2008/12/28

"Carrie": Psicosis juvenil

El señor Brian de Palma, se infunda tras la cámara de la primera adaptación para el cine del relato de Stephen King, "Carrie". Carrie es una adolescente con pánico a su primera menstruación, resultado de la ignorancia y la estrecha visión de su madre, una fanática religiosa. La joven desarrolla una serie de poderes parapsicólogicos de los que acabará sirviéndose para liberarse de su humillante y asfixiante entorno. Guión sencillo, partiendo sobre todo de mezclar el drama humano adolescente por el que pasa la pobre Carrie, con lo sobrenatural y el thriller al estilo clásico. La historia no tiene un trasfondo demasiado amplio, ni se para a contarnos el porque de los curiosos poderes de la mente de Carrie, tampoco hace falta, es un film setentero con encanto del cine de los ochenta, que vive de clásicos de terror como "Psicosis" del señor Hitchcock, eso se nota, y mucho. Se introduce el tema religioso con toda la visceralidad posible, causante del daño moral de la protagonista, y de la psicosis del acto final (lo mejor de film), dejaré de lado las algo típicas y sobrantes escenitas del baile, de las chicas y chicos trazando un plan que parece evidente (Aunque De Palma lo haga estupendamente jugando con el suspense extremo, casi redundante) y me centraré en que el libreto acierta en mezclar el drama con el suspense sobretodo en varios puntos clave, ahora bien, no pasaría de la mediocridad argumental si De Palma no estuviera detrás de todo, de eso estoy casi seguro (lo mismo pasa con "Halloween" de Carpenter, obra maestra del género muy artesanal que le hace ganar incontables puntos al film. Los diálogos son correctos sin más, los personajes algo edulcurados, Carrie es la mejor sin duda.

Y siguiendo con los personajes, el reparto del film. Papel recordado y casi "encasillador" el de Sissy Spacek, que sin ver las demás adaptaciones y secuelas puedo decir que ella es Carrie, no hay otra mejor, interpreta a la perfección, con madurez y a su vez inocencia el papel, la mejor dentro del reparto. Su madre, la histérica y exagerada Piper Laurie, quizás un papel muy recalcado y puntilloso, que tiene sus momentos de gloria hacia el final de la película, aporta la ignorancia religiosa que determina la visión de Carrie. Del resto, podemos ver por ahí a John Travolta muy jovencito (aunque quizás no tanto xD) en su eterno papel de adolescente guay. También destacar el papelito de la profesora de gimnasia, que aunque tiene un final bastante cruel, está en sintonía con Carrie y el espectador. Por cierto hablando antes de "Halloween" de Carpenter, por ahí aparece con gorra incluida P.J. Soles, que ya saliera en aquel mítico film. Un reparto correcto sin más, eclipsando Sissy Spacek al resto.

Casi todo el mérito del film, se lo lleva de calle el señor Brian De Palma, que manera de colocar la cámara, influenciado sin lugar a dudas y en todos los sentidos por el Hitchcock de "Psicosis". Planos secuencia con grúa, con la steady, planos contrapicados, detalles y cortes rápidos para el suspense (como ya hiciera Hitchcock), una cosa que me llama la atención, la cámara lenta, que se usa quizás para resaltar mucho mejor el suspense o la inquietud (la escena de las duchas al principio por ejemplo, atrae de lleno al espectador y aparte al masculino xD), aunque pueda cansar un poquito. De Palma incluso se permite el lujo de usar "polivisión" (o eso que dicen que Jaime Rosales inventó hace unos añitos, ja!) en la secuencia donde Carrie se desata, mostrando con mucho desorden intencionado el caos de la secuencia y no cansando tanto al espectador, buen método. Otro punto, el suspense, el film bebe en ciertas secuencias, de un suspense Hitchcockinano tremendo, los diez últimos minutos de película son tremendos, con una madre desquiciada que aguarda tras la puerta, mientras tanto, De Palma se mete en la bañera con Carrie, sin decirnos cuando pasará la acción, aunque el espectador sepa que tarde o temprano pasará, Hitchcock 100%, y genial parte. Lo único que reprocho a De Palma, no es el dinamismo y ritmo (que lo tiene) sino que la propia historia se le desinfle poco a poco a mitad, escale puestos, y vuelva a desintegrarse con un final demasiado "enjaulado" en el cliché, totalmente fuera de lugar la secuencia del sueño de la tumba (que recuerda a "Pesadilla en Elm Street" o el final de "Viernes 13" pero que no funciona de la misma manera, es previsible y no hacía falta). La música también funciona bien, ojo a esas cuerdas estridentes que Pino Donaggio introduce a lo Bernard Herrmann en "Psicosis", y es que nuevamente, la partitura es todo un homenaje a este film, y se nota, aunque no es pretenciosa en ningún momento y es bastante acertada, todo sea dicho.

Generalmente el film es entretenido, digno de estar entre los clásicos de terror de los 70 o más bien de los ochenta (porque tiene más elementos de esta época: la colorimetria, los personajes, los efectos especiales, ...) destacando sobretodo momentos geniales muy puntuales (la escena del cubo de sangre a cámara lenta, la parte final en la casa, donde madre e hija crean una atmósfera claustrofóbica...) pero que parece tener baches en bastantes partes. Un 7 creo que es bastante justo, porque De Palma se lo marca, no cae en una dirección aburrida ni típica y crea un claro homenaje a su maestro: Alfred Hitchcock.

NOTA: 7/10
RECOMENDACIÓN: Fans del cine de terror de los 70/80, de De Palma e Hitchcock.
AÑO: 1976
DURACIÓN: 98 min
Ficha en IMDB

Trailer en Youtube