2007/06/24

Noche en el museo: infantilmente bobalicona

"Noche en el museo" fue sin duda, uno de los taquillazos de estas navidades pasadas que me negé a ver en el cine, no porque no me guste, si no, porque realmente (y puedo decirlo ahora con toda tranquilidad) no es para tanto, y porqué no decirlo, es prescindible cinematográficamente hablando... vamos con las formalidades:

El eterno soñador y corazón de oro Larry Daley (Ben Stiller), a pesar de no contar a menudo con la suerte a su favor, está convencido de estar predestinado a hacer algo grande. Pero nunca pensó en algo tan "grande” cuando acepta lo que parece ser un sencillo trabajo como guarda de seguridad nocturno del museo de ciencias naturales de Nueva York. Durante la vigilancia de Larry empiezan a suceder cosas extraordinarias: Mayas, Gladiadores Romanos y cowboys salen de sus exposiciones para participar en batallas épicas; en su búsqueda del fuego, un Neanderthal prende fuego a su propia exposición; Atila el Huno se dedica a saquear las exposiciones vecinas, mientras que el T-Rex se encarga de recordar a todo el mundo por qué es considerado el depredador más fiero de la historia. Entre todo este caos, la única persona que puede ayudar a Larry es la figura de cera del Presidente Teddy Roosevelt (Robin Williams), quien intenta que nuestro héroe pueda tener aquel desastre bajo control lo antes posible, parar una trama vil y salvar el museo...

Si tuviera que calificar de alguna manera la historia, el libreto de "Noche en el museo" solo habría unos cuantos adjetivos posibles: simple, infantil, lineal, tópica...etc. Porque realmente el guión es una tonteria, que bueno, para los niños puede servir (pero en los 80 y 90 teníamos películas para niños con unos guiones más sólidos, miren "Los Goonies", "Jumanji", e infinitamente más divertidas) para niños, que quieran algo masticado, ya que la imaginación se adelanta a cada escena, sabiendo realmente como se va a desarrollar toda la historia, sus "giros" predecibles, y un humor que no hace ni pizca de gracia, por mucho que me guste Ben Stiller (que vale, dos chistes contados, y mucho que es). El rollito "familiar" que tantas y tantas veces nos meten en este tipo de películas, aquí ya cansa y realmente no es nada original, ya que los valores de "mi padre es el mejor por ser humilde" me los conozco de sobra, y el ámbito fantástico, el museo cobra vida, realmente burda la idea de una pieza egipcia tenga la culpa de esto y nadie se haya dado cuenta, excepto los guardias de seguridad (teniendo una historiadora medido lela que tarda 4 años en hacer una tesis de una ¡India! xDD). Pero bueno, es algo que me esperaba, un guión flojísimo en todos los sentidos, lleno de tópicos y frases que chirrían, donde la comedia inteligente o más efectiva no aparece por ningún lado, y que sin duda, podría aver sido algo más original si se le hubiera dado otra perspectiva...menos boba-infantil (¡que los niños no somos (me incluyo,xD) tan gilipollas señores!)

El reparto, la verdad es que todo el reparto es de bastante "peso" y resuenan en Hollywood en el buen sentido de esta expresión. En un primer término tenemos a Ben Stiller, en un papel muy "Ben Stiller" con sus chascarrillos y balbuceos ya tópicos, que repito, no me disgusta, de hecho, me encanta Stiller en papeles como "Los padres de ella" o "Algo pasa con Mary", pero ¿Porqué no intenta hacer algo nuevo saliendo de su encasillamiento permanente?, veremos...
la guapisima Carla Cugino ("Spy Kids" "Sin city") tiene el papel de la "guía" del museo, que hace migas con Stiller, pero que realmente su personaje es un cúmulo de estupideces continuas, aun así, es la típica chica que no queda con el héroe, pero está siempre a su merced. Y luego, tenemos a los tres guardas de seguridad mas veteranos, por un lado el mítico Dick Van Dyke ("Mary Poppins") que hace un papel que funciona mejor cuando comparte escenas con Stiller en solitario, pero que se ridiculiza y se explota de sobremanera al final del film, con una escena en un carruaje muy lamentable. Y Mickey Rooney, madre mía, lo grande que es este actor, aquí hace un pequeño papel, quizás el más divertido (junto con el mono) en todo el film, replicando con Stiller y dando las escenas más "graciosas", un mito sin duda. Bill Cobbs, que también aparece junto con los dos guardas, esta bastante ausente, pero cumple. Y no me voy, sin hablar de Robin Williams, interpretando a un Teddy Roosevelt de cera, al mas puro estilo cómico de Williams, quizás tambien muy vista su interpretación, pero que no como el resto, Williams se defiende bastante bien. El resto, normal tirando a regular...el mono es el único que lo hace de "puta madre"xD.

El apartado técnico, tampoco es una maravilla. Shawn Levy, el director ("la pantera rosa") acostumbrado ya a rodar comedias con mas o menos puntería (tirando a menos) rueda unos planos sin originalidad, pero quizás si que podrían estar dentro de "curiosos", ya que utiliza la técnica de los efectos especiales bastante bien (aunque estos tampoco sean muy buenos tampoco) y "explota" de sobremanera a Stiller y su colección de tópicos, no sacando el partido quizás a otros aspectos del film, y dando a cada personaje del museo un momento ridículo (penosa la escena de la momia, donde aparece un faraón totalmente niquelado para tener miles de años, o los homo-sappiens que son unos capullos con pieles...) que vale, el mensajito impreso de "hay que leer historia,niños" está ahí, pero que empiece Levy por leerla él mismo, y no tratarla tan a pitorreo (ah, estamos en comedia infantil, se me olvidaba...).Aun así hay escenas curiosas, bien rodadas, las del Rex, las miniaturas del oeste o Roma, y las del mono mete leches, son bastante buenas. La fotografía tiende a ser "amarillenta" casi todo el rato, mezclándose con las partes oscuras del museo y las frías noches del final del film. La banda sonora, pues está bastante bien, Alan Silvestri (bastante perdido ultimamente) recoge una épica muy acorde con ciertas partes del film, y recoge momentos más pequeños con sus preciosas piezas musicales. El montaje, decae bastante en ritmo, puede llegar incluso a aburrir (y eso que dura 110 minutos).

En fin, una película en las que la carcajada escasea, quizás curiosa para un niño de tres años, pero para uno de 20, se queda corta, muy corta, y se añoran esas películas ochenteras y noventeras, hechas desde el corazón, e infinitamente más "curradas" argumentalmente.

Le doy un 4. Lo siento.

-By Luigi R.p. - En proceso de historiador confuso -





2 comentarios:

DASKABE dijo...

Bueno, esta película me llamaba un poco, suponía que como entretenimiento sería muy digno y que me reiría con Stiller y Williams; pero leyendo tu crítica me has bajado las espectaticas xD.

Tu crítica está bien, aunque creo que has sido demasiado duro, pero bueno, no todo te va a gustar.

De todos modos la veré algún día para sacar una opinión propia.

Saludos.

luigi R.p. dijo...

siento haberte bajado las espectativas. Quizás me parecido algo mala, si, igual no estaba preparado para ver esta "chorrada" argumental, o me esperaba algo mejor. Aun asi Stiller me gusta, la verás cuando salga en el plus, seguro, jeje.

Un saludo! y espero q no haya sido mucha resaca!