2009/08/02

"The Ladykillers": Castillo de Naipes

"El Quinteto de la muerte" que asi se llama en nuestro país (no me disgusta, pero veo más irónico y negro el título original) es una película que auna lo mejor del humor británico en sus filas, ni mas ni menos que con dos grandes entre los protagonistas, Alec Guinness y Peter Sellers, dirigidos por la batuta de Alexander MacKendrick, una comedia negra muy bien resuelta y sumamente disfrutable. En una casa aislada y próxima al paso del ferrocarril, vive la Sra. Wilberforce, una venerable anciana que alquila dos habitaciones al misterioso profesor Marcus y a los cuatro componentes de su siniestra banda de 'música'. Guión escrito por William Rose, decir que su estructura es fabulosa, dignas de una gran obra que con unos pocos personajes (a cual mejor) y una localizaciones escasas son capaces de narrar un argumento especial, cargado de buenos momentos. Es por ello que el inicio de la historia, nos presenta a la serñora Wilberforce (vaya papel el de Katie Johnson, gracioso, irritantemente inglés, realmente la ancianita es la verdadera protagonista, y causante, junto con sus extravagantes loros je, de las "desgracias" del grupo de ladrones del film, sencillamente tremendo), el film empieza con ella y termina con ella , la representación del peligro que se avecina está perfectamente mostrado dentro del film, ya sea con el juego de sombras en la perfecta introducción de Alec Guinness, como hacia el final, donde los elementos de la meteorología (la lluvia) o la atmosfera crea la crudeza del declive de la propia banda, perdida por un plan codicioso, bien estructurado pero moralmente inadecuado (la moraleja del final en la comisaría resulta tan ridícula como realista, de ahí que el film se mueva entre la comedia negra y el drama humano que hay que sacar de dentro de sus entrañas, fuera del contexto quizás, introspectivamente hablando). El robo, genial secuencia donde por fin se ve el plan maestro que en ningún momento posterior se dice como será (algo que ayuda a que esta parte sea esencial y divertida), los ladrones y sus decisiones morales cuando todo el plan se va al traste, cayendo ellos mismos en una espiral de perdición, y ojo, donde la ingenua anciana tiene de nuevo una determinación desternillante, pues el tema de que ella sea víctima de los ladrones y se vea amenazada de muerte es quizás lo de menos para lo que el film retrata en su parte final. Como un castillo de naipes bien trazado entre risas (la escena del dinero, y la posterior merendona con las amigas de la anciana no tiene precio alguno) y suspense, con algunos giros de guión inesperados (Como acaba el personaje de Guinness, es tan tremendo y seco que es inevitable sorprenderse, jajaja).

De nuevo el tema del dinero y la ambición, mezclados con la muerte son esenciales para comprender el mal camino de todos los personajes menos el de la anciana (donde prevalece al final el bien). Entiendo pues, como los hermanos Coen años más tarde (en 2004) atraídos por estos ingredientes que llenan su cine, realizaron el remake de esta cinta. En el reparto, geniales todos, los ya comentados, Alec Guinness en un papel genial, el mejor de la película, caracterizado con una dentadura exagerada, encorvado y con esa bufanda que le llega a los pies, realmente sublime sus gestos y palabras. Katie Johnson, la ancianita, estupenda también (realmente dan ganas de matarla con tanto rollo ingenuo, es genial, porque con esta premisa, todos nos identificamos con la barbarie que están cometiendo el quinteto de estos ladrones de poca monta). El resto de papeles se reparten carismáticamente entre Cecil Parker, Danny Green, Herbert Lom (el hombre frío y calculador que con su pragmatismo al inicio, resulta ser el único que le ve fallos al plan, la sombra de "mal galán" de cine noir que desprende es fantástica, bastante bien conseguido su papel). También y que menos, que nombrar uno de los primeros papeles del gran Peter Sellers, un actor que adoro y que aquí (aunque más comedido) vuelve a demostrar que ya era un grande, a pesar de tener un papel secundario y a pesar también, de estar tapado por el gran Alec Guinness. Un reparto fantástico que funciona como un "TODO" dentro del film.

En cuanto a la dirección, Alexander MacKendrick está realmente espléndido en su labor. El film bebe de la fuente teatral para hacer sus labores, eso es cierto, demostrado queda sobretodo por el uso intensivo de casi todas las escenas de la película en la casa de la anciana (perfecto decorado y dirección artística, que genialidad) donde MacKendrick hace una labor estupenda por conseguir planos de todo tipo, sin repetirse, siendo claro y directo en la dirección de los actores (quizás su principal baza) y usando de vez en cuando, la calidad técnica del lenguaje cinematográfico (algo que por ejemplo George Cukor no hacía en "Luz que agoniza" de similares características a esta, pocos decorados, film de actores, en esa película Cukor se olvidaba de darle algo de "vidilla" a los planos, de hacer un poco de lenguaje con la cámara, centrándose más en la teatralidad dentro del cine, que no me desagrada para nada, ojo, solo os pongo con esto, un ejemplo curioso, de hecho aquella película de Cukor es fantástica), lenguaje que se extiende más en los primeros minutos: La sombra del mal ya comentada ante las puertas de la casa de la anciana, La lluvia siempre para representar que algo malo va a suceder, los primeros planos y el paneado de la escena de los palitos, Los personajes mostrados a través de cristales y ventanas, El tren dejando el rastro de humo para esconder los cadáveres y los propios actos de los personajes creando una atmosfera sucia y fría, etc..., MacKendrick pues, realiza una tarea excelente, con una fotografía muy destacable y no aburriendo (que podría haber pasado, por el elemento "teatral" que adquiere el arraigue del film). Tristram Cary compone la banda sonora, llena de épica y bastante irónica en ocasiones, es acertada y no es molesta en absoluto.

"The Ladykillers" retrata bien el humor inglés que no es facilón ni presume de ser inteligible. Dentro de ella, la película también obtiene mensajes de moral, contiene unas interpretaciones memorables, un encanto y un carisma especial. Encantará a esos cinéfilos empedernidos que buscan una película con todas las letras, sin llegar a la obra maestra, pero tampoco importa. demasiado Un 8,8.

NOTA: 8,8/10
RECOMENDACIÓN: Cinéfilos. Ver en V.O.S.E.
AÑO: 1955
DURACIÓN: 91 min
Ficha en IMDB

Trailer en Youtube