2009/08/10

Bella pero confusa...

Es nuestro proyecto pendiente, se alarga ya progresivamente y creo que es, o está siendo un proyecto anti-natura y maldito en cierto sentido. "La Bella Confusión" es un cortometraje con mucha historia en su trasfondo. Quizás demasiada. Por un lado, rodamos casi el 80% del guión allá por Marzo. Fue un día de rodaje intensivo por culpa del maquillaje que llevaba Esteban, lo disfrazamos de un payaso increíble, la conciencia de mi personaje, Fredo, que interpreté con barba de ochenta y dos días, un pelazo importante, y las enormes gafas de pasta, todo para que diera entidad de reconocible carisma al corto. Esa era mi idea, que todo lo que saliese en la bella confusión se reconociera de lejos, que fuera nuestro proyecto estrella después de tocar el techito con "Iris", iba a ser dificil superarse. Como resultado, una, por no decir la mejor actuación que he visto hacer a Esteban (y que vosotros lógicamente no habéis visto aun, anterior es esto a "Fotos"), mi hermana disfraza con la cara pintada de blanco, un set lleno de focos por todos lados y tela forrando la habitación, Rubén renegando de su novia por unas horas ayudando con la segunda unidad de cámara y poniéndose la careta de Bob Dylan, esas cosas no se olvidan. Quizás al no poder controlar todo y actuar a la vez, fue algo frustrante al ver los planos que tan minuciosamente tenía pensados (y dibujados como pude), aunque dije, bueno en montaje pueden solucionarse y encuadrarse todos de lujo, no hay problema pasemos al siguiente paso.

Pasos que se terminaron agusto, pero ya me costó la vida reunir a todos para el rodaje (sobretodo a Rubén, que tenía agenda), de hecho, el atrezzo o en particular la máquina de escribir (mi personaje escribe a máquina, quería eso en vez de un ordenador o libreta) fue difícil de conseguir, por suerte Manuel me dejó la suya por casualidad, lo que son las cosas. Terminado el rodaje (que empezó con las escenas de Andrea, como imágenes sin guión, pues este no estaba escrito aun, se creó a través de lo que rodé con ella, si eso no es inspiración femenina, no se que será...) la cosa se paró un poco. Hacía falta rodar el segundo papel femenino y ya habíamos usado a las dos actrices disponibles, el siguiente paso era buscar una nueva chica dispuesta a hacer de Clemenza (Así se llama el personaje). No fue difícil encontrar a Ilona, era amiga de conversación online (dicho con clase, amiga de Internet, vaya), y mucho hablamos del guión, seleccionamos TODOS y cada uno de los vestidos que iban a salir en cada escena, estaba todo atado. Quedé con ella y le llevé la copia impresa del guión. Hasta que no acabara los exámenes no podríamos empezar a rodar, acepté sin preocuparme.

Es curioso, porque cuando terminó los exámenes me dijo que le era imposible hacerlo, a pocos días de planificar el rodaje, Ilona salía del proyecto sin mucho más que pudiese hacer. Buscar otra actriz, sí, lo hicimos, Ana se llamaba, lo mismo que Ilona, mil lecturas del guión, cambié escenas, vimos más de 12 vestidos para su personaje, quedé con ella en una copia tonta de Starbucks donde el batido sabía a yogur del Mercadona, con una calor insoportable en pleno Julio. El guión le parecía genial, le planifiqué el rodaje para que le fuese a ella más cómodo rodar (pues su madre tenía que estar con ella en el rodaje de todas las escenas obligadamente, acepté, dije, bueno, todo sea por el proyecto). A escasas 11 horas del primer día de rodaje con ella, me llegaba un email diciendo que le era imposible rodar y que buscara a otra. Frustración, dos actrices, compromiso inicial, misma historia. ¿Seré yo?, ¿Tanta pinta de psicópata tengo?, ¿Mi obsesión por los pies femeninos asusta a las actrices que convoco?, mil cosas pensé. Esteban y yo hablamos de ello la misma noche de la noticia por teléfono, decidimos "cancelar" el proyecto temporalmente para hacer otras cosas, como por ejemplo, "Fotos" con Beatriz Camino (Que no daba el perfil para Clemenza, por desgracia...), a otra cosa mariposa...

