2007/07/19

Nacido el cuatro de Julio: La incapacidad de la guerra

Realmente me estoy aficionando al cine de Oliver Stone, quizás porque después de ver la magnifica "Asesinos Natos" y "JFK" entre algunas otras, creo que es un realizador excelente, con una mirada crítica impresionante, y que deja con la boca abierta. "Nacido el cuatro de Julio" no es una excepción, es una nueva obra cumbre de su cine. Vamos con los tecnicísmos:

Ron Kovic, un joven americano firmemente convencido del servicio hacia su país, se alista en el ejército en 1967 para acudir a la guerra en Vietnam. Ron regresa sentado en una silla paralizado de cintura para abajo para siempre. En su pueblo, rodeado por su familia y amigos, comienza a cuestionarse el valor de sus convicciones y de la política bélica de su país...

¿Hasta donde puede llegar la creencias y motivaciones de un ser humano? ¿Cual es el precio que se paga por demostrar un sentimiento erróneo. Todo eso y muchísimo más rico en matices es el libreto del film (también de Oliver Stone). Con una historia de superación, de evolución, un protagonista totalmente camaleónico en cada uno de los tres actos del film, una impresionante critica a los Estados Unidos y su absurda guerra en el Vietnam, donde la hipocresía de un pueblo, y las mentiras de un gobierno, poblaban cada esquina del país, un país de jóvenes con ganas de luchar sin aprender del pasado, que pagan las consecuencias y que finalmente, ellos mismos, logran cambiar el país del que tanta mierda les ha salpicado. Una introducción preciosa, con la infancia y "adolescencia" del protagonista (los primeros diez minutos son una maravilla, como en muchos films de Stone, acomodado con una excelente melodía de John Williams) que decid evoluntariamente ir a la guerra para superar sus fracasos, para que su familia (cristiana y conservadora) crean en él, crean en falsos héroes, al fn y al cabo para todo y para nada. El nudo se desarrolla en el Vietnam, con dos escenas bélicas impresionantes, donde el personaje de Cruise cambiará, donde saldrá postrado en una silla de ruedas (pasando antes por un hospital donde hay escenas realmente duras y agobiantes) y destinado a volver a su pueblo, a su país, rechazado, fustrado, deseoso de decir la verdad, que todo es un engaño, que no hay reconocimiento a los heridos, para mas tarde, evolucionar de nuevo en un desenlace espectacular, donde el protagonista se da cuenta de todo, de que la guerra no sirvió tan solo para quitarle sus ambiciones y sueños, para perder a su chica, para comprender una parte del pueblo (hippies y protestantes contra el gobierno de Nixon) que no entendía, y unirse a una causa común: mostrar la verdad. Aparte de la subtrama familiar (donde aparece la historia de amor, que me pareció muy acertada) y una parte en Méjico (que da una perspectiva brutal de los desencadenantes de la guerra fuera de los EEUU) tenemos una crítica dura a la sociedad estadounidense sobretodo de los años 60 y 70, donde se explica muy claramente el porqué de los conflictos internos del país, un nudo que se desarrolla en el Vietnam y un desenlace que hace un simil, los problemas internos del país es el verdadero Vietnam, el racismo, el derecho censurado a la libertad de expresión, las mentiras del gobierno, la pérdida obvia de fé, y un sin fín de hechos realmente interesantes, que se entremezclan de manera sensacional durante las dos horas y diez minutos que dura la película, buen trabajo histórico, como siempre pasa con Stone.

Un reparto sensacional, donde la estrella con mayúsculas es Tom Cruise. Realmente impresionante su trabajo en este film, admito que me ha sorprendido, a mi juicio creo que es uno de sus mejores papeles, ya que su evolución y desarollo es perfecto, de un joven cegado por la patria, religioso y por la superación propia a través de la guerra, ha pasar a ser un hombre que lucha por ser un fracasado sin reconocimiento, un inválido que lo pierde absolutamente todo y que no sabe encontrar un significado "sin la venda en los ojos" a la quema de una bandera americana hasta que realmente encuentra una respuesta que tiene todo el sentido del mundo. Cruise de Oscar y de 10. El resto, los padres del protagonista (sobretodo destaco al padre) geniales, Frank Whaley en el nudo del film esta bastante acertado. Willem Dafoe correcto en un papel secundario en la parte mejicana del film. La "chica" del protagonista representando la libertad de un pueblo (movimiento hippie), en fin un reparto estupendo, con un máximo representante, Tom Cruise.

