosa que vi en una película. Extremadamente machista (las mujeres son tratadas como símbolo de perdición y estupidez) y también extremadamente feminista (el personaje que cuida de los niños es el contrapunto a ese machismo incontenido del film). Lo que no se abandona en ningún momento es el simil narrativo con la bíblia, la religión es un tema que está incrustado en el film, que lleva a los personajes a hacer lo que hacen, y que es comprensible, en estos tiempos que corren la historia hubiese estado anticuada, pero aquí funciona a la perfección. Digamos que el guión critica todos estos aspectos "incultos" de la religión y sus practicantes, llevándolos a un extremo realmente fascista y extremadamente conservador. Es algo diferente, su manera de retratar esto con los diálogos (la explicación del protagonista del Amor-odio es de lo mejor en cuanto a diálogo) queda expuesta a un nivel más teatral que cinematográficamente realistas, pero aun así, funcionan. Quizás obra maestra escrita, dada su amplitud de géneros y su originalidad a la hora de contar un cuento, utilizando la religión, el suspense y el drama, genial.

En cuanto al reparto, relamente acertado. Por un lado tenemos al alma del film, el señor Robert Mitchum, interpretando al asesino predicador, una interpretación impresionante que destaca y brilla con todos los actores, incluidos con los niños, Billy Chapin y Sally Jane Bruce, correctos, algo sobreactuados pero comprensible (el director tuvo que llamar a un ayudante para dirigir a los niños, ya que se veía incapaz de hacerlo, ya sabéis, no rodar con niños ni animales, jeje). Destacar también el pequeño papel de la gran y recientemente fallecida, Shelley Winters, la viuda que se deja guiar tan de manera casi extrema por el predicador, y que brilla de manera especial en el fim (SPOILER: su cadáver en el mar es una de las escenas mas bonitas que ví en blanco y negro.FINSPOILER). Los demás, todos muy acertados, el pueblo y sus vecinos (aunque también algo estúpidos por su extremismo) y la cuidadora de los niños, que logra un papel muy acertado en la historia del film, quizás algo cargante con sus discursitos al final de la película en el Happy-end. Un reparto que se disfruta mucho mejor en versión original, asi que la recomiendo así.

A nivel técnico, la película es un disfrute visual total, a mi me ha encantado toda su sutileza filmográfica. Charles Laughton supongo que tuvo que enfadarse mucho, tras comprobar que rodó una película en blanco y negro y en formáto no panorámico, cuando el Cinemascope y el color estaban de moda, el fracaso de crítica y público (reconocido mucho después) lo cuestionaron para dejar el cine, y asi fue. Aún asi para mi, está dirigida de manera brutal, con unos planazos increibles, llenos de fuerza, la foto-fija es casi siempre la más usada, pero de vez en cuando se nos despierta con los travelings tan bellos de aquellas películas clásicas, y en las escenas de suspense, muy bien rodadas. El uso obsesivo y casi terrorífico de las sombras (hay un par de escenas, una en la foto de arriba, que realmente consiguen poner la piel de gallina) y por los paisajes tan visualmente góticos y cargados (nada envidiables a los de Tim Burton) son de una belleza filmica ejemplares. La fotografía en blanco y negro es usada como nunca, de manera excelente y aprovechando cada recobeco del cuadro para iluminar ciertas zonas o dejar a oscuras otras, excelente. El montaje es fantástico, lleno de ritmo, no te da tiempo a ponerte a pensar, con lo cual ayuda mucho a seguir el suspense de la historia, ya que no paramos de movernos con los personajes en todo su metraje. La música de Walter Schumann, me impresionó de sobremanera, un score que casi no para de sonar durante todo el film (poco habitual en los films de aquella época) con un entusiasmo y determinación orquestales impresionantes, incluyendo las canciones que cantan los personajes, muy típicas de cuento y que aportan a la trama cierto aire "inquietante". Las escenas que más me gustaron, pues la de la explicación del predicador entre el amor y odio, las de suspense (la sombra del predicador en el cuarto de los crios, el billete recortado que pasa por los pies del protagonista, la escena en el sótano, donde el predicador casi logra alcanzar a los niños, la "persecución" del final, impresionante), lo que menos, su contenido altamente religioso, quizás llegue a cansar demasiado, es quizás muy machista en su superficialidad, pero por eso, no merece la pena mucho centrarse solo en ese aspecto del film.

Una obra maestra ignorada por todos cuando se estrenó. Que narra a mi parecer, a modo de cuento, una historia aterradora, con un suspense increible, con escenas que se quedan en la retina (y eso es importante) y que realmente es brillante en el apartado técnico, aunque tenga algunas "idas" religiosas en cuanto guión y diálogos. Le doy otro 9.

NOTA: 9/10
RECOMENDACIÓN: Para amantes del suspense y de los clásicos. Ver en V.O.S.E
DURACIÓN: 93 minutos.

-By Luigi R.p. - En proceso de escribirme en la mano LOVE-HATE xD -

3 comentarios:

DASKABE dijo...

Pues sí, tio, una gran película, perfecta para su época, con una buen guión, un excelente Robert Mitchun y con unas escenazas de suspense increíbles

Estoy muy de acuerdo con tu crítica, incluido con lo del tema religioso.

Lo único que no me llegó a convencer del film es su final. Pero de todos modos una obra maestra indudable y otro de los 100 mejores films jamás hechos.

Un 9,5.

luigi R.p. dijo...

Es cierto tio, el final es bastante precipitado, acaba de sopetón, y es happy-end

pero bueno aun asi la película es un clásico y una gran película...

Un saludo!

Carlos_Jr dijo...

Pues tiene buena pinta. Aunque ya tenía yo mi curiosidad por verla, la verdad que parece tener mejor pinta de lo que me parecía XDD. Me la pillaré para mis próximos estrenos home video XDDD.

Por cierto, ¿te has pillado en la biblioteca alguna de las pelis de Pasolini?

Saludos.