2008/05/21

Speed Racer: Tripi con moraleja

Los hermanos Wachowski, tras traernos la olvidada trilogía de "Matrix", vuelven al ruedo con una película familiar, "Speed Racer (Meteoro)" adaptación del anime de mismo nombre, y que en reglas generales se planta con cierta desfachatez y colorido "pop" delante del espectador... la verdad, nuevamente esperaba lo que iba a ver...muy poca cosa...

Speed Racer (Emile Hirsch) nació para las carreras de coches: es agresivo, tiene instinto y sobre todas las cosas, no le tiene miedo a nada. La única persona que verdaderamente podía competir con él era su hermano, a quien Speed idolatraba. Él era el legendario Rex Racer, que había muerto en una carrera, y había dejado un espacio vacío que Speed sentía que debía llenar. Speed es leal a la empresa de corredores de carreras de su familia. Su padre, Pops Racer (John Goodman), es el diseñador del coche de carreras de Speed, el Mach 5. Un día Speed rechaza una lucrativa oferta de Royalton Industries, lo cual no sólo enfurece al maniático dueño de la compañía (Roger Allam), sino que desvela un terrible secreto: algunas de las más importantes carreras, están arregladas por magnates sin principios, que manipulan a los principales pilotos de carrera para tener más ganancias.

Guión también de los Wachowski, donde ni por asomo se encuentra un delirio de originalidad ni nada por el estilo. Todo lo que se imaginen sobre una película familiar lo encontrarán dentro del argumento de "Speed Racer", tópicos por doquier añadiendo un toque de economía automovilística para que los adultos veamos algo más en la simplona idea de la que parte el libreto. La idea de la familia unida jamás será vencida (algo similar a "Spy Kids") la lucha en contra de las grandes superficies que controlan el mundo, la revelación del héroe que resulta ser como siempre, la chica dispuesta a estar junto a Speed Racer desde que era un crío hasta el dichoso beso final con flashes que disparan corazoncitos (puaj), y un sinfin de estupideces que presenta el guión, (ni que decir de la historia medio de culebrón, medio James Bond del personaje de Matthew Fox, vamos hombre...), un guión que lo mejor que tiene, es su esencia frenética en cuanto a la acción, pero nada más. Los diálogos son correctos (importan poco), el humor es bobalicón y muy infantil, los personajes secundarios (TODOS) no llegan a cuajar dentro de la historia quedándose muy planos, y en parte, la linealidad y sencillez que tiene todo, sin aportar nada nuevo (por mucho que se diga que no hay nada igual que se haya visto antes como "Speed Racer", falso). Por cierto, la moraleja es insulsa convirtiéndose en ocasiones en moralina facilona y mil veces vista, final feliz y para casa.

Reparto variopinto. Empezando por el protagonista, Speed Racer, interpretado por el correcto Emile Hirsch, que está bien en su papel, sin más. Le sigue la guapa Christina Ricci, que aunque exagera hasta la saciedad su interpretación, la verdad es que esta chica siempre es adorable, por lo menos personalmente. Ojos a dos grandes, John Goodman, bastante convincente en su papel de padre rudo y con corazón, y la que sí que me pareció estupenda dentro del film (casi subiendo el nivel de las escenas) es la gran Susan Sarandon, la mejor sin duda. Matthew Fox (Jack en "Perdidos") no está tampoco nada mal, no desentona y es bastante interesante de ver. Del resto, destacar al odioso niño gordinflón (lo siento pero lo he detestado hasta la saciedad) interpretado por Paulie Litt, para trincarlo y matarlo en el acto mandándolo a Siberia con su también odioso mono, dos personajes que supuestamente hacen la gracia, pero que a mi me ha parecido de lo más bobo e insulso de toda la película (A pesar de que todos reclamen el Oscar para el mono...venga ya...). Un reparto comedido, funcionando algunos, sobrando otros...

Los Wachowski no terminan de alejarse técnicamente de "Matrix", llamando en esta ocasión, la atención visual del espectador, que se cansa al instante. No digo que la técnica no sea llamativa y atractiva para muchos, la influencia oriental (el anime, las peleas estilo Kun-fu) es mas que descarada, y parece que veamos un videojuego o serie de animación japonesa en todo momento. Los planos son muy enrevesados, y aunque en las escenas de acción se sigan bien, cansan tremendamente la vista haciéndose pesados. No faltarán los planos a cámara lenta, a cámara rápida, fundidos de imagen con las caras de los personajes moviéndose en pantalla (al más puro estilo anime), efectos especiales a mansalva y croma por un tubo (todos cantan a un nivel bizarro y dantesco impresionantes). Lo mejor de la dirección, las escenas de acción y poco más, ya que la estética a mí, me ha parecido cargante y tanto color "moviéndose" artificialmente sin parar me echa mucho para atrás. El montaje está bien, aunque el film se alarga hasta las dos horas, haciéndose algo denso innecesariamente. La música del gran Michael Giacchino esta muy bien, adaptándose al tono del film y siendo bastante necesaria sobretodo al final, donde toma un rumbo épico bastante destacado. Lo que destaco: Las escenas de acción, sobretodo la parte del rally, para mi, lo mejor del film junto con Susan Sarandon. Lo que menos destaco: El guión es malo, los personajes secundarios (el niño odioso y su puñetero mono), la secuencia de la pelea en la nieve (es patética y muy cutre), Es demasiado larga, la estética "popera" y colorista cansa y es pedante.

Finalmente caí en la red de ver este film, por no encontrar tampoco una oferta mejor a la hora que fui a ver la película, y me encontré con lo que temía, un film que tiene poca cosa, a veces no hay por donde cogerlo, y en otras apasiona sobretodo a los fans del anime (no lo soy demasiado, quizás ese sea un factor en mi contra) y del cine infantilón metafóricamente sin demasiada "masa cerebral". Decepción por parte de los
Wachowski, habrá que esperar el cambio o que cambien ellos de camello. Un 4.

NOTA: 4/10
RECOMENDACIÓN: Fans del anime, o los que busquen un cine palomitero sin pensar mucho.

DURACIÓN: 135 min.
AÑO: 2008
Ficha en IMDB



2 comentarios:

DASKABE dijo...

Ay que ver. Pos haberte visto "Death Sentence", mira que te lo tengo dicho.

La veré algún día, aunque la estética y la historia me echa para atrás mucho, sobre todo por curiosidad y porque ultimamente no coincido mucho contigo en las críticas, por lo menos en lo que a cine actual se refiere xD.

P.D. Tío, muy mal, has usado la palabra prohiba, estas hecho un intelectual... ¿Cómo se te ocurre?
P.D 2: Ve "21 gramos"
P.D 3: ti ti ti tiiiiiiii. Ti ti tiiiii. Ti ti ti tiiiii. Ti titi ti ti....

lotto dijo...

Such a nice blog. I hope you will create another post like this.