2009/08/17

"Six Feet Under" Temporada 4: El Desequilibrio

Cada temporada terminada de la serie que cambia a todo aquel que la ve, "Six Feet Under", uno se replantea estructuralmente estudiar el show de la HBO, porque ni mas ni menos, estamos ante un estudio de lo que es la vida, en todas sus facetas, mezcladas como siempre y desde el primer episodio, con ese tándem muerte-vida en las puertas de la funeraria Fisher. Acabada la cuarta temporada, mi sensación es bastante reflexiva. Tenemos una temporada oscura en todos los sentidos, todos los personajes muestran un desequilibrio emocional increíble, nadie se salvará del trastorno (sobretodo el personaje de David, en el para mí, el mejor capítulo de la cuarta temporada, el quinto titulado, "Ese es mi perro") de la tentación sexual (pues el sexo, o el ir de flor en flor es uno de los temas fuertes de esta temporada para todos los personajes, algo que ya se habia visto en las anteriores, pero olvidaros, esta temporada es mucho mas visceral en ese aspecto). Por un lado la vida de casada de Ruth (como siempre espléndida Frances Conroy en su papel, vaya papelón) con el cada vez más extraño George, obsesionado con el medio ambiente y con un aire bastante místico en los capítulos finales, que extrañará a más de uno, a mi el primero. Nate, sigue siendo el personaje clave, quizás el que contenga más "culebrón" esta temporada (Peter Krause vuelve a dar una interpretación ejemplar y fantástica), pues el destino de Lisa, el cual creemos conocer, nos dará un giro sorpresivo en el capítulo final (por cierto, bastante impactante si te adentras con los personajes, supongo que es el caso si habéis llegado todos a adorar la serie). Claire seguirá sus andadas degenerando su personalidad , el personaje que interpreta la genial Lauren Ambrose es de mis favoritos, aunque esta temporada sus actos la han colocado, nunca mejor dicho, en una posición compleja de cara a la quinta temporada, pero en fin, genial la evolución, veremos como acaba, espero que bien, como debería ser.

Volviendo a la trama de David (Michael C. Hall está nuevamente genial, esta vez de verdad, aguantando casi él solo, un solo capítulo de mas de 40 minutos y cerrando la última escena del último capítulo, con la lluvia y su padre, muy alegórico para toda la oscura tempestad que han sido todas las historias, quizás David ha tenido su protagonismo más que cualquier otro personaje en esta temporada, creo que es una de las mejores tramas construidas, el capítulo del secuestro es claustrofóbico, muy simbólico y sencillamente magistral, con un pulso narrativo y dinamismo increibles. De aquí beberá la trama de Keith, quizás la que menos tensa esté, aunque igualmente interesante. Brenda (Rachel Griffiths) vuelve a encontrar su camino después de chirriar un poco al principio, el trío amoroso del que presume la serie (sí, me refiero al vecino que Brenda conoce) me parece un poco desaprovechado (no se si en la quinta y última temporada volverá a dar juego, pero todo parece indicar que no), al igual que la salida del genial personaje de Arthur, interpretado por Rainn Wilson, una pena, me gustaba su personaje. No me olvido del personaje de Rico (Freddy Rodriguez), liándola buena en esta temporada y con el tema de la infidelidad (y la religión) de por medio, quizás su mejor rol también dentro de la serie. En reglas generales, una temporada que habla del desequilibrio del alma, llevada con lúgubres tintes (en los que se encuentran, el sexo, la tragedia, las drogas, el arte, la mentira), mostrando la catarsis de todas las historias. Hace unos días hubiese dado a la cuarta temporada como la más flojita de todas, pero cual es mi sorpresa al estudiarla, pues creo que está al nivel, solo que, aquí, se dan más relevancia a otros personajes, sobretodo a los secundarios (muy bien por cierto) se muestra más "aplanada" en cuanto a acontecimientos (pues es más costumbrista y relajada que las otras tres, incluyendo el capítulo final), esto creo que es necesario para lo que Alan Ball y compañía nos cuentan, la vida se asienta, se enreda y vuelve a enmendarse poco a poco, estaríamos entonces en esos tres pasos, obviando un poquito el último, que supongo, se reservará para la que dicen, vuelve a ser sensacional, quinta y última temporada. ¿Estoy preparado para el adiós definitivo a una de mis series preferidas?, pues aun creo que NO, maduraré un poquito la cuarta temporada, y de cara al final del Verano (y compaginando con otra que vuelve, "Dexter") prepararemos la emoción, pero sí, quiero saber que pasa con Nate, Ruth, Claire, David, Keith, Brenda, y compañía en el final de todas las cosas, ese final que no quiero leer nada, del que no quiero saber nada (Te lo aviso Esteban, por si la ves antes) y del que dicen sin desvelar, que es uno de los cierres televisivos más MAGISTRALES que se recuerdan.

ANÁLISIS DE LAS OTRAS TEMPORADAS:
Temporada 1 Temporada 2 Temporada 3
Promo de la cuarta temporada: VER AQUÍ

2 comentarios:

DASKABE dijo...

Como siempre, buen analisis de temporada. "Six Feet Under" es una serie única y que se recuerda siempre.

Hace mas de dos meses que terminé la cuarta y no tengo intención de ver la quinta aún (gracias al acertado cierre de la cuarta y al estar ocupado con otras series, pelis y libros), así que tranquilo, que al ritmo que vas seguro que la ves tu primero.

Saludos.

Carlosdu dijo...

Buen recuento de las situaciones que presenta esta excelente serie. Yo he acabado de ver la 3a temporada y no aguanto para correr hacia la 4a, que por lo visto es igual de interesante que las anteriores.
Como siempre los cierres de temporada te dejan con más intriga que explicaciones. No quisiera imaginarme en la temporada final, es difícil imaginar el destino final de muchos de los personajes, además, si agregamos la fatalidad a que nos han acostumbrado, seguro que el desenlace será duro de roer.

Grandes saludos.