2009/07/02

"Caro Diario": Un paseo por la vida de Nanni Moretti

Es ciertamente entrañable la forma humilde y a su vez ácida mezcla que el director Nanni Moretti (de la que he visto tan solo como actor "Caos Calmo" y este film) introduce en sus películas. "Caro Diario" ("Querido diario" en Español) es ni más ni menos que el retrato pseudo-documentaloide de la vida y opiniones de Nanni Moretti, filmadas por él mismo con su indiscreta cámara y repartidas en tres episodios: «En mi Vespa», «Islas» y «Médicos». En el primero de ellos, el cineasta se acerca a la cotidianeidad de Roma durante el mes de agosto, y ofrece una nueva mirada a la capital italiana a través de su recorrido en moto. En el segundo, visita a Gerardo, un amigo que lleva once años viviendo en la isla de Lipari; juntos recorren otras ínsulas como Salina, Strómboli, Panarea y Alicudi. En el último capítulo el realizador rueda su propia quimioterapia y el recorrido por hospitales y especialistas incapaces de diagnosticarle la causa de unos insoportables picores. La curiosa narrativa de Moretti está marcada por mostrar una Roma paisajística que funciona líricamente unidas a una voz en off que funciona milagrosamente (no del gusto de todos, pero todo el film, aunque lo pueda parecer en la primera media hora, no es nada de esto), pinceladas de reflexión (como esa tan interesante que se hace Moretti en la parada de un semáforo al principio) entremezcladas con la comedia surrealista, directa y ácida que lleva la pullita de la mirada critica. En el primer episodio, es más una reflexión intimista a lomos de una vespa, donde el director se ofusca directamente con la realidad de la ciudad, y su realidad cinematográfica (de la que vive), esa donde prevalecen films superfluos apoyados sin causa (y olvidando la mágica relevancia del cine, como esa extraña película que Moretti observa en una tienda) y seguidos vampíricamente por una crítica tenaz, visceral y tremendista, de la cual, Moretti se saca un gag divertido en la que consigue hacer remover la conciencia del crítico duro e insensible, para acabar con la poética y preciosa escena donde Moretti se guarda las palabras, y se dedica tan solo a mostrarnos la evidencia de lo que piensa, cuando visita de la tumba "natural" de el gran Pier Paolo Pasolini (director de "Accattone" o "Saló" al que asesinaron brutalmente unos descerebrados), cerrando así su personal capítulo introspectivo sobre el cine y las calles de Roma. Mas tarde, Moretti se mofa de la sociedad consecuentemente (los intelectuales salen mal parados, pero ay Moretti, se te ve el plumero, tú también en el fondo, eres un intelectualoide amigo).

El segundo capítulo (quizás el más flojo, pero no deja de ser interesante) veremos al director intentando buscar la paz en islas de la bota italiana junto a su amigo Gerardo (inconmensurable el actor Renato Carpentieri, de lo mejor del film, está excelente, su personaje es extravagante pero tremendamente entrañable). Es aquí donde se hace hincapié en la sociedad, el director intenta buscar la paz y tranquilidad para estudiar su próximo proyecto en pequeños pueblos de la Italia de los 90, y se encuentra sin quererlo con un estrés social en demasía, pues se critica a los adaptados socialmente (el matrimonio que tiene un hijo y tiene miedo de tener más es sencillamente desternillante, la llegada al pueblo pijo, o la escena del teléfono y los críos es lo más raro, desternillante y absurdo del film) tanto como los que ven en la sociedad un declive moral y tecnológico (el último pueblo que visitan), aquí también está metida una curiosa reseña hacia la televisión, siempre criticada de basura vacía para las neuronas, y que aquí se defiende con autenticidad, pues el personaje de Gerardo cierra el capítulo 2 con la mejor escena de la película, donde no pude parar de reír, genial, queramos o no, seamos más listos, más intelectuales o no, la televisión llena los sueños de las personas, esto es así, y Moretti lo expone sin más, con razón, hay que verlo, como momento poético, el fabuloso plano donde Moretti parece que anda a la par que un barco y al salir del encuadre se para con señal de respeto, creo que simboliza perfectamente el alma libertina de los bohemios como él, genial. El tercer capítulo quizás sea el más redondo, dedicado a la enfermedad que Moretti sufrió de verdad, y donde los médicos lo mangonean de un lado para otro recetándoles medicamentos de todo tipo cuando todo lo que tenía era psicológico. Toda una crítica muy inteligente al mundo de los doctores, los métodos y las tonterias comerciales del mundo del fármaco. Tan real que es imposible no reírse en muchos momentos (casi todos los momentazos son tremendos, cada personalidad que visita Moretti le dice una cosa distinta, ya sea doctor, amigo, masajista, el mejor doctor de la ciudad...) para acabar de manera redonda, con el director rodeado de fármacos que ha guardado durante un año, bebiendo de la verdadera vida (la mente y opinión propia, un buen vaso de agua y al carajo con las dietas estúpidas de los médicos), si señor, con dos pelotas, no se puede cerrar de manera tan humilde y tajante.

Moretti se cocina y se come un film muy propio, se retrata a sí mismo pero sin delirios de grandeza, exponiendo su opinión como una más, sin excluir ni concretar una crítica brusca, siempre buscando la clase, ameniza el film con una preciosa banda sonora (todo sea dicho), tanto por la parte no original (con muchos temas interesantes) como la compuesta por el genial Nicola Piovani. Simplemente se encierra en un personaje que debo creer a pies juntillas que es él mismo (y si no es así, Nanni es el mejor actor del mundo, je) retratando la soledad de los conflictos introspectivos, mirando al resto no por encima del hombro, sino con buenas miras (como el director dice dentro del film, no excluye a toda la sociedad, sino que se fija en una minoría selectiva que es la que le hace creer en las personas, toma ya). "Caro Diario" no es una película al uso, es más bien un buen artículo de opinión filmado, con un personaje que existe de verdad, con situaciones edulcoradas, reales y líricas por partes iguales. Yo la recomiendo porque es muy franca y modesta, eso se agradece el doble. Un 8,8.

NOTA: 8,8/10
RECOMENDACIÓN: Ver en V.O.S.E, Cinéfilos que vean más allá.
AÑO: 1993
DURACIÓN: 100 min
Ficha en IMDB

Trailer en Youtube




No hay comentarios: