2010/12/26

"Black Swan": Despeluchando al cisne más débil


Director: Darren Aronofsky
Año: 2010
País:USA
Duración: 108 min.
Sinopsis: Nina es una brillante bailarina de ballet de una compañía de danza cuya vida ha absorbido por completo. Además mantiene una rivalidad con una compañera, Lily. La confrontación es cada vez más tensa conforme se acerca el día de un gran espectáculo. El problema es que no se sabe si Lily es una aparición,es real o es fruto de la mente de Nina...
NOTA: 10/10  Ficha en IMDB


Sobran las palabras, el aliento, ese aplauso muerto, sumido en el blanco puro, metafórico, súbito e hipócrita hacia el mundo cuando los créditos finales del nuevo film del brillante director  de "The Fountain" o "El Luchador",  Darren Aronofsky, dejan mella en la platea con su deslumbrante  nuevo trabajo, "Black Swan", que en nuestro país no vera la luz hasta Febrero del año entrante, por desgracia para el que os escribe desde la más absoluta nube de ensimismación. El FABULOSO guión es obra de Mark Heyman, Andres Heinz y John J. McLaughlin. Y parte como gran premisa, con la obra representativa en el ballet clásico de "El Lago de los cisnes" de Tchaikovsky, cito textualmente una de las líneas del film, que representa curiosamente el alegórico mensaje que trasmite la película con respecto a El Lago de los Cisnes:

"Todos conocemos la historia. Pequeña niña virgen, pura y dulce, atrapada en el cuerpo de un cisne. Desea su libertad, pero solo el amor verdadero romperá el hechizo. Su deseo es casi concedido en la forma del príncipe. Pero antes de que pueda declarar su amor, su gemela lujuriosa, el cisne negro, lo engaña y seduce. Devastada, el cisne blanco, salta de un precipicio, matándose. Y en la muerte, encuentra la libertad".


Con esa maravillosa línea de monólogo dentro del inicio del film, se deja claro todo el contexto, centrado sobre el eje más importante de todos, el personaje de una Natalie Portman sensacional, que se come literalmente a todos sus compañeros de reparto, Nina, un rol por el que dar la vida literalmente. Es con ella, un personaje femenino que parte de la ingenuidad, la fragilidad, la debilidad del ser humano, donde la mano de los guionistas y del propio Aronofsky, nos adentran en los miedos, oscuridades y ambiciones turbias de la corrupción humana. Del poder de la seducción, de la maldad ambiciosa, y es ahí donde está la magnificencia de la historia que se nos cuenta. La transformación del cisne blanco, al negro y la catarsis final de ambos, en una muerte tan poética, alegórica y fantásticamente puntualizada dentro del espectáculo mediatico de todo el lío final (que se mueve en espiral hacia la mente de Nina, llevándose consigo no solo su inocencia, su sobriedad y buenas formas, si no también arrastrando al espectador, haciéndole partícipe de mirarse al espejo de la danza, de los demonios interiores). Natalie Portman es mi actriz favorita, y aquí no hago más que aferrarme a esa opinión, pues ELLA es el alma de la película, es uno de los mejores, por no decir el mejor rol femenino que ha dejado el reciente siglo, la década o lo que queráis, y si no al tiempo, veremos los Oscars. La complejidad de un personaje que se va auto inventando, descubriendo, arrastrando del hermetismo social que comparte junto a su madre (Una perfecta y creíble Barbara Hershey), hacia la corrupción física, donde entra en juego el personaje de Lily, interpretado magistralmente con una nueva promesa de actriz, Mila Kunis (dobla al personaje de Meg en "Padre de familia"), que juega un doble rol, uno real, y otro imaginario, muy bien puntualizado, creíble y determinante para entender nuevamente, la psique de Nina.

