2007/10/25

La joven de la perla: El arte vence

"La joven de la perla" estrenada en el año 2003 y dirigida por Peter Webber ("Hannibal el origen del mal") que está basada en la novela de Tracy Chevalier con el mismo nombre y que narra a modo de falso "biopic" la historia de la criada del pintor holandés Vermeer. La película es una muestra de que se puede hacer un film de época, siendo contemporánea, sin pasar la hora y media, y que esta tenga todos los ingredientes para ser pefecta en muchos aspectos.

Delft, Holanda, 1665. Después de que su padre se quede ciego tras una explosión, Griet, de diecisiete años, tiene que ponerse a trabajar para mantener a su familia. Empieza como criada en casa de Johannes Vermeer y poco a poco va llamando la atención del pintor. Aunque son totalmente diferentes con respecto a educación y estatus social, Vermeer descubre la intuición de Griet para comprender la luz y el color y lentamente la va introduciendo en el misterioso mundo de la pintura.

Sin haber leido la novela en la que se basa el guión de la película, tengo que decir que su hilo argumental y toda su estructura se desarrolla de forma pausada y muy correcta de manera directa y tajante, un trabajo excepcional de adaptación. La historia a simple vista puede que no aporte quizás nada original al género (mil veces vista la historia de pintor-criada que se enamoran y tal y tal...) pero incluso en los propios personajes y situacines del guión se habla de esta posibilidad evidente que parece que se irá dando durante el nudo,pero nos sorprende sobremanera en el desenlace, un final muy arriesgado que suma puntos de más a la trama del film (como también le ha pasado actualmente a "Promesas del Este") cerrando de la manera más fría y realista que podía imaginarme. Los diálogos son bastante correctos, aunque se cuidan mucho más los detalles metafóricos (sin tomar al público de idiotas con esto, otro punto más del film) que ayudan a entender los conflictos de los personajes y sus situaciones, algo liosas al principio ya que se da por sentado lo que está pasando, pero se va cogiendo confianza con los personajes en el nudo, donde la historia suelta su traca (el arte vence a las clases sociales en resumidas líneas) y la suelta al final, queriendo que la cosa siga y siga, dejando con la miel en los labios, conviertiendo el libreto en algo completo, que arranca de la misma manera que termina y que expone todo en un corto periodo sin dejar detalle en el tintel. Buen guión, teatral en ocasiones como suele pasar con este tipo de películas, pero no deja la cinematografía aparte, un aciertazo sin duda.

En el hueco del reparto, decir que la señorita Scarlett Johansson (Numero 2,xDD) es ELLA el peso de todo el fim, su interpretación de la duce, soñadora y preciosa criada del pintor y toda su familia es sublime. Sus pocas líneas de diálogo no importan, las miradas, el rostro descompuesto y lleno de un cúmulo de sentimientos indescriptibles hacen que la señorita Scarlett se haya ganado una vez más el aplauso de un servidor, aparte claro está de su enorme parecido a la "joven de la perla" del lienzo, impresionante, a veces parecía ella una pintura, hay que verla aquí y veréis que no miento, su mejor papel sin duda. Colin Firth (lo hemos podido ver en "Love Actually" y en la abominable "La última legión") interpreta al famoso pintor, un papel muy bien representado que estereotipa un poco el plano masculino del film, pero sin duda necesario para profundizar en la trama de la criada, correcto sin más. Superando quizás a este, el otro hombre del film, Tom Wilkinson (lo veremos este Viernes en "El Sueño de Cassandra" de Allen) que hace un papel excelente como el adquisidor de las obras Pieter Van Ruijven, "productor" del pintor, este actor se come al reparto principal (sin incluir a Johansson) hacia el final del film, donde su relevancia es más considerable. Entre los secundarios tenemos a Cillian Murphy (El espantapájaros del Batman de Nolan) que cierra el conjunto masculino del film, muy acertado en su papel de carnicero, que hace la reflexión más coherente al personaje de Johansson, importantísimo para enteder y diferenciar las clases sociales y en conflicto que esta tiene que debatir a dos bandas, muy buena interpretación de Murphy. Essie Davis, como la esposa del pintor, lo tipico, celosa, avariciosa, déspota, pero que tiene unas escenazas finales apoteósicas, que hacen ganar a la interpretación de Davis. Joanna Scanlan, la otra criada, de lujo, su personaje es entrañable, tiene los puntos más humorísticos del film. El resto muy bien todos, destacando también a la madre de la esposa del pintor, un personaje que no es tan "villano" como parece. En general unas interpretaciones muy correctas, Scarlett Johansson es la reina, es toda ella una delicia, ¡Grande!.

Peter Webber lleva la batuta del film consiguiendo una técnica implacable, basada principalmente en el estudio milimetrado de unos pocos planos determinados (la copia exacta de la posición de Scarlett en el cuadro original, el marco metafórico-detallista en algunas partes y movimientos muy suaves o sutiles sin destacar ningun plano aparatosamente complejo), su misión está de sobra conseguida quizás apoyándose más en la cuidada fotografía, que consigue que cada fotograma parezca un cuadro de Vermeer, con tonalidades cálidas amarillentas y anaranjadas, con el azul más frío del viejo Delft, excelente fotografía, conseguidísima, buscando los claroscuros durante todo el metraje en interior, y sobrecogiendo con los exteriores de la ciudad muy bien mostrados. La música es magnífica, una partitura muy hermosa (que no tardaré en adquirir, recomendada queda) de Alexandre Desplat, entrando en el film de manera correcta. El montaje es correcto, nada que objetar, la película se ve en un suspiro (dura algo más de hora y media) y aunque su ritmo es pausado no aburre nada.

Momentos destacados del film: Yo me quedo con el espectacular final incluyendo el conflicto final con la mujer del pintor. El momento "labios" muy metafórico, el momento de las nubes y su composición de color (genial) y todas las escenas de Tom Wilkinson. Como punto negativo, pues quizás la NO aportación fresca del género en casi todo su metraje (obviando el sorpresivo final) pero que sin duda no es razón suficiente para no tenerla en cuenta, es una película preciosa, con la mejor actuación de Scarlett Johansson y con una música estupenda. Le doy un 7.

NOTA: 7/10
RECOMENDACIÓN: Fans del género "época", de la obra, del pintor o de Scarlett.
DURACIÓN: 100 min

- By Luigi R.p. - En proceso de pintar a mi Scarlett personal,xD -