2008/12/27

"Serpientes en el avión": Invertebradas frikis y cachondas

La televisión esta dejando "perlas" estas navidades, tan vistosas como "Serpientes en el avión" que sobre 2006 generó todo un fenómeno en internet y la masa no hacía más que llamarla "de culto" en el género de acción, tan maltratado ultimamente. Llamado por este fenómeno me dispuse a verla (con anuncios y todo). Samuel L. Jackson es un agente del FBI que escolta a un testigo en un vuelo de Hawai a Los Angeles, cuando un capo criminal pone en libertad a cientos de serpientes asesinas en un vuelo comercial para eliminar al testigo antes de que declare en su contra. El agente tendrá que proteger a su testigo mientras se une al piloto, la tripulación y los pasajeros asustados en un desesperado intento por sobrevivir. Ver para creer amigos, leyendo la sinopsis tenemos el "libreto" del film, si se le puede llamar guión. La desfachatez y sencillez de tal argumento no da para mucho, y desde el primer momento se sabe por donde tirará el film. Samuel L. Jackson haciendo de tipo duro del FBI con frases tan típicas como predecibles, una tripulación de avión a cual más friki y estereotipada que hará que "Aterriza como puedas" tenga una dura competidora como comedia de aviación de la historia, pues en el momento justo donde aparecen las anfitrionas, las serpientes digitales cantosas y cachondas por las feromonas (si, feromonas, xD) que impregna todo el avión, es en ese momento donde la carcajada para el espectador hace acto de presencia, y donde el film ve acción, sangre, o supervivencia en clave de "thriller", yo veo risa, situación a cual mas cutre y Samuel L.Jackson sin sudar su mítica chupa. Y para remate el final, lo más típico e insulso del mundo (seguís pensando en "Aterriza como puedas" pues seguid pensando...acertaréis), todo un despropósito.

Y es que los directores David R. Ellis y Lex Halaby no lo hacen mal del todo, pues ponen una película llena de tópicos y extravagancias cantosas al espectador de forma entretenida, si, tengo que decirlo, el film es corto y se deja ver con normalidad, e incluso divierte cuando se acepta, eso si, de que es un mierda, cuando la ves con unas cervecitas de más debe ser la leche. Momentos tan espectaculares como el primer ataque de las serpientes a la pareja que folla dentro del servicio del avión (que originalidad), no teniendo otra cosa que hacer las culebrillas, que morder en el pezón de la chica, y en el miembro viril de los hombres hasta en tres ocasiones a lo largo del film (si, tienes que reírte por fuerza). Eso, o la que se esconde en un papel doblado que sirve para vomitar (¿cómo lo hizo?), la enorme serpiente que intenta tragarse a un pasajero, la balsa que milagrosamente salva la segunda planta del avión (¿Commor?), Samuel L.Jackson arrebatando pistolas de guay, matando serpientes a bastonazos, o disparando a una en el final (esto ya es el remate de los tomates) cuando predeciblemente parece que todo a acabado pero ¡NO!. Es que ni un señor como Trevor Rabin, compositor de bandas sonoras mas o menos decentes, la caga aquí, parece que hasta se lo toma a cachondeo, como el propio film.

Y ahora es cuando me replanteo la duda de pensar, que este film se ha grabado con dos copas de mas, que es una comedia de acción, que el director se ha quedado con nosotros, puede, porque la he visto por la tele, si solo fuera eso, pero es que encima el film se estrenó en cines, así que dejo mi teoría, sigue siendo un insulto en toda regla, entretenida, va, pero insulto sin más. Si tenéis curiosidad por verla, más os vale que os emborrachéis antes o la veáis en compañía de los colegas, lo agradeceréis. Un 2.

NOTA: 2/10
RECOMENDACIÓN: Enfermos mentales. Borrachos.
AÑO: 2006
DURACIÓN: 105 min
Ficha en IMDB

Trailer en Youtube