2008/01/05

American History X: Violencia=más violencia

Tony Kaye dirige esta impactante y realista película, "American History X", un film que habla de un problema patente en la sociedad, no solo americana, el racismo, la sugestión social o la crudeza del ser humano, tremenda.

Derek Vinyard es un joven convicto que acaba de cumplir una condena de tres años por el asesinado de dos jóvenes de raza negra. Tres años atrás, Derek era el respetado y admirado líder del movimiento nazi local. Durante estos tres años, todos han estado esperándole con impaciencia pero su hermano pequeño, Danny, que le idealiza con pasión, a él y a la causa nazi, ha sido el más afectado por su ausencia y espera con impaciencia su vuelta. Un vez en la calle, Derek intenta hacerle ver que el nazismo, el odio y la violencia racial son actitudes equivocadas. La prisión ha cambiado a Derek, ahora Derek tiene que cambiar a la gente a la que ama y que se ha perdido en el odio.

El guión de "American History X" tiene incontables aciertos, como por ejemplo la dualidad de contar la historia sin posicionarse en ningún grupo determinado, la trama skin neo-nazi es tremenda, al igual que la que cuenta sobre los negros, su igualdad de condiciones ante el hombre blanco, iguales en lo bueno y malo, diferenciando o acercándo a los dos grupos que divide la película, unos "ghettos" dificilmente solucionables objetivamente ni en el film ni en la realidad pero llevados con mucha soltura y de forma muy acertada. Quizás lo peor, es que el guión trata de contar eso, sin pronunciarse del todo o llegar más allá de lo que se ve, por un lado es una historia intimista donde el cambio radical y moral del protagonista es la base principal de todas las subtramas. Pero por otro lado quizás no es arriesgada del todo, la sensación al verla es esa, podría ser más violenta de lo que ya es y seguir causando el mismo impacto en el espectador, ese podría ser el objetivo del realizador, aún así la historia causa diversas sensaciones en momentos muy puntuales que elevan el guión a una altura realmente buenas. Gracias también a unos excelentes diálogos que son tremendos, y muy reales, la referencia política y social o las motivaciones del protagonista a modo de flash-back que definen mejor la trama . El nudo con toda la historia de la cárcel es excelente, quizás de lo mejor junto con el final, sorprendente y tremedamente CRUDO. El mensaje está claro, dejar que el espectador vea que la violencia solo lleva a más violencia, y que el pasado siempre vuelve, quizás el mensaje principal y en el que basa todas las tramas, profundizando lo justo, sí, pero no lo suficiente.

El reparto. El alma de la función, el GRAN Edward Norton, uno de los mejores actores del panorama actual, que crea un personaje INCREÍBLE excelente en todos los aspectos, con una evolución tremenda y lleno de matices, con grandes escenas, curioso es saber que el director no quería dar protagonismo al personaje ni al actor y que el estudio lo impuso, ahora no me imaginaría a otro que no fuera a Norton interpretando este papel, de Oscar. Edward Furlong (John Connor en "Terminator 2") el hermano de Norton en el film, un papel destacadísimo, con el peso también de la historia, narrando los hechos en voz en off y dando uno de los finales mas impactantes que , genial. Al igual que el resto de secundarios, la madre, interpretada por Beverly D'Angelo un papelón en toda regla. Avery Brooks, sale poco pero hace un papel muy correcto. Ethan Suplee (Randy en "Me llamo Earl") un personajazo, tremendo, tenéis que verlo para creerlo. En general buenos actores, eclipsados solo un poquito por la excelente interpretación de Edward Norton, que nuevamente, hace que la película suba el listón de sobremanera.

La dirección, quizás lo menos destacable, ya que es muy lineal en cierto sentido, aunque no deja de estar muy bien llevaba, Tony Kaye utiliza el recurso de la fotografía en blanco y negro para los flashback, la cámara lenta o la cámara al hombro para reforzar su correcta pero no sorprendente técnica, sin más. La música original de Anne Dudley quizás lo que menos me gustó, algo "cargante" y se "eleva" demasiado, cuando algunas escenas no necesitan del apoyo musical, pero bueno, se deja oír en algunos momentos. Cabe destacar también el montaje, de lo mejor, el ritmo es tremendo, no decae en ningún momento y remata muy bien el film. Escenas destacables:SPOILERS La escena en la que Norton asesina al chico de color, la escena del supermercado, La parte de la cárcel, la escena de la comida familar o el tremendo final. FIN SPOILERS

En general, una muy buena película, donde el entretenimiento y las grandes interpretaciones no faltan. Donde se nos replantean tantas cosas interesantes que merece la pena verla, eso sí, echando en falta un pelín más de agallas en ciertos aspectos. Un 8,5 aunque seguro, no estaréis contentos con la nota.

NOTA:8,5/10
RECOMENDACIÓN: Para los que busquen buenas interpretaciones y una historia muy recomendable. Gana más, verla en V.O.S.E (yo la vi doblada)

DURACIÓN: 119 min
AÑO: 1998