2007/10/15

El Orfanato: La terrorífica realidad

J.A. Bayona, director primerizo y arropado por el gran (en todos los sentidos) Guillermo del Toro, dirige un film tremendo, terrorífico en cada fotograma y una muestra de que esa terrorífica realidad que engloba al cine español puede ser rota con esta gran superproducción. Vamos allá:

Una mujer regresa junto a su familia al orfanato donde se crió en el norte de España, con el sueño de abrir una residencia para niños discapacitados. Al poco tiempo, su hijo comenzará a dejarse llevar por fantasías cada vez mas intensas e inquietantes para su madre, quien piensa que algo amenaza a su familia. La supuesta presencia de fenómenos extraños le hará buscar ayuda en parapsicólogos...

Creo que he leido más críticas sobre esta película que cualquier otra en todo lo que llevamos de año cinematográfico, más que nada porque no me gusta el género de terror (el actual) y precisamente por el guión de las recientes películas, manidos y lleno de efectísmos baratos a golpe de Dolby surround. El libreto de "El orfanato" no es un aire fresco al género, no es un guión relativamente complejo, pero encierra en el muchos aspectos del cine clásico y combina de maravilla todas las tramas, contando una historia durísima, real, pero eso si, dejando que el público eliga si lo que realmente ocurre en cuanto a los extraños sucesos dentro del orfanato es real o simplemente sugestion de los personajes. Con esta guisa, la película tiene un inicio muy acertado, el suspense se agarra al espectador desde la secuencia en la cueva (algo larga a mi parecer) y no te suelta hasta los cinco ultimos minutos de la películas. La historia es terrorífica, el nudo es sencillamente magistral, la desaparición del crío, la sesión de espiritísmo en la casa (con influencias casi directas de "Poltergeist") y el desenlace, donde el personaje de Belen Rueda se queda sola en la casa (la parte donde el suspense hará más resonancia y la película se volverá más angustiosa) donde el cierre final es tan preciso como brillante, quizás previsible, pero termina de la mejor manera posible, no había otra. Un argumento que no habla de fantasmas, si no que se apoya en estos para decirnos que no, que no hay que temer a los muertos, hay que temer la dura realidad, la fría y pasmosa realidad que marca los lugares, que una acción desacertada puede acabar en ignorancia, pesar etc..., genial historia, diálogos muy acertados, y volviendo al planteamiento, la trama no es engañosa, es quizás ingeniosa porque se queda con el espectador de manera inteligente, junto con los personajes del film, y al salir de la sala nos hará pensar si lo que realmente es paranormal lo es de verdad (personalmente os diré que yo si creo que el complemento místico del orfanato existía, sobretodo hay varios pasajes que asi lo demuestran). Vais a pasar miedo en la sala (creo que no he pasado más miedo psicológico en una sala nunca como con esta película) vais a sobrecogeros, vais a emocionaros, que grande es el cine cuando una historia funciona al 100% junto con el beneplácito del respetable.

En cuanto al reparto, decir que el peso de toda la película lo lleva Belén Rueda, que está dando de lleno en su paso al cine con dos interpretaciones dignas de cualquier premio que se preste. Su papel está interpretado con una sutileza increible, inclusive cuando se juega tan solo con las miradas, aquí Belén lo borda. Su evolución es tan terrible como la propia historia del orfanato, y tan dura que hace que la ultima media hora se convierta en un calvario tanto para la madre coraje, como para el espectador, centrándose la película en ese cúmulo de emociones del personaje, genial. Por otro lado, el padre de familia, Fernando Cayo, esta correcto, un papel quizás algo previsible, esterotipado, pero conforma muy bien el global de la película. Roger Príncep, el niño, consigue muy buenos resultados, con alguna escenas en las que realmente parece que está desequilibrado (esto me recuerda mucho a "El resplandor") más que correcto. En cuanto a secundarios, todos geniales, todos a un mismo nivel sin comerse a los protagonistas, aunque esto casi lo hace la genial y entrañable Geraldine Chaplin, su personaje de medium es también muy recordable en el film, interpretado de manera genial, me encantó. En general un reparto centrado en Belén Rueda, protagonista absuluta y que se está convirtiendo en la musa del cine español más visto en taquilla.

