2008/05/04

En bandeja de plata: Dinero Hipocondríaco

Sigo mi ciclo de descubrimiento de los films de Billy Wilder, esta vez con una película muy simpática y divertida, "En bandeja de plata" que recogía a una mítica pareja del celuloide en su filas: Jack Lemmon y Walter Matthau.

Harry Hinkle es un cámara de la cadena televisiva CBS que resulta noqueado accidentalmente por un futbolista en una jugada de un partido que estaba retransmitiendo a pie de campo. Su cuñado Willie Gingrich, un abogado de pocos escrúpulos, le persuade para fingir mayores daños a causa del golpe de los que realmente sufre, para cobrar mucho dinero del seguro. Harry, que en un principio es remiso, acepta cuando su convalecencia en el hospital le hace recobrar esperanzas de retomar la relación sentimental con su ex-esposa.

Y otra gran pareja de guionistas, la de el propio Billy Wilder y I.A.L. Diamond, escritores del libreto que nos ocupa y que demuestra la versatilidad de estos dos tipos a la hora de desarrollar los tres actos en un tono cómico y de mensaje pseudodramático impresionante. No olvidemos que el gran Billy Wilder es un tipo que narra sus historias através de los personajes (muy bien definidos por cierto) y sus excelentes diálogos. Aquí nuevamente define el concepto (como en "El apartamento") de jugar a tres bandas, eso si, no en cuanto a los personajes, sino a las historias, por un lado la farsa alimentada por el cuñado del protagonista y su batalla con los peces gordos, por otro lado la historia amorosa del protagonista irrecuperable y que parece empeorar cada vez más, y en tercer lugar el jugador que "daña" a Jack Lemmon en el film. El guión toca temas tan interesantes como la codicia que rompe el saco (El final), la avaricia, la falsedad (se pilla antes a un mentiroso que a un cojo, que en realidad el film declara con su título en versión original "The fortune cookie" haciendo referencia a una secuencia del film), el interés, o de como ciertos factores de la mentira pueden afectar y hacer daño a personas que van por el buen camino, aparte de lo que es capaz de hacer la gente por dinero (tema principal) . Todo está muy bien narrado a base de capítulos, donde en cada uno de ellos se nos obsequia con más y más ritmo, no decayendo la historia en ningún momento. Quizás la parte más previsible, nuevamente sea el final, bastante "happy" como también lo fuera el de "El apartamento" pero que casa perfectamente para el espectador, solo el gran Billy Wilder puede permitirse ese lujo.

Vamos con el reparto. Genial y para quitarse el sombrero la pareja ya histórica, Jack Lemmon de nuevo como protagonista de la historia, un papel humilde, algo ingenuo pero como siempre adorable, donde el espectador se siente más y más en armonía con él. A su lado, el EXCELENTE Walter Matthau, un actorazo como la copa de un pino, capaz de sacar las mejores secuencias de todo el film y siendo el contrapunto perfecto con el personaje de Lemmon, me encantó su irónico y carismático personaje. En los secundarios tenemos al jugador de baseball donde Ron Rich interpreta a "Boom Boom", realmente interesante su evolución dentro del film, consiguiendo enlazar el final de la historia para cerrarla de manera tajante. La ex-mujer del protagonista, una fría, mentirosa e interesada femme-fatale que interpreta Judi West, preciosa dentro de su faceta fémina (real como la vida misma, ejem, xD) y cargada de detalles que Wilder encaja dentro de su personalidad (fuma como una cosaca o seduce como la mejor), buen papel. Destacar también el pequeñito papel de la madre del protagonista, realmente desternillante ya que se limita a decir un par de líneas y llorar durante el film, muy bueno. En general un reparto que centra la atención del espectador hacia dos genios de la comedia y la interpretación, Lemmon- Matthau.

Wilder demuestra de nuevo su maestría a la cámara sin destacar demasiado, centrando nuevamente la acción y el objetivo en sacar el máximo partido a los actores además de moverse por pocos decorados, dejando claro al espectador donde está en todo momento. Por lo tanto estamos ante una dirección genial, que no pierde fuelle ni en lo menos reseñable del metraje, Wilder es un grande, una de sus normas era "No aburrirás", la cumple. La música original de André Previn, personalmente me ha pasado muy desapercibida quizás porque estaba inmerso de tal manera en la historia que todo fluía bastante bien. El montaje está muy logrado y lleno de ritmo, su narración a base de capítulos son incluso más interesantes para captar toda la atención del espectador. Lo que destaco: El reparto (sobretodo la pareja protagonista), el guión y los diálogos, Wilder a la cámara, las secuencias dentro del hospital, la parte final, el papel de la chica dentro de la película. Lo que sobra: Algunas secuencias con Boom Boom son bastante redundantes, Arranca con cierta brusquedad, al igual que cierra.

En definitiva, un film muy entretenido que hace pasar un ratito muy ensoñador con el público, con un buen guión, sin pretensiones y con trasfondo, eso es suficiente, y más si hablamos de un grande: Billy Wilder. Un 8.

NOTA: 8/10
RECOMENDACIÓN: Amantes de la comedia y el melodrama.

DURACIÓN: 125 min.
AÑO: 1966
Ficha en IMDB




4 comentarios:

Charly Ramone dijo...

Vaya, vaya, vaya, al final te me estás aficionando a Billy Wilder ¿eh jodío? XDDD.
Esta no la he visto aún, pero caerá en breves, junto a "Irma la dulce" y puede que "Fedora". Esta última quiero reservarla para más tarde, ya que es la penúltima que hizo, pero la tiene mi hermena ahí en una estantería muerta de risa, y me da cosa tenerla sin verla XD.

Te recomiendo ver también "Sabrina" y "Con faldas y a lo loco".

Salute men.

luigi R.p. dijo...

Pues si, tengo que hacerme con "Irma la dulce" que esta a mi alcance físico. Luego "Con faldas y a lo loco" tengo muchas ganas de verla, al igual que "Sabrina", y prometo no ver al dia siguiente el remake, xDD.

sALute ser.

Juan dijo...

No recuerdo ésta en concreto, en todo caso, la tengo olvidada.
Sabrina es muy bonita, nada que ver con la versión moderna que han hecho.
Me permito recomendarte también, "Uno, dos, tres", de 1961, divertidísima, un ritmo trepidante y muy crítica con política internacional de la época.
Evidentemente, imprescindible el cine de Wilder.
Un saludo

luigi R.p. dijo...

Creo que "Sabrina" y "Con faldas y a lo loco" serán las próximas que vea de Billy Wilder, me anoto esa Juan "Uno, dos, tres".

Un saludo gracias por escribir!