2007/10/27

Cassandra´s dream: Cruzar la línea

Woody Allen es un crack, le pese a quién le pese, su nueva película, "Cassandra´s Dream" supera con creces mi incertidumbre negativa sobre ella y convierten esta película en un film muy digno, no entiendo el continuo debate sobre si Allen está "agotado" por sacar una película al año, para mí está en una etapa preciosa con grandes obras, esta es otro ejemplo de la genialidad de un director que sabe mimar sus historias, actores y entorno, genial.

Ian (Ewan McGregor) y su hermano menor Terry (Colin Farrell). A pesar de sus apuros económicos, ambos adquieren un velero de segunda mano llamado "Cassandra's Dream", con la idea de acondicionarlo y navegar en él los fines de semana. Ian conoce a la atractiva Angela (Hayley Atwell), una joven actriz que acaba de llegar Londres en busca de un futuro de éxito en el mundo de la interpretación. Por otro lado, la debilidad de Terry por el juego provocará que ambos confluyan en un callejón sin salida en el que su situación financiera será extremadamente delicada. La aparición de su tío Howard (Tom Wilkinson), recién llegado de Estados Unidos y con un pasado aparentemente repleto de éxitos económicos, supone un alivio para la economía de los hermanos. Pero todo tiene un precio. Howard les obligará a infringir la ley, poniendo a prueba su catadura moral, y provocando una serie de acontecimientos que darán lugar a consecuencias inesperadas.

Si hablamos de drama en la filmografía del newyorquino, me vienen a la cabeza obras como "Match Point", "Interiores" o una gran parte de "Delitos y faltas", tres películas geniales que quizás el libreto de "Cassandra´s dream" beba en algún momento, estos son los puntos "Woodyallenscos" del film, una historia no demasiada compleja en su desarrollo pero que nos hace plantearnos las cuestiones morales más esenciales de la vida. El continuo desasosiego que desprende la trama del film, hace que cada vez se cierre el círculo y los personajes y situaciones crucen una línea invisible de la que no hay vuelta atrás. Cometer un crimen ayudando a los tuyos, historia mil veces vista, de acuerdo. El tema "gangster" aquí existe superficialmente, y los ya mencionandos tópicos del género no importan, ya que el tratamiento y ejecución que Woody Allen da al libreto son sencillamente geniales, dejándo siempre el último instante para cambiarlo todo. Dentro de la introducción, Woody se atreve con el humor negro de los familiares de los protagonistas, presentarnos a las mujeres como símbolo (una vez más de manera irónica soberbiamente descrita por Allen) de perdición, ignorancia, egocentrísmo y pasividad contínua, ojo, no es machísmo, es real como la vida misma. La evolución de la historia es turbia, sus personajes se "hunden" metafóricamente y positivamente hablando con ella, impresionante, la dualidad de los personajes con sus puntos de giro, su debate sobre la existencia, el arrepentimiento, la avaricia que rompe el saco, el egoísmo, la fraternidad quizás desmesurada en el desenlace, la existencia de Díos, el suicídio..., temas que siguen preocupando a Allen, que creo que supera en gran medida con sus propios medios a la muerte, solo hay que entender su visión tajante y desgarradora del final, Woody ha madurado no ya como director, si no en la manera de contar sus inquietudes una y otra vez, pero siempre poniendo la guinda del pastel en un lugar distinto, quedando siempre atractivo para sus seguidores incondicionales, en los cuales me incluiré siempre. Una genialidad de libreto, con unos diálogos increíbles (como siempre) con (aunque sea drama) un humor negro logradísimo, y unos debates verbales de lujo. Genial.

El reparto, tanto principales y secundarios, son excepcionales. Destaco a los protagonistas, los dos hermanos, sobretodo el personaje que hace Colin Farrell, que desemboca los puntos más interesantes del film y hace las reflexiones más interesantes de este, genial trasformación al final del nudo y posterior desenlace, me ha encantado. El señor Ewan McGregor, hace el otro hermano, más centrado en sí mismo, más galán (Recogiendo la subtrama de amor del film) un personaje a su medida, parece (como incluso el propio Ewan decía en una entrevista) que al trabajar con Woody Allen su interpretación crece de sobremanera, y está muy creible cuando trabaja mano a mano con Colin Farrell y Tom Wilkinson, un Wilkinson también de campeonato (como casi siempre), un actorazo que hace una de las mejores escenas del film bajo la lluvia junto a los hermanos, un capo de altos vuelos que se burla de las hormigas de la sociedad y las utiliza a su antojo, rico y desdichado a su vez, genial. Las chicas, las dos también excepcionales Hayley Atwell y Sally Hawkins, las dos, novias de los hermanos y contrapunto de personalidad entre una y otra (Aunque su plano final, para mi representó la ignorancia de ambas féminas, muy metafórico Allen), el resto, la familia de los protagonista, también geniales, un reparto en general muy completo que juega a muchas bandas, carismáticos del cine de Allen, pero eso siempre gusta.

La dirección de Allen esta vez, tengo que reconocer que me ha dejado boquiabierto. Su uso de la cámara difiere mucho de la mayoría de sus obras, aquí, el uso de planos muy descriptivos hacen que todo sea muy dinámico, cosas como la stady-cam, panorámicas en los momentos de suspense, seguimientos, algunos planos cortos, otros subjetivos (poco usados en su cine) una excelente gama de movimientos de cámara sutíles que no había visto en su cine, lo más próximo a esto lo vi en "Match Point" y "Misterioso asesinato en Manhattan". Aunque por otro lado utiliza los recursos de su sello, enormes planos secuencia con mucho diálogo de seguido (geniales por la interpretación y uso fílmico) panorámicas preciosas de Londres (Este señor saca siempre lo mejor de cada ciudad donde rueda, estoy deseando de ver Barcelona en todo su esplendor) genial dirección me ha sorprendido gratamente. La fotogría también muy determinada, estudiada a tope, muy similar a "Match Point", destacando el frío Londres, con tonos anaranjados y amarillos en las secuencias donde irónicamente da el sol en todo momento, y en momentos de tensión los tonos verdes y azulados muy propicios para esas escenas, estupenda. Destacar (como pocas veces en Woody) que la peli tiene banda sonora original compuesta por el gran Philip Glass, una partitura bellísima que no ahoga en ningún momento y que origina que en algunos momentos nuestra tensión suba y suba, muy buena. El montaje, correctísimo, no aburre, divierte, tiene ritmo, poco que añadir sobre el fantástico montaje de la película.

Escenas destacadas: Algunas con la familia al principio. Las que la actriz "egocentrísta" hace juego con el personaje de McGregor, muy irónico y divertido. La secuencia en la que los hermanos entran en la casa de su objetivo para dar con él, suspense a tope, SPOILER esa junto con la del asesinato, y la del desenlace final con los hermanos dentro del barco FIN SPOILER. Lo peor, que quizás no sea una historia original, que beba de otros films e inquietudes de Allen, pero aún así, Allen se lleva todo eso a otro nivel, a su madurez y para mí, no se sitúa entre las mejores ni las peores, simplemente pertenece a una etapa contemporánea de su director, bella y electrizante sin duda. AH! ojo, detallazo con el título del film, que es quizás sea el ingenioso que veamos este año en cartelera, no te dice nada al principio pero luego, representa la libertad y el contexto de los personajes y toda la historia, brutal.

Un film dignísimo, con un Allen muy valiente y decidido, quizás, como sus personajes del film, haya cruzado esa línea en la que no hay vuelta atrás, ya sea para bien (en mi opinión) o para mal (como piensen muchos). Me ha parecido genial, seré de los pocos. un 9.

NOTA: 9/10
RECOMENDACIÓN: Allenmaníacos como yo, xDD
DURACIÓN: 108 min
AÑO: 2007

- By Luigi R.p. - En proceso de cruzar esa línea -

1 comentario:

Carlos_Jr dijo...

Buena crítica chache, estoy de acuerdo en todo lo que dices.

Olvidemos a esos que no saben apreciar una buena película como esta. Que se vayan a ver "Saw IV".
Como me has dicho la gente es ignorante con el cine de Allen, pero también con el resto del cine de los buenos directores.

La de Barcelona a mí también me da miedo, pero cada vez me la irá sudando más lo que diga ese tipo de público palomitero, que va a ver una película de Woody Allen porque ya ha empezado "Saw IV", por ejemplo.

Saludos.