También, dentro de ese mundo tan sugestivo, tan frágil y temible de Nina, el personaje de Vincent Cassel es determinante, esencial y fantástico. Dentro de él, se representa la crudeza del mundo artístico, se muestra como el poder puede hacer manipulable cual títere hacia el arte, cualquier persona débil y humilde de corazón (Algo que me devuelve a mi mente aquel maravilloso film, "All About Eve" de Joseph L. Mankiewicz). Cassel tiene quizás, las aportaciones más impresionantes a nivel psicológico que he visto en mucho tiempo dentro de un film actual, sus escenas con la Portman son para enmarcar y de diálogos duros, fantásticos, envenenados de calidad. Como apunte, la escena del espectáculo, su tramo final, donde Portman, ya ataviada de cisne negro, corrompida, todo mal en su seno, arropa en sus labios a su mentor, un beso sangriento en metáfora, cargado de tensión en la mirada de Nina posteriormente, la completa y perfecta evolución de dos personajes dentro de un guión sin fisuras queda expuesta sin palabras, no tengo más que decir de lo maravilloso que eso es. Destacar también a Winona Ryder, que acomete un rol que hace las veces de espejo (la película está lleno de ellos, no solo en camerinos, planos de lenguaje audiovisual, habitaciones o salas de ensayo, es un simbolismo clave para entender el film en su vertiente más poética y directa, de hecho SPOILER el reflejo de Nina materializado en  un cristal en su vientre, acaba por matarla, curioso, precioso, que bello, que triste y que irónico ¿eh? FINSPOILER). 
inexplicable, carente de sentido común, ahí está la naturalidad de las cosas. Eso es lo que nos viene a narrar a modo de una vibrante realización, el que para mí es uno de los herederos del cine contemporáneo, Darren Aronofsky. Aquí su estilo queda ya impuesto, este hombre ha logrado ya su sello reconocible con esos planos nerviosos, con la cámara a la altura directa de sus personajes, moviéndose con ellos y tras ellos (como en "El Luchador" peli que de hecho comparte mucho con "Black Swan" no solo en lo técnico, comparad el final de ambas, por ejemplo, hay puntos comunes, no todos claro) sin aspavientos o lujos, crudeza, desaturados colores, una paleta increíble de sutil y embriagadora dirección (como digo, muy heredera de lo que ya probó en "El Luchador", aunque bueno, eso precisamente es: El sello crudo de Aronofsky, marca de la casa). La dirección de actores y técnica creo que es impecable, el mejor trabajo del director, en mi opinión, el más completo, bello (hay veces que logra trasmitir sensaciones muy diversas sin ningún efectismo barato, nos hace vibrar, llorar, asustarnos de verdad en esas fantásticas escenas donde Nina descubre su "yo" oscuro, en la bañera, en el show, en la famosa escena del espejo). La estremecedora puesta en escena, cargada de momentos inolvidables, que quedan ya grabados en la retina. Para saber que Aronofsky firma una obra maestra, hay que sumergirse en la escena inicial de la película, colocada ahí no por casualidad, pues en ella está gran parte del tesoro que es este film, danzante, complejo, cerebral y poético, en esa escena con Natalie bailando, siendo cortejada por el cisne negro, se resume perfectamente lo que es un clásico instantáneo y el talento, aquí en mi opinión, está. No me quiero ir, sin antes mencionar también al GRAN Clint Mansell, compositor  habitual de los scores de los films de Aronofsky, y que aquí está perfecto, misterioso, sumido en el mundo de la película, completamente inspirado, tengo ganas de oír la banda sonora por separado, creo que es interesante ahondar también en la psique que Mansell ha imaginado. También se incluyen, claro está, fragmentos de El lago de los cisnes de Peter Tchaikovsky.

En conclusión: "Black Swan" es la película del 2010, y en nuestro país, lo será personalmente para el inminente 2011. Su perfección tango argumental como técnica, y la maravillosa, enervante, tóxica  y vaporosa sensación que deja, todo en el buen sentido (temblaba después de verla, os lo juro) nos sumergen el CINE en estado puro, en los sentidos (que poco abunda este tipo de cine amigos) y en la portentosa actuación de una ya adulta (después de tantos años siendo la eterna joven) Natalie Portman a la que nada se le puede ya reprochar. Una película perfecta brillante, irrepetible e imprescindible. Un merecido 10. En España la veremos en la cartelera el 18 de Febrero, más de dos meses después de que se estrenase en Estados Unidos, en fin, lo de siempre. Ya podéis ir apuntando el día en el calendario o haced como yo, que para celebrar la no aprobación de la ley Sinde la he conseguido por medios poco ortodoxos, je, no se merecen menos después del enorme tiempo que tardará en llegar el film a nuestra cartelera.

3 comentarios:

DASKABE dijo...

Jum.
Pues ya se veré.

DASKABE dijo...

*verá.

Jasmieroa dijo...

Simple... y llanamente... me encanta tu crítica, ya sabes que es lo que yo pienso. Ya lo comentamos.
Me ha gustado mucho tu forma de criticar la película =) Espléndida.
^^