2008/01/26

Expiación: el maravilloso mundo de la imaginación

Joe Wright, director de la preciosa "Orgullo y prejuicio" consigue su nominación al Oscar por este film que nos ocupa, "Expiación", un film que me ha atravesado el alma, no porque cuente algo nuevo, sino porque lo cuenta de cierta manera especial, un relato dramático y amoroso tremendo, además de una factura impecable.

"Expiación" es una película basada en el premiado superventas de 2002 del mismo título, un romance británico que transcurre durante varias décadas. Briony Tallis, una precoz escritora de 13 años, cambia irremediablemente el curso de varias vidas cuando acusa al amante (James McAvoy) de su hermana mayor (Keira Knightley, Orgullo y prejuicio) de haber cometido un crimen sexual en el que no tuvo nada que ver...


No he leído la novela, ya aviso a los puristas. En cuanto al guión del film, decir que es un guión impecable, prácticamente nada es nuevo en su globalidad. La historia de amor contiene todos los elementos clásicos, pero eso si, el argumento toca varios aspectos no lineales que hacen que su superficie a simple vista sea sencilla,pero que poco a poco va cobrando una calidad impresionante, teniendo momentos memorables, y lo más importante, jugársela a la hora de contarle al público que es lo que está viendo y recrearse en unos puntos de giros tremendamente imaginativos (como su pequeña protagonista), llenos de originalidad. Los saltos temporales, que abarcan desde meses antes (incluso minutos antes, contando lo que pasa a través de la perspectiva de varios personajes, repitiendo la escena, genial) hasta varias décadas. La lucha por un amor truncado por la inocencia de una niña que no sabe lo que hace pero cree en lo que pasa por su infinita imaginación, el atroz mundo de la injusticia, las durísimas partes bélicas, todo esto, representado en el film, que bebe quizás de lo más flojo, sus dálogos, nuevamente parecen sacados de un teatro inglés, al igual que en "Orgullo y prejuicio", pero esto es así y se amolda perfectamente. Para tener un final IMPACTANTE, lleno de dramatismo, y ojo, de lágrima fácil, emocionante, original, precioso y evocativo. Tres historias en una que juega con un trío protagonista de lo más excelente, la historia pasional de una familia, la historia bélica, y el final, un arrepentimiento sentimental con un choque tremendo en su desenlace. Me encantó.

El reparto está estupendo, destacar a la verdadera protagonista de la historia, la niña, adulta y anciana Briony Tallis, un personaje excelente interpretado también antológicamente por tres actrices, la primera, la pequeña Saoirse Ronan (nominada al Oscar por su papel aquí), la adulta Briony (la mejor para mí) interpretada por Romola Garai, y la anciana, la actriz Vanessa Redgrave, excelentes todas, personalmente el mejor personaje del film con diferencia. Luego tenemos a una de "mis niñas", jeje, la guapa Keira Knightley, con un personaje no tan eficaz que el de "Orgullo y prejuicio" pero igualmente interesante sobretodo en la primera mitad del film. Y el chico, genial personaje interpretado por James McAvoy, luciéndose sobretodo en la parte "bélica" del film. El resto, geniales secundarios, todos al nivel y aportando cada detallito a la historia que en general, se centra en el trío protagonista nombrado y que componen a veces grandes escenas que hace que la película agarre puntos enormemente.

Y estamos ante un film técnicamente excelente también. Impresionado me dejó ya Joe Wright, un director que tendría en cuenta en el futuro viendo su anterior film a este, y se nota como ha mejorado su técnica, creando incluso personalidad y como no, grandes planos, destacando el que todo el mundo nombra, el IMPRESIONANTE plano secuencia sin cortes en la playa, donde se ve la crudeza de la guerra, más de tres minutos ininterrumpidos donde la steady sigue al protagonista, un orgasmo vaya. Luego, perfectos planos detalles (muy clasicista), cámara al hombro, panorámicas geniales, una dirección estupenda, Wright está de lujo. La fotografía y vestuario, increíbles, precioso en su conjunto, no hay más que ver como el director cuida los paisajes y la ambientación, para fliparlo. La música, una nueva delicia creada por Dario Marianelli, creando sonidos excelentes que hacen un Score digno del Oscar de este año a BSO, con aportaciones sonoras de máquinas de escribir (originalidad al canto) y con gran eficacia al final, donde hay pelos como escarpias y lágrimas a tutiplén. El montaje, te mete de lleno en la trama a la media hora de film (arranca algo despacio pero luego no para), por lo tanto buen montaje.

Escenas destacables: El plano secuencia, gozo de cualquier cinéfilo, de los mejores vistos en años en los cines, interminable, sin trucos y no es gratuito. El final, que te rompe el alma en dos. La escena donde los tres protagonistas se "encuentran" para aclarar sus problemas del pasado, curiosa escena, la imaginación puede jugar con nosotros, no digo más, jeje. Y quizás toda la historia inicial, bastante adictiva. Lo peor: que no cuenta nada nuevo a fin de cuentas, algunos diálogos muy teatrales, en fin, minucias.

Una película que me ha hecho emocionarme, me esperaba mucho menos y me he encontrado con una digna competidora de los Oscars a la mejor película, imaginativa y preciosa, eso si, si sois sensibles, preparad el cleenex. Un 9,5, porque me ha encantado tanto artísticamente como técnicamente hablando.

NOTA:9,5/10
RECOMENDACIÓN: Cinéfilos soñadores e imaginativos. Para los que quieran ver una historia de amor de siempre, con un toque de originalidad.

DURACIÓN: 130 min
AÑO: 2007