2010/12/25

"Cuento de Navidad": Dickens en el cine contemporáneo


Director: Robert Zemeckis
Año: 2009
País:USA
Duración: 98 min.
Sinopsis: Ebenezer Scrooge comienza las vacaciones de Navidad con su habitual actitud despreciativa y bruscos modales hacia los que le rodean. Pero cuando los espíritus de las Navidades pasadas, presentes y futuras lo llevan en un esclarecedor viaje que le revela verdades que él se resiste a ver, finalmente deberá abrir su corazón antes de que sea demasiado tarde...
NOTA: 8/10  Ficha en IMDB

El genial Robert Zemeckis (Director de "Regreso al futuro", "Polar Express" o la mítica "¿Quién engañó a Roger Rabbit?") sigue los pasos de sus anteriores trabajos en el campo animado, esta vez contando una vieja historia mil veces contada y de sobra conocida por todos, "A Christmas Carol", obra de Charles Dickens, eso si, al servicio de la iconográfica tecnología actual. El guión (adaptación del clásico navideño) lo firma el propio director, Robert Zemeckis. La historia de bondad, la metáfora sobre la vida, y el giro de ese tacaño personaje llamado Scrooge, esá perfectamente representado en la película. Los diálogos son concisos y a veces, se llevan la palma de una manera plausible (No como pasaba por ejemplo en "Polar Express" que a veces pecaba de redundante y algo infantil en este apartado). Zemeckis se apoya en el lenguaje visual para contar su historia, dejándose llevar por la caída y resurrección moral de un impecable rostro animado de Scrooge, interpretado (mediante la captura de movimiento) por un contenido y a su vez histriónico Jim Carrey. Carrey además de aportar matices a Scrooge, da con su voz, su gama de colores e incluso interpreta a más personajes dentro del film, la animación le ha permitido esta vez mimetizarse por completo en varios cuerpos, impecable el gran Carrey y muy lograda la animación, quizás el mejor personaje animado de la película. Zemeckis no obstante, adapta algunos pasajes a su gusto, deteniéndose quizás, en aquellos que más juego le dan visualmente a la acción de la película. Dickens vive dentro del efecto, de la algarabía técnica que Zemeckis crea alrededor de su historia, a veces con esmero y acierto, otras no tanto, pero vamos por partes. La adaptación, para mi, bien, correcta, he visto unas pocas películas sobre este cuento de Dickens, y aunque la representación es espectacular a nivel visual, creativo y artístico, he de decir que prefiero otras adaptaciones que me llegaron más al corazón que ésta (en particular una, también de la Disney y que forma parte de mi infancia,y gracias a ese film me se al dedillo el inolvidable cuento de Dickens). 

Volviendo al campo interpretativo-animado, encontramos algunos rostros ocultos entre capas de pixeles, como al irreconocible (tanto a nivel visual, como a sonoro) Gary Oldman que da vida a ojo, Bob Cratchit, Marley y el pequeño Tim. Otros "rostros" más reconocibles en pantalla son los de Colin Firth como el sobrino de Scrooge (la animación de éste es genial), Robin Wright en un pequeño papel (el modelo animado parece el mismo que se uso para la actriz en "Beowulf", sin pasar antes por la sala de pulido), o Bob Hoskins. Todos, claro está, con la mira puesta hacia el show que Jim Carrey genera dentro del film, su trabajo no consiste solo en poner la voz, solo hay que ver la peli para saber que no está "animado" sin más, su caras, sus gestos (algunos más logrados que otros, pues sigo pensando que ésta técnica sigue estando carente de alma alguna, algo que con actores de carne y hueso se podría haber gozado mucho más ampliamente, pero en fin, es lo que Zemeckis lleva vendiendo algunos años).

