2009/03/12

"Un Americano en París": Electo Perfume

Vuelvo con otro clásico Hollywoodiense, esta vez de la década de los 50. Ganadora de 6 Oscars, incluido mejor película, "Un Americano en París" está dirigida con pulso, solvencia y a su vez dificultad por Vincente Minnelli (padre de Liza y esposo de Judy Garland), un film que arrebata al espectador todo el pesimismo y crean ante los atónitos dioses del musical un vislumbrante espectáculo de cariño, puro Hollywood, eso sí, del que gusta. El guión de Alan Jay Lerner se llevó el Oscar no precisamente por contar una arrebatadora historia, sino todo lo contrario, pues estamos ante una base argumental bastante clásica, en el que el primordial mensaje es la elección del correcto camino, sobretodo en lo pasional, todo lo que eso conlleva en el amor, y el final feliz estará por supuesto. La cosa es bien distinta, cuando se ve el film, todos estos clichés no molestan en absoluto puesto el cariño del director o del propio Gene Kelly (que ejerció de coreógrafo en todos los números musicales, todo un genio) tienen al servicio de la historia. El guión recorre pasajes de manera curiosa, va saltando al siguiente punto sin que el espectador sepa realmente como aunque haya visto numerosas veces en otros films la esencia de la historia, no hay más que ver el EXCELENTE prólogo para ver la genialidad de un guión que ama la vida, que no busca más que colorear a ritmo de Technicolor los colores de las personas, y que mejor que con el telón de fondo de un París caricaturesco, pintado por los ENORMES y esplendorosos decorados del film (que se llevaron el Oscar, por mí, deberían haberles dado 20 más solo al equipo de arte, realmente impresionante), en ese aspecto, y pasito a pasito el film se convierte en una reconfortante experiencia (eso si, para los que amen los musicales, la danza en películas y lo más importante, el mensaje positivista moralmente hablando del argumento). Poco más que decir del guión, curioso los detalles del perfume (reminiscente para la parte final del film), los diálogos del clásico Hollywood tan bellos y clarividentes, o el sentimiento encogido al ver bailar a los dos enamorados, pensar, pelitos de punta y sentir la necesidad de decir: ¡Ya no se hacen películas así!.

Un reparto excelente, Minneli da en el clavo con sus personajes encarnados en las pieles, de Gene Kelly como protagonista indiscutible, este actor cada día me cae mejor, y eso que nunca me ha caído mal, pero considero que es uno de los actores que tuvieron garra para hacer un Hollywood genial (actúo, coreografió y dirigió, genial "Cantando bajo la lluvia" por ejemplo, con dos pelotas), aquí lo vuelve a demostrar marcándose unos números imposibles, complicadísimos y sorprendentes aun ha día de hoy, de siempre diría yo, insuperable, genial Kelly, dan ganas de vivir, por muy paupérrimo que sea su personaje en la vida real, pero esto es cine señores, es pura vida. Le sigue la bellísima (lo siento me ha cautivado esta mujer) Leslie Caron, que tiene una curiosa escena inicial donde se la representa en múltiples facetas a modo de baile que es una pura delicia, hace que te enamores de esta inocente y sutil señorita, que da el toque máximo cuando baila junto a Kelly, es increíble verla bailar, reitero, increíble. Los secundarios también magníficos, destacar la benefactora del protagonista en el film que está "no correspondidamente" enamorada de tito Gene, interpretado por la (actualmente fallecida) gran Nina Foch (actuó por poner dos ejemplos en "Los Diez mandamientos" o "Espartaco" de Kubrick) que se marca un genial papelón, quien dijo que los secundarios no eran relevantes que vean a Foch en este papel. Oscar Levant, genial papel el del pianista, muy cómico y directo (tiene un momento egocéntrico un tanto esperpéntico dentro del film, concretamente la secuencia de la orquesta, que deja al espectador en pleno KO, jeje). O el amigo de éste, que está prometido con el personaje de Caron, Georges Guétary, muy buen papel también (la escena de la escalera iluminada es algo que creo que no se me va a olvidar en la vida). Un reparto excelente que funciona equilibrada y genuinamente en la película, en todos los aspectos.

Vicente Minneli rodó en un tiempo alargado un film complicadísimo de filmar, sobretodo por la magnitud de los decorados, de los números y la estética. Su nominación al Oscar creo que está totalmente merecida, porque al principio, el film es muy correcto en su distribución de planos, sobretodo la cámara requiere ciertas maneras estáticas nada impresionables, como mucho, Minneli mueve mucho a los actores, y aprovecha los geniales decorados para mostrar con gran angular el potencial económico del film. Donde realmente entra en juego el director es en los números musicales, rodados casi secuencialmente, con mucha maestría, moviendo la cámara de un lado a otro sin aburrir (el ejemplo más claro es el número de Kelly y el pianista en la casa de éste, un decorado pequeño que es enfocado de mil formas solo desde una sola perspectiva, curioso), y siendo increíble (e insuperable) en los 17 minutos finales, 17 minutos solo de música y danza que parecen hermanar todos los elementos artísticos de la película sin que se noten los cortes, con una elegancia y minuciosidad tremendas, todo un alarde de técnica, una genialidad que recomiendo ver una vez en la vida, por lo que chapó, tendré que seguir a este director, porque con poco, consigue mucho, algo que le pasaba también al genial Billy Wilder, por cierto, este film recuerda mucho al cine de este grande (sobretodo a la genial "Irma la Dulce"). Me parece curioso, que la banda sonora, que es algo muy presente en el film, desacredite a Saul Chaplin, autor de la genial orquestación. Por último destacar nuevamente un aspecto genuino del film, y no es por repertirme, pero es que es realmente impresionante, pocas películas tienen decorados tan bellos y artísticos, genial.

"Un Americano en París" está hecho para los cinéfilos de corazón, pasión y amantes del musical, un clásico instantáneo y de siempre, donde Gene Kelly y Leslie Caron entran ya en ese inmenso libro que todos leemos a nuestra humilde manera, llamado Cine. Un 10 y recomendada queda, junto a "Cantando bajo la lluvia" otra joya del género.

NOTA: 10/10
RECOMENDACIÓN: Ver en V.O.S.E. / Cinéfilos.
AÑO: 1951
DURACIÓN: 113 min
Ficha en IMDB

Trailer en Youtube


No hay comentarios: