2008/05/18

En Busca del Arca Perdida: Aventura Magna

Steven Spielberg rodaba por aquellos años 80, una de las obras maestras del género de aventuras "En Busca del Arca perdida", primera entrega de las aventuras de Indiana Jones, nuestro héroe de sombrero y látigo, una película que gana con cada visionado, impresionante.

1936. Indiana Jones es un profesor universitario de arqueología, gustoso de aventurarse en pos de conseguir valiosas reliquias históricas. Tras regresar de una infructuosa misión en Sudamérica, el gobierno estadounidense le encargará un nuevo cometido; la búsqueda del Arca de la Alianza, lugar en donde se cree que los hebreos depositaron los mandamientos que Dios había otorgado a Moisés, y cuya leyenda atribuye un invencible poder a quien lo posea. Por tal motivo, los nazis también van detrás de ella.

El libreto del mítico Lawrence Kasdan (con historia de George Lucas & Philip Kaufman) es perfecto, una obra de arte. Es impresionante como un film que planta sus bases en las teleseries de los años 40, cobre vida propia contemporáneamente hablando con tal espontaneidad y brillantez como la de "En busca del arca perdida". Kasdan da de lleno tanto en el argumento (la búsqueda del arca, mezclando lo fantástico con lo religioso) como en los puntos de acción, humor, etc... Todo encaja y nada sobra, y no olvidemos del atractivo del personaje de Indy, Marcus, Marion o Sallah, pasando por los villanos (los nazis) edulcorados con encanto, con misticismo y franqueza. Los temas que pueda tocar el libreto son muy interesantes, ya que la religión, la historia, la fantasía, la aventura, la arqueología, el amor, todo ello aparece se da la mano en la película con total normalidad y espontaneidad. Los diálogos son buenos, pasando algunos de ellos a la historia del cine, como sus pasajes (la gran bola del principio, la persecución del camión, el pozo lleno de serpientes). Todo está escrito para perdurar, como los mejores clásicos, y no exagero al decir que el guión de este film es ya un clásico y un referente para miles de películas que vinieron después. Kasdan, Lucas y Kaufman escribieron algo inolvidable, una historia que engancha, gusta y apasiona. Genial.

Vamos con el mítico reparto. Por un lado, Harrison Ford, colocándose la indumentaria que le catapultó aún más al éxito, su mítica chaqueta desgastada, el sombrero Fedora, el látigo y el revólver, Indiana Jones es único, una mezcla de Bogart aventurero lleno de cinismo, complicidad con el espectador, clase y seriedad que hacen que Harrison interprete un papel clásico, un referente cinéfilo, para mi Ford marcó mi infancia con Indy, y eso merece un aplauso. Marion, interpretada por Karen Allen, la mejor chica Indy de todas, una mujer de armas tomar, que se compenetra perfectamente con Indiana Jones tanto en la acción, la historia de amor, los chistes, es perfecta, será muy gratificante volverla a ver en la nueva entrega del arqueólogo. El malo, Belloq, interpretado por Paul Freeman, y que en versión original (la cual recomiendo encarecidamente) acentúa en francés todas sus líneas, un villano que no resulta serlo demasiado, al tener cierta similitud con el de Indy, pero claro, con diferentes objetivos, quizás de los mejorcito que haya pasado por la trilogía en villanos de altura. En los secundarios, no puedo olvidarme del gran John Rhys-Davies como Sallah, el fallecido (y estupendo dentro de los personajes a los que se le tiene un cariño especial) Denholm Elliott en el mítico papel de Marcus Brody, la cortita y debutante aparición de un joven Alfred Molina, o Ronald Lacey, uno de los nazis más odiosos del celuloide, jejeje. En general, un reparto mítico donde los haya, que será recordado por los fans como el original, intransferible e impecable.

Técnicamente la película es excelente, el señor y Dios propio, Steven Spielberg, rueda con una soltura impresionante (ojo con su obsesión por retratar las siluetas), dotando a cada secuencia un ritmo trepidante (aunque esté el uso de cierta elipsis rítmica recurrente, pero no importa). El manejo de la cámara en las escenas de acción es IMPRESIONANTE, parece que todo el storyboard se rodó al milímetro de la mente de Spielberg, las secuencias románticas, de diálogos o de humor, son sencillamente magistrales. La edición del ya habitual montador de Spielberg, Michael Kahn, es de referencia, pasando las casi dos horas de metraje en un santiamén, todo esto también, amenizado con la FANTÁSTICA partitura de un genio más, John Williams, que creaba la archiconocida sintonía del arqueólogo además de un score precioso y lleno de tonalidades, la mezcla es explosivamente reconfortable. Lo que destaco: Todo, es fantástica y mágica desde principio a fin, para saltar en la butaca como un niño pequeño con sus juguetes, esta película no envejece ni un ápice cada vez que se ve. Escenas: Muchas, destacando el principio, con el ídolo y la bola de piedra (míticas), la magistral secuencia en el bar de Marion, donde todo tiene un simbolismo tremendo por parte de Spielberg (además de la crudeza y maestría con la que está rodada) jugando con las sombras, el fuego, el suspense o los extraños movimientos de cámara para situar a los personajes. El pozo lleno de serpientes, la escena del avión, la persecución con el camión (es imposible que se ruede otra secuencia como esta), los fantasmas del Arca, el mítico final con el Arca siendo deportada a un enorme depósito lleno de cajas, la escena romántica dentro del barco (su determinación es perfecta). Lo que menos destaco: Nada, es perfecta.

Steven Spielberg y George Lucas unieron sus fuerzas para rodar algo único, irrepetible y magnífico. Una obra maestra del cine de aventuras y un clásico cinéfilo donde los haya. Con una imaginativa narrativa increíble (Spielberg), con un guión completo y sin fisuras, y lo más importante, con la capacidad de hacer soñar a todos los que la ven, incluso hayas crecido o no, jeje. Un 10, porque sinceramente sin "En Busca del arca perdida" no me gustaría tanto el séptimo arte.

NOTA: 10/10
RECOMENDACIÓN: Visionado obligado para el cinéfilo.

DURACIÓN: 115 min.
AÑO: 1981
Ficha en IMDB



2 comentarios:

Charly Ramone dijo...

Joder, a ver si me puedo ver la trilogía antes de ver la nueva, porque ya no me acuerdo mucho de ellas.

Salute.

DASKABE dijo...

Ahora sí puedes escribir todo lo que quieras de Indy, que sí toca, pero no seis meses antes.


P.D: La crítica está muy bien, pero no has mencionado la labor de gran Carlos Gil.

P.D 2: ... y Michael Moore...