Alan Silvestri, habitual compositor del director, y veterano maestro. Orquesta un score muy navideño, quizás bajo la superficie durante casi todo el metraje, pero muy sentido en general, un buen score, no lo más destacado que ha hecho con Zemeckis, pero si muy buen trabajo. Y llegados a la dirección, Robert Zemeckis. Tengo que aplaudir a Zemeckis por desempeñar el riesgo que requieren este tipo de películas, siempre polémicas por el mero hecho de ir un paso más allá en el campo tecnológico, que a veces, no es del gusto de todos, dejando la historia o los guiones como meras excusas para probar los avances. "Cuento de Navidad" tiene una de cal y otra de arena en este aspecto, veamos lo bueno para empezar. Por un lado, Zemeckis crea unos planos geniales, llenos de claroscuros, contrastes, de una luz rica en matices, colocando su cámara para relatar con precisión alguno de los pasajes (Cuando Scrooge entra en su mansión y observa la llegada de su socio muerto, estamos quizás ante la escena más aterradora del film, realmente acojona y está perfectamente realizada, con sus pausas, su tensión, unos planos magníficos, de lo mejor), o por ejemplo, el uso de las sombras para representar al espíritu de las navidades futuras, los sets digitales tan fantásticos, o el fragmento del espíritu de las navidades pasadas, toda esa parte, procesada como si de un plano secuencia se tratase, con los paneos de un lado a otro, el seguimiento (aunque a veces marea, todo sea dicho), el modo que Zemeckis hilvana las secuencias, chapó. 
Por otro lado, se sigue pecando de algo que odio en las películas de animación que se toman esta licencia, la cámara que se pasa por el forro las leyes de la física, la cuarta pared y la madre que los parió. Vale que Zemeckis "vuele" a velocidad del rayo por Londres sin miedo a que se le caiga la cámara de mentira, vale que haga planos secuencias de mentira (pues hay cortes, pero al ser digital la cosa es diferente, y al "pegar" las escenas no se nota cuando se trata de los planos secuencia, quedando un resultado genial) con resultados satisfactorios, pero ahora, traspasar un cuerpo, colarse entre algo que es imposible que una cámara pueda traspasar, es algo que no me gusta dentro de este film (el plano secuencia inicial es un ejemplo claro, antes de que la cámara se detenga en el letrero de la tienda de Scrooge, viene esto que narro) igual el estricto soy yo, pero a nivel personal no me gusta, pues me hace creer menos la historia, lo palpable de sus personajes fotorealisticos y la realización en general como medio físico posible. No obstante, quitando estas cosillas ( La secuencia donde Scrooge tiene una persecución extenuantemente alargada donde encoje, que no aporta gran cosa a la película, por ejemplo) y algún que otro efectillo de cámara que deja entrever su concienzuda funcionalidad solo en el formato 3D viendose el plumerillo descaradamente en el 2D, todo lo demás es para aplaudir a un director, que oye, todo sea dicho, es muy criticado con verdadera severidad e injusticia. Creo que dentro del campo de la animación, nos guste más o menos, Zemeckis es uno de esos tipos que aportan algo a ella, al menos diferente y curioso. Eso sí, de vez en cuando podría descansar, y rodar algo real, físico, con actores sin retoque digital.

En conclusión: "Cuento de Navidad" gustará a aquellos que hayan disfrutado con las películas de animación de la factoría Zemeckis. Para los niños, es una nueva y contemporánea manera de descubrir el clásico atemporal de Dickens y verlo de una manera muy estética, muy visual, demasiado bien imaginada, pero los tiempos mandan. Zemeckis firma una buena película, muy recomendable, sobre todo, para estas fechas y con Jim Carrey, como suele ser costumbre, inspirado, sublime y magnificente. Un 8.

1 comentario:

Charlie dijo...

Por fin, joder :-D

Me alegro de que te haya gustado, y tú deberías alegrarte también, porque podría ponerme MUY pesado.

Qué grande es Zemeckis, qué grande es Carrey, qué gran reparto, etc., etc. :-)