2008/05/08

Pesadilla en Elm Street: Pesadilla imaginativa

Decidí darle una oportunidad a la saga de "Pesadilla en Elm Street" comenzando ilógicamente a ver la tercera de la franquicia protagonizada por Freddy Krueger. Hoy he visionado la primera entrega, el clásico dirigido por el famoso Wes Craven, y si la tercera me gustó, esta primera mucho más...

Nancy Thompson y sus amigos comienzan a tener el mismo sueño, en el que un extraño hombre con la cara quemada y cuchillas de acero les acecha. Se producen muertes extrañas (además de brutales) en el grupo y Nancy está segura de que es el hombre de las cuchillas el que mata a sus amigos en sus pesadillas. Los padres de Elm Street conocen a este personaje, pero son reacios a desvelar su historia. Mientras, Nancy se pasa los días sin dormir porque sabe que si lo hace, morirá.
Escrita también por el director, el propio Wes Craven inunda de terror ochentero cada pasaje de la superficial historia que cuenta, eso si, con una imaginación y originalidad muy aceptables para una época donde el género de terror se reinventaba a pasos agigantados, John Carpenter y Craven salieron airosos de este cambio que hoy en día se explota hacía la saciedad en film contemporáneos sin ningún matiz. Lo mejor de todo, el suspense, conseguido de manera efectiva y el jugar en una localización concreta donde todo es reconocible (al igual que pasaba en "Halloween"). La mezcla de sueño y realidad aquí se consigue metiendo al espectador en la piel de la protagonista adolescente, sufridora que lleva el peso de aguantar al pesado de Krueger que tarde o temprano consigue salirse con la suya. Se podría decir que el argumento es predecible, pero no, no os engañéis, cierta originalidad desprenden algunas secuencias que están perfectamente medidas para hacer que no se pierda el interés y que incluso hoy en día estén frescas en la experiencia de ver este film. Lo peor, los diálogos, típicos de este estilo de films, a veces sin mucha coherencia o demasiado obvios, al igual que los personajes adultos, todos ellos con un grado de estupidez incrédula bastante preocupantes (¿que hace la madre de la protagonista guardando los guantes de Freddy en el desván? xD). Aún así, el guión respira originalidad cuando Freddy hace acto de presencia, y uno, como es mi caso, se lo pasa pipa.

En cuanto al reparto, decir que todos ellos son casi desconocidos, con alguna que otra sorpresa entre sus filas. Por un lado la protagonista indiscutible de la saga, el personaje de Nancy, interpretado por una dulce y jovencísima Heather Langenkamp, muy correcta dentro de su rol, para comérsela, ahora entiendo a Freddy, xDD. Ojo al noviete de la chica, interpretado por un mocoso por aquellos entonces llamado Johnny Depp, que lógicamente ahora os sonará muchísimo más, hasta aquí Depp está correcto, ya apuntaba maneras. Destacar también al ya mítico Robert Englund haciendo de Freddy, aquí mucho más aterrador y menos cínico que las otras películas (por lo menos en la tercera que es la que yo vi) pero efectivo al 100% sus apariciones son antológicas. El resto, correctos, quizás poniendo la pega con los personajes adultos, mucho menos perfilados y menos definidos interpretativamente hablando que los demás. Aún así, cumplen, eso ya es mucho.

La dirección de Wes Craven es muy acertada, y aunque no despliega muchos planos que marquen de cierta manera un estilo propio, si que tiene mucha soltura e imaginación a la hora de dar vida las escenas donde los sueños cobran cierta fantasía, quedando estás si, en la retina del espectador, sin duda su repercusión ha tenido en el cine actual, aunque Craven tenga muchísimo más mérito, pocos medios, mucho encanto y a soñar. La música, nuevamente estilo muy definido de estos films, con cierta presencia electrónica y que recuerda en cierta manera al Carpenter compositor de "Halloween", aquí, partitura de Charles Bernstein. Lo que destaco: El suspense,La dirección de Craven y los pasajes pesadillosos del guión. Escenas (Spoilers): Todas las que aparece Freddy, quedándome con la de la bañera (tremenda), la engullición literal de Johnny Depp en su propia cama, la parte final donde Freddy entra en la "realidad" para después toparnos con la secuencia final, el giro que me ha encantado donde nos dan una bofetada creativa, muy bueno (Fin Spoilers). Lo que menos destaco: Los diálogos en ocasiones, los personajes adultos.

En conclusión, buena arrancada de la saga, intentaré verlas todas (si consiguen no defraudarme, como lo hizo la saga "Halloween"), aunque supongo que la primera es insuperable, eso es indudable. Un 8.

NOTA: 8/10
RECOMENDACIÓN: Amantes del terror de los ochenta.

DURACIÓN: 91 min.
AÑO: 1984
Ficha en IMDB



2 comentarios:

DASKABE dijo...

Buena crítica, estoy de acuerdo en casi todo, incluído la puntuación. Una de mis escenas favoritas es el primer asesinato que comete Freddy a una de las protas en su habitación.

La verdad es que la mayoría de las continuaciones son bastante "decepcionantes", aunque echas el rato. La 3 es de las mejores junto con la 7, que volvió a dirigir Mr Craven y es algo mas original.

¿Para cuándo "Scream"?

Saludos.

Luigi De Angelis S. dijo...

Muy buena reseña. Me encanta que encuentres (y expongas con tanta claridad) las virtudes de una gema del cine B,muchos cinéfilos acartonados carecen de esa capacidad. Por eso no cambio al rinconcito por nada.