A nivel técnico la película es perfecta, genial, sublime, de lo mejor que vi en cine español tecnicamente hablando. Bayona usa una técnica que bebe del mejor Hitchcock, consiguiendo un suspense extremo en cada fotograma, creando ambiente con unos planos donde la cámara se mueve de forma sutil con elegantes picados, panorámicas con grúa, y otros donde la cámara se detiene para conseguir el suspense más terrorífico (planos de puertas que se cierran en la nada, silencio en la oscuridad, planos largos, cámara girando através de los personajes, muchos planos cortos) todo está calculadísimo para sacar el terror sin utilizar efectísmos (hay algun sobresalto burlón por parte del director, pero nada más) acercándonos a una dirección más propia del cine clásico y del buen género de terror. La fotografía, es casi el 70% de la estética visual del film, logradísima, da miedo de verdad. La música de Fernando Velázquez va en todo momento con la película, entrando cuando tiene que hacerlo y no colapsando, muy a tono, destacable. El montaje también muy bien, quizás se le da demasiadas vueltas a algunas secuencias demasiado largas pero lleva un ritmo muy bien repartido, sin artefactos o cortes bruscos. Las escenas más destacables: A mi me encantaron, una en la que el niño fantasma tira a Belén Rueda a la bañera, tremenda. El final desde que Belén Rueda empieza a jugar con los fantasmas picando a la pared (Esta escena es magistral, rodada de una manera muy curiosa que tenéis que ver) hasta el desenlace final, o la escena de la cama, donde parece que algo duerme con Belén Rueda. También destaco la escena de la sesión de espiritísmo, recordando muchísimo como ya dije a "Poltergeist". Lo que menos me gustó, quizás que tenga ese "sanbenito" de "ya visto", ya que tanto la trama como los sucesos no son nuevos en este género, quizás esto sea un punto negativo, eso y que se haya ido en masa al cine a ver la película, algo que odio en parte porque es cine de terror, consumismo barato y necesario para el espectador medio actual, aún así, que conste que no vi "Los Otros" film con la que se compara demasiado, no seré yo quien lo diga pues.

Quitando estos pormenores, la película consigue llevarse la palma gracias a sus logros en cuanto a su realización y tratamiento de la historia, que esto si que le da una nueva revisión al cine de terror actual, acercándose a las grandes películas del género. A mi me ha encantado, eso si, he sufrido en cada fotograma, ya que su extremo suspense está genial. J.A. Bayona será un gran realizador, habrá que seguir de cerca la trayectoria de este primerizo director, que en su ópera prima ha conseguido poner el liston muy alto, y ha dado de ostias a aquellos que decían que el cine español no podía hacer una superproducción cara al enorme mercado Hollywoodiense. Un 9.

NOTA: 9/10
RECOMENDACIÓN: Amantes del terror clásico y del suspense.
DURACIÓN: 100 min

- By Luigi R.p. - En proceso terrorífico xD -

2 comentarios:

Carlos_Jr dijo...

Buena crítica muchachote. A ver si voy a verla, que tiene muy buena pinta.
Me parece que tu al final te vas a aficionar al cine de terror... manda huevos... Bueno, mientras sea el clásico o de estilo clásico, te perdonaré.
Y ve hoy "Accattone" o se te caerá la cabeza de una ostia, que ya te lo he advertido XDDD.

Saludos, tortellini.

DASKABE dijo...

Muy buena crítica socio. Aunque no estoy muy de acuerdo en tus puntos mas subjetivos. Respecto a la puntación estoy de acuerdo xD.

Otras escenas destacables que no has mencionado: la de los juegos de encontrar las pistas, cuando la protagonista busca a su hijo hasta la cueva en el mar y la del atropello de la mujer del carrito...

Por cierto, no tiene mucho que ver con "Los otros", al menos a mi me recordó muy poco a la de Amenábar, con la que también estuve acojonado en su visionado, aunque mas que con esta.

Te iba a dar algo mientras veías la peli, ¿por eso ponías las manos en la frente y te la tapabas? xD.

Saludos.