Y otra vez, chapó al director. Oliver Stone estaba en forma (no quiere decir que ahora no lo esté) y eso se nota. Su manera de llevar la técnica es clara, concisa y sin tapujos. No se corta ni un pelo a la hora de mostrar la crudeza visual con planos rápidos y crudos de la guerra (las escenas bélicas en el Vietnam son de un impacto visual tremendo, incluso de soledad, mostrando al personaje de Cruise inmerso en un desolado y confuso desierto disparando a lo loco, grandes escenas) hasta las sutilezas de las escenas de amor, o la niñez del protagonista, pasando por planos cortos y con doble lectura (la escena del desfile donde Cruise saluda desde un coche es un ejemplo de la grandeza visual de Stone (ganó el Oscar por la dirección de este film), metiendo todos los "palos" de la sociedad con tan solo varias imagenes), véase también la parte de Méjico, donde Stone demuestra lo grande que es, rodando un drama interno, con planos claustrofóbicos, sucios y realmente emotivos en su concepto. La fotografía corre a cargo de Robert Richardson, cuyos trabajos más recientes destacan Kill Bill Vol.1 y Kill Bill Vol.2. Aquí la estética es muy clara desde el principio. Con tonos amarillentos y anaranjados durante el inicio y toda la parte del Vietnam, llegando a los azules fríos de los momentos más dramáticos y duros (el hospital, o la escena en la que Cruise se emborracha) con planos con grano incluído a propósito, para dar una sensación cruda y víl. La ambientación también es perfecta, las épocas estan perfectamente recreadas, donde los escenarios y el vestuario ayudan a que todo esto tenga sentido, perfecta. La música, a cargo del maestro John Williams, creando una partitura perfecta, emotiva, directa y que pone los vellos de punta, de 10. En cuanto a escenas destacables, pues me quedo con todo el film, ya que todas las escenas son esenciales, pero destaco quizás, la parte en la que Cruise reprocha a su familia (borracho y decepcionado) todo aquello por lo que creía, el inicio, y las escenas del Vietnam, quizás lo que menos, el final, un poco de sopetón, pero bueno es lógico.

Quizás una de las mejores películas sobre el Vietnam jamás rodadas (junto con Apocalyse Now) con una visión objetiva sobre el estado del país de Kennedy y Nixon en aquellos no tan lejanos conflictos, donde hay una moraleja clara y presente en todo su metraje: La guerra no hace grande a los hombres ni hace grande a la sociedad (ya que si no se desarrolla en tierra propia, la gente se despreocupa, una escena muy detallista es la que la madre del protagonista cambia las noticias por un programa de humor) si no que es insulsa, repulsiva y errónea siempre, siempre y siempre. Que alegría poder ver a los hippies, que alegría de mostrar la verdad, la obsesión por el falso comunismo y la corrupción política, no puedo estar más deacuerdo con el señor Stone...

Es por ello que a su película le doy un 9,5. No os la podéis perder.

-By Luigi R.p. - En proceso "Stoneiano" -

2 comentarios:

DASKABE dijo...

Muy buena crítica. Estoy de acuerdo en todo lo que has dicho y has realizado un buen análisis de los puntos fuertes de la peli, una de mis favoritas sin lugar a dudas.

Destacaría también la escena en la que Ron (SPOILER) va visitar a los padres del compañero que él mató en la guerra accidentalmente y se disculpa (finSPOILER), escena con mucha carga dramática y muy efectiva. Por lo demás, todas las que has dicho, el inició, las de Vietnam, el hospital, México, con su familia de regreso, etc.

Por cierto se te olvidó comentar el impresionante montaje.

Saludos.

P.D: Pendiente tienes por ver "Platoon"...

Carlos_Jr dijo...

Buena crítica muchacho, te estás aficionando tú al cine de Stone ¿eh?, XDDD.
La verdad que esta es una de sus mejores películas, aparte, que es una película que puede concienciar a aquellos que tengan las mismas ideas que Ron Kovic al principio de la película.
Te has portado bien nombrando a mi amigo Frank Whaley, por lo que no te recordaré tus pecados durante 1 día XDDD.
También yo haría mención a las apariciones de 3 de los hermanos Baldwin (Stephen, William y Daniel), los 2 últimos con más bien cameos en las escenas de Vietnam.

Pues nada más, un saludo y a seguir cineando.