En el proceso de búsqueda de la Clemenza perfecta que os he contado, pasaron cosas, mi hermana dejó de venir por casa y se "fugó" con su novio. Rubén lo dejó con su novia y rompió la agenda, Yo dejé de alisarme el pelazo y grabé algunas tomas extras de "La Bella confusión" que aun no he terminado, algunas de ellas se grabaron con tres cámaras distintas (con diferentes calidades) con la ayuda de Esteban, que acabó bien su tercer año de carrera. La actriz perdida seguía pues eso, perdida. Y entre medias, "Iris" y "Desconocido" iban al Festival de Málaga, escribía nuevos guiones, se terminaba el piloto de la serie de animación en la que estoy metido con mi productora, Manuel (el amigo y compañero cortometrajista que me prestó la máquina de escribir) nos dejó para siempre inesperadamente, "La Bella Confusión" hacía honor a su nombre, todo era tan difuso, que parecía olvidarse por propios motivos. A día de hoy sigo con todo listo para el proyecto, quizás sea el corto más atado que tenga hecho: Tengo Storyboards, guión para el montaje y cortes, revisiones del diálogo y escenas, personajes escritos y re-escritos en hojas y hojas, cinco borradores del guión... Está tan atado que el corto parece no querer mostrarse, no querer acabarse, como si lo que supuestamente está trabajado y mirado con lupa, no dejara de fluir, es curioso y nuevamente confuso.

A día 10 de Agosto del 2009, el proyecto sigue parado, no me he preocupado por empezar a montar ninguna escena (pues la post-producción llevará algún tiempo largo también) porque considero que hasta que no esté todo grabado, sería como editar a ciegas, nunca lo he hecho, es tradición o simplemente un modus operandi. Retomo, ahora con algunas ideas nuevas en la cabeza (entre ellas eliminar alguna cosa para no alargar el corto), conctactando ya con la tercera actriz que podría ser la bella y maldita Clemenza, a la tercera va la vencida, dicen. Esta vez tiene que funcionar, ya que Clemenza se va a re-escribir también, adaptada a su nueva cara, quizás acotando lo que no funcionó en las otras dos actrices (aunque me niego a quitar los planos de pies femeninos). En fin, no se cuando saldrá todo esto, lo que está claro es que el carisma (pósters, fotos, los personajes) funcionan, todo el mundo se acuerda del payaso de Esteban (esto no va con segundas), del título del corto, sin haber ni un trailer ni nada mostrado en movimiento, la gente pregunta sobre este proyecto que hablaba del vacío creativo que tenía por Febrero (el cual he vuelto a llenar cuando creía que jamás volvería a ser creativo). Terminaremos, espero, confusos, pero bellos por dentro, ja, eso espero.

4 comentarios:

Kristel dijo...

Vaaaaya...! Me alegra que las piezas vayan encajando... ha hecho falta tiempo, después de todo va a ser verdad eso de que las cosas y los sentimientos van colocándose en su sitio al tomar la distancia y el tiempo adecuados.

:)

Alberto dijo...

Luigi, con ese pelo y esa barba, cada vez te pareces más a Spielberg, Lucas o Coppola en sus años de juventud, haha :-)

Charly Ramone dijo...

Pues nada, suerte man XD. Piensa que "Iris" también era un corto maldito, y ya hace 10 meses que se estrenó.

R.Gómez dijo...

Tiempo al tiempo, Luigi. En busca de la chica perdida en el tiempo, nunca mejor dicho.

Un saludo rapidito hoy.

Yo también deseo volver ya a la vida real y terminar el trabajo veraniego.

PD: ¿pegamos un telefonazo a Natalie Portman? Uys, pos va a ser que te pilla algo lejos para rodar, pero molaría XD