2008/01/20

Los crímenes de Oxford: Un nuevo crímen

Director de grandes obras del cine español como "El día de la bestia" o "La Comunidad", Álex de la Iglesia cambia completamente de registro trayendo una película curiosa sin llegar quizás a la calidad de esas anteriores obras del director español.

Dos hombres que se acaban de conocer, un prestigioso profesor de Lógica, y un joven estudiante que acaba de llegar a la universidad con la intención de hacer su tesis con Seldom, descubren el cadáver de una anciana.Pronto queda claro que éste es el primero de una serie de asesinatos, todos anunciados por el culpable a través de extraños símbolos.El profesor y el estudiante unen sus esfuerzos para desentrañar el código, convirtiéndose todo en un elaborado puzzle en el que nada es lo que parece...

Si hay algo claramente chocante en "Los crímenes de Oxford" es que algo chirría estrepitosamente, quizás esa base viene claramente del guión. La historia de misterio generada por De la Iglesia en el libreto es quizás demasiado densa en su contexto general. El uso de la saturación de información es una medida que los guionistas han utilizado esta vez para despistar de sobremanera al espectador para aclarar todo el lío en la parte final de la historia. Un lío que tampoco es una sorpresa, quizás demasiado rebuscado para lo que finalmente la historia de corto suspense puede dar de sí. Ese es el gran error de un guión que podría haber tocado con más acierto el misterio, o incluso sus personajes, para nada bien definidos y de nuevo, tediosos en ocasiones, personalmente hablando la historia me sacó de la pantalla, no porque el libreto de la nueva película de De la Iglesia sea malo, si no, porque su planteamiento es demasiado abrupto como para seguirlo a cada minuto sin que notemos que nos están tomando el pelo, algo que Hitchcock (del que De La iglesia bebe aquí de forma descarada) hacía con soltura y soberbia. Ojo con los diálogos, algunas veces muy bien escritos, y otras chirrían de lo lindo, siendo algo bruscos o absurdos (sobre todo los que adaptan cosas cotidianas).Lo bueno, pues que en sí, la idea inicial es buena, sus momentos reflexivos contienen las mejores partes del guión, la dualidad de la historia, el mensaje más profundo que pueda calar en el personal y quizás con la franqueza que está llevada a cabo. Creo que es una historia que pierde aire, que le falta empuje y que no da para tanto, engañosa, puede, pero creo que ese era el motivo humilde del cineasta, por lo que no llega a ser un mal argumento, eso si, casi, casi, llega al crimen xD.

En cuanto al reparto, la cosa de nuevo cae en el más absoluto relativismo interpretativamente hablando. Por un lado el protagonista, el actor Elijah Wood, que no lo hace del todo mal, pero tampoco se come la pantalla, su personaje quizás sea el que más cordura tenga en el film, sin ser tan caricaturesco como el resto. John Hurt, con el mejor papel de la película, dando las mejores escenas del film, aunque teniendo algunos momentos chirriantes, pero sin duda una interpretación muy intimista, bien por Hurt, este actor es genial. Dominique Pinon que tiene un pequeño papel que no le queda del todo mal, pero a los que no perdono, los secundarios, terribles. La siempre guapa Leonor Watling (que se quede en Marlango por favor) que contiene en mi opinión un personaje bastante plano, que se limita a las escenas sexuales y que realmente aporta poca cosa a la trama, aunque esté en ella, metida con calzador, para mí, sobrante aunque enseñe cacho. Otra nena, Julie Cox, también muy forzada en mi opinión, pero tampoco sale demasiado como para que destroce la película, además va bien con el tono del film, exagerado. Y no me voy sin destacar al peor, Burn Gorman, este personaje es tremendamente inútil, sobreactuado y odioso en todos los sentidos, ojito a su escena de borrachera, para salir del cine, por dios, lo peor pero con diferencia. Un reparto que divide mi opinión, aunque en fin, correcto sin más.

Técnicamente si le doy el aplauso absoluto a Álex de la Iglesia, ya que su dirección es tremenda,desde los majestuosos planos del Londres más invernal, hasta un impresionante (aunque trucado) plano secuencia donde homenajea a Hitchcock, al igual que la escena de concierto hacía el final del nudo. Grande de La Iglesia, que demuestra que sabe hacer de todo, fuera y dentro de nuestro país. La música, de Roque Baños, habitual colaborador del director, está genial, muy bebedora del cine clásico de suspense que da el toque especial al film, me gustó. Escenas destacables: El plano secuencia que da el punto de giro a la trama, quizás la mejor parte del film sea SPOILER la que rodea al primer asesinato FIN SPOILER. La escena de la conferencia donde el personaje de Hurt deja K.O al personaje de Wood. Y la secuencia final, con cierta reminiscencia a algo ya visto y con moraleja. Lo peor: La escena de la borrachera con cierto personaje secundario, algunas escenas de amor algo forzadas por los diálogos, y la segunda mitad del guión, muy abultada de información y llena de paja aunque la idea inicial era estupenda.

En general, "Los crímenes de Oxford" no es una mala película, pero pierde fuelle a mitad y choca estrepitosamente contra el espectador en muchos puntos, ya sea con los actores por un lado, como con la historia en general. Aún así, el bravo a De la Iglesia por hacer género en nuestro país, por cambiar su registro, y por adentrarse en otros mundos. Un 6.

NOTA:6/10
RECOMENDACIÓN: ver para seguir de cerca la carrera del cineasta. Ver si expectativas altas.

DURACIÓN: 107min
AÑO: 2007