2009/07/20

"All About Eve": El poder del ego

"Eva al desnudo" en español (horrible traducción) es el clásico inolvidable del que os vengo a hablar, dirigido magistralmente por el mítico Joseph L. Mankiewicz y ganadora de seis Oscars. Una joven, que aspira a convertirse en actriz y triunfar en los escenarios, se las ingenia para introducirse en un grupo de actores de teatro. La chica admira a una veterana artista a la que consigue conocer y convertirse en su amiga y confidente. El deseo de actuar y los celos la consumen hasta el punto de traicionar a sus compañeros en su escalada hacia el éxito. Ella halaga, atrae, seduce y, algunas veces, pisotea a todo el que se cruza en su camino: escritores, directores, productores..., e incluso sus esposas. Sólo un inteligente crítico teatral adivina lo que se esconde tras su dulce apariencia, sólo él es capaz de ver a "Eva al Desnudo". Libreto perfectamente escrito por el propio Mankiewicz, un guión que se apoya sobretodo en unos sólidos y trabajadísimos diálogos que perfilan una y otra vez (cual brillante reinvención dentro de la propia historia) a unos personajes que viven para la actuación. Hay cierta ironía impresa, es un film de actores, y para los actores, pues de eso trata "All About Eve" en líneas muy superficiales, pues el film es un relato bastante más frío, enrevesado y fatalista de lo que normalmente Hollywood solía mostrar en sus clásicos de aquella época (no obstante también se critíca a Hollywood dentro del film con miras muy directas y nada discretas, cosa que sorprende por su afilada manera de ser pragmática, no olvidemos que es una película de los ¡50!).Frío, porque las apariencias cálidas del inicio del film engañan, donde por cierto, el guión se toma la libertad de contarnos TODA la historia en un perfecto flashback olvidando que estamos ante uno que ocupa todo el metraje, quizás el flashback mejor contado de la historia del cine (brutal). Enrevesada porque el film da por sentado cosas al espectador, y cuando todo parece ir por otro lado, sorprende, Eva es el personaje mejor escrito, siendo el hilo conductor, manipulador y estratega de todo el film (Ojo a la perfecta actuación de Anne Baxter y su impresionante evolución de chica naïf a una completa arpía sin sentimientos, genial). Margo Channing, el personaje que marca historia dentro del cine, Bette Davis es un portento de actriz, aquí demuestra ser el verdadero alma de la película, el personaje más reflexivo, profundizando sobretodo con el problema de la pérdida de la fama por culpa de la edad, el amor, la extravagancia, el existencialismo, un personaje FEMENINO DE PRIMERA, de esos que a mi personalmente me fascinan de principio a fin, de lo mejor de la película.

Es curioso el tema del poder dentro del film, siempre terminando en tragedia para todo aquel que abusa del engaño, del ego desmesurado y mal construido, o como la perspicacia es más delictiva que la propia belleza, un ejemplo de esto es el impactante papelito de Marlilyn Monroe, que digo lo de impactante porque representa casi una autobiografía de su persona dentro del film, siendo la rubia guapa que se camela a los productores pero que no llega a conocer el reconocimiento unánime (de ahí que el film reflexione mucho en el tema y el juego mental de sus personajes femeninos, a cual más increíble y bien trazado). Celeste Holm, la tercera chica del juego de titanes, ese tridente de mujeres con coraje visible que el film hace caminar, interpreta a la esposa del dramaturgo teatral (Hugh Marlowe), un personaje que no ansía más que estar con su marido y hacer el bien, pero que tiene un papel imprescindible en la trama, liándolo todo en el último momento sin malas intenciones, pero con uno de los giros más memorables del guión. Y para poner el broche de la crítica, el sentido común o el desparpajo moral, los personajes masculinos, quizás eclipsados por las mujeres, pero igualmente interesantes, sobretodo el actor y director de Margo, interpretado por Gary Merrill, el ya comentado dramaturgo, o el mejor para mí; el crítico teatral que descubre los propósitos y se marca (sobretodo al final) las mejores reflexiones sobre lo vacía que es la vida de las personas que utilizan a otras para encontrarse solas ante tanto poder y fama (tema que es sumamente critico en el film, y que comparto a la perfección, la fama y los premios son el show político más reconocido que la propia profesión artística que sea, a día de hoy esto sigue siendo así, aquí y en Hollywood), excelente el dual papel de George Sanders.

