2007/10/08

Funny Games: Los malos ganan por narices ¡Espectador!

Me recomendaron esta película de Michael Haneke "Funny Games", poco después me enteré de que el propio Haneke causó polémica con un film que impresiona, tanto es asi que el director está haciendo un remake en los USA, al que calificaré de innecesario. Curiosa película alemana, con un curioso y eficaz tratamiento, vamos a los tecnicísmos porque tiene tela:

Acaban de empezar las vacaciones. Anna, Georg y su joven hijo Georgie parten para su bonita casa a orillas del lago. Fred y Eva, sus vecinos, han llegado antes que ellos. Las dos parejas quedan para una partida de golf al día siguiente. Hace buen tiempo. Mientras padre e hijo tratan de colocar los aparejos del velero, Anna prepara la cena. De repente aparece Peter, un joven muy educado, huésped de los vecinos, que viene a pedir que le preste algunos huevos porque a Eva no le queda ninguno. Anna se apresura a dárselos, cuando de pronto se pregunta cómo ha podido entrar Peter en la casa. El joven le explica que Fred le ha enseñado un agujero que había en la cerca...

Diversidad de opiones rodean al libreto de Haneke y su "Funny Games", y es que, quizás a muchos le pueda parecer un insulto al espectador puramente vacío, y a otros todo lo contrario. Para mí, el guión de la película me parece un arrebato de su director hacía el respetable, me explico, la historia provoca no solo a los protagonistas, tratándolos de la forma más cruel y sanginaria que he visto en un film, si no que los propios "villanos" miran a la cámara y preguntan al espectador que es lo siguiente. Para muchos esto puede ser pendantería, no obstante, quizás el plano final sea justificado, las otras veces innecesarios. Puro vanguardismo en el desarrollo del desenlace, novedosa forma de esconder la perdíz y engañar al espectador de forma magistral con una escena en la que solo diré "mando a distancia", curiosa forma de decirle al espectador que no, no hay ni habrá un final feliz, una revancha de sus humildes protagonistas, aquí los malos son malos de verdad, ganarán y encima saldrán airosos sin ver a la policía y repitiendo el crimen una y otra vez en un barrio de mala muerte, increible. Todo para preguntarnos si lo que estamos viendo es real o no, Haneke nos hace sufrir en cada fotograma aguantando el dolor explícito en cada secuencia, desgarrando la psicología del individuo que ve como la casualidad, la ingenuidad del ser humano y la capacidad de aguante es simplemente la muerte, el sufrimiento y la debastación de la supervivencia, muy pesimista señor Haneke, en mi caso funciona y me gusta. Ojo a la introducción, otra muestra de la frialdad del film, presentando a los secuestradores con detalles importantes para el final (cosa muy cuidada en el film) como los huevos rotos o la pelota de golf. Un libreto que me parece brillante contando el final del nudo (la primera parte del nudo es puro suspense desde los ojos de un niño con un destino fatal, bastante sorprendente) y todo el desenlace, donde la película tienen grandes momentos. Curiosa historia, vanguardista, provocadora y descabellada a tope, y que se ríe irónicamente del público atento, para que pongamos los ojos y estemos, como bien dice el secuestrador, con los protas en todo momento, sufriendo junto a ellos.

Un reparto a la altura de las circustancias, quizás eclipasándose los unos a los otros, ya que el nivel dramático de todos ellos es de una envergadura complicadísimas para todos los actores. Quizás haya momentos más sobreactuados, pero en general estupendos. La esposa, interpretada por Susanne Lothar, para mi el mejor personaje del film, su trama circular abre el problema del secuestro y ella misma lo cierra generando los conflictos, y siendo el personaje con una carga dramática impresionante, genial y que contiene uno de loso finales más sádicos y dantescos que he visto en una película, impactante. El esposo, el recientemente fallecido actor de "La vida de los otros" Ulrich Mühe, quizás sea el que menos a la altura esté, hay ciertos momentos en los que su personaje es nulo, no aporta o simplemente ese es su cometido, estar ahí, formar el todo. Su escena de llanto es desesperante. El niño, un papel bastante acertado, quizás sea un poco cruel su tratamiento en el film, descabellado, solo hay que ver el continuo "azote" moral y físico que recibe a lo largo del film, para repugnarse y ver la frialdad de los dos secuestradores, dos papeles magníficos de Arno Frisch y Frank Giering, apoyándo sus diálogos en la ironía sádica más brutal, y el juego más psicópata inimaginable, también de lo mejor del film.

Muchos se han atrevido a decir que es "La naranja mecánica" personal de Haneke, su dirección creo que va por otro camino mas sinuoso que el de Kubrick, y si que es cierto que su técnica al principio es muy concreta, el uso de grandes y espaciosos planos (el picado del coche al principio, o los planos abiertos en la cocina) se van oscurenciendo y "congelando" en el nudo y desenlace, haciendo la técnica aposta para que el espectador odie a Haneke, odie la crudeza y no pueda apartar los ojos ante esos planos secuencias desgarradores e infinitamente largos (de más de tres minutos sin diálogos), para después darnosla con queso en un punto de giro que parecia terminar bien, pero no, nada mas lejos de la realidad. El desenlace rodado por Haneke es pura chuleria radical de su director, una bofetada directa al espectador, ojo, no lo digo en plan despectivo. Haneke nos dice que la gente es idiota, que la casualidad se pierde y que el circulo esta cerrado, su dirección es tan meticulosa y serpenteante como su guión, brutal. La fotografía, se usa poca luz, las escenas de noche son en interirores y realmente oscuras, las de día, son claras y bastante blancas, con una tonalidad fría, buena para captar la atmosfera del film. Ojo a la música, unos temas esporádicos aquí y allá (con cierto protagonismo un tema de rock duro muy pedante y ruidoso, clara metáfora...) una película que no necesita una banda sonora extensa. El montaje, genial, para nada cansino, engancha, mantiene en vilo y recrea escenas con un ritmo intenso, muy bueno.

Las escenas destacables, pues veamos, la del mando a distancia engañosa pero ingeniosa, SPOILER la muerte de los personajes, cada una más macabra, directa y dura que la última. La escena del crío dentro de la casa del vecino, y la secuencia donde la mujer deja pasar a una furgoneta y llama la atención a la siguiente, curiosamente la de los secuestradores por segunda vez, brutal, al igual que la pelotita de golf al final con cierta reminiscencia.

Lo peor, que no se sepa el porqué esos secuestradores hacen lo que hacen. Que el pesimismo, sea extremo, y que sea visceralmente provocativa, agresiva y chulesca, que en estos casos (que no el mio) puede no ser apto para todo el público. Podrás amarla, odiarla, gustarte, pero lo que está claro, es que no deja indiferente a nadie. Dura y psicológicamente terrorífica a tope, quedáis avisados. Le doy un 8,porque tampoco la considero una obra maestra, pero una película independiente bastante arriesgada.

NOTA: 8/10
RECOMENDACIÓN: Solo para retinas resistentes.
DURACIÓN: 108 min

- By Luigi R.p. - En proceso crudo y duro, xD -

2 comentarios:

DASKABE dijo...

Te olvidó mencionar lo que para mi resume esta películas: "que dos Hijos de puta" xD.

Buena crítica, de una películas diferente que sin ser una obra maestra es muy recomendable para cualquiel cinéfilo o para lo que apuestan por un cine diferente.


Saludos.

pos yoooo dijo...

ah mira pos parece interesante,se poco del cine alemán,pero si me la recomiendad me la bajo del burro jeje,to no va a ser cine americano joer qu etb hacen ca bodrio...has de ver algo del argentino campanela y sus dos musos,eduardo blanco y ricardo darin,te gustarian muxo,tb te identificarias con sus cosas,son la vida misma,algunos titulos:el mismo amor,la misma lluvia.El hijo de la novia.Luna de avellaneda.son buenisimas,ya me contaras,xitos muxos dire descubridor de cine buenisimo^^