2007/10/25

El beso del asesino: Enamoradizo debut

Stanley Kubrick dirige su primer (De manera oficial, ya que antes rodaría la desaparecida película "Fear and Desire" obligándo a hacer desaparecer todas las copias por considerarla un error de junventud) largometraje "El beso del asesino", un film editado, fotografiado, escrito, producido y dirigido por el propio Kubrick. Tecnicísmos:

Un boxeador rescata a una cantante de las lascivas garras de su jefe.Implicando a ambos en una serie de asesinatos que no cometieron y que les obligará a escapar de sus respectivos mundos y cruzar sus caminos...

El guión de la película (también co-escrito por Kubrick) es una muestra de la maestría o el poder que puede tener una historia corta llevada con tan buenos resultados. Su profundidad en desaliñar el mundo del boxeo y el baile (ambos mundos muy subestimados en la época) hacen que veamos un argumento muy real y coherente por parte de los guionistas que se permiten el lujo de cruzar el género romántico con el siempre sorprendente mundo del cine negro más hacía el final del nudo. Su escueto desarrollo no es un problema, todos los personajes (quizás un poquito esterotipados con excepción del protagonista) son conocidos de sobra, ya que sus actuaciones son muy propias del cine clásico de estos años, Kubrick no se para a profundizar en ellos y se centra en contar atractivamente los pasajes de la historia, que pega varios puntos de giro muy poco previsibles, cosa que se agradece, y pone como guinda un final que quizás es demasiado "happy", quizás el único pero del film en mi opinión. El recurso del flash-back para contar (desde el punto subjetivo del boxeador protagonsita) y las voces en off (tan recurrentes en el cine de Kubrick a modo de narrador) son una estupenda herramienta para seguir la historia sin problemas. Los pocos diálogos (aunque cuando hay que explicar todo, Kubrick lo hace evocando con algunas imágenes sorprendentes, muestra de ello es cuando la chica cuenta la historia de su familia mientras vemos a su hermana bailar...) son los justos, quizás demasiado inocentes, escritos por un Kubrick inexperto, pero centrado más en contar lo visual, la épica firmada en sus fotogramas, cosa que indudablemente corregiría con el el tiempo. Un buen libreto de romance y cine negro de la mano del genio Kubrick, con tantos aciertos posibles, y tantos errores sin importancia.

En el apartado interpretativo, la cosa está bastante lograda. Actores desconocidos, el protagonista boxeador, interpretado por Jamie Smith, un papel muy centrado en contar la historia, en el que se vuelca más el film y el propio Kubrick, genial antihéroe adelantado a su tiempo y nada habitual en films de la época hollywoodiense, estupendo. La chica, Irene Kane, su papel es el desencadenante de algunas desgracias del film, Kubrick siempre mostró a sus chicas de alguna manera ingenuas y muy inteligentes a su vez, y esto está representado en el personaje de Kane, quizás algo intuitivo hacia el final, pero correcto sin más. Frank Silvera, el obsesionado "gangster" que quiere hacerse con la chica joven a toda costa, muy buen personaje y una interpretación muy acertada. En general unos secundarios también correctos sin mucha relevancia, pero que en conjunto hacen de esta película un reparto pequeño pero muy eficaz, como en general toda la película.

La dirección de Kubrick, y aunque manteniendo todo su sello (vean el final con los maniquíes, Kubrick metafórico y vanguardista desde el principio), bebe del rodaje amateur que tanto me ha gustado contemplar. Su frescura juventud hizo que rodase ya unos planos impresionantes (no hay más que ver esos travelings usados en todas sus películas e implantados en su cine, o las panorámicas, movimientos suaves de la cámara) otros de experimentación (contraplanos un poco chocantes que marean demasiado por su cantidad en pocos minutos, algo comprensible. Contrapicados impresionantes, dando la luz de cara, algo muy usado en otros films suyos, cámara al hombro en escenas de acción en el boxeo o la pelea final, geniales. La escena del sueño, con el negativo con la fotografía retocada). Primerísimos planos y un sin fin de planos dinámicos que el propio Kubrick rueda, algunos chocantes que saltan y saltan a la vista, y otros excepcionales recurrentes más tarde en su genial filmografía. Rodada con la fotografía en blanco y negro (fotografiada por el propio Kubrick) el director usa la técnica de la manera más bella posible, resaltando los blancos suaves en algunos momentos y jugando mucho con las sombras y momentos de oscuridad, genial fotografía. La música, correcta, chirría en algunos momentos y peca de ser demasiada oportunista, pero aún asi la partitura de Gerald Fried esta bien, sin destacar demasiado, teniendo mayor relevancia en las escenas de amor y poco más. La edición (también de Kubrick) es tambien muy lograda, su corta duracción y el montaje rítmico son excelentes, sin hacerse pesada en ningún momento (pasa en un suspiro) y conteniendo en su haber una cantidad de planos rodados incontables, que a veces funcionan, otras no tanto.

Escenas destacadas: La secuencia de boxeo (muy lograda, incluso superior a las de muchos films actuales), las que ocurren en el interior de la casa del protagonista, donde no hay límites físicos para la cámara y la luz juega un papel muy destacable con la ventana de la vecina, genial. La persecución y resulución final dentro del almacén de maniquíes, una escena que para mi representa metafóricamente la perdición del hombre por la divinidad femenina y el enfrentamiento de ambos por esta causa, ah y se me olvidaba, la escena de baile mientras se cuenta la historia, me ha gustado la manera de hacerlo. Lo que menos me ha gustado, algunos planos chocantes en su concepción, el final del todo, muy tópico en películas clásicas, y poco más.

Una película sencilla, imprescindible para los fans de Kubrick, descubrir al cineasta que llevaba dentro tan joven, con talento y lleno de ilusión, "El beso del asesino" tiene lo mejor de un director inquieto por sus ideas, un film muy correcto y que muestra una realidad distinta mezclando varios géneros,aunque no olvidemos que es la ópera prima de un inexperto (aún) Kubrick. Un 8

NOTA: 8/10
RECOMENDACIÓN: Fans de Kubrick y del cine clásico.
DURACIÓN: 67 min

- By Luigi R.p. - En proceso maniquíe "Kubrickiano" xDD -


1 comentario:

Carlos_Jr dijo...

Buena crítica chato. Comparto muchas de las cosas que dices (hice recientemente la crítica de la peli en mi blog).

De Kubrick ya solo te quedan "Espartaco" y "Barry Lyndon" ¿No? Pues ala, ala, a terminar el cineado de la filmografía de este Dios.

Saludos y a seguir cineando :D