En lo referente a la técnica de Joseph L. Mankiewicz, pues decir que "engaña" por completo al espectador, pero ojo, no lo digo despectivamente. Centra el ojo del público en las actuaciones, en que el espectador no siga los decorados (son poquitos pero son hermosos, aunque digo, esto no es importante para Mankiewicz), ni el vestuario, ni los planos, ya que al escribir él mismo los extensos diálogos (la película no deja de ser hablada y dialogada en sus dos horas largas, hasta los últimos 30 segundos, donde un plano final con el espejo encima nos da de lleno en la alegoría del mensaje moral, toma ya) se centra en las actuaciones, en que los actores se muevan mientras dicen las parrafadas. Hay ritmo, pero como única objeción para no dar el 10 al film, diré que a veces cae en un inevitable agotamiento natural del espectador, que intenta estar a la altura de comprensión de cada una de las líneas, sobretodo si se disfruta en versión original, lo cual amigos, me hizo sentirme un poco idota y a su vez, ver con admiración que ya no se escriben películas tan compactas y de diálogos tan inteligentes ni en Hollywood ni en ninguna parte. En resumidas cuentas, Mankiewicz creo (porque a mi me engañó bien, cual mago profesional) que dirige con suavidad, sin efectismos ni grandes encuadres, pero en realidad ya ha hecho todo, el guión perfecto, y unos actores entregados a la causa desde el primer hasta el último minuto, por lo tanto, "ole sus cojones", perdonen la expresión pero dicho bien claro. Todo esto me recuerda a otros clásicos de factura y estructura similar, donde el guión y los actores eclipsaban la dirección más técnica: una de ellas es "La gata sobre el tejado de Zinc" y otra es "El Halcón Maltés" aunque esta ultima si que tenía algun que otro malabar en lo referente a la cámara. No puedo irme sin mencionar al gran Alfred Newman, compositor de la banda sonora que está correcto durante sus pequeñas apariciones en el film (siendo quizás mas arrebatador en los créditos que dentro del film en sí).

"All About Eve" es un clásico que trasciende en todos los sentidos, deja K.O. al espectador también en todos los sentidos, pues quizás sea más compleja de seguir en su primer visionado (le debo un segundo, lo cual haré como promesa para subirle un poco la nota, prometido), el diálogo es extenso, perfectamente construido, los actores lo mejor de todo el show (sobretodo los femeninos, quizás la película donde mejor se represente a las mujeres en todos los aspectos). Un film hecho para los cinéfilos, un análisis déspota, con buenas razones, del ser humano, de la ambición. Todo un clasicazo (Quizás uno de los más importantes de la década de los 50) del Hollywood dorado que no hay que perderse por nada del mundo, esta película es de esas que ya no se hacen, pero os lo digo de verdad. Un 9,5.

NOTA: 9,5/10
RECOMENDACIÓN: Cinéfilos. Ver en V.O.S.E./ Dar un segundo visionado obligado.
AÑO: 1950
DURACIÓN: 138 min
Ficha en IMDB

Trailer en Youtube




3 comentarios:

molly dijo...

Buena crítica en su totalidad,deja de ver ese segundo visionado de segundos porque creo que aparte de un buen cinéfilo estas aprendiendo mucho de las féminas ^^ eso es bueno y no se si algo malo porque ya no tendremos "tanto" encanto maligno jeje buenisa pelicula esta,pero recuerda la que te dije del jazz eh ,que la veas!!! ejem tq trasto,xitos muchoss

Charly Ramone dijo...

Muy bien. Bonita crítica, y espero que en ese segundo visionado le des el 10 XD

Karyna dijo...

hola, me si una vuelta por tu blog y me gusto mucho..me agrada tu forma de ver las cosas y de hacer tu critica...date una vuelta por mi blog de cine...a ver que te parece...te sigo...