2008/05/06

La Trama: Punto y final

El genio Alfred Hithcock ponía punto y final a su filmografía a finales de los setenta con "Family Plot" o lo que es lo mismo "La Trama", donde el maestro del suspense nos da una buena dosis de suspense, acción, humor y como no, una buena historia, eso si, no de las mejores.

Cuando una acaudalada señora contrata inconscientemente a un timador y un falso psiquiatra para hallar a su desaparecido heredero, los resultados son diabólicamente graciosos, en este emocionante e irónico relato de misterio de Hitchcock. Bruce Dern y Barbara Harris hacen los papeles estelares de una pareja de desaprensivos que traman estafar a una anciana señora y desposeerla de su fortuna, pretendiendo encontrar a un sobrino perdido hace mucho tiempo. Mientras tanto, Devane, un tramposos joyero, y su hermosa amiga han secuestrado a un rico naviero griego para exigir un rescate. Juntos se embarcan en un alegre y continuo tiovivo de misterio, asesinato y confusión que combina el suspense y la comedia en una película de inolvidable entretenimiento.

Último guión para Hitchcock, y nuevamente historia tremendamente fundamental en su contexto, pero disfrutable y entretenidas un buen rato (como el propio Hitch decía, el hacía cine para entretener), aunque en su introducción tarde como unos diez minutos en arrancar, no consigue enganchar al espectador de buenas a primeras, y es cuando se cumple el primer cuarto de hora, donde las historias empiezan a dar un juego tremendo. El atractivo del libreto es contar la historia de cuatro personajes, dos parejas desde perspectivas muy dispares que consiguen alinear sus caminos en el desenlace de manera sublime, creo que es de las pocas de Hitchcock donde el guión juega este papel tan interesante. Como siempre, lo más interesante es como se trata cada línea de diálogo, los golpes de humor o las insinuaciones indirectas del propio Hitchcock sobre el sexo dentro de los diálogos (algo muy común en su cine, aunque aquí y en "Frenesí" algo más libre de censura). El suspense, el airecillo a western y roadmovie que desprende el film aunque no lo sea merecen mucho la pena. Una historia que al primer visionado parece curiosa, pero que a las horas de verla se le coge un cariño especial, se clava en la retina y parece incluso más interesante o llena de detalles. Como colofón, el desenlace cierra de manera cómplice y dulce con el espectador, un guiño de ojos que el propio Hitchcock nos envía para decirnos que ha sido divertido contar historias, ha sido divertido jugar con el suspense, y ha sido un placer para el cine.

Vamos con el reparto, en su mayoría se ciñen perfectamente dentro del canon "Hitchcockriano", quizás ya vistos en la filmografía del inglés pero perfectamente introducidos dentro del film. La pareja protagonista, la "médium" interpretada por la rubia (ay! que te pillo Hitchcock) Barbara Harris, un papel muy gracioso aunque histérico en ocasiones, no obstante queda bien y no chirría para nada pese a la sobreactuación de su puesta en escena. Su pareja, el taxista, interpretado por Bruce Dern, un gran papel que da mucha cordura y complicidad humorística al espectador, genial, la verdad es que creo que está entre lo mejor del film. La pareja de villanos, el imponente actor William Devane que da el porte necesario a cada escena, y su villana que parece tener síndrome de Estocolmo, interpretada por Karen Black que ayuda un poquito a contrarrestar la maldad de su pareja, aunque no me pareció muy relevante. Me dejo también al fantástico secundario, el personaje de Maloney, el asesino que hace el trabajito sucio y que tiene las mejores escenas de la película (un personaje equivalente al Bardem de los Coen pero en Hitchcock y con mucho menos protagonismo) protagonizado por Ed Lauter, brutal. En general, un reparto completo y disfrutable, que entra dentro del mundo fílmico creado por Hitchcock.

En cuanto a la dirección, decir que se nota el cansancio de nuestro Hitch, pero no nos engañemos, todos los excelentes elementos de su cine están dentro de "La Trama" (valga la redundancia). Su uso de la cámara es inconfundible, ojo a las conversaciones (la más desechable es la del principio, algo aburrida y lenta) muy bien editadas, al igual que los planos de suspense con el uso de zoom, vista subjetiva, planos detalles (muy característico de Hitchcock) una panorámica que muestra el cementerio desde arriba (foto), el uso de la grua, todo es prácticamente reconocible dentro del cine de Hitchcock por otros films del maestro, esto para mi, no es problema, aunque se nota de alguna manera el desgaste. La música esta vez, de otro grande para mí, John Williams, que colabora por primera y última vez para Hitchcock dando su peculiar estilo y entrando estupendamente cuando se requiere la música, perfecta, gran score. Lo que destaco: El excelente guión con sus diálogos. La dirección de Hitchcock, el reparto y la música. Secuencias: En la gasolinera de Maloney, la pareja protagonista comiendo hamburguesas en una de las secuencias, la escena donde el coche pierde el control y el desenlace del mismo. La parte final, y sobretodo el plano final. Lo que menos destaco: Que se note cierto desgaste, que a pesar de ser el último film, no sea realmente cumbre en el cine de este director, eso si, es un film muy digno.

En definitiva, estamos ante una película muy entretenida, divertida y disfrutable en su globalidad, no deja de ser una película del señor Hitchcock. Personalmente no entra entre las destacables de su cine, pero sí que hay que tenerla en cuenta por ser la última obra de este genial e inimitable director. Un 8.

NOTA: 8/10
RECOMENDACIÓN: Seguidores de Hitchcock

DURACIÓN: 125 min.
AÑO: 1976
Ficha en IMDB



3 comentarios:

Charly Ramone dijo...

No es de las mejores películas del maestro Hitchcock, pero igualmente mola.

luigi R.p. dijo...

creo recordar que tu hiciste la crítica en tu blog, pero no estoy seguro, no la he encontrado

la hiciste?

Salute gominolo

Charly Ramone dijo...

No, de esta no la hice. De Hitchcock sólo he hecho de "Vértigo", "Psicosis", "La soga", "Frenesí", y "El hombre que sabía demasiado", y creo que ninguna más.

